martes, 14 de diciembre de 2010

Los disturbios se extienden en Bangladesh tras la muerte de 4 manifestantes


Miles de obreros textiles que fabrican ropa para las principales marcas occidentales bloquearon este lunes carreteras y ocuparon fábricas en Bangladesh, un día después de la muerte de cuatro manifestantes que protestaban contra sus bajos salarios.

Cuatro personas murieron y unas 100 resultaron heridas el domingo durante enfrentamientos entre trabajadores del sector de la confección que exigen un nuevo sueldo mínimo y policías, según reportes noticiosos y las autoridades.

Según la policía, unos 5.000 obreros efectuaron una sentada en una factoría de Gazipur, en el norte del país, y otros 5.000 trabajadores detuvieron su actividad en la zona exportadora de Ashulia, a unos 40 kilómetros al noroeste de Dacca.

Los obreros, cuatro de los cuales murieron el domingo cuando la policía abrió fuego contra manifestantes, piden un aumento de su salario mínimo aprobado por el gobierno en julio pasado.

Las fábricas textiles de Bangladesh producen ropa a precios infimos para marcas de paises imperialistas como Wal-Mart, H&M y Levi Strauss. El imperialismo se aprovecha de la sobreexplotación de los obreros de estos paises oprimidos, los cuales trabajan en condiciones de semiesclavitud.

"Han bloqueado la principal carretera que une a Dacca con el norte del país", dijo a AFP Khandaker Shafiqul Alam, inspector de policía de Gazipur.

"Las protestas son lideradas por obreros veteranos que se sienten frustrados al considerarse perjudicados por el nuevo sistema de salario mínimo", añadió el policía.

El domingo cuatro personas murieron en la ciudad portuaria de Chittagong (sureste del país), cuando la policía disparó y lanzó gases lacrimógenos para intentar controlar los disturbios. Varias decenas de personas resultaron asimismo heridas en manifestaciones en la capital Dacca.

El sector textil representa el 80 por ciento de las exportaciones anuales de este país, que sumaron en 2009 un total de 16.200 millones de dólares. La fábricas textiles de Bangladesh emplean a más de tres millones de obreros, 85 por ciento de ellos mujeres.

El Gobierno ha prometido una revisión completa de las nuevas estructuras en las que se basarán los salarios mínimos para obreros veteranos.


Siete muertos y 100 heridos al incendiarse una fábrica


Para más inri coincidiendo con las protestas al menos siete obreros murieron y cien resultaron heridos al incendiarse este martes una fábrica de textiles, en las afueras de Dacca, la capital de Bangladesh, según el último balance entregado por la policía.

El fuego se propagó en la planta de Hameen Group que emplea a más de 14.000 personas en la confección de ropa para marcas occidentales tales como GAP, en Ashulia, una zona industrial al norte de Dacca, precisó a AFP el jefe de los bomberos Abú Nayeem.


"Es un gran incendio y numerosos obreros están atrapados en el techo del edificio. Hemos movilizado todos nuestros equipos", declaró.

El jefe de la policía del distrito de Dacca, Iqbal Bahar, declaró a AFP que siete personas habían muerto en el incendio.

"Todos murieron después de haber saltado de los pisos más altos del edificio para escapar del fuego", precisó.

Según la policía presente en el lugar, al menos 100 personas resultaron heridas, muchas de ellas en estado grave.

Los incendios debidos a corto circuitos o a instalaciones eléctricas defectuosas son frecuentes en las plantas textiles de Bangladesh y provocan cada año la muerte de decenas de obreros mal pagados que trabajan a veces hasta 14 horas diarias en condiciones difíciles.


Desde hace varios meses, los obreros del sector iniciaron un movimiento social para protestar contra la no aplicación de un alza del salario mínimo, decidida a mediados de años por el Gobierno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada