sábado, 25 de diciembre de 2010

EN EL NATALICIO DEL PRESIDENTE MAO


Tomado de los camaradas del PARTIDO COMUNISTA DEL ECUADOR - MARXISTA LENINISTA MAOISTA: http://edicionesvanguardiaproletaria.blogspot.com/


“El marxismo consiste en miles de verdades, pero todas se reducen a una frase: La rebelión se justifica. Por miles de años se ha dicho que era justo oprimir, era justo explotar y estaba mal rebelarse. Este veredicto fue revertido solamente con la aparición del marxismo. Esta es una gran contribución. Fue mediante la lucha que el proletariado aprendió esta verdad, y Marx extrajo la conclusión. Y a partir de esta verdad, sigue la resistencia, lucha y combate por el socialismo.”

Presidente Mao Tse Tung

Este 26 de diciembre se celebra el 117 aniversario del natalicio de Mao Tse Tung, uno de los más grandes marxistas-leninistas del siglo XX, que elevó el marxismo a una nueva cumbre. Lo celebramos en el marco de la campaña nacional “Viva el Maoísmo”.

Al hablar del Presidente Mao Tse Tung, hablamos del líder que condujo a la clase obrera y los pueblos de China hacia el triunfo de la Revolución de Nueva Democracia y posteriormente la construcción del socialismo en uno de los países más poblados del mundo; hablamos del jefe revolucionario que junto a 7 comunistas fundó el Partido Comunista de China en 1921, forjando en medio de la Guerra Popular, la Gran Marcha, y la Gran Revolución Cultural Proletaria un Partido, Ejército y Frente enraizados en los pueblos, convirtiéndose en la continuación histórica de la Comuna de París y de la Revolución de Octubre.

Como comunistas, nos corresponde extraer los principales aportes de la vida, el pensamiento y la obra del camarada Mao Tse Tung, siendo lo principal en el análisis histórico, y así desenmascarar las biografías contadas por la burguesía y el revisionismo que buscan desprestigiar y tergiversar al líder de la revolución china.

Muy importantes son los aportes que el Presidente Mao hace al marxismo-leninismo, sin embargo por el espacio, trataremos de abordar brevemente los puntos que más sobresalen:

1.-Nueva Democracia.-Ya a inicios del siglo XX, Lenin, analizando las condiciones históricas de Asia y particularmente de Rusia, planteaba que la revolución democrática era necesaria y se conectaba con la revolución socialista. Esto lo aplicó en el desarrollo y construcción del Partido bolchevique. Incluso, después de capturado el poder y formada la URSS, orientó la Nueva Política Económica, NEP, que iba cumpliendo en lo fundamental las tareas democráticas y sentando bases para la construcción del socialismo, es decir industrialización, electrificación, entrega de la tierra, entre otras. La NEP se aplicó desde 1921 hasta 1927 aproximadamente. El revisionismo trostkista acusó a Lenin de “volver al capitalismo” lo cual los bolcheviques demostraron que no es real, que la NEP era necesaria y que bajo la dirección de los comunistas y con la perspectiva de los comunistas no se estaba volviendo hacia el capitalismo como tal. En China, Mao Tse Tung sistematizó la experiencia del proceso revolucionario y desarrolló a un punto más elevado la relación entre la revolución democrática y socialista en los países semi-feudales, semi-coloniales. Este desarrolló se concretó en la Revolución de Nueva Democracia, que es en esencia una revolución democrática de nuevo tipo, dirigida ya no por la vacilante burguesía –atada por mil hilos al imperialismo- sino por el proletariado y su Partido. La revolución democrática cumple tareas como la entrega de la tierra, la expulsión del imperialismo, a la vez que prepara las condiciones para la plena instauración del socialismo. La Nueva Democracia es una dictadura conjunta entre las clases revolucionarias y susceptibles de ser incorporadas al Frente Único, todo dirigido por el proletariado tomando como eje la alianza obrero-campesina. La Nueva Democracia es el desarrollo mucho más definido y completo de la NEP diseñada por Lenin. Históricamente quienes se opusieron y oponen, tanto a la NEP como a la Nueva Democracia, son los trotskistas, el guevarismo y el anarquismo. En Ecuador, niegan la NEP y su continuidad la Nueva Democracia, el revisionismo encarnado en el MPD, viejo partido comunista, socialistas, Pachakutic y otras corrientes pequeño-burguesas.

2.-Teoría de los Tres Mundos.-Lenin levanta, sobre la obra de Marx, el análisis internacional del capitalismo en el siglo XX definiéndolo como Imperialismo. Los bolcheviques emprendieron una lucha sin desmayo contra el imperialismo, principalmente europeo, y sentaron un gran precedente revolucionario al diseñar una adecuada política anti-imperialista en la Primera Guerra Mundial. En China, Mao Tse Tung, desenvuelve la Guerra Popular Prolongada contra la invasión del imperialismo japonés, lo derrotan en la Segunda Guerra Mundial y posteriormente derrotan las maniobras del imperialismo yanqui que apoyaba al Kuomintang para aplastar a los comunistas y el pueblo chino. En este contexto desarrolla la Teoría de los Tres Mundos, que durante 40 años ha orientado y orienta a los pueblos y naciones oprimidas del mundo entero en su lucha contra las súper-potencias y potencias imperialistas, sin caer bajo el bastón de mando extranjero ni ser fichas de ajedrez. Nos enseña que el imperialismo debe ser despreciado estratégicamente, en tanto y en cuanto su derrota histórica es inevitable, mientras que en el plano táctico debemos combatirlos con mucha firmeza, organización y cautela pues pueden asestar todavía algunos golpes fuertes. Así mismo nos enseña a no ceder bajo el chantaje nuclear, pues la guerra no la gana quien posea una o varias armas modernas sino quien movilice al pueblo combativa y masivamente. La Teoría de los Tres Mundos, nos ha permitido definir el papel que cumple el imperialismo norteamericano en tanto la principal súper-potencia y el desarrollo que tuvo China en la última década y que la elevó de potencia imperialista a súper-potencia; nos permite definir el papel de las potencias europeas, de Japón e Israel en la lucha inter-imperialista entre el primer y segundo mundo por el reparto del tercer mundo, por el reparto del botín: materias primas, mano de obra barata y mercados.
Los revisionistas niegan el desarrollo hecho a la teoría del imperialismo de Lenin por el Presidente Mao, y en su ceguera y oportunismo político han apoyado a gobiernos nacionalistas burgueses por el solo hecho de declararse estos como anti-yanquis. Es el caso en Ecuador, del PCMLE-MPD, el viejo partido comunista, y otras formaciones revisionistas que apoyaron a Lucio Gutiérrez y Rafael Correa en el 2003 y 2007 respectivamente etiquetándoles artificialmente como “anti-imperialistas” pese a que la realidad hacía trizas sus podridos sueños. Esto sin hablar de otros gobiernos burgueses apoyados a lo largo del siglo XX, especialmente por los viejos revisionistas.

3.-Capitalismo burocrático.-Mao nos enseña científicamente que las revoluciones burguesas y el desarrollo del capitalismo que se dieron en Europa y Norteamérica en los siglos XVIII y XIX son totalmente distintas a las realizadas en los países coloniales o semi-coloniales a fines del siglo XIX y especialmente a inicios del XX. Las revoluciones burguesas clásicas como la francesa o inglesa se dan en momentos en que dichos países no dependían de nadie, y el capitalismo era una fuerza en ascenso. Se cumplieron entonces, gran parte de las transformaciones de la revolución democrática. En cambio en los países coloniales y semi-coloniales, las revoluciones burguesas se dan cuando el capitalismo ya no iba en ascenso, sino en descenso, cuando este agonizaba, y por ende el capitalismo nace en dichos países sometido al imperialismo y anclado a la feudalidad. De este complejo proceso nace el capitalismo burocrático que no es sino un capitalismo enfermo, viciado, sin industria propia, con fuertes rezagos feudales y de otras formaciones pre-capitalistas incluso, y sometido económica, militar, cultural y políticamente al imperialismo. Es decir, el capitalismo burocrático es el contexto de la semi-feudalidad y semi-colonialidad en la gran mayoría de países oprimidos. Nos enseña además, que producto de sus condiciones específicas, en el capitalismo burocrático, la gran burguesía se subdivide en dos: burocrática y compradora, mientras que la burguesía media o nacional no pertenece ni a la una ni a la otra facción pese a los acuerdos y nexos que pueda ésta tener. Este punto es sumamente clave en la conformación del Frente Único, en la política de independencia de clase del proletariado y en no confundir a la gran burguesía con la burguesía media. En el Perú, en la India, Filipinas, Turquía, y en la misma China –cuando fue revolucionaria- y en otros países donde existen y se desarrollan los partidos comunistas de nuevo tipo, el proletariado revolucionario no ha sido furgón de cola de la gran burguesía, ni de una u otra facción. En cambio, los revisionistas, tanto los que eran pro-soviéticos, así como los adoradores de Hoxha, durante décadas, al no contar con la teoría de vanguardia, y sobretodo al ser oportunistas, cometieron gravísimos errores en el análisis de las clases sociales y la correspondiente orientación política, estratégica y táctica, lo que les llevó a apoyar a gobiernos y partidos de la gran burguesía, especialmente a la facción burocrática, confundiéndola con la burguesía media. Eso ha ocurrido en todo el mundo desde los años 40 hasta la actualidad. Por ejemplo en Argentina con los Perón, o Ecuador con Velasco Ibarra y Rodríguez Lara. En la última década, el PCMLE-MPD junto a los socialistas, Pachakutic y los del viejo partido comunista apoyaron a Lucio Gutiérrez y Rafael Correa planteando que eran gobiernos “democráticos, patriotas, progresistas y con tintes de izquierda”, consecuentes con sus planteamientos han puesto ministros, asesores, vocales en tribunales, etc., co-gobernando con un sector de la gran burguesía. Desde el 2002 entregaron en bandeja de plata la lucha de los pueblos a la gran burguesía. De auto-erigirse en “revolucionarios” pasaron a ser lame botas de los funcionarios del viejo Estado y de la burguesía burocrática.

4.-Tres Instrumentos de la Revolución.-Fue el Presidente Mao quien definió con exactitud científica e histórica los tres instrumentos de la revolución (partido comunista de nuevo tipo, ejército popular y frente único) y su interrelación dialéctica. Los bolcheviques con Lenin y Stalin a la cabeza desarrollaron el Partido, emplearon la violencia revolucionaria de masas y se delineó una parte sobre los frentes populares anti-fascistas. Hasta ahí se llegó. Mao desarrolla estas tesis a un nuevo nivel y establece las leyes del ejército popular y del Frente Único, estableciendo el papel que le corresponde jugar a cada una de las clases integrantes. Al hablar de los tres instrumentos de la revolución, se plantea un partido de nuevo tipo, preparado para la guerra de clases y no oportunista, no conciliador; al hablar del ejército popular nos plantea un ejército nuevo, que sirve a los objetivos históricos de la clase y el pueblo, que se guía por la ideología del proletariado y por reglas estrictas de una disciplina superior conforme a su carácter de clase, en contraposición a las tesis de la pequeña-burguesía, del revisionismo, del eclecticismo.; cuando habla del frente único nos plantea un frente de masas basado en la alianza obrero-campesina con la dirección del partido comunista, un frente de masas en y para la guerra por el poder, por la revolución y no un frente electoral como han estado acostumbrados los revisionistas en el Ecuador con sus engendros parlamentaristas UDP, FADI, FP, UP-MPD, FAP, frentismo electorero, basado en las cuotas partidistas, en la consecución de puestos y curules, en el protagonismo de caudillos, en el clientelismo, en las componendas, etc.

