domingo, 12 de diciembre de 2010

Seis terroristas de la OTAN murieron este domingo en un ataque en Afganistan


Un ataque insurgente en el sur de Afganistán mató a seis soldados imperialistas de la Fuerza Internacional de Asistencia para la Seguridad (ISAF) de la OTAN, informó el domingo la Alianza en un comunicado, días antes de que Washington complete la revisión de su estrategia en la guerra.

Las últimas muertes se producen en los últimos días del año más sangriento para las tropas extranjeras y civiles afganos desde que los talibanes fueron derrocados en 2001.

La ISAF no aportó más detalles sobre el ataque, ni la nacionalidad de los fallecidos, pero se trata del número de fallecidos más numeroso en un sólo incidente con tropas extranjeras desde que seis soldados murieron en un ataque suicida en Kabul en mayo.

Además, el 29 de noviembre, seis soldados de la OTAN murieron tiroteados por un hombre que lleva un uniforme de policía fronteriza durante un ejercicio de entrenamiento en el este.

Más de 690 militares extranjeros han muerto en 2010, de lejos el año más sangriento de la guerra.

En 2009, fallecieron un total de 521 tropas y desde el inicio de la guerra totalizan 2.260. Junio fue el mes más sangriento para las tropas en Afganistán, con 103 muertos.

La mortalidad pesará mucho sobre el presidente estadounidense Barack Obama y su Gobierno, que están cada vez más presionado para encontrar un final a la guerra que se prolonga ya nueve años.

Los líderes de la OTAN acordaron en una cumbre en Lisboa el mes pasado poner fin a las operaciones de combate y entregar la responsabilidad a las fuerzas afganas a finales de 2014. Obama ha prometido comenzar a retirar las tropas en julio de 2011.

Los críticos dicen que el objetivo de 2014 establecido por el presidente afgano Hamid Karzai es demasiado ambicioso y apuntan a defectos en las fuerzas de seguridad afganas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada