lunes, 31 de mayo de 2010

CONCENTRACIÓN EN SANTANDER EN REPULSA DEL ATAQUE SIONISTA



Con la misma prepotencia de siempre, igual de asesinos, el ejército de Israel ha atacado a la Flotilla de la libertad, que llevaba ayuda humanitaria a Gaza...
http://diagonalperiodico.net/El-ataque-del-Ejercito-israeli-a.html
Y atención que ya hay indicios que señalan que esto puede ser la excusa para un nuevo ataque, para una fuerte 'presión preventiva' de una tercera intifada
http://www.haaretz.com/news/diplomacy-defense/analysis-after-monday-s-ocean-bloodbath-israel-must-work-fast-to-prevent-third-intifada-1.293203
CONCENTRACIÓN EN SANTANDER: MAÑANA, MARTES 1 DE JUNIO, ALAS 20.00 HORAS EN LA PLAZA DE CORREOS (FRENTE A LA DELEGACIÓN DE GOBIERNO)
Viva Palestina Libre!!!!!

Donde hay opresión, hay resistencia: Palestina y Líbano en lucha contra el imperialismo.


Xabier Loiti para Kimetz
http://www.kimetz.org/

No es el nazifascismo alemán y europeo el origen de la dramática historia del pueblo palestino, aunque que sí es, por cierto, una expresión extrema de la dictadura del capital monopolista. La criminal persecución de los judíos en Europa y su genocidio contribuyeron, evidentemente, a acelerar la creación del estado racista y colonial sionista conocido como Israel, pero no es éste su consecuencia, ni comienza ahí la historia de negación de los derechos nacionales de los palestinos. Sería algo tan falso y absurdo como afirmar que el imperialismo comenzó en los años 20-30 del siglo XX.


En la base de los problemas y conflictos del Medio Oriente está el sistema capitalista-imperialista y el colonialismo que ha trazado fronteras artificiales privando de unidad política a la nación árabe, instalado opresivos regímenes y gobiernos sumisos aliados en estados débiles concebidos a medida de las burguesías monopolistas occidentales, que ha utilizado conforme a sus intereses a los pueblos y a las diferentes confesiones de la región, que ha impedido la Autodeterminación nacional del pueblo kurdo, lo ha manipulado siempre que ha podido e impulsado su represión y, que ha asegurado la presencia permanente de un fiel guardián de los intereses del imperialismo en la región, el estado sionista de Israel. Un estado funcional al imperialismo occidental incrustado en la nación árabe, en un área de alto valor geoestratégico que hace de puente entre varios continentes, poseedora de las mayores reservas de petróleo del planeta, sangre vital de la economía y fuente imprescindible para obtener la condición de gran potencia.

Históricamente, es con el final de la guerra interimperialista de 1914-1918 cuando se echan los cimientos de esta política. El viejo y decadente Imperio Otomano participó en el bando perdedor y ello precipitó su final. Las vencedoras Gran Bretaña y Francia se hicieron con el botín colonial de un vasto territorio en Oriente Medio, impidiendo cualquier conato de unidad árabe, conscientes del obstáculo que ello hubiera supuesto para sus intereses imperialistas. En 1917, la Declaración Balfour (ministro británico de exteriores de la época) fue una significativa concesión al reaccionario movimiento sionista, orientada hacia la futura creación de un estado judío en la árabe Palestina.

La cuestión palestina, más allá del conflicto territorial con el colonialismo sionista, es la cuestión del imperialismo, está originada por él, y se inserta en el marco más amplio de su naturaleza brutal y depredadora sobre las más amplias masas populares, de su opresión e injusticia continua en todos los campos. La legítima lucha del pueblo palestino y del conjunto de la nación árabe, no es, sino una de las más largas batallas de la historia que enfrenta a ésta contra el imperialismo y el sionismo.

Todo esto no es historia pasada, lejana o reciente, es realidad hoy, Iraq, Palestina o el Líbano son vivos ejemplos.

Si dirigimos nuestra atención a la situación política actual de estos dos últimos países árabes, veremos que paralelamente se dan situaciones análogas en gran medida, aunque con términos invertidos, marcadas por las cada vez más evidentes e insoportables presiones, amenazas e injerencias de las potencias imperialistas occidentales.

En los territorios autónomos palestinos el presidente de la Autoridad Palestina (AP), el servil y genuflexo Mahmud Abbas, actúa como caballo de Troya de los intereses de la ocupación israelí y del imperialismo yanqui y europeo, moviéndose dócilmente como una marioneta al son marcado desde el gabinete israelí, Washington o Bruselas, con la vana esperanza de obtener a cambio míseras contrapartidas políticas que ofrecer a su pueblo.

Después de casi un año de férreo boicot financiero y político ejecutado por la entidad sionista israelí, que ahora también se apropia de la recaudación mensual de los impuestos correspondientes a la AP, así como por EE.UU. y la Unión Europea (con amenazas a terceros), el anuncio de la presidencia palestina el pasado diciembre de su intención de convocar elecciones legislativas anticipadas constituye un intento de golpe de estado (qué trágica ironía para un pueblo al que se le niega el derecho a formar un estado) contra el gobierno encabezado desde marzo de 2005 por HAMAS. Un gobierno elegido por los palestinos en las legislativas de enero de ese año, que dieron inesperadamente la victoria a la plataforma electoral presentada por ese partido político. Éstas fueron unánimemente reconocidas como limpias y válidas en aquel momento por los numerosos observadores internacionales presentes.

Abbas y la corrupta dirigencia de Fatah, arrogantes ante el pueblo, representan en la actualidad a los sectores de la burguesía palestina más vinculados y dependientes del imperialismo y, no han sido capaces de digerir el castigo recibido en las urnas, derivado de la total ausencia de logros políticos para la causa palestina con su política de conciliación hacia el estado sionista y de su corrupta gestión. Desde la formación del gobierno liderado por HAMAS, los dirigentes de Fatah han seguido una estrategia de desestabilización continua que sirve fielmente a esos intereses, con el afán de preservar todas las prebendas y privilegios adquiridos por el infame y totalmente fracasado sistema establecido en Oslo. Conjuntamente a la agudización extrema de las condiciones de vida de la población de Gaza y Cisjordania por el boicot exterior, la consecuencia de esa estrategia de acoso y tensión interna han sido los cada vez más graves enfrentamientos en las calles entre partidarios de ambos, con muertos, secuestros y heridos, siendo al menos 60 los muertos en tan solo estas dos últimas semanas. EE.UU. ha prometido recientemente 86,4 millones de dólares para entrenar y equipar a los cuerpos de seguridad leales a Abbas y, en el mismo sentido, Israel y Egipto están permitiendo durante los últimos meses la entrada de armas a los territorios autónomos palestinos dirigidas a la guardia presidencial. Entretanto el estado sionista se frota las manos de regocijo ante la posibilidad de que se desate una guerra civil entre la población palestina, algo que ciertamente hace años que trata de impulsar.

En el Líbano en cambio las potencias imperialistas occidentales, principalmente EE.UU. y Francia, apoyan descaradamente a un gobierno favorable a sus intereses.

Líbano se ve sacudido por una intensa crisis institucional, política, social y económica. La sangrienta y devastadora guerra lanzada contra el país por la entidad sionista durante julio-agosto del año pasado no ha hecho sino agudizar este cuadro de crisis.

Apenas consumada la invasión de Iraq en el 2003, EE.UU. carga contra el régimen sirio con una larga lista de acusaciones y exigencias, el senado yanqui aprueba en mayo de 2004 sanciones económicas contra Siria. La Resolución 1559 del Consejo de Seguridad (CS) de Naciones Unidas impulsada por EE.UU. y Francia en septiembre del mismo año solicitaba la retirada siria de Líbano, así como el desarme de Hizbolá y de las organizaciones de la resistencia palestina presentes en el país. Después se han sucedido varias resoluciones más con contenidos y objetivos similares.

El asesinato del ex-primer ministro Rafiq al-Hariri en febrero de 2005 supone un punto de inflexión en la política libanesa. Francia, EE.UU. y los sectores antisirios del Líbano acusan velozmente al gobierno sirio y a sus aliados libaneses de estar detrás del atentado y sacan sus fuerzas a la calle. La muerte del multimillonario Hariri causa perplejidad. Todas las fuerzas política libanesas, al igual que Siria, objetivamente perjudicada por la acción, rechazan el atentado. Muchos sectores libaneses, árabes en general y en el resto del mundo dudan de la versión que se empieza a imponer interesadamente y expresan sus sospechas de que la mano de los servicios secretos israelíes pudiera estar implicada, con la intención una vez más de desestabilizar Líbano. Las movilizaciones antisirias, alentadas por EE.UU. y Francia sobre todo, son bautizadas como “Revolución de los Cedros” siguiendo el modelo ya visto en países de la Europa oriental y las tropas sirias abandonan Líbano tras casi veintinueve años de presencia. Las fuertes divergencias políticas se acentúan aún más y, el país se divide básicamente en dos fuerzas, las del prooccidental Movimiento del 14 de marzo, y las de la oposición nacionalista Movimiento del 8 de marzo: encabezado por Hizbulá, agrupa también en una amalgama heterogénea a los partidos Amal, Movimiento Patriótico Libre del ex-general cristiano maronita Michel Aoun, el Partido Comunista Libanés, pequeños partidos pro-sirios de mayoría sunní, así como a muchas otras organizaciones políticas y sociales.

Posteriormente se han venido sucediendo otros asesinatos contra políticos y periodistas antisirios y se ha repetido el mismo patrón de acusaciones. El último, contra el ministro de industria Pierre Amine Gemayel, el 21 de noviembre del 2006, perteneciente a una de las familias históricamente más ricas y poderosas del Líbano. Su abuelo Pierre Gemayel fundó en 1936 el partido fascista cristiano maronita Falange Libanesa (Kataeb) inspirado en su homólogo español, opuesto al nacionalismo árabe y aliado del sionismo durante la guerra civil libanesa.

En noviembre se produce la dimisión de seis ministros, cinco de ellos shiíes de Hizbolá y Amal, ante la disposición de la mayoría gubernamental de aceptar un tribunal internacional con la misión de juzgar el asesinato de Hariri, por considerarla una violación de la soberanía del estado libanés. El presidente del Líbano, Émile Lahoud y la oposición acusan al primer ministro y a su gobierno de ser ilegales y exigen en principio la formación de un gobierno de unidad nacional más acorde a la realidad política del país o la convocatoria de elecciones parlamentarias anticipadas. Ante la negativa gubernamental, el pasado 1 de diciembre comenzaron las movilizaciones de protesta contra el gobierno, dando lugar a enormes manifestaciones y a actos de desobediencia civil sostenidos durante semanas, que en alguna ocasión han sido respondidos con agresiones físicas y asesinatos por parte de grupos afines al gobierno. El 23 de enero una huelga general apoyada por la Confederación Nacional de Trabajadores libaneses (CGTL), principal agrupación sindical del país y por las fuerzas opositoras paraliza el país y, se producen cuatro muertos además de numerosos heridos en enfrentamientos entre los dos bandos. El ejército libanés, reflejo de la complejidad de un país compuesto por 18 confesiones y grupos étnicos, mantiene una actitud poco beligerante y ha sido acusado por las fuerzas gubernamentales más ultraderechistas de no actuar con contundencia frente a la oposición. Las Fuerzas de Seguridad Interna (ISF) son un cuerpo policial militarizado vinculado al régimen y por tanto leal al actual gobierno derechista, parece que pueden ser rearmadas desde el exterior y utilizadas como fuerza represiva contra la oposición.

Las fuerzas que sustentan al gobierno acusan a la oposición de golpe de estado y de actuar obedeciendo planes de Irán y de Siria.

El 25 de enero se producen enfrentamientos en la Universidad Árabe de Beirut con varias muertes y más heridos, toque de queda y suspensión de las clases en escuelas y universidades decidida por el ministro de educación.

Coincidiendo en el tiempo, una vez más vemos el negocio de destruir para después “reconstruir”, y toda la obscena farsa propagandística montada alrededor, que en esta ocasión ha tenido como marco la Conferencia de París III celebrada el 25 de enero con el objetivo de respaldar al gobierno del pro-occidental primer ministro Fouad Siniora, una vez conocida su disposición total para aplicar las condiciones impuestas por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, es decir, profundizar en las políticas ultraliberales seguidas desde el final de la guerra civil en 1990 que han dado lugar una economía salvajemente especulativa y a una corrupción desenfrenada, en el marco de la cual, la burguesía compradora ha amasado grandes fortunas mientras las masas trabajadoras del campo y de las ciudades se sumergían cada día más en la pobreza. Antes de la Conferencia de París ya fueron anunciadas algunas nuevas privatizaciones de sectores estratégicos y nuevos paquetes de medidas económicas que castigarán todavía más a los sectores populares.

Hizbolá fue, con mucho, la principal fuerza que combatió la presencia israelí en el sur del Líbano y su organización armada fue determinante para forzar la retirada sionista de casi todo el país en mayo de 2000. Hizbolá se ha ocupado con programas asistenciales y ha organizado a las masas shiíes pobres y marginadas del sur libanés, su orientación nacionalista y no sectaria ensanchó su base social y su popularidad de tal manera que es percibido como una opción diferente por amplias masas populares convirtiéndose en un actor político fundamental. Es evidente que su dimensión islamista ha quedado, por el momento al menos, en un segundo plano en beneficio de un perfil nacionalista árabe libanés. Además las reivindicaciones revolucionarias democráticas de amplias capas populares superan en ocasiones el programa reformista de Hizbolá y le obliga a defender posiciones más progresistas. Su popularidad se ha visto nuevamente reforzada por su papel de resistencia eficaz contra las fuerzas agresoras israelíes durante la criminal agresión que desataron este pasado verano, en contraste con el ejército libanés que fue prácticamente invisible hasta que las potencias imperialistas no decidieron el papel que debía ejercer en el marco de la resolución 1701 del CS de Naciones Unidas.

La posición con respecto a la causa palestina y al estado sionista de Israel, el tipo de relaciones con las potencias imperialistas occidentales, especialmente con EE.UU. y Francia, la antigua metrópoli colonial, las relaciones con Siria, la arabidad del Líbano, reformas internas que incluyan una nueva ley electoral (la actual está basada en gran medida en el diseño colonial francés), afrontar la crisis económica y social que golpea al pueblo, etc., son cuestiones que están en juego, que se entrelazan y marcan las líneas de enfrentamiento dentro de la sociedad libanesa.

Las movilizaciones en curso no son una rebelión islamista, ni una revuelta sectaria shií, ni un intento de golpe de estado, sino una revuelta democrático nacional con un fuerte contenido antiimperialista dirigida por la burguesía nacional.

El Medio Oriente necesita cambios en profundidad, destruir todos los regímenes reaccionarios y lacayos del imperialismo a través de la lucha popular, sacudirse el yugo imperialista y colonial como base que garantice los derechos nacionales y democráticos de los pueblos que constituyen la región, en especial los del pueblo palestino, construyendo un solo estado, laico, independiente y socialista, para árabes y judíos, sin discriminaciones ni base religiosa o étnica y consecuentemente, poniendo fin a la existencia del estado sionista israelí, colonialista, racista y proimperialista.

Únicamente el comunismo revolucionario puede lograr la unidad de la nación árabe y su independencia del imperialismo, no como un fin en sí mismo, sino como un paso en la lucha por crear una sociedad radicalmente nueva.

Videos: Resistencia Palestina





LA UNIÓN EUROPEA Y EL ESTADO ESPAÑOL COMPLICES DEL ESTADO CRIMINAL DE ISRAEL


La UE no ejerce ninguna presión contra el terrorismo de Estado sobre el que se fundamenta toda la existencia de Israel, ni contra las incesantes masacres que el ejército israelí perpetra a diario contra la población palestina.

Europa se niega a ver terrorismo alguno en la actuación de ese bárbaro ejército, (ni siquiera en el asesinato a sangre fría de 600 niños ni en las heridas causadas a más de 3.000 niños palestinos por disparos del ejército de ocupación).

Todo lo contrario, Europa toma la decisión de calificar de “terroristas” a los palestinos, o sea, a la victima. Un absurdo del que la UE ha sido capaz de cometer y que la sume en la vergüenza por lo que supone de injusticia y cobarde sumisión al agresor israelí y a la sionista Casa Blanca.


La UE, con su injusta decisión de colocarse del lado del Sionismo y de Israel, se ha ubicado, en realidad (aunque intenta hacernos creer lo contrario), en contra de toda la nación árabe, perdiendo la poca credibilidad que tenía entre árabes y musulmanes en lo que al conflicto árabe-israelí se refiere.

No solo son Washington y el poderoso lobby judío estadounidense responsables del sostenimiento del genocida y criminal estado de Israel. La Unión Europea tiene también buena parte de culpa en la criminal arrogancia con la que el Gobierno de Israel se permite actuaciones como la de hoy. ¿Qué hace la UE ante eso? “Deplora”, “muestra su honda preocupación”, “reclama”… O sea, nada. Europa tiene formidables mecanismos para obligar a Israel a entrar en razón. Sin el comercio que tiene con la UE, el Estado sionista se vería en enormes dificultades económicas.

España vende armas a Israel pero el gobierno esta en contra del "genocidio". Un informe oficial del Gobierno español admite la exportación de material bélico a Israel por valor de más de 1.550.000 euros. Según dicho documento, España exportó a Israel durante ese periodo material bélico por valor de 1.551.933 euros. La práctica totalidad, en concreto el 94,13%, tenía como destinatario a las Fuerzas Armadas del Estado hebreo.

Los dirigentes europeos, incluidos los españoles, se fingen muy apenados a la vista de la masacre y a continuación se cruzan de brazos.

MASACRE SIONISTA: CERCA DE 20 MUERTOS


Soldados israelíes atacaron hoy la 'Flotilla de la Libertad' en aguas palestinas, a un grupo de seis barcos que transporta a más de 750 personas con ayuda humanitaria para Gaza, causando cerca de 20 muertos y 30 heridos, según han informado diversos medios.



Los medios turcos mostraron imágenes captadas dentro del barco turco 'Mavi Marmara', en las que se veían a los soldados israelíes abriendo fuego.

Dos españoles, los activistas Manuel Tapial y Laura Arau, de la ONG Cultura, Paz y Solidaridad Haydeé-Santa María, viajaban en el barco Mavi Marmara invitados por la asociación turca IHH, responsable de buena parte de la organización de la Flota de la Libertad.

El abordaje del comando israelí se produjo antes de lo previsto por los organizadores de la Flotilla, que pretendían intentar llegar a Gaza este lunes.

El Canal 2 israelí informa de que "el abordaje ha sido violento, ante la resistencia con barras de hierro y cuchillos de los activistas en el barco principal, el 'Mavi Marmara'". Los organizadores de la flotilla aseguran que ningún integrante de las seis embarcaciones iba armado.

En el puerto de Ashdod, se ha declarado el estado de alerta. El líder de Hamas, Ismail Haniya ha condenado "el ataque salvaje" de Israel contra la Flotilla y se prevén manifestaciones de protesta en Cisjordania y en la Franja de Gaza. Además, portavoces del brazo armado de la la Yihad islámica amenazan con acciones de represalia.


El embajador israelí en Turquía ha sido llamado de urgencia a consultas en el Ministerio de Exteriores en Ankara. El ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, ha convocado una reunión de urgencia para analizar el abordaje de los barcos.

En contacto telefónico en directo con los buques, miembros del convoy humanitario, que está formado en su mayoría por activistas turcos, según informaron de que los comandos israelíes abordaron a los barcos turcos desde helicópteros, dispararon con fuego real para reprimir a los tripulantes, a pesar de que éstos mostraron banderas blancas.

El convoy de ayuda internacional está compuesto por seis barcos, tres de ellos turcos, y transporta 10.000 toneladas de ayuda humanitaria -incluyendo materiales de construcción, equipos médicos y productos de necesidad básica-, con el objetivo de romper el bloqueo que sufre la Franja de Gaza.

Según los medios turcos, el ataque se produjo en aguas internacionales hacia las 4.00 hora local (las 3.00 de la madrugada, hora peninsular española).

Las autoridades turcas intentaron ponerse en contacto con el barco 'Mavi Marmara', pero resultó imposible. Los canales de televisión turcos mostraron imágenes en directo del ataque hasta las 5.00 hora local, pero en ese momento se cortó la conexión.

El Ministerio de Asuntos Exteriores turco trató de contactar a Israel varias veces desde la partida de la flota desde Turquía para pedir que no interfiriese en su objetivo.

Ahora se espera que la diplomacia turca de una fuerte respuesta y se abra un nuevo capítulo en las críticas relaciones entre Turquía e Israel, que se han tensado desde el ataque israelí a la franja de Gaza entre 2008 y 2009.

En Estambul, cientos de personas se concentraron ante el Consulado de Israel e intentaron penetrar en él, pero fueron obstaculizados por la policía.


http://www.insurgente.org/

La crisis beneficia al capital y trabaja a favor de la derecha, Zapatero también: el gobierno socialista ante la crisis


Agustín Velloso

CEPRID
http://www.nodo50.org/ceprid/

Hace unos meses el gobierno decía que la crisis económica no afectaría a España. Más tarde admitió que sí y la semana pasada hizo público un drástico plan para reducir el déficit público, al cual le ha puesto cifras: unos 15.000 millones de euros en los próximos dos años, 5.000 en 2010 y 10.000 en 2011. Días después ha anunciado también la reforma del mercado laboral para finales de este mismo mes de mayo. (http://www.elpais.com/articulo/economia/Espana/reducira/deficit/15000/millones/euros/anos/elpepueco/20100509elpepueco_2/Tes) De momento persisten dudas que aún han de ser aclaradas por parte del gobierno, con algunos ministros que en ocasiones se contradicen entre sí y con el presidente Zapatero que ha dado marcha atrás velozmente -el lunes 17 de mayo- en lo concerniente a la congelación de las pensiones.

Mientras aumenta la incertidumbre y el enfado entre la gente corriente, los medios de comunicación se encargan de repetir una y otra vez que el plan es necesario y que cuenta con el apoyo de los mercados, de las instituciones políticas y económicas de la Unión Europea y del gran empresariado en el ámbito nacional.

Parece que nadie piensa en anteponer el fuerte rechazo del pueblo a los recortes económicos, especialmente en el gasto social, a los intereses del capital y las expectativas de los líderes políticos de otros países y el Fondo Monetario Internacional.

El gobierno, secundado por los empresarios y los medios de comunicación, insiste sin descanso en que es preciso arrimar el hombro entre todos y hacer sacrificios. Al mismo tiempo se da a conocer que los beneficios de la banca y las grandes empresas, así como la fortuna de los más ricos, siguen aumentando. Se sabe además que crece la desigualdad entre éstos y el resto de la población, la cual alcanza una magnitud nunca antes vista.

Lo que cabe esperar con el plan de Zapatero

Es claro que las medidas supuestamente orientadas a resolver la crisis van a perjudicar aún más a la mayoría de la población, en gran parte ya castigada en los últimos tiempos, lo que ha expuesto de forma meridiana el economista Vicenç Navarro (http://www.vnavarro.org). A los problemas y la angustia de los más de cuatro millones de desempleados, se va a añadir el descenso de los ingresos y del nivel de vida de los que tienen trabajo, la pérdida de prestaciones sociales, el empobrecimiento y la incertidumbre vital para todos los demás.

Aunque es lo menos importante, resulta cada vez más probable que el Partido Socialista Obrero Español (PSOE) saldrá del gobierno en las próximas elecciones generales. Por otro lado, es desde luego lamentable que el Partido Popular (PP) reciba en forma de votos el castigo que los votantes infligirán al PSOE, especialmente porque su política es aún peor que la del PSOE, porque se taparán sus casos de corrupción ahora más o menos visibles y porque la clase trabajadora recibirá más de lo mismo.

Puede que Zapatero pase a la historia como el líder socialista que traicionó al socialismo y a los intereses de la clase trabajadora, a la vez que como el defensor del capital y el aliado de los grandes empresarios en tiempos de crisis. Esto apenas tiene remedio, pero sí lo tiene que Rajoy se aproveche del desastre y encima siga por el mismo camino, el del afianzamiento del neoliberalismo, con lo que España se convertiría además en un pésimo ejemplo para otros países.

Gastos primordiales para la población

Es preciso en primer lugar desenmascarar el plan del gobierno y a continuación presentar a la sociedad una propuesta política radicalmente diferente a la de PSOE y el PP. Lo primero es mucho más fácil, aunque está el problema de alcanzar a muchos. No por ello hay que dejar de intentarlo.

Los presupuestos para el Estado español en el año 2010, aprobados por el Congreso de los Diputados, incluyen 7.694,86 millones de euros que corresponden al Ministerio de Defensa.

Esta cifra no es ni mucho menos el total de los gastos militares en los que incurre el Estado, ya que “el gasto militar real incluye no solamente el presupuesto del Ministerio de Defensa, sino también todas aquellas partidas militares que se encuentran repartidas por otros ministerios y que son inequívocamente militares.”

Conviene saber que esta ampliación a otros ministerios se ajusta a los criterios aceptados en la investigación sobre este asunto en todo el mundo, por lo que hay que incluir: “gasto de las fuerzas armadas, gasto del personal civil o militar con cargo al Ministerio de Defensa, gasto de funcionamiento de los programas militares, gasto en I+D e inversiones en armas, infraestructuras e instalaciones militares, pensiones y seguridad social del personal del Ministerio de Defensa, la ayuda militar y la participación en organismos o misiones militares al exterior”. (http://www.centredelas.org/attachments/579_informe-5-cast.pdf)

El total de los gastos militares españoles, por tanto, asciende a 18.160,89 millones de euros, a pesar de que el PSOE declara, entre otros, los principios de “solidaridad, justicia social, paz y alianza de civilizaciones”. (http://www.psoe.es)

Su política militar es secundada por el PP, que el pasado domingo 16 se rebautizaba ante la sociedad española, por boca de su líder Cospedal: "Que no nos vengan hablando de gobiernos sociales y progresistas porque aquí el gobierno social y progresista se llama Partido Popular, porque somos el partido de los trabajadores, de los autónomos, de los pequeños y medianos empresarios, y el partido que protege a los pensionistas" (http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=384738&titulo=Cospedal%3A+el+partido+social%2C+progresista%2C+de+trabajadores+y+jubilados+es+PP)

Déficit y reparto del sacrificio

El recorte del gasto público incluye una reducción de los gastos sociales. Los entendidos que no se sitúan en el campo neoliberal abrazado por PSOE y PP, ponen en duda el carácter progresista y solidario de esta medida, al tiempo que indican otro camino a seguir.

Alberto Montero, Alfredo Serrano, Arcadi Oliveres y otros apuntan como es lógico al gasto militar citado más arriba, la política fiscal regresiva, las exenciones en los juegos de azar, los abultados sueldos de los cargos de libre designación y otros gastos menores.

A los legos nos basta con escuchar las opiniones de los poderosos sobre las políticas económicas del gobierno del PSOE, para entender el meollo del asunto y sospechar de la justicia del reparto del sacrificio: “El presidente del Santander, Emilio Botín, afirmó este jueves que la propuesta de reforma del sistema de pensiones y la reducción del gasto del Estado de 50.000 millones de euros hasta el año 2013 anunciadas por el Gobierno español son "necesarias y oportunas.”

(http://www.intereconomia.com/noticias-negocios/analisis/politica-economica/emilio-botin-da-apoyo-las-reformas-del-gobierno)

“El presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, ha expresado su apoyo a los recortes anunciados ayer por el gobierno para reducir el déficit.” (http://www.elpais.com/articulo/economia/empresarios/apoyan/ajustes/Gobierno/dicen/pais/huelgas/elpepueco/20100513elpepueco_14/Tes)

Los miembros de esta clase social que no hacen declaraciones, las corroboran con sus éxitos económicos. Destaca el empresario más rico de España y entre los primeros del mundo:

“Amancio Ortega ya es el noveno hombre más rico del mundo, su fortuna aumenta en 6.700 millones respecto al año pasado”, se anunciaba en marzo pasado (http://www.finanzas.com/noticias/economia/2010-03-11/256749_amancio-ortega-escala-puesto-lista.html).

Sin embargo, no hace falta estar entre los diez más ricos del mundo para observar desde muy lejos los problemas de los millones de mileuristas y parados. Según El País, “los 584 consejeros ejecutivos y altos directivos de las empresas del Ibex 35 cobraron en 2009 una media de 989.000 euros, según los cálculos realizados por EL PAÍS con los informes de las propias compañías. Ese nivel es el más alto alcanzado nunca por ese colectivo.”

Según este diario, esto “supone 113 veces el salario mínimo, frente a las 97 veces de 2005. El salto es más espectacular entre los consejeros ejecutivos, la elite dentro de la elite. Su coste para las empresas ha pasado de 208 a 313 veces el salario mínimo en sólo cuatro años.” (http://www.elpais.com/articulo/economia/Sueldos/record/plena/crisis/elpepueco/20100516elpepieco_1/Tes)

“Un sistema tributario justo, inspirado en la igualdad y progresividad” (Constitución española, art. 31)

El gobierno ha anunciado una subida de los impuestos y también el Plan integral de prevención y corrección del fraude fiscal, laboral y a la Seguridad Social, de forma que se revive el ajado eslogan “Hacienda somos todos”.

Por lo sucedido con el anterior plan de 2005, sobre el cual los inspectores advirtieron que no era suficiente para combatir dicho fraude, sino que incluso dificultaba esta labor, cabe colegir lo que pasará con éste: mucho ruido y pocas nueces, es decir, lo que conviene a las fortunas y perjudica a los trabajadores.

La Organización Profesional de Inspectores de Hacienda del Estado ha denunciado que los planes del gobierno dejan fuera “la fiscalidad de las Sociedades de Inversión de Capital Variable, Sicav”.

Esta palabra cabalística se refiere a las sociedades "que sólo tributan un punto porcentual en el Impuesto de Sociedades, gozan de un trato fiscal privilegiado y son el instrumento preferido por las grandes fortunas, motivo por el que pueden defraudar cantidades mucho mayores que los pequeños contribuyentes.”

Por si alguien duda de la importancia de estas sociedades, hay que saber que “el patrimonio total gestionado por las Sicav al cierre del tercer trimestre de 2009 aumentó un 4,3 por ciento con respecto al volumen total contabilizado en el segundo trimestre, hasta alcanzar los 25.661 millones de euros.”

(http://www.intereconomia.com/noticias-negocios/analisis/empresas/gestha-pide-mayor-fiscalidad-las-sicav-y-gobierno-hara-caso-omis)

Políticas de austeridad

El presupuesto de la Casa Real para 2010, también aprobado por el Congreso y en el que de nuevo PP y PSOE unen sus políticas progresistas a favor de los más poderosos, es de casi nueve millones de euros (8.9), según informa la propia institución (http://www.casareal.es/laCasa/laCasa-ides-idweb.html). Habida cuenta de los añadidos (mantenimiento de inmuebles, parque móvil, gastos extraordinarios, etc.) y los trucos que habitualmente emplean los líderes de ambos partidos para camuflar los gastos totales, hay que escoger de momento la cifra de 25 millones de euros que ha estimado, por ejemplo, El Economista, hasta que la transparencia pase a ser otro de los principios progresistas aplicados y no sólo enunciados por los políticos españoles.

(http://www.eleconomista.es/economia/noticias/113839/12/06/Chirac-se-salta-la-egalite-la-Republica-cuesta-4-veces-mas-que-el-Rey-de-Espana.html)

Conclusión: no hay crisis, hay traición de la izquierda gobernante En resumen: no se puede creer al gobierno del PSOE –ni al PP, ni al Banco de España, ni a sus pares en la Unión Europea- cuando se refieren a la crisis. No hay tal, sino que hay un gasto tan absurdo, improductivo e inmoral como es el militar: en 2010 de más de 18.000 millones de euros; un reparto tan injusta y exageradamente desigual de la riqueza, que se manifiesta en algunos ingresos que son 113 veces superiores a los más bajos; una enorme y anticonstitucional diferencia en las aportaciones a la hacienda pública, de forma que se puede decir que cuanto más rico es el contribuyente menos aportaciones realiza según su capacidad;y un gasto –aunque de mucha menor magnitud que los mencionados- pero también inmoderado, insultante y más que criticable, como el de la Casa Real, los profesores de religión, los cargos de asesores y asimilados, etc.

No tiene sentido y además repugna, aunque pase casi desapercibido, que las políticas del gobierno de un partido socialista, obrero y español sean apoyadas e incluso alabadas por los poderes económicos y políticos nacionales y extranjeros, mientras que la gente corriente las resiente y protesta, aunque muchos incluso temen hacerlo o simplemente se evaden de la realidad con los instrumentos que les proveen aquellos.

A la vista de lo que obtienen los poderosos gracias a la política del gobierno del PSOE, no hace falta ser Robespierre para declarar que éste y el del PP son del todo perjudiciales para los intereses de la mayoría de la población y aquél en particular un traidor para la clase trabajadora.

Se ha cuantificado grosso modo el coste de la crisis, el cual se puede afinar y completar de varias maneras sin que esto altere el resultado en lo sustancial. Sin embargo esto no es lo importante. Lo que urge es deshacerse cuanto antes de la política actual y la que presumiblemente viene, con el fin de instaurar una que acuda al rescate de la clase trabajadora y no en apoyo de los más ricos.

Esta política ha de tomar las medidas necesarias para poner la economía al servicio de los intereses de la mayoría, humanizar las relaciones sociales dentro del Estado y fuera de él, abandonar la senda del neoliberalismo, el imperialismo y la Europa antidemocrática. Con otras palabras, es necesaria una economía basada en el control público de la banca, de los recursos productivos y los servicios fundamentales del Estado para garantizar los derechos humanos, económicos, sociales y culturales de toda la población.

Es preciso cambiar la legislación vigente por otra que elimine los privilegios extemporáneos mencionados.

Se ha de promover una política que renuncie al imperialismo y al militarismo.

Se trata, lisa y llanamente, de establecer un gobierno socialista sin más, o sea, sin “obrero”, sin “español” y sin el apoyo real aunque disimulado del PP.

Agustín Velloso es profesor de Ciencias de la Educación de la UNED en Madrid.

Sobre las Elecciones Burguesas


Sólo los bribones o los tontos pueden creer que el proletariado debe primero conquistar la mayoría en las votaciones realizadas bajo el yugo de la burguesía, bajo el yugo de la esclavitud asalariada, y que sólo después debe conquistar el Poder. Esto es el colmo de la estulticia o de la hipocresía, esto es sustituir la lucha de clases y la revolución por votaciones bajo el viejo régimen, bajo el viejo Poder. (LENIN)

--
¡¡ Combate o Muerte !!

MIR - EPR (Batallón Chile)

domingo, 30 de mayo de 2010

India: PCI (Maoísta) y PCAPA niegan cualquier participación en el descarrilamiento del tren el viernes



http://revolucionnaxalita.blogspot.com/

El gobierno hindú, algunos partidos políticos, como el revisionista PCI (Marxista), y los medios de desinformación se empeñan en mentir y manipular acusando a los maoístas del descarrilamiento del tren. Están utiliando esta tragedia para atacar y ensuciar a los maoístas dentro de plan de guerra psicológica.


Los líderes del PCI (Maoísta) aclararon a través de una larga declaración que ellos no eran responsables de la tragedia del tren y condenaron cualquier posible sabotaje si cualquier estuviera involucrado detrás del incidente. También han expresado sus condolencias a las familias de los fallecidos. El PCAPA también aclaró que sus activistas no están involucrados en este incidente. Sospechan que el revisionista PCI(Marxista) pueda haber participado en el sabotaje desesperadamente tratando de inclinar a la opinión pública contra las fuerzas combatientes.


Intencionadamente los medios de comunicación silenciaron la declaración emitida por el PCI (Maoísta) jugando a las falsas historias y comentarios de culpar a los maoístas por el incidente. Algunos periódicos de India como The Hindu escribieron editoriales culpando al PCI (Maoísta) por el incidente. Muchos otros periódicos escribieron artículos atribuyendo la culpa sobre ellos. ¿Ahora cuando las aclaraciones proceden del PCI (maoísta) y PCAPA, estos medios de comunicación retiran sus historias falsas? ¿Se lamentan para propagar la noticia falsa?
Estos dos días de propaganda falsa están hechos con una malintencionada intensión de desprestigiar y ensuciar a el PCI (Maoísta) y al PCAPA.

Más información en esta pagina:
http://www.icawpi.org/en/peoples-resistance/statements/467-both-the-cpi-maoist-and-pcapa-have-denied-their-involvement-in-the-friday-train-derailment

"Si no estáis prevenidos ante los Medios de Comunicación, os harán amar al opresor y odiar al oprimido" Malcolm X.

sábado, 29 de mayo de 2010

Ludmila Mijailovna Pavlichenko, heroína comunista del Ejercito Rojo


ABATIO A 3OO NAZIS DE ALTA GRADUACIÓN

... ya agotada por tantas noches en guardia, y con 309 nazis de alta graduación abatidos, es gravemente herida por el estallido de un mortero fascista que le explota muy cerca.

Ferro, antorcha.org

Ludmila Mijailovna Pavlichenko
(1916-1974)




Nacida en Belaya Tserkov (Ucrania) el 12 de julio de 1916. De altas dotes académicas, estudia Historia y al mismo tiempo trabaja en un arsenal soviético. Apuntada al club de tiro de dicha fábrica, pronto destacó como estupenda tiradora, cualidad que posteriormente la hizo mundialmente conocida. Se licencia y especializa en Historia en la Universidad de Kiev.



En junio de 1941 la Alemania nazi ataca la URSS. Inmediatamente Pavlichenko, como militante bolchevique que es, se apunta voluntaria para participar en la lucha. Cuenta la historia de esta revolucionaria una curiosidad: que, debido a su porte más de modelo (alta, bella, peinada, uñas pintadas, ropa muy cuidada...) que de estudiante soviética, el oficial encargado del reclutamiento la miró con tal asombro que Ludmila tuvo que sacar el carnet de tiradora experta y de militante del Partido para ser creída. El oficial seguía tan asombrado con su presencia casi burguesa que le recomendó alistarse en la unidad médica, a lo que esta revolucionaria se negó. Al final fue admitida en el Ejercito Rojo, en concreto en la 25 División de Infantería, como tiradora experta.



La URSS carecía casi de armamento moderno debido a la situación bélica abierta en tantos frentes a la vez, así que dotan a Ludmila del archiconocido fusil Mosin-Nagant. Este histórico fusil, que tan buenos servicios prestó a la revolución soviética, no era nada adecuado sin embargo para el trabajo de tirador preciso, pues medía 123 centímetros de largo (difícil de camuflar), tenía un brutal retroceso (descubrimiento del tirador) y necesitaba de cerrojo entre disparo y disparo (lento).



Aún así, ya desde el primer día en el frente Ludmila se destaca como una tiradora de enorme precisión y estrategia. En Belyayevka primero y en Odessa después, en sólo dos meses ocasiona 187 bajas al enemigo fascista. Y hay que tener muy en cuenta que la labor de estos y estas francotiradoras de élite consistía en eliminar altos cargos y oficiales del enemigo, como mandos militares, guías de ametralladora, enlaces, etc.



Su fama como antinazi mortal empieza a tomar tal carta de prestigio, que cuando los nazis rumanos cercan Odessa en septiembre de 1941, se retira el Ejército Rojo llevándose a los francotiradores a Sebastopol, ya que los nazis los catalogaron como objetivo número 1 a encontrar y eliminar.



Para proteger Sebastopol se guarnecen y fortifican 100.000 soldados rojos y los mejores francotiradores soviéticos. Los nazis alemanes y rumanos no conocen piedad. Bombardean la ciudad con proyectiles de 7 toneladas y millones de bombas más. Asesinan a niños, ancianos y enfermos buscando la información del lugar donde se apostaban los terribles tiradores que estaban diezmando a sus jefes. Ludmila decide cambiar de arma, mucho más adecuada para labores de tanta precisión en la cercada ciudad. Le dotan de un SVT 40, fusil automático de repetición. Pasa noche a noche vigilando, sin dormir apenas, sin mover ni un músculo emboscada entre las ruinas de los edificios, pues sabe la responsabilidad que tiene el formar parte del grupo de mayor élite del glorioso Ejército Rojo y el más odiado por los fascistas.



En mayo de 1942 ya ha ocasionado 257 bajas mortales entre altos cargos y combatientes de élite nazis. Es ascendida a teniente por méritos de guerra y citada en el parte internacional de héroes soviéticos del Frente Meridional. Su fama la hace ser de nuevo el objetivo más buscado por los nazis que rodean la ciudad. Son torturados, asesinados y degollados varios niños y detenidos en busca de información para localizarla. En junio, ya agotada por tantas noches en guardia, y con 309 nazis de alta graduación abatidos, es gravemente herida por el estallido de un mortero fascista que le explota muy cerca.



Como es el objetivo preferente a eliminar por los nazis, es sacada de Sebastopol en un submarino para que no pudiera ser capturada. Días después, a inicios de julio, la ciudad cae en manos nazis y las escenas de horror (violaciones, torturas, degollamientos...) se convierten en la realidad única.



Recuperada de las gravísimas heridas pero sin volver a tener la puntería y precisión anteriores, se dedica a labores de proselitismo, propaganda y organización. Se la declara héroe nacional soviética. Aprovecha esta fama internacional y viaja a Estados Unidos para participar en la Asamblea Internacional de Estudiantes, celebrada en Washington. En Nueva York da cinco mítines multitudinarios. No ocultó ni por un instante su militancia en el PCUS y su enorme respeto por Stalin. Miles de simpatizantes comunistas y militantes de izquierdas asisten a dichas charlas. Incluso el cantante Woody Guthrie compuso un canción en su honor que (obviamente) fue vetada en muchas emisoras yankis. Dice así:



La señorita Pavlichenko es bien conocida para nosotros,
su país es URSS y la lucha su vida,
todo el mundo la querrá siempre,
300 nazis cayeron bajo su arma.
Su sonrisa brilla tanto como el nuevo sol de la mañana,
300 perros nazis cayeron bajo su arma,
en el calor o la fría nieve,
usted sigue derribando a sus enemigos.
Este mundo amará su dulce cara lo mismo que yo,
Pues más de 300 perros nazis murieron bajo su arma.

Continúa dando charlas y haciendo propaganda soviética hasta 1945. Acabada la guerra mundial y vencidos y expulsados los nazis de tierras soviéticas, esta héroe popular vuelve a su hogar. Se dedica durante sus años restantes a ejercer de monitora. Muere en Moscú en el verano de 1974.



Un asesino de la División Azul que combatió en el Grupo de eliminación de francotiradores soviéticos en la zona entre Otenski y Possad, definía así su labor:



Los francotiradores eran todos militantes del Partido, unos fanáticos comunistas que se podían pasar 24 horas tumbados sin moverse en la nieve o en el barro, bajo cero, esperando para pegarnos un tiro. Y nosotros estábamos allí para evitarlo, para luchar contra Stalin y el comunismo. Y lo peor es que también había mujeres, que hacían la misma labor que los hombres [...] Una noche un paisano que estaba un poco tocado de la cabeza y que acabó mal a su vuelta a España y yo, rodeamos a uno, porque lo oímos venir y luego lo vimos. No es agradable recordar aquello, pero no es lo mismo que tirar desde la trinchera [...] No llevaba documentación, le cogimos el fusil con la mira, el capote y las botas.

Fueron unos 1.600 los hombres y mujeres que actuaron como tiradores expertos en el Ejército Rojo. Entre los objetivos conseguidos, incluso un General del Alto Estado Mayor nazi de visita en el frente, ¡un avión derribado! y casi 1.000 comandantes y oficiales.



Queremos extender aquí el homenaje realizado a Ludmila Pavlichenko recordando también a los héroes Nicolás Ilyin, con 505 altos nazis muertos, Iván Sidorenko, con 489, Iván Kubeltinov, con 456 y Vasili Zaritsev, con 403 y en cuya vida de francotirador soviético se inspira la película Enemigo a las puertas de Jean Jacques Annaud. Y las camaradas Ana Kostryna, con 387, Natalia Kovshova y Maria Polivanova, con 298 fascistas de alto rango ejecutados, entre ellos 5 francotiradores nazis de máxima élite, Inna Mudretsova con 141, Roza Shanina con 100, Lidia Gudovancheva con 60...

viernes, 28 de mayo de 2010

Acerca de la dictadura omnímoda sobre la burguesía


Zhang Chunqiao*


Citas del Presidente Mao Tsetung

¿Por qué Lenin hablaba de la necesidad de ejercer la dictadura sobre la burguesía? Este problema es preciso tenerlo claro. La falta de claridad al respecto conducirá al revisionismo. Hay que hacerlo saber a toda la nación.

Nuestro país practica ahora un sistema de mercancías, un sistema salarial que es también desigual, como el de ocho categorías, y cosas por el estilo. Esto, bajo la dictadura del proletariado, sólo puede ser restringido. En virtud de lo anterior, será muy fácil para gentes como Lin Piao montar el sistema capitalista si escalan el Poder. Por eso, debemos estudiar más obras marxista-leninistas.

Lenin dijo: "La pequeña producción engendra capitalismo y burguesía constantemente, cada día, cada hora, de modo espontáneo y en masa". Esto ocurre también con una parte de la clase obrera y una parte de los miembros del Partido. Tanto entre los proletarios como entre los funcionarios de los organismos oficiales hay quienes incurren en el estilo de vida burgués.





La cuestión de la dictadura del proletariado ha sido desde hace mucho tiempo el foco de la lucha entre el marxismo y el revisionismo. Lenin indicó: "Sólo es un marxista quien hace extensivo el reconocimiento de la lucha de clases al reconocimiento de la dictadura del proletariado". El Presidente Mao llamó a toda la nación a adquirir una clara comprensión de la cuestión de la dictadura del proletariado precisamente para que practiquemos el marxismo, y no el revisionismo, tanto en la teoría como en la práctica.

Nuestro país se halla en un importante período de desarrollo histórico. Luego de veintitantos años de revolución y construcción socialistas, y, en particular, después del aplastamiento de los cuarteles generales burgueses de Liu Shao-chi y de Lin Piao en la Gran Revolución Cultural Proletaria, nuestra dictadura proletaria se ha consolidado más que nunca y la causa del socialismo está en una prosperidad ascendente. En la actualidad, el pueblo de todo el país, imbuido de elevada voluntad de combate, está decidido a hacer del nuestro un poderoso Estado socialista dentro del presente siglo. En este proceso y en toda la etapa histórica del socialismo, el que podamos o no persistir consecuentemente en la dictadura del proletariado es un asunto de importancia primordial que atañe al futuro del desarrollo de nuestro país. La actual lucha de clases también nos exige adquirir una clara comprensión de la cuestión de la dictadura del proletariado. El Presidente Mao señaló: "La falta de claridad al respecto conducirá al revisionismo". No basta con que unas pocas personas tengan claro este problema; "hay que hacerlo saber a toda la nación". Ninguna apreciación será excesiva respecto al significado actual y de largo alcance de llevar a buenos términos este estudio.

Ya en 1920, a la luz de la experiencia práctica adquirida en la dirección de la Gran Revolución Socialista de Octubre y del primer Estado de dictadura del proletariado, Lenin señaló con agudeza: "La dictadura del proletariado es la guerra más abnegada y más implacable de la nueva clase contra un enemigo más poderoso, contra la burguesía, cuya resistencia se decuplica con su derrocamiento (aunque no sea más que en un solo país) y cuyo poderío consiste, no sólo en la fuerza del capital internacional, en la fuerza y la solidez de las relaciones internacionales de la burguesía, sino, además, en la fuerza de la costumbre, en la fuerza de la pequeña producción. Pues, por desgracia, ha quedado todavía en el mundo mucha y mucha pequeña producción y la pequeña producción engendra capitalismo y burguesía constantemente, cada día, cada hora, de modo espontáneo y en masa. Por todos estos motivos, la dictadura del proletariado es necesaria". Lenin indicó que dicha dictadura es una lucha persistente, cruenta e incruenta, violenta y pacífica, militar y económica, educacional y administrativa, contra las fuerzas y las tradiciones de la vieja sociedad, una dictadura omnímoda sobre la burguesía.

Lenin destacó reiteradamente que será imposible vencer a la burguesía si no se ejerce una dictadura prolongada y omnímoda sobre ella. Estas afirmaciones de Lenin, particularmente las palabras subrayadas por él mismo, han sido corroboradas ya por la práctica en los años posteriores. En efecto, los nuevos burgueses han surgido un grupo tras otro, y su representante es la camarilla de renegados de Jruschov-Brezhnev. Estos individuos son, en general, de buen origen de clase, han crecido casi todos bajo la bandera roja, han ingresado organizativamente al Partido Comunista, han cursado estudios en centros docentes superiores y han llegado a ser lo que se llama especialistas rojos. Sin embargo, ellos son nuevas hierbas venenosas que brotan del viejo suelo del capitalismo. Han renegado de la clase de que proceden, han usurpado el poder del Partido y del Estado, han restaurado el capitalismo, se han convertido en cabecillas de la dictadura de la burguesía sobre el proletariado y han realizado lo que Hitler quería pero no logró hacer. Nunca debemos olvidar esta experiencia histórica de "lanzar satélites al espacio y echar abajo la bandera roja", particularmente en momentos, en, que estamos decididos a edificar un poderoso Estado.

Hay que tener una clara conciencia de que aún existe para China el peligro de tornarse revisionista. Esto se explica no sólo porque el imperialismo y el socialimperialismo no se olvidan ni por un instante de agredirla y subvertirla, y porque aún subsisten viejos elementos de la clase terrateniente y de la burguesía, no resignados a su derrota, sino también porque se engendran nuevos elementos burgueses, como dijo Lenin, cada día, cada hora. Algunos camaradas afirman que Lenin se refirió aquí a la situación de antes de la cooperativización. Obviamente esta afirmación es incorrecta. Las palabras de Lenin no han pasado de moda. Estos camaradas pueden leer la obra del Presidente Mao Sobre el tratamiento correcto de las contradicciones en el seno del pueblo, publicada en 1957. En esta obra el Presidente Mao hace un análisis concreto de la situación en nuestro país en que después de conquistada en lo fundamental la victoria en la transformación socialista del sistema de propiedad, incluida la cooperativización, aún existen clases, contradicciones de clase y lucha de clases y aún se dan simultáneamente consonancia y contradicción entre las relaciones de producción y las fuerzas productivas y entre la superestructura y la base económica. Habiendo resumido la nueva experiencia de la dictadura del proletariado acumulada después de Lenin, el Presidente Mao respondió de manera sistemática a los diversos problemas surgidos luego de cambiado el sistema de propiedad, trazó las tareas y políticas de la dictadura del proletariado y sentó los cimientos teóricos para la línea fundamental del Partido y la continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado. La práctica en los 18 años transcurridos, especialmente en la Gran Revolución Cultural Proletaria, ha probado que son totalmente correctas la teoría, línea y políticas formuladas por el Presidente Mao.

El Presidente Mao señaló hace poco: "En una palabra, China es un país socialista. Antes de la Liberación no difería mucho del capitalismo. Ahora todavía practica un sistema salarial de ocho categorías, la distribución a cada uno según su trabajo y el intercambio por medio del dinero, todo lo cual apenas es distinto de la vieja sociedad. La diferencia está en que el sistema de propiedad ha cambiado". Para profundizar nuestra comprensión de esta instrucción del Presidente Mao, veamos los cambios operados en el sistema de propiedad de nuestro país y las proporciones de los diversos sectores económicos en la industria, la agricultura y el comercio de China en 1973.

Primero, la industria. La industria de propiedad de todo el pueblo ocupó 97% del activo fijo industrial total, 63% del personal de la industria y 86% del valor de la producción industrial; la industria de propiedad colectiva, 3%, 36,2% y 14% respectivamente. Hubo además una artesanía individual con 0,8% del personal ocupado en la industria.

Luego, la agricultura. En cuanto a los medios de producción agrícolas, aproximadamente 90% de las tierras cultivadas y de las máquinas de irrigación y desagüe, más o menos 80% de los tractores y del ganado mayor eran de propiedad colectiva. Era muy pequeña la proporción de la propiedad de todo el pueblo. Por consiguiente, más de 90% de los cereales y de los diversos cultivos industriales del país procedieron de la economía colectiva. Las granjas estatales representaban una proporción muy pequeña. Además, se mantenían para los comuneros una pequeña cantidad de tierras de uso personal y limitadas ocupaciones secundarias domésticas.

Por último, el comercio. En el volumen de venta minorista de mercancías, el comercio estatal ocupó 92,5%; el de propiedad colectiva, 7,3%, y el de los comerciantes individuales, 0,2%. Aparte de ello, aún se conservaba en las zonas rurales un considerable volumen de comercio ferial.

Las cifras arriba citadas demuestran que la propiedad socialista de todo el pueblo y la colectiva socialista de las masas trabajadoras han obtenido efectivamente grandes victorias en nuestro país. No solamente se ha registrado un gran aumento de la preponderancia de la propiedad de todo el pueblo, sino que también se han operado algunos cambios en la economía de las comunas populares en cuanto a las proporciones de la propiedad en los tres niveles: comuna, brigada de producción y equipo de producción. A manera de ejemplo, en los suburbios de Shanghai, los ingresos al nivel de comuna, comparados con las entradas totales, ascendieron de 28,1% en 1973 a 30,5% en 1974; los ingresos al nivel de brigada de producción, de 15,2 a 17,2%, y los ingresos al nivel de equipo de producción descendieron de 56,7 a 52,3%. La comuna popular ha demostrado cada vez más obviamente su superioridad de ser grande en tamaño y tener un alto grado de propiedad pública. En los últimos 25 años hemos eliminado paso a paso la propiedad imperialista, la propiedad capitalista burocrática y la propiedad feudal, hemos transformado gradualmente la propiedad capitalista nacional y la propiedad del trabajador individual y hemos reemplazado de manera progresiva esos cinco tipos de propiedad privada por los dos tipos de propiedad pública socialista; por eso, podemos decir con orgullo que en nuestro país ya ha cambiado el sistema de propiedad, el proletariado y el resto del pueblo trabajador se han sacudido en lo fundamental el yugo de la propiedad privada y nuestra base económica socialista se ha consolidado y desarrollado gradualmente. La Constitución aprobada en la IV Asamblea Popular Nacional tiene registradas en términos explícitos estas grandes victorias que hemos logrado.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que todavía no se ha resuelto completamente el problema en el sistema de propiedad. Decimos con frecuencia que hemos "resuelto en lo fundamental" el problema del sistema de propiedad; esto significa que tal problema todavía no ha sido resuelto por completo, no se ha eliminado cabalmente el derecho burgués en el sistema de propiedad. De las cifras arriba citadas podemos deducir que aún subsiste en parte la propiedad privada en la industria, la agricultura y el comercio, que no toda la propiedad pública socialista es propiedad de todo el pueblo, sino que consta de dos tipos de propiedad, y que aún es muy débil la propiedad de todo el pueblo en la agricultura, base de la economía nacional. Al concebir que en la sociedad socialista dejaría de existir el derecho burgués en el sistema de propiedad, Marx y Lenin se referían a que todos los medios de producción habrían pasado a ser patrimonio de la sociedad en su conjunto. Evidentemente, todavía no hemos llegado a esta etapa. Ni en la teoría ni en la práctica debemos pasar por alto las dificilísimas tareas que aún afronta la dictadura del proletariado en este aspecto.

Debemos notar también que existe el problema de dirección tanto en la propiedad de todo el pueblo como en la propiedad colectiva, es decir, el problema de a qué clase pertenece la propiedad realmente y no de nombre.

El 28 de abril de 1969, en la I Sesión Plenaria del IX Comité Central del Partido, el Presidente Mao dijo: "Parece imprescindible realizar la Gran Revolución Cultural Proletaria, pues nuestra base no es sólida. A juzgar por mi observación, temo que en una mayoría bastante grande de fábricas --no digo todas ni la abrumadora mayoría de ellas-- la dirección no estaba en manos de los genuinos marxistas y las masas obreras. No es que no hubiera buenas gentes entre aquellos encargados de la dirección de las fábricas. Las había. Había buenas gentes entre los secretarios, subsecretarios y miembros de los comités del Partido y entre los secretarios de las células del Partido. Pero seguían la línea de Liu Shao-chi, simplemente recurrían al incentivo material, ponían las ganancias al mando y, en vez de promover la política proletaria, daban premios, y cosas por el estilo". "Pero había de hecho gentes malas en las fábricas". "Esto demuestra que no se ha finalizado la revolución". Estas palabras del Presidente Mao, además de exponer la necesidad de la Gran Revolución Cultural Proletaria, nos hacen comprender con mayor claridad que, en cuanto al problema del sistema de propiedad, como cualquier otro problema, no debemos juzgarlo solamente por su forma, sino por su contenido real. Es completamente correcto dar importancia al papel decisivo que desempeña el sistema de propiedad en las relaciones de producción. Pero es incorrecto no dar importancia a si el problema del sistema de propiedad está resuelto en la forma o de hecho y no dar importancia a la realidad de que los otros dos aspectos de las relaciones de producción --las relaciones entre los hombres y la forma de distribución-- ejercen acción también sobre el sistema de propiedad, que la superestructura ejerce acción también sobre la base económica y que esos dos aspectos y la superestructura desempeñan un papel decisivo en condiciones determinadas.

La política es la expresión concentrada de la economía. El que sea correcta o no la línea ideológica y política y en manos de qué clase esté la dirección decide qué clase posee de hecho esas fábricas.

Nuestros camaradas podrán recordar cómo se convirtió en socialista una empresa del capital burocrático o del capital nacional. ¿Acaso no con nuestro envío de un representante encargado del control militar o un representante del sector estatal allí a transformarla de acuerdo con la línea y la política del Partido? En el caso de cualquier gran cambio del sistema de propiedad en la historia, sea la sustitución del sistema esclavista por el feudal, o la sustitución del feudalismo por el capitalismo, siempre se tomó primero el Poder político y luego se valió de la fuerza de este último para cambiar en gran escala el sistema de propiedad existente, consolidar y desarrollar el nuevo. Con mayor razón ocurre lo mismo con la propiedad pública socialista, que no puede producirse bajo la dictadura de la burguesía. El capital burocrático, que ocupaba el 80% de la industria en la vieja China, sólo pudo ser transformado en propiedad de todo el pueblo después de que el Ejército Popular de Liberación derrotara a Chiang Kai-shek. Asimismo, la restauración capitalista se realiza necesariamente arrebatando primero la dirección para cambiar la línea y la política del Partido. ¿No es de este modo que Jruschov y Brezhnev cambiaron el sistema de propiedad en la Unión Soviética? ¿No es de este modo que Liu Chao-chi y Lin Piao cambiaron en grados distintos a naturaleza de cierto número de nuestras fábricas y otras empresas?

Cabe tener presente también que ahora practicamos el sistema de mercancías. El Presidente Mao dijo: "Nuestro país practica ahora un sistema de mercancías, un sistema salarial que es también desigual, como el de ocho categorías, y cosas por el estilo. Esto, bajo la dictadura del proletariado, sólo puede ser restringido. En virtud de lo anterior, será muy fácil para gentes como Lin Piao montar el sistema capitalista si escalan el Poder". Este estado de cosas, señalado por el Presidente Mao, no cambiará dentro de poco tiempo. Tomemos como ejemplo las comunas populares suburbanas de Shanghai con una economía desarrollada comparativamente más rápido a los niveles de comuna y brigada de producción. En lo que respecta al activo fijo a los tres niveles de propiedad, la comuna ocupa 34,2%; la brigada de producción, sólo 15,1%, y el equipo de producción, todavía 50,7%. Por tanto, sólo a juzgar por las propias condiciones económicas de la comuna popular, se necesita un tiempo bastante largo para efectuar la transición del equipo de producción a la brigada de producción y luego a la comuna como unidad básica de contabilidad. La comuna seguirá siendo de propiedad colectiva aun cuando pase a ser unidad básica de contabilidad. Por ende, dentro de un corto tiempo, no sufrirá cambios radicales la coexistencia de los dos tipos de propiedad: la de todo el pueblo y la colectiva. Mientras existan estos dos tipos de propiedad, serán inevitables la producción de mercancías, el intercambio por medio del dinero y la distribución a cada uno según su trabajo. Ya que "esto, bajo la dictadura del proletariado, sólo puede ser restringido", serán igualmente inevitables el desarrollo de los factores capitalistas en las zonas urbanas y rurales y el surgimiento de nuevos elementos burgueses. Sin tal restricción, el capitalismo y la burguesía crecerán con mayor rapidez. Como consecuencia de ello, no debemos de ningún modo relajar nuestra vigilancia a causa de que hayamos logrado la gran victoria en la transformación del sistema de propiedad y hayamos efectuado una Gran Revolución Cultural Proletaria.

Es preciso ver que nuestra base económica todavía no es sólida y que el derecho burgués aún no ha sido eliminado del todo en el sistema de propiedad, todavía existe en grado serio en las relaciones entre los hombres y sigue prevaleciendo en la distribución. En las esferas de la superestructura, algunos sectores aún se encuentran en realidad manipulados por la burguesía y ésta tiene una posición predominante en ellos; en algunos otros sectores se están realizando las reformas, cuyos logros no están consolidados todavía y las viejas ideas y la fuerza de la vieja costumbre siguen estorbando tercamente el crecimiento de las nuevas cosas socialistas. Con el desarrollo de los factores capitalistas en la ciudad y en el campo, nuevos elementos burgueses se engendran grupo tras grupo y la lucha de clases entre el proletariado y la burguesía, entre las diferentes fuerzas políticas y entre el proletariado y la burguesía en el terreno ideológico, será aún larga, tortuosa y a veces incluso muy enconada. Incluso cuando hayan muerto todos los terratenientes y burgueses de la vieja generación, no cesará esta lucha de clases y seguirá siendo posible la restauración de la burguesía si gentes como Lin Piao escalan el Poder.

En su discurso "La situación y nuestra política después de la victoria en la Guerra de Resistencia contra el Japón", el Presidente Mao dijo que en 1936 había cerca de Paoan, entonces sede del Comité Central del Partido, una aldea fortificada donde se atrincheraba un puñado de contrarrevolucionarios armados que se negaban obstinadamente a rendirse. El problema fue resuelto sólo cuando el Ejército Rojo la asaltó y entró en ella. Esta historia tiene un significado universal y nos enseña: "Con todo lo reaccionario ocurre igual: si no lo golpeas, no cae. Esto es como barrer el suelo: por regla general, donde no llega la escoba, el polvo no desaparece solo". En la actualidad, todavía existen muchas aldeas fortificadas de la burguesía. Cuando una sea destruida, surgirá otra. Incluso cuando no quede más que una después de eliminadas todas las demás en el futuro, no desaparecerá sola si no llega la escoba de hierro de la dictadura del proletariado, Lenin dijo con toda razón: "Por todos estos motivos, la dictadura del proletariado es necesaria".

La experiencia histórica nos dice que la clave del problema de si el proletariado puede vencer o no a la burguesía y si China se tornará o no revisionista, reside en si podemos o no persistir invariablemente en la dictadura omnímoda sobre la burguesía en todos los terrenos y durante todas las etapas del desarrollo de la revolución. ¿Qué es la dictadura omnímoda sobre la burguesía? El resumen más conciso se encuentra en el siguiente pasaje de una carta que Marx escribió en 1852 a J. Weydemeyer, pasaje que todos estudiamos en la actualidad. Marx dijo: "En cuanto a mí, no me cabe el mérito de haber descubierto ni la existencia de las clases en la sociedad moderna ni su lucha entre sí. Mucho antes que yo, algunos historiadores burgueses habían expuesto el desarrollo histórico de esta lucha de las clases y algunos economistas burgueses la anatomía económica de éstas. Lo nuevo que yo he aportado ha sido demostrar: 1) que la existencia de las clases sólo va unida a determinadas fases históricas de desarrollo de la producción; 2) que la lucha de clases conduce necesariamente a la dictadura del proletariado; 3) que esta dictadura no constituye de por sí más que el tránsito hacia la abolición de todas las clases y hacia una sociedad sin clases". Lenin señaló que este magnífico pasaje de Marx consiguió expresar de un modo asombrosamente claro la diferencia fundamental y cardinal entre la doctrina marxista y la doctrina burguesa del Estado y la esencia de la teoría marxista del Estado. Hay que tener en cuenta aquí que Marx expuso el pasaje sobre la dictadura del proletariado en tres puntos, que están vinculados entre sí y son inseparables. No se puede tomar solamente uno de ellos descartando los otros dos, pues este pasaje expresa cabalmente el proceso entero del surgimiento, desarrollo y extinción de la dictadura del proletariado y abarca todas sus tareas y contenido real.

En su obra Las luchas de clases en Francia de 1848 a 1850, Marx dijo en términos más concretos que dicha dictadura es el punto necesario de transición para la supresión de las diferencias de clase en general, para la supresión de todas las relaciones de producción en que éstas descansan, para la supresión de todas las relaciones sociales que corresponden a esas relaciones de producción, para la subversión de todas las ideas que brotan de estas relaciones sociales. A lo que se refirió aquí Marx es a "todas".

¡"Todas" en los cuatro aspectos! ¡No se trata de una parte, ni la mayoría, ni la abrumadora mayoría, sino la totalidad! Esto no tiene nada de extraño, ya que el proletariado podrá emanciparse finalmente sólo emancipando a toda la humanidad. Para alcanzar este objetivo, no se puede sino ejercer la dictadura omnímoda sobre la burguesía y llevar hasta el final la continuación de la revolución bajo la dictadura del proletariado, hasta la eliminación en el globo terráqueo de estas "todas" en los cuatro aspectos, de modo que se imposibiliten la existencia y el resurgimiento de la burguesía y las demás clases explotadoras. De ninguna manera debemos detenernos en el camino de transición. A nuestro juicio, sólo este entendimiento puede ser calificado de asimilar la esencia de la teoría de Marx sobre el Estado. Piensen, camaradas: Si no se entiende la cuestión de este modo, si se restringe, cercena y tergiversa el marxismo tanto en lo teórico como en lo práctico, se reduce la dictadura del proletariado a unas palabras vacías y se mutila la dictadura omnímoda sobre la burguesía, ejerciéndola sólo en ciertos terrenos y no en todos y practicándola sólo en cierta etapa (por ejemplo, antes de la transformación del sistema de propiedad) y no en todas, es decir, no destruyendo completamente todas las "aldeas fortificadas" de la burguesía sino dejando algunas de éstas para que vuelva a engrosar sus filas, entonces, ¿acaso no equivaldrá esto a preparar condiciones para la restauración burguesa?

¿Acaso no significará esto convertir la dictadura del proletariado en algo que proteja a la burguesía y particularmente a la burguesía recién surgida? Todos los obreros, campesinos pobres, campesinos medios de la capa inferior y los demás trabajadores que rehúsan volver a sufrir las penalidades y la opresión, todos los miembros del Partido Comunista resueltos a consagrar toda su vida a la lucha por la realización del comunismo, y todos los camaradas que no quieren que China se torne revisionista, deben tener muy presente este principio fundamental marxista: hay que ejercer la dictadura omnímoda sobre la burguesía y no detenerse de ningún modo a mitad de camino. Es innegable que algunos de nuestros camaradas se han incorporado al Partido Comunista en lo organizativo, pero no ideológicamente. Su concepción del mundo aún no ha salido de los límites de la pequeña producción ni de los de la burguesía. Aprueban la dictadura que ejerce el proletariado durante determinada etapa y en determinado terreno y les complacen algunas victorias logradas por él, puesto que esto les trae ciertos provechos. Una vez adquiridos estos provechos, piensan que pueden acampar y establecerse para acondicionar su nido confortable. ¡Vaya con la dictadura omnímoda sobre la burguesía! ¡Vaya con el primer paso de la gran marcha de diez mil li! Perdón, que lo hagan otros, ya que yo he llegado a mi destino y debo apearme del carro. Aconsejamos a estos camaradas: ¡Es peligroso quedarse a mitad de camino! La burguesía les invita haciéndoles señales con las manos; ¡mejor será que marchen con las filas para seguir adelante!

La experiencia histórica también nos demuestra que a medida que la dictadura del proletariado conquiste victorias una tras otra, la burguesía podrá simular aceptarla en apariencia, pero en realidad continúa trabajando por restaurar la dictadura burguesa. Esto es exactamente lo que han hecho Jruschov y Brezhnev. Si bien no han cambiado los nombres del "Soviet", ni del partido de Lenin, ni de la "república socialista", han aceptado estos nombres y los han usado como pantalla para privar a la dictadura del proletariado de su contenido real, transformándola en una dictadura de la clase capitalista monopolista contra el Soviet, el partido de Lenin y las repúblicas socialistas. Presentaron el programa revisionista de "Estado de todo el pueblo" y "partido de todo el pueblo", que reniega abiertamente del marxismo. Sin embargo, cuando el pueblo soviético se levanta contra su dictadura fascista, ellos sacan a relucir la bandera de la dictadura del proletariado para reprimir a las masas. En China sucedieron casos similares. Liu Shao-chi y Lin Piao no se limitaron a propagar la teoría de la extinción de la lucha de clases; también enarbolaron la bandera de la dictadura del proletariado cuando procedieron a sofocar la revolución. ¿Acaso no planteó Lin Piao cuatro "no olvidar ni por un instante"? Entre ellos, "no olvidar ni por un instante la dictadura del proletariado". De hecho no olvidó ni por un instante, sólo que se debe interponer la palabra "derrocar", para leer la frase así: "no olvidar ni por un instante derrocar la dictadura del proletariado", o, como confesó su propia pandilla, "golpear las fuerzas del Presidente Mao esgrimiendo la bandera del Presidente Mao". En algunas ocasiones, ellos "obedecían" al proletariado, e incluso se presentaban más revolucionarios que nadie planteando algunas consignas "izquierdistas" para crear confusión y hacer sabotajes. No obstante, lo que hacían con frecuencia fue combatir medida por medida al proletariado. ¿Querían ustedes trabajar por la transformación socialista? Ellos hablaban de la necesidad de consolidar el régimen de nueva democracia. ¿Deseaban ustedes crear cooperativas y comunas populares? Ellos opinaban que esto era prematuro. Cuando ustedes consideraban necesario hacer la revolución en la literatura y el arte, ellos sostenían que no era dañino escenificar algunas óperas de fantasmas. ¿Se proponían ustedes restringir el derecho burgués? Ellos decían que éste sí era algo magnífico que debía ser extendido. Ellos son un grupo de especialistas en la defensa de las viejas cosas y son como un enjambre de moscas zumbando todo el día alrededor de los "estigmas" y "defectos" de la vieja sociedad referidos por Marx. Se apasionan particularmente por explotar la inexperiencia de los jóvenes y adolescentes para pregonar entre ellos la idea de que el incentivo material es como el fétido requesón de soya, maloliente para el olfato pero sabroso para el gusto. Cometen actos ignominiosos siempre bajo el rótulo del socialismo. Cuando algunos malhechores se entregan a la especulación, malversación y desfalco, ¿no fingen realizar la colaboración socialista? Cuando algunos incitadores rocían venenos entre los jóvenes y adolescentes, ¿no agitan la bandera de atención y solicitud hacia los continuadores de la causa comunista? Debemos estudiar sus tácticas y sintetizar nuestras experiencias para ejercer de manera más eficaz la dictadura omnímoda sobre la burguesía.

"¿Quieren ustedes desencadenar el viento de la `comunización'?". Crear rumores haciendo semejante pregunta es una táctica a que ha recurrido cierta gente en fechas recientes. A ella podemos responder en forma expresa que no permitiremos jamás que se desate de nuevo el viento de "comunización" que levantaron Liu Shao-chi y Chen Po-ta. Siempre hemos sostenido que las mercancías que produce nuestro país, en lugar de sobrar, distan de ser suficientemente abundantes. Mientras la comuna no tenga tantos productos como para "comunizarlos" con la brigada de producción y el equipo de producción y mientras las empresas de propiedad de todo el pueblo no puedan aportar productos sumamente abundantes para distribuirlos a nuestros 800 millones de habitantes según sus necesidades, no podremos sino continuar con la producción de mercancías, el intercambio por medio del dinero y la distribución a cada uno según su trabajo.

Respecto a los daños que estos sistemas traen consigo, hemos adoptado y continuaremos adoptando medidas apropiadas para restringirlos. La dictadura del proletariado es una dictadura ejercida por las masas. Estamos convencidos de que las grandes masas, dirigidas por el Partido, tienen la fuerza y capacidad para luchar contra la burguesía y vencerla finalmente. La vieja China era un país sumergido en un vasto océano de pequeña producción. Constituye siempre un problema serio y requiere esfuerzos de varias generaciones realizar la educación socialista entre los varios centenares de millones de campesinos. Sin embargo, los campesinos pobres y campesinos medios de la capa inferior representan la mayoría de ellos. A través de la práctica se dan cuenta de que su única perspectiva luminosa es marchar por el camino socialista siguiendo al Partido Comunista. Nuestro Partido se ha apoyado en ellos para unirse con los campesinos medios en el avance gradual desde el equipo de ayuda mutua, la cooperativa de producción agrícola de tipo inferior, la cooperativa de tipo superior, hasta la comuna popular, y podremos sin duda alguna conducirlos a continuar su avance.

Quisiéramos, en cambio, llamar la atención a nuestros camaradas sobre el hecho de que actualmente sopla otra clase de viento, el viento "burgués". Se trata del estilo de vida burgués señalado por el Presidente Mao, el siniestro viento desatado por aquellas "partes" de gentes que se han convertido en elementos burgueses. Nos perjudica en el mayor grado el viento "burgués" que se desencadena entre aquellos miembros del Partido Comunista y particularmente entre aquellos cuadros dirigentes, que conforman esas "partes" de gentes. Emponzoñados por este siniestro viento, algunos están obsesionados con la ideología burguesa, buscan rangos y lucros personales y estiman esto como algo honroso en vez de una vergüenza. Ciertas gentes han ido tan lejos que lo toman todo como mercancía, incluyéndose ellas mismas. Ingresan al Partido Comunista y hacen algún trabajo para el proletariado con el único propósito de elevar su categoría como mercaderías y pedir al proletariado alto precio. Los que son comunistas de nombre y nuevos elementos burgueses de hecho muestran las características propias de toda la burguesía decadente y moribunda.

En la historia, cuando se hallaban en su etapa de ascenso, la clase esclavista, la clase terrateniente y la burguesía realizaron algo positivo para la humanidad. Ahora los nuevos elementos burgueses, que van en sentido totalmente contrario a sus antecesores, sólo desempeñan un papel destructivo para la humanidad y son nada más que un montón de "nueva" basura. Entre quienes fabrican el rumor de que se va a desatar un viento de "comunización", algunos son nuevos elementos burgueses que han hecho privados bienes públicos y tienen miedo a que el pueblo vuelva a "practicar la comunidad de estos bienes", y otros son tipos que tratan de aprovechar la oportunidad para agarrar una tajada. Tales gentes son más sensibles que muchos de nuestros camaradas. Algunos de nuestros camaradas dicen que el estudio es una tarea blanda, pero esas gentes perciben por instinto que el estudio actual es una tarea dura para las dos clases, el proletariado y la burguesía. Es posible que ellas desaten realmente algún viento de "comunización" o, haciendo suya cierta consigna nuestra, confundan deliberadamente los dos tipos de contradicciones de diferente naturaleza y urdan alguna mala jugada. Esto merece nuestra atención.

Bajo la dirección del Comité Central del Partido encabezado por el Presidente Mao, los gigantescos contingentes revolucionarios proletarios, compuestos por las masas de centenares de millones de nuestro país, están dando pasos hacia adelante. Con la experiencia práctica de la dictadura del proletariado de 25 años y con la experiencia internacional acumulada desde la Comuna de París, y siempre que nuestros centenares de miembros del Comité Central del Partido y millares de cuadros de alto rango tomen la delantera y, junto con los otros cuadros y las masas, lean y estudien concienzudamente, hagan investigaciones y estudios y sinteticen la experiencia, podremos poner en práctica el llamamiento del Presidente Mao, lograr una clara comprensión del problema de la dictadura del proletariado y asegurar que nuestro país avance victoriosamente siguiendo el camino señalado por el marxismo-leninismo-pensamiento Mao Tsetung. "Los proletarios no tienen nada que perder en ella [la revolución comunista] más que sus cadenas. Tienen, en cambio, un mundo que ganar". ¡Esta perspectiva, infinitamente brillante, estimulará continuamente a un creciente número de obreros y otros trabajadores conscientes y a su vanguardia, los comunistas, a perseverar en la línea fundamental del Partido y en la dictadura omnímoda sobre la burguesía y continuar hasta el fin la revolución bajo la dictadura del proletariado! El hundimiento de la burguesía y las demás clases explotadoras y la victoria del comunismo son inevitables, necesarios e independientes de la voluntad del hombre.




* Zhang Chunqiao (Chang Ch'un-chiao) gran comunista chino que formo parte de la llamada "Banda de los Cuatro" que intentaron continuar el camino de Mao Tse-tung pero desgraciadamente fueron derrocados por la camarilla revisionista.

Se adherió al Partido Comunista de China luego de la famosa Conferencia de Yenán en 1938. Habiendo trabajado de escritor en Shanghai, luego del triunfo de la Revolución volvió a esa ciudad y devino corresponsal responsable del periódico Jiefang Ribao (Diaro Liberación). Alli conoció a Jiang Qing, ayudo a lanzar la Gran Revolución Cultural, y organizó la Comuna de Shanghai.

En 1969 se incorporó al Buro Político del Comité Central del Partido Comunista y en 1973 ascendió al Comité Permanente del Polítburo. En enero de 1975 fue nombrado segundo vice-Primer Ministro de la República Popular China, pero su carrera se desvaneció tras su arresto en octubre de 1976. Zhang, junto a Jian Qing, Yao Wenyuan y Wang Hongwen -la famosa "Banda de los Cuatro"- recibió cadena perpetua por un supuesto intento de golpe de estado luego de la muerte de Mao en septiembre de 1976.

En 2002 fue liberado por razones médicas y volvió a Shanghai, donde falleció de cáncer el 21 de abril de 2005.

Videos que denuncian el Imperialismo Yankee



Otra Grecia en otra Europa


Organización Comunista de Grecia (KOE)

El 21 de abril de 1967, la casa del abuelo del hoy primer ministro fue invadida por unidades militares bajo órdenes de los coroneles, que lo pusieron bajo arresto domiciliario. Él no los había invitado. El 21 de abril de 2010, su nieto invitó al FMI a invadir nuestros hogares y traspasó formalmente el gobierno del país a ese “organismo internacional”.
El FMI está en Grecia, a pesar de las “grandes victorias” y los “deslumbrantes logros” del gobierno de Papandreu en las sucesivas cumbres de la Unión Europea (UE).

FMI, una lápida sobre el pueblo griego

El FMI está en Grecia, y ha impuesto un mecanismo de tutelaje... Esto sucedió a causa de las políticas destructivas del actual y anteriores gobiernos, que provocaron la liquidación de la producción, la asfixia fiscal, la espiral de endeudamiento y una terrible inequidad social.
Hoy la clase dominante tiene la desvergüenza de decir ¡que no es el gobierno, sino el pueblo griego el responsable de la ocupación económica (y política) del país!... ¿Y por qué? Porque el pueblo no puede digerir el tener que “vivir” con salarios de 700 euros y pensiones de 500 euros. Porque la gente no quiere trabajar hasta los 70 años. Porque la gente protesta cuando comprende que un trabajador que gana 900 euros paga impuestos más altos que un empresario. ¡Porque la gente no puede aceptar que los trabajadores inmigrantes aportan más dinero al presupuesto nacional que los dueños de astilleros!
El FMI está hoy aquí, y no para ofrecer préstamos a bajas tasas de interés. Incluso en países como la Argentina, Lituania y Hungría (donde los préstamos del FMI fueron concedidos con tasas de interés relativamente menores) el FMI impuso condiciones que dispararon a alturas extremas la pobreza y la desocupación, hundieron sus economías en un marasmo crónico e hicieron retroceder a sus sociedades.

Gobierno de mentirosos y pillos

El gobierno de Papandreu quedará en la historia como un gobierno de mentirosos y de vulgares pillos. Su política pos-electoral es completamente opuesta a su programa pre-electoral. Pero incluso después de las elecciones, cada semana este gobierno se desmiente a sí mismo de modo lastimoso. Papandreu dijo que Grecia no pediría ayuda a la Unión Europea (UE); una semana después lo hizo. Dijo que la primera tanda de medidas antipopulares bastaría para “calmar a los mercados y reducir el alza de las tasas de interés”, y que no adoptaría más medidas duras; pero las tasas suben día a día, y la serie de medidas antipopulares no tiene fin. Aseguró que Grecia no buscará la “ayuda” del FMI; una semana después lo hizo.
Pero sobre todo, este gobierno es peligroso. Planea y aplica el mayor atraco y redistribución de la riqueza de la posguerra, desde la mayoría a un puñado de familias y grupos de grandes burgueses parasitarios. Despidos, reducción de salarios y pensiones, trabajo hasta la ancianidad, liquidación de escuelas y hospitales... El escenario de pesadilla que está dibujando no tiene fin.
Un radical cambio político y social es la única vía realista para la supervivencia del pueblo. De otro modo, los políticos locales y sus guardianes internacionales nos llevarán al exterminio.

Dos Grecias

Hay otro camino: deben pagar los responsables, y sus políticas deben ser derrocadas. Derrocar el régimen de tutela internacional, incluyendo al FMI y todos los gendarmes económicos. Salida de Grecia de la dictadura monetaria y económica de la Eurozona. Renegociación de la deuda. Todas estas cosas son posibles, porque es posible construir una Grecia capaz de producir y de cuidar a su pueblo trabajador, no a la oligarquía extranjera y local y su establishment corrupto.

Lucharemos por una Grecia del pueblo trabajador, de democracia genuina, de justicia social, contra la Grecia actual dominada por el capital parasitario y la dictadura de Bruselas.

¡Otra Grecia en otra Europa!

Debate sobre el partido


Tomado de KIMETZ
http://kimetz.org/

Eider Otxa (Biltzar Gorria)


En la lucha contra los reformistas y los revisionistas de su tiempo, Lenin creó una doctrina completa sobre la hegemonia del proletariado. Argumentó la tesis de que en la época del imperialismo, el proletariado puede y debe tener la hegemonía en toda autentica revolución popular, no sólo socialista, sino también democratica y de liberación. Determinó las condiciones indispensables para asegurar la hegemonía del proletariado, desarrollando la idea de la alianza de la clase obrera con el campesinado y las demás capas no proletarias. Lenin señaló el camino concreto, las formas y métodos de lucha para lograr y realizar en la práctica esta hegemonia.

El problema de la hegemonia es un problema cardinal de la revolución. Como tal, es asimismo uno de los problemas más sutiles de la actual lucha ideologica. Tambien en este sentido las enseñanzas de Lenin tienen una importancia decisiva. Lenin enseñaba que la actitud hacia la hegemonía del proletariado en la revolución es la piedra de toque para todo partido que pretende defender los intereses de la clase obrera, es la expresión fundamental de su autentico carácter revoluciónario.

“...Renunciar a la idea de la hegemonía-subrayaba lenin- es la forma más burda de reformismo” (V.I. Lenin, Obras, Vol 17, pag.252)

La negación de la misión histórica mundial del proletariado de su papel dirigente en la lucha por el socialismo, constituye la base de todas las teorias reformistas de los revisionistas contemporáneos. Según ellos, en los momentos actuales está ya caduca la idea de la hegemonía del proletariado, y la lucha por el socialismo pueden dirigirla las más diversas clases, capas y fuerzas políticas.

En las condiciones del impetuoso desarrollo de la revolución técnica y cientifica en nuestro siglo pretenden, a coro con los ideólogos burgueses, que en primer plano estás los intelectuales y tecnicos cuyo cuyos peso y papel en la sociedad están creciendo tanto que desplazan a todas las demas capas y están tomándo en sus manos la dirección de toda la vida del país. El objetivo de estas “Teorias” tecnocráticas e intelectualístas aparecidas en los paises desarrolados es apartar a la clase obrera de la revolución, tratarla como a una simple fuerza productiva, que debe someterse a la “elite” intelectual, encubrir las profundas contradicciones de clase en estos países y perpetuar así la dominación de la burguesía capitalista.

Sin lugar a dudas, en las actuales condiciones, con el gran aumento del número de tecnicos e intelectuales, con el engrosamiento de sus filas inclusive con elementos procedentes de las capas medias y de las masas trabajadoras, con la extensión de la explotación capitalista tambien sobre una parte de la intelectualidad, la actitud hacia ellos adquiere particular importancia, se amplían las posibilidades de alianza de la clase obrera con estas capas intelectuales.

Pero no obstante esto no hay que olvidar que la burguesía imperialista realiza grandes esfuerzos por corromper y poner a los intelectuales al servicio de ellos y contra la clase obrera. Los diversos grupos intelectuales ocupan una posición intermedia entre el proletariado y la burguesía, y los diversos grupos de intelectuales, expresan los intereses de las diversas clases. Como consecuencia, señala Lenin, que en su seno

“Se propagan en una forma particularmente amplia aquellos puntos de vista mediocres, eclécticos, aquella confusión de principios y de puntos de vista opuestos, aquella tendencia a alcanzar con palabrería las altas esferas y a encubrir con frases los conflictos de los grupos históricos de la población, lo que Marx, hace medio siglo, ha desenmascarado en forma tan inexorablemente con sus sarcasmos.(V.I. Lenin, vol.4, pag. 229).

Los intelectuales por no constituir una clase independiente economicamente, no pueden ser tampoco una fuerza política independiente. Por ello, solo participando en la lucha junto con el pueblo trabajador y bajo la dirección del proletariado, la parte progresista de los intelectuales puede desempeñar su papel progresista y dar su gran aporte al movimiento revolucionario. La misión histórico-mundial del proletariado no es una idea inventada, sino una ley objetiva, que emana de las mismas condiciones social-económicas de esa clase, de sus fundamentales intereses y objetivos, del hecho de que es la portadora del nuevo sistema social comunista, está armada con la teoria científica del socialismo y cuenta con su estado mayor político de dirección, el partido marxista leninista.

Si en los países capitalistas desarrollados los ideólogos burgueses conceden el papel dirigente a los intelectuales, en los países atrasados este papel se lo dan a la burguesía nacional ó a la pequeña burguesía, las que supuestamente están llevando estos países al socialismo por la llamada via pacifica del socialismo del siglo XXI o vía no capitalista de desarrollo. Es un camino según dicen ellos, se puede pasar al socialismo sin la dirección de la clase obrera y de su partido, sin la teoria marxista-leninista, sin la revolución socialista y la instauración de la dictadura del proletariado. Este transito puede conducir a cualquier cosa pero jamás al socialismo. Hacer propaganda a este camino significa abandonar totalmente el marxismo-leninismo y el socialismo científico.

El insuficiente desarrollo del proletariado en algunos países no puede ni debe ser, en lo más mínimo, un argumento para negar su hegemonía.


“la fuerza del proletariado en todo país capitalista-decía Lenin- es mucho mayor que el porcentaje que éste representa en el total de la población. Esto sucede porque el proletariado predomina económicamente sobre el centro y el nervio de todo el sistema económico del capitalismo y porque encarna, económica y politicamente, los auténticos intereses de la gran mayoría de los trabajadores”.(V.I. Lenin, Obras, vol.30, pag 307).


La idea de la hegemonía del proletariado, Lenin la vinculaba con la creación del partido revolucionario de la clase obrera. Sin el papel dirigente del partido, la hegemonía y la misión histórica del proletariado son solo una frase huera. La idea revisionista de que hay que formar tendencias, corrientes, que no hay fuerzas, que el partido es una administración de cargos solo desarman a la clase obrera, justificar los llamados “caminos específicos de transición al socialismo”, los diversos modelos de socialismo y la línea de los revisionistas de unión y fusión con los partidos social-demócratas, en los países capitalistas avanzados y con los amplios frentes nacionales dirigidos por la burguesía nacional, en los países oprimidos dejan a la clase obrera desarmada.


“Solo el partido marxista-leninísta, como vanguardia consciente y organizada de la clase obrera, como partido revolucionario consecuente, fiel hasta el fin a los principios ideológicos de nuestra doctrina, puede llevar al país y al pueblo ala victoria, tanto en la revolución nacional y democrática como también en la revolución proletaria y en la lucha por la edificación de la sociedad socialista y comunista.(E. Hoxha. Informe en el IV congreso del Frente Democrático de Albania).


Lenin elaboró las normas de la vida interna del partido, que son las que lo cimentan, lo forjan, le dan la posibilidad de desempeñar su papel dirigente y organizativo. La comprensión profunda, no formal, sino ideologica, de estas normas y sus riguroso respeto constituye un factor de suma importancia para que el partido sea revolucionario consecuente.

La fuerza principal de partido, señalaba Lenin, consiste en sus estrechos lazos con la clase obrera y las masas trabajadoras.

“Necesitamos partidos tales-decía Lenin- que se mantengan sin cesar ligados a las masas y que sepan dirigir a estas masas”.

Estos lazos no dependen, en lo más mínimo, del número de miembros del partido, sino, en primer lugar, de la correcta linea política del partido, de su trabajo en el seno de las masas y de la calidad de sus militantes. El partido no puede ser ni un partido cerrado y estrecho, ni tampoco un partido ilimitado, en el que pueda entrar y salir, a su antojo, el que quiera y cuando quiera, como se han convertido algunos grupos comunistas. Semejantes partidos son adecuados para asegurar un mayor numero de votos en las elecciones burguesas, pero totalmente incapaces de desarrollar su actividad revolucionaria. El abrir las puertas a toda suerte de elementos burgueses y pequeño-burgueses, oportunistas y arribistas, es una de las principales fuentes de la degeneración de muchos partidos revolucionarios.

La burguesia está interesada en que el partido del proletariado sea un partido totatmente abierto y legal, para poder controlar toda su actividad, y en el momento propicio golpearlo y desbaratarlo. Por eso los partidos revolucionarios no pueden dejar de conceder primordial importancia a la organización, a las bases y a la actividad clandestina, sin subestimar todas las posibilidades legales que las condiciones permitan aprovechar. Lenin recalcaba que es digno de su nombre sólo aquel partido de la clase obrera que es capaz de combinar el trabajo legal con la actividad revolucionaria clandestina, que está por la revolución violenta y la dictadura del proletariado.

El partido siendo un partido nacional, arraigado a su suelo nacional, estrechamente ligado al pueblo de su país y a sus intereses y anhelos, es, al mismo tiempo, un partido de carácter profundamente internacionalista. Esto requiere que asuma una completa responsabilidad no sólo sobre el destino del movimiento en su país, sino también sobre el del movimiento revolucionario mundial, luche contra todo el que abandone los principios y desarrolle una actividad escisionista, defienda la unidad revolucionaria de los proletarios de todos los países, consolide la colaboración y coordine las acciones con los demás destacamentos del MCI.


“El proletariado no puede luchar por el socialismo y defender sus intereses económicos cotidianos sin la más estrecha y completa alianza de los obreros de todas las naciones en todas las organizaciones obreras sin excepción”(V.I.Lenin, Obras, vol.19, pág. 269).

Pero la unidad de los obreros y de su movimiento revolucionario ha sido socavada hoy por los revisionistas contemporáneos que son los mayores escisionístas que haya conocido la historia del comunismo internacional,. Esta historia comprueba que en todas partes y momentos, a nivel nacional o internacional, la principal fuente ideológica y política de la escisión son el oportunismo y el revisionismo traidor. Esta es una ley objetiva, cuya justeza ha sido y sigue siendo comprobada por toda la historia del movimiento comunista vasco y mundial.