5.-Gran Revolución Cultural Proletaria.-Durante casi 40 años, la dictadura del proletariado y la construcción del socialismo en la Unión Soviética fueron un faro para todos los trabajadores y los pueblos del mundo en su lucha contra el imperialismo, los grandes capitalistas y el revisionismo. Sin embargo no se pudo, debido a que fue la primera experiencia del proletariado en el poder, sistematizar mejor la lucha contra las clases reaccionarias derrocadas, el surgimiento del revisionismo dentro del Partido y la lucha contra la restauración capitalista. Es así, que el Comité Central del PCUS no logró emplear una estrategia masiva y continua contra el revisionismo y la contra-revolución. En esas condiciones, después de fallecer Stalin, los revisionistas asaltaron rápidamente la dirección del Partido, del Estado y convirtieron a la URSS en una súper-potencia imperialista. Analizando estos acontecimientos, y desarrollando el marxismo en la construcción del socialismo, diseñó con el PCCH la “Gran Revolución Cultural Proletaria” que buscaba en esencia tres objetivos: combatir las viejas ideas, costumbres, tradiciones y hábitos que como herencia del capitalismo persisten en la mente del pueblo; combatir a los cuadros y funcionarios que están por el camino capitalista en contra del camino socialista; y evitar la restauración capitalista y afirmar la construcción del socialismo. La GRCP duró desde 1966 hasta 1976 y se constituyó el movimiento de masas más grande de carácter político, más elevado por sus contenidos estratégicos y más extenso por su duración y la cantidad de personas que involucró. El Presidente Mao dio así solución al problema de la continuidad en la construcción del socialismo, entendiendo que en éste no se habían extinguido las clases sociales, por tanto había lucha de clases y el peligro de la restauración capitalista. Con esto destruyó por completo las tesis del revisionismo contemporáneo jrushovista (que afirmaba que la URSS comenzaría ya a construir el comunismo) y armó de los elementos ideológicos y políticos necesarios para el nacimiento de los partidos comunistas de nuevo tipo. La dictadura del proletariado y la construcción del socialismo ahora cuentan con un gran acumulado histórico sistematizado en la GRCP y que en las próximas revoluciones permitirá afianzar al proletariado en el poder en un proceso (zigzagueante, entre revolución y contra-revolución) de la lucha de clases más encarnizada pero que con sólida dirección proletaria triunfará inevitablemente. En China permitió avanzar un trecho considerable y detener la contra-revolución durante 10 años. A partir de 1976, luego de la muerte del Presidente Mao, y tras el golpe de Estado derechista y revisionista de Hua Kuo-Feng con Teng Siao Ping, restauraron el capitalismo, cambiando la dictadura del proletariado por dictadura fascista de un grupo de burócratas y revisionistas que se convirtieron en grandes burgueses y China en una súper-potencia imperialista, que ahora contiende con el imperialismo yanqui por el reparto del mundo, sojuzgando a muchos países oprimidos entre los que se encuentra el Ecuador.

6.-Lucha de dos líneas.-Lenin al definir el partido comunista con una estructura centralizada, con alta disciplina y con el sello de clase del proletariado, plantea la lucha ideológica como una herramienta entre los comunistas para combatir la influencia burguesa en las filas revolucionarias. Con este acumulado, y desarrollando el análisis de las leyes de la dialéctica centrando en la ley de la contradicción como ley fundamental única, Mao Tse Tung nos enseña que dentro del Partido Comunista y en cada comunista se desarrolla permanentemente una dura lucha entre dos líneas; la línea roja representa el marxismo, la revolución, el socialismo, la lucha; mientras que la línea negra es la expresión del revisionismo, de la contra-revolución, del capitalismo, de la conciliación de clases. Ningún partido comunista o sus militantes, aun los más avanzados, están desarrollados de una vez y para siempre, pues mientras existan las clases sociales habrá lucha de clases en todos los terrenos incluido el ideológico. Sobre esta base Mao nos enseña que la lucha de dos líneas es el motor que hace avanzar al Partido y garantiza la imposición de la línea roja sobre la línea negra colectiva e individualmente. Cuando se tolera la línea negra, cuando el liberalismo carcome las organizaciones, cuando no se abraza con suficiente fuerza el marxismo, entonces la línea negra se va imponiendo en el Partido hasta cambiar su naturaleza de clase. Esto hizo que muchos partidos comunistas históricamente cambien su carácter de clase. Quienes rechazaron los aportes del leninismo al marxismo, y los aportes del maoísmo al marxismo-leninismo, no pudieron enfrentar la dura batalla ideológica al interior de las organizaciones revolucionarias. Creyeron que el Partido era una organización “monolítica” donde no podrían surgir expresiones revisionistas u oportunistas. De esa manera, en los años 50, en gran cantidad de partidos se impuso la línea negra del revisionismo jrushovista. Precisamente llevando a cabo una lucha de dos líneas, muchos comunistas salieron de dichos partidos y conformaron en los años 60 y 70 los partidos comunistas de nuevo tipo, guiándose por los grandes avances de la Revolución China, la GRCP y el pensamiento Mao Tse Tung. Precisamente, en Ecuador, Milton Reyes, Rosita Paredes, Jorge Tinoco, Miguel Poso fueron parte de una generación de comunistas que abrazaron el ML-pensamiento Mao y cayeron combatiendo a los gobiernos burgueses de Velasco Ibarra, Rodríguez Lara y la dictadura de los coroneles. Los que abrazaron con firmeza el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tse Tung (hoy Maoísmo) no cambiaron su naturaleza de clase, mientras que los otros, los que se dejaron llevar por el anti-maoísmo y anti-marxismo de Hoxha y el PTA y otras corrientes burguesas internacionales terminaron como partidos revisionistas entregados a la conciliación de clases, al reformismo, al parlamentarismo. En nuestro país, el PCMLE cambió su naturaleza de clase entre 1977 y 1978, cuando se impone la línea negra dando como resultado el nacimiento del MPD, las posiciones trotskistas en torno a no comprender las dos etapas de la revolución, el regresar a ver a los jrushovistas del FADI como aliados en 1987, el menosprecio al trabajo campesino, hasta culminar co-gobernando con la burguesía burocrática en el 2003 y el 2007 y ahora aliados con Pachakutic como estrategia para las próximas elecciones burguesas, pese a que en PK están ex cabezones, ex socialistas, ex – emepedistas, y es un partido vinculado a las ONG´s y fundaciones.

7.-Guerra Popular.-Ya en 1848 Carlos Marx definió científicamente que “la violencia es la partera de la historia” y que “a los oprimidos se les autoriza para decidir una vez cada varios años que miembros de la clase opresora han de representarlos y aplastarlos en el Parlamento”. Posteriormente Lenin nos enseña que “salvo el poder, todo es ilusión” y que para conquistar el poder era necesario y obligatorio atravesar toda una etapa de lucha de clases sumamente compleja y aguda, es decir en medio de la guerra de clases, tal como lo hicieron los bolcheviques en 1905, 1912, 1917 hasta 1921, en medio de una larga guerra con períodos de guerra de guerrillas, amotinamientos, levantamientos e insurrecciones. Y siempre teniendo en cuenta que Lenin combatió sin desmayo contra quienes querían hacer del parlamento una supuesta trinchera de lucha, denominando dicha desviación como “cretinismo parlamentario” y llamando a los comunistas a utilizar las elecciones burguesas con fines de agitación y propaganda. Con la revolución china y los aportes del Presidente Mao Tse Tung, el proletariado logra tener una teoría militar revolucionaria elaborada y avanzada, pues se sistematizó la experiencia de casi 30 años de lucha armada en China, y la experiencia de las luchas del pueblo en los países coloniales y semicoloniales. Así determinó las tres etapas de la Guerra Popular: la etapa de defensiva estratégica, el equilibrio estratégico y la ofensiva estratégica, en las cuales se combinan tácticamente la guerra de guerrillas, guerra de movimientos y guerra de posiciones. Determinó acertadamente el camino de cercar las ciudades desde el campo, estableciendo Bases de Apoyo, es decir Nuevo Poder, zonas liberadas hasta culminar con la conquista del poder en todo el país. Respecto a las elecciones, el Presidente Mao nos enseña con firmeza que no se debe vender la revolución a cambio de unos cuantos curules, y en su propia experiencia y la del PCCH no aceptaron la oferta de Chian Kai Shek y el Kuomintang en 1945 que plantearon que desmovilicen al EPL, entreguen las armas y las Bases de Apoyo a cambio de puestos en el Parlamento. Así prosiguió la GP hasta la captura del poder en 1949. Como podemos ver y entender a la luz de los hechos y de la teoría de vanguardia, en el tema de la violencia revolucionaria (así como en los otros), Carlos Marx, Lenin y Mao Tse Tung son la continuación revolucionaria dialéctica e histórica.

8.-Defensa del marxismo y combate al revisionismo.-Carlos Marx y Federico Engels, desde la aparición misma del Manifiesto Comunista, desataron una intensa lucha contra el revisionismo y las corrientes socialistas utópicas y pequeño-burguesas, fueron combates por la defensa de los principios del proletariado revolucionario y el socialismo científico; su labor permitió aplastar a Berstein y los anarquistas en la Primera Internacional. Posteriormente, Lenin, defendiendo el marxismo lo desarrolló a una etapa más elevada y combatió a los mencheviques, a Martov, a los socialistas-revolucionarios que en la práctica eran revolucionarios de palabra pero conciliadores en los hechos y estaban equivocados en la estrategia y la táctica de la revolución proletaria; su labor permitió aplastar al revisionista Kaustky en la II Internacional y crear la III Internacional. Stalin, ya en la construcción del socialismo, combatió al trotskismo, y otras corrientes. Hasta ahí se avanzó. Cuando se da el XX Congreso del PCUS en 1956, Jrushov y su grupo revisionista impusieron una línea revisionista y burguesa en la URSS arrastrando tras de sí a numerosos partidos comunistas agrupados en la Conferencia Internacional de Moscú. Frente a estos hechos Mao salió al paso junto a los dirigentes del PCCH a defender el marxismo-leninismo tomando como centro la defensa del camarada Stalin, la defensa de la dictadura del proletariado en la Unión Soviética, y la experiencia de los bolcheviques. El combate al revisionismo fue contundente, desarmando las tesis de Jrushov y sus lacayos. Con el ejemplo de China y especialmente de la GRCP se reagruparon los comunistas de todo el mundo que no fueron contaminados por el fango revisionista. Al calor de la lucha contra el imperialismo, la reacción y el revisionismo contemporáneo se reconstituyeron grandes partidos comunistas como el PCP, los partidos y organizaciones en la India que en el 2004 se fusionaron en el PCI (Maoísta), el PCF, los camaradas de Turquía, y una gran cantidad de partidos comunistas de nuevo tipo. Si bien en los 60, también otros partidos combatieron a Jrushov como el PTA y Hoxha, no pudieron avanzar a la esencia misma del marxismo-leninismo en esta lucha contra el revisionismo y después en los 70, el mismo Hoxha era víctima de su propio revisionismo en el PTA. De esta manera el Presidente Mao Tse Tung logró dar continuidad a la lucha anti-revisionista y por la defensa de los principios revolucionarios, empezada por los grandes dirigentes del proletariado a mediados del siglo XIX.

Todos estos aportes del camarada Mao Tse Tung representan un salto dialéctico en el marxismo, abriendo la nueva, tercera y superior etapa del mismo, es decir el MARXISMO-LENINISMO-MAOÍSMO. Su legado se expresa en nuestros tiempos en el inicio y desarrollo de las Guerras Populares en Perú, India, Filipinas y Turquía, que se convierten en la vanguardia internacional del proletariado revolucionario, de la lucha democrática y anti-imperialista; se expresa en el acumulado teórico y práctico que alientan a los comunistas de todo el mundo a reconstruir o crear partidos comunistas de nuevo tipo.

En el 117 aniversario del natalicio del Presidente Mao, los comunistas ecuatorianos, rendimos un pequeño pero firme homenaje a la labor y el pensamiento de uno de los más grandes comunistas que solo la lucha del proletariado podía generar, y más aún lo hacemos en el marco de servir y contribuir para que la clase obrera ecuatoriana y el pueblo reconstruyan su Partido, el PCE y así puedan contar con la vanguardia organizada, dispuesta y en condiciones de liderar la lucha por el poder, por la Nueva Democracia y el Socialismo.

Nuestro mejor homenaje al Presidente Mao Tse Tung, al proletariado y al pueblo, será seguir combatiendo al imperialismo, a las súper-potencias y potencias del primer y segundo mundo, será seguir combatiendo al gobierno fascista y corporativo de Rafael Correa y a la burguesía compradora, será educar al pueblo en la lucha contra el revisionismo, contra el parlamentarismo. NUESTRO MEJOR HOMENAJE SERÁ LLEVAR AL PUEBLO A LA VICTORIA, A LA NUEVA DEMOCRACIA, AL SOCIALISMO Y POR MEDIO DE REVOLUCIONES CULTURALES AL COMUNISMO.

DICIEMBRE DE 2010
COMITÉ DE RECONSTRUCCIÓN
PARTIDO COMUNISTA DEL ECUADOR

edicionesvanguardiaproletaria@yahoo.com.ar
Publicado por PARTIDO COMUNISTA DEL ECUADOR - MARXISTA LENINISTA MAOISTA
----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada