jueves, 9 de diciembre de 2010

India: Comunicado de prensa del PCI (Maoísta), 27 de noviembre


Traducido por SADE



PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA)
COMITÉ CENTRAL


Comunicado de prensa


27 de noviembre de 2010



¡El Plan de Acción Unificada para "desarrollar" los distritos con fuerte presencia maoísta no tiene por objeto resolver ningún problema básico del pueblo, sino aplastar el movimiento revolucionario!
¡¡Castigar con todo rigor a los traidores implicados en el fraude de miles de millones de rupias que el pueblo ha ganado con su esfuerzo!!


El Comité de Asuntos Económicos del Gobierno aprobó ayer 26 de noviembre el llamado “Plan de Acción Unificada” de la Comisión Central de Planificación, con una dotación de 137,42 mil millones de rupias, para “desarrollar” las zonas con fuerte presencia naxalita. Con una duración prevista de dos años, del paquete de 33 mil millones de rupias de la primera fase anunciada por el Ministro del Interior, 250 millones de rupias se destinarán a cada uno de los distritos de los 9 estados con fuerte presencia naxalita durante el periodo 2010-2011, y 300 millones de rupias a cada uno de esos distritos durante el periodo 2011-2012. El Ministro del Interior dijo que el Comité gubernamental evaluará los resultados del Plan dentro de 2 años. Este gobierno afirma que, creando servicios básicos en estos distritos tribales pobres, donde más del 50% de la población vive por debajo del nivel de la pobreza, pretende conseguir “desarrollo” y, de este modo, resolver el “problema” naxalita. Según ellos, los “servicios básicos” incluyen, en primer lugar, carreteras, y luego, edificios para las panchayat [asambleas de gobierno locales], electricidad, centros escolares, educación y salud. Por una parte, desde hace un año, este gobierno, en nombre de la Operación Green Hunt [“Cacería Verde”], ha desplegado a más de 200 mil paramilitares y ha masacrado a cientos de miembros de los pueblos tribales; ahora, por otra, en estas mismas zonas quiere gastar millones de rupias. ¿En beneficio del pueblo? ¿O para intensificar su represión contra el pueblo? Es fácil de dilucidar la cuestión. Al tiempo que hacía este anuncio, el Ministro del Interior P. Chidambaram insistió en gastar todo el dinero antes de finales del próximo marzo y en mostrar “desarrollo”.

La implicación del departamento de policía en el programa y la inclusión de superintendentes de distrito de la policía en estos comités revela que no se trata más que de un esfuerzo por travestir de “desarrollo” sus medidas represivas fascistas. ¿La construcción de carreteras y edificios lo es para las “personas que viven por debajo del nivel de la pobreza”? ¿O lo es para las fuerzas armadas del Estado, que llevan a cabo matanzas a voluntad y aplastan el derecho a la vida del pueblo? Cualquier adivasi de estas zonas puede responder a esta pregunta. Al ocultar el hecho de que ocupando los edificios que albergan instituciones educativas, las fuerzas armadas se han convertido en un gran obstáculo para la educación misma, pretender gastar miles de millones de rupias para mejorar las instalaciones educativas no es sino una absoluta mentira. Este gobierno, que nunca se preocupó por la pérdida de vidas de adivasis cada año debido a enfermedades menores como la diarrea y las fiebres, no tiene el menor crédito cuando pretende mejorar las instalaciones médicas en virtud de estos paquetes económicos.

De hecho, en los dos últimos meses no ha habido un solo día sin noticias de estafas. Todo el mundo es testigo del saqueo de decenas de miles de millones del dinero del pueblo por dirigentes políticos corruptos, ministros, altos funcionarios, jefes de grandes empresas y conocidos barones de los medios de comunicación. Este gobierno, que grita a viva voz que los maoístas son la mayor amenaza para la seguridad interna, y sus intelectuales a sueldo, que tocan el bombo al unísono, son los auténticos bandidos. No hace falta remontarse en la historia para comprobarlo. La estafa de los Juegos de la Commonwealth (casi mil millones de rupias), la estafa de 2G Spectrum (más de mil millones de rupias), el escándalo de la sociedad inmobiliaria Adarsh, las estafas de tierras de Karnataka, etc. son prueba bastante [Para consultar sobre caso de corrupción en La India: http://en.wikipedia.org/wiki/Notable_Scams_in_India]. El Partido del Congreso, el Partido Bharatiya Janata (BJP), el Dravida Munnetra Kazhagam (DMK), el Partido Janata Dal, como partidos de la clase gobernante y explotadora, participan todos, sin excepción, en este saqueo masivo. Todas estas estafas se muestran ante el pueblo de manera cada vez más abierta y descarada. La interpretación maoísta de que la única salida es acabar por completo con este sistema profundamente arraigado, corrupto y explotador es aceptada cada día por más gente. Ésta es la verdadera amenaza para las clases gobernantes y explotadoras.

Por todas estas estafas, apreciables a simple vista, se puede adivinar fácilmente dónde y en qué bolsillos terminarán los millones de rupias de esos paquetes económicos. Cabe señalar que este gobierno no tiene miedo del pueblo cuando se burla de él al decir que se logrará el “desarrollo” gracias a estos paquetes económicos. Si consideramos que Montek Singh Ahluwalia, Vicepresidente de la Comisión de Planificación, elaboró este paquete económico, y Chidambaram, que lo aprobó, han estado ambos al servicio leal y sincero de instituciones financieras y grandes empresas imperialistas; si consideramos que el líder de esta camarilla gobernante, el Primer Ministro Manmohan Singh, ha pasado él mismo la mayor parte de su vida al servicio de instituciones financieras y monetarias del imperialismo, es fácil comprender quién será el beneficiario último. Por un lado, firman cientos de miles de millones de rupias en los Memorandos de Entendimiento con las grandes empresas, allanando el camino para el saqueo de los recursos del país en las zonas tribales, amenazando la existencia misma de las poblaciones tribales, haciendo oídos sordos a las exigencias del pueblo y de las fuerzas democráticas para que se hagan públicos todos los Memorandos de Entendimiento y se cancelen todos ellos; por otro, hablan de “desarrollo”: suena a chiste.

Nosotros, el Comité Central del PCI (Maoísta), nos oponemos con toda firmeza a este “Plan de Acción Unificada” antipopular. Nuestro Comité Central considera que dicho plan no es más que una parte de la campaña represiva fascista de la Operación Green Hunt [“Cacería Verde”], desencadenada por el gobierno central y los gobiernos federales, y cuyo objeto es ampliar el alcance de ésta aún más. La afirmación de que se desarrollarán las zonas atrasadas es una farsa, una mentira. Los gobiernos, si fueran completamente sinceros, deberían dar en primer lugar todos los derechos sobre Jal, Jungle, Jameen [el Agua, los Bosques y la Tierra, en lengua hindú] a los adivasis y a las masas empobrecidas; deberían cancelar todos los Memorandos de Entendimiento firmados con las multinacionales y las grandes empresas; deberían detener todos los proyectos de grandes presas, minas, santuarios, grandes plantas de acero y Zonas Económicas Especiales [SEZ, en sus siglas en inglés] que desplazarán eventualmente a cientos de miles de personas; y deberían detener inmediatamente la Operación Green Hunt [“Cacería Verde”] en la que se está masacrando a los adivasis.

En esta ocasión, nuestro Comité Central exige que se detenga y castigue con todo rigor a todos esos dirigentes políticos, ministros y jefes de grandes empresas implicados en estafas como las de los Juegos de la Commonwealth, la sociedad inmobiliaria Adarsh, las tierras de Karnata, etc.; y que igualmente se proceda contra los dirigentes terroristas de extrema derecha implicados en las explosiones con bomba de Malegaon, Ajmer Sharif, Mecca Masjid, etc.

(Abhay)
Portavoz,
Comité Central,
PCI (Maoísta)
-------------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario