lunes, 13 de diciembre de 2010

Mensaje del PCI (Maoísta) a los camaradas y amigos de la revolución india


A LOS CAMARADAS Y AMIGOS DE LA REVOLUCIÓN INDIA


Publicado por Ajadhind el 5 de diciembre de 2010
Traducido por ODIO DE CLASE

PARTIDO COMUNISTA DE LA INDIA (MAOÍSTA)
COMITÉ CENTRAL


30 de noviembre de 2010



Queridos camaradas y amigos de la Revolución india:

En nombre de nuestro Partido, el PCI (Maoísta), del Ejército Guerrillero de Liberación Popular (PLGA, en sus siglas en inglés), de los Comités Populares Revolucionarios (RPC, en sus siglas en inglés), de las organizaciones revolucionarias de masas y del pueblo revolucionario de la India, enviamos, en primer lugar, nuestro más sincero "Laal Salaam" (Saludos Rojos) a todos los Partidos, organizaciones, diversos foros y particulares que, desde la India y el extranjero, han enviado mensajes de condolencia a nuestro Comité Central y condenado los brutales asesinatos de los camaradas Cherukuri Rajkumar (Azad) y Hemchand Pandey el 1 de julio de 2010, cometidos por las clases dirigentes fascistas de la India.

Como todos Ustedes han reconocido, la pérdida del camarada Azad es uno de los golpes más duros que han sufrido nuestro Partido y la Revolución india. Azad era uno de los máximos dirigentes de nuestro Partido. Llevaba al frente de la Revolución india desde hacía mucho tiempo. En nuestro país, la Guerra Popular se intensifica cada día que pasa. Con la ayuda y el apoyo de los imperialistas, en especial de los imperialistas estadounidenses, las clases dirigentes y reaccionarias de la India están intentando sofocar el movimiento revolucionario, llevando a cabo atrocidades despiadadas de cuya barbarie no existían precedentes.

En esta guerra entre el pueblo y las clases dominantes, el enemigo había tramado, especialmente, asesinar a nuestros dirigentes poniendo en el punto de mira a los camaradas que, como Azad, dirigen la Revolución. En un capítulo de esa conspiración, el camarada Azad fue capturado y asesinado de la manera más brutal y cobarde.

El camarada Azad dirigía todo el movimiento urbano en nombre de nuestro Comité Central y también estaba encargado de la propaganda política, de las publicaciones periódicas del Partido, de la formación partidaria y de otras responsabilidades cruciales semejantes. Fue un dirigente de gran experiencia y renombre entre las masas. Mantenía estrechas relaciones con muchos camaradas a distintos niveles y con las masas revolucionarias. En medio de una aguda represión, trabajó desinteresada y resueltamente a pesar de los muchos riesgos. En esas circunstancias, el enemigo consiguió dar con su paradero en algún sitio y pudo atraparlo acechándolo. Sus mensajes y condenas, reflejo del más puro internacionalismo, dieron el necesario apoyo moral al pueblo oprimido y a los camaradas desolados por el dolor de esta terrible noticia. Debido a las severas condiciones represivas aquí imperantes, no pudimos recibir todos los mensajes e incluso los mensajes que recibimos, nos llegaron muy tarde. Por ello, sentimos mucho este retraso en enviarles una respuesta.

El camarada Azad se incorporó al movimiento revolucionario mientras estudiaba en la Escuela Regional de Ingeniería de Warangal en 1972. Azad, que fue excepcionalmente brillante en sus estudios, también desempeñó un papel dinámico en el movimiento revolucionario. Participó en la formación del Sindicato de Estudiantes Radicales (RSU, en sus siglas en inglés) en 1974. Fue elegido como Presidente estatal del RSU en 1978. Fue uno de los fundadores del Movimiento Panindio de Estudiantes Revolucionarios y lo dirigió desde su creación en 1985. Desempeñó un papel fundamental en la realización de un seminario sobre la cuestión nacional en la, entonces llamada, ciudad de Madrás, en 1981. Más tarde, asumió la responsabilidad de construir el movimiento revolucionario en Karnataka, así como el Partido Maoísta en este estado, por primera vez. Atrajo al Partido a muchos camaradas, como a Saketh Rajan, por ejemplo. Cuando algunos elementos oportunistas trataron de dividir el partido en 1985 y 1991, el camarada Azad desempeñó un papel crucial en la defensa de la línea del Partido y en mantenerlo lo suficientemente unido y fuerte para derrotar la política de los oportunistas. Trabajó incansablemente durante veinte años como miembro del Comité Central, y miembro del Politburó desde 1990 hasta ahora. No podemos disociar la vida de Azad de la historia del movimiento revolucionario en estos últimos cuarenta años. Desempeñó un papel clave, en especial, en las esferas ideológica y política, en la formación partidaria y en la dirección de publicaciones periódicas. Cumplió la responsabilidad de portavoz del Partido en los últimos tres años, bajo el nombre de Azad, de la forma más excelsa y ejemplar. Empleó de modo sobresaliente su intelecto y su afilada pluma para lanzar el contraataque en la Guerra contra el Pueblo dirigida por la banda de Manmohan Singh-Sonia-Chidambaram. Fue en todo momento la poderosa voz del pueblo en contra de los gobernantes y los explotadores. En el desarrollo de la línea política del Partido, en el desarrollo del Partido, del ejército popular y de las organizaciones de masas, en la extensión del movimiento, en el surgimiento de los órganos del poder de Nueva Democracia y en todas las victorias conseguidas, el trabajo y la práctica ideológicos y políticos de Azad desempeñó un papel clave. Un compromiso inquebrantable ante las dificultades y durante los flujos y reflujos del movimiento, un gran espíritu de sacrificio, altruismo, sencillez, una labor infatigable al servicio de la Revolución y de los intereses del pueblo, una sorprendente capacidad de estudio, de estudio de la evolución temporal de los fenómenos sociales, o su indisoluble ligazón al pueblo, son algunos de los grandes ideales proletarios establecidos por el camarada Azad. A pesar de que ya no está, es innegable que serviría de modelo revolucionario a todos los revolucionarios y, en especial, a los jóvenes, los estudiantes y los intelectuales.

Hemchand Pandey era un periodista independiente y progresista de Uttarakhand que empleó su pluma para sacar a la luz la difícil situación de los pobres y oprimidos de nuestro país. Fue asesinado porque podía haber desvelado la verdad del asesinato de Azad. El brutal asesinato de este joven intelectual en ciernes y comprometido con los intereses del pueblo es sólo otro ejemplo de la insensibilidad de los fascistas. Con razón han condenado Ustedes estos horribles asesinatos mostrando a las claras la conspiración de las clases dirigentes indias en la muerte de Azad, conspiración cuyo objetivo es aplastar el cada vez más amplio movimiento revolucionario bajo la dirección del PCI (Maoísta) y dejar al pueblo y al Partido sin dirigentes. El asesinato de Azad es el último de una serie de asesinatos cometidos en las personas de nuestros dirigentes en supuestos enfrentamientos acaecidos durante los últimos 40 años y, especialmente, desde la conclusión exitosa de nuestro Congreso de Unidad-IX Congreso de 2007. El Gobierno ha declarado que el PCI (Maoísta) es la mayor amenaza para la seguridad interna y ha lanzado numerosas campañas represivas para aplastar el movimiento: la última, la Operación Green Hunt ["Cacería Verde"], desencadenada a mediados de 2009. Se trata, hasta la fecha, de la mayor ofensiva puesta en marcha contra el movimiento revolucionario en la India cuyos resultados han sido una destrucción sin precedentes de vidas y propiedades del pueblo. Los asesinatos extrajudiciales de dirigentes y las masacres colectivas forman parte de esta ofensiva contrarrevolucionaria en distintos frentes. Todos Ustedes han condenado con justa indignación esta guerra contra el pueblo indio, especialmente contra los adivasis, y han exigido que se detenga de inmediato. Los habitantes de las zonas donde se desarrolla el movimiento revolucionario recuerdan con caluroso afecto esta solidaridad internacional expresada por diversos Partidos, organizaciones, particulares y el proletariado de diversos países, puesto que es, precisamente, el tipo de apoyo que debe extenderse a cualquier movimiento auténtico del pueblo cuando éste se enfrenta a un ataque fascista semejante. Apreciamos mucho este tipo de apoyo y solidaridad, y afirmamos, rotundamente, que corresponderemos del mismo modo a otras masas que luchan en diversas partes del mundo. Este tipo de solidaridad infunde gran confianza y seguridad en el pueblo combatiente al constatar que no está solos en su lucha. Asimismo, apunta, clara y rotundamente, una vez más, hacia los enemigos comunes a que nos enfrentamos todos nosotros, a saber, el imperialismo y todo tipo de reaccionarios. Sirve para fortalecer el espíritu de lucha del pueblo y le ayuda a hacer avanzar el movimiento con toda firmeza. Nuestro Partido, el Ejército Guerrillero de Liberación Popular (PLGA, en sus siglas en inglés), los Comités Populares Revolucionarios (RPC, en sus siglas en inglés), las organizaciones revolucionarias de masas, el pueblo revolucionario y todas las fuerzas progresistas y democráticas de nuestro país desean exactamente esa misma unidad y solidaridad tanto a escala nacional como internacional. Ambas son extremadamente importantes para defender el movimiento popular y hacerle avanzar. Una vez más nos comprometemos ante todos Ustedes a llevar a cabo los nobles objetivos de todos los grandes mártires de la revolución proletaria mundial, entre los que se encuentra el camarada Azad, y anunciamos que por intensa que sea la represión fascista, nada podrá doblegar el espíritu de lucha de nuestro Partido y del pueblo revolucionario de la India. Seguiremos adelante con renovada determinación haciendo frente a todo tipo de adversidades y sacrificios hasta la victoria final. Ésta es nuestra promesa a todos los amigos y personas comprometidas con la Revolución de la India.


¡LARGA VIDA AL INTERNACIONALISMO PROLETARIO!

¡LARGA VIDA A LA UNIDAD DEL PROLETARIADO INTERNACIONAL, DE LOS REVOLUCIONARIOS, LAS FUERZAS DEMOCRÁTICAS Y LAS NACIONES Y PUEBLOS OPRIMIDOS DE TODO EL MUNDO!

Con saludos revolucionarios,
(Abhay)
Portavoz,
Comité Central,
PCI (Maoísta)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada