jueves, 31 de marzo de 2011

¡ Apoyar la Guerra Popular en la India, Avanzada de la Revolución Proletaria Mundial!


[ Cartel elaborado por los camaradas de la Unión Obrera Comunista (MLM)]


Colectivo Odio de Clase

La Semana de Apoyo a la Revolución India significa sobre todo "Internacionalismo"; internacionalismo entendido, además, en su acepción más llana, es decir, solidaridad de los trabajadores hacia aquellos a quienes identificamos, dondequiera que se encuentren, como nuestros iguales por explotados y, lo que es más importante, por rebeldes contra la explotación.

No hace mucho, el gobierno reaccionario indio calificó al Partido Comunista de la India (Maoísta) como “la mayor amenaza” a que debe hacer frente la Unión India, palabras que, en los oídos de los comunistas, nos resuenan con ecos de “la mayor esperanza” no sólo para la propia India, sino también para todos los pueblos del mundo.

Y ello es así porque la India, hoy, es una de las patas fundamentales del catafalco del capitalismo: el Partido Comunista de la India (Maoísta) se ha echado a las espaldas la admirable y gloriosa tarea de dar un golpe de muerte al capitalismo mundial retomando la tarea inconclusa de quienes nos precedieron en la labor más elevada a que se puede entregar la humanidad: acabar para siempre con la explotación del hombre por el hombre.Los comunistas sabemos que una victoria nuestra en La India desencadenará, como en 1917 ó 1949, una oleada de revoluciones populares cuya energía creará, de nuevo, la posibilidad de destruir por completo el sistema imperialista vigente.

Quizá sea éste el rasgo de mayor trascendencia del proceso revolucionario indio. Pero no es el único, ni mucho menos: el Partido Comunista de la India (Maoísta) –y me refiero a su práctica política y militar, a sus aportaciones teóricas, a sus análisis concretos sobre cuestiones de gran alcance como el problema nacional o la cuestión religiosa- ha hecho suyas las tradiciones más genuinas, más sanas, del proceso histórico de la Revolución india y del Movimiento Comunista internacional. El bagaje teórico y práctico del Partido Comunista de la India (Maoísta), desde su creación en septiembre de 2004, se puede describir como una “gran refutación” de los revisionismos de antes y de ahora. Pero también, y sobre todo, como un “gran sí” al Marxismo.

En atención a estos dos rasgos indisociables del Partido Comunista de la India (Maoísta), es decir, a su carácter de avanzada de la Revolución Mundial y a su creativa lucha contra todas las formas de revisionismo, el colectivo Odio de Clase (ODC) se ha propuesto la tarea de difundir entre los lectores en lengua castellana el día a día de la Guerra Popular en la India con el objeto de ensanchar las corrientes de simpatía hacia el Partido Comunista de la India (Maoísta).

No queremos, camaradas, concluir sin mencionar el deber internacionalista de oponerse, en la medida de nuestras capacidades, a la criminal Operación “Green Hunt”, auténtica “guerra contra el Pueblo” como la han denominado nuestros camaradas indios, lanzada por el gobierno “progresista” de Delhi. Y tampoco sin recordar la figura del inolvidable camarada Azad, portavoz del Partido Comunista de la India (Maoísta) hasta su vil asesinato por los criminales al servicio de imperialismo que hoy –esperemos que no por mucho tiempo- ejercen el poder del estado indio en contra de las amplias masas populares de su propio país.

Nuestro mayor deseo es que el libro en cuya elaboración hemos participado “Guerra Popular en la India” la haga efectivamente avanzar, que sus páginas no tengan otro destino que contribuir a derrotar la tiranía del capital en el mundo.


¡Viva la Guerra Popular en la India!

¡Viva el Internacionalismo Proletario!


---------

México: Apoyo a Guerra Popular en la India




Liga de la Juventud Clasista - México
http://www.lijuc.org/


"Convocamos con alegría a todos los camaradas a sumarnos a la "Semana Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en India" difundiendo la heróica lucha que está llevando acabo el pueblo Indio y el Partido Comunista de India (Maoísta). Presentamos algunos documentos y una galería de imágenes para poder estudiar y conocer la gran revolución que se está llevando acabo. Agradecemos también al Blog "Revolución naxalita" por poner a disposición gran parte del material.

El pueblo de India está haciendo una gran revolución desde hace más de cuarenta años. La Guerra Popular de India, bajo el mando del Partido Comunista de la India(Maoísta), ha logrado movilizar a millones de personas para acabar con la opresión de los terratenientes, el sistema de castas, el capitalismo comprador, el imperialismo y el capitalismo en lo general.

En los últimos años, el Partido Comunista de la India(Maoísta) ha logrado grandes avances en su lucha. El movimiento ha ganado influencia en pero también ha sufrido el ataque directo del sanguinario Estado Indio, como el asesinato del Camarada Azad a Sangre fría el año pasado y las cruentas represiones en contra de cientos y cientos de pobladores y miembros del partido.

Todos los explotados y oprimidos del mundo sufrimos bajo los mismos males principales. Sufrimos de salarios de miseria, explotación, hambre... Los estragos que está haciendo el capitalismo se sienten en todo el plantea: inundaciones, accidentes nucleares, sequías, etc... Sólo unidos los proletarios y los pueblos del mundo podemos enfrentar al enemigo común.

Por lo tanto, con gusto y alegría, convocamos a todos a sumarnos a la gran Semana Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India. Del 2 al 9 de Abril hagamos toda la difusión posible, expliquemos a la masas la heroica lucha del pueblo indio.


¡Viva la Guerra Popular en la India!


¡Que la sangre del Camarada Azad riegue la revolución en todo el mundo!


¡Viva el Partido Comunista de la India(Maoísta)! ¡Proletarios de todo el mundo, uníos!

Afiches del Comitato Sostegno GP India - Italia







¡Viva la Revolución en la India, Avanzada de la Revolución Proletaria Mundial!




UNIÓN OBRERA COMUNISTA (MLM)
Página web:
www.revolucionobrera.com



En la India, país con una de las economías más importantes del mundo, clave para el control político y económico de Asia por parte de los imperialistas, la explotación, la opresión y la injusticia tienen a un poderoso enemigo, éste es el valeroso pueblo de la India.

Poderoso, porque adelanta una Revolución de Nueva Democracia en marcha al socialismo dirigida por el proletariado, hoy materializada en la Guerra Popular que busca acabar de raíz la actual situación de explotación y opresión semifeudal, capitalista y semicolonial que sufren los obreros, campesinos y masas del país; ésta es una verdadera guerra del pueblo contra los explotadores, donde las masas dan su vida porque ven en ella una esperanza real para su liberación.

Esta Guerra Popular es dirigida por el Partido Comunista de la India (Maoísta), partido que se ha venido construyendo en dura lucha contra el oportunismo, en combates contra sus fieros enemigos que han buscado acabarlo por todos los medios posibles, partido del que su vocero, el recordado camarada Azad, fuera vilmente asesinado en agosto del año pasado.

En este proceso se han logrado conquistar importantes partes del país, se ha comenzado a construir el nuevo poder popular en zonas como Jharkhand y Dandkaranya, conquistado avances en la región de Largarth, donde el año pasado el pueblo Adivasi explotó en una rebelión armada contra sus opresores, expulsando de la región a los gobernantes de un falso partido comunista; este nuevo poder se construye en medio de grandes dificultades, los órganos de poder popular conformados por los pobladores, trabajan para entregar la tierra arrebatada a los terratenientes e imperialistas a los campesinos, organizan la producción de alimentos para toda la población, pugnan porque las mujeres participen activamente en la lucha por sus derechos como parte de la lucha del pueblo, única garantía real para su emancipación. El partido y el pueblo han comprendido que sin la participación activa de la mujer, no es posible la derrota de los explotadores, tanto así, que la mitad de los combatientes son mujeres, muchas ocupan importantes puestos de dirección, y ello ha permitido acabar con serias trabas políticas y religiosas que las oprimían.

El avance de la Guerra Popular ha exigido al gobierno de la India declarar la lucha armada dirigida por los auténticos comunistas como la principal amenaza para la seguridad interna del país; ven en el creciente apoyo de miles de campesinos, obreros, comerciantes y sectores de la intelectualidad progresista a la Guerra Popular y al Partido un grave peligro para sus intereses.

Por ello, todas las fuerzas reaccionarias de la región se han unido para desplegar una gigantesca operación militar de cerco y aniquilamiento con más de 100.000 hombres, entre soldados y paramilitares, llamada “Cacería Verde” que busca aniquilar la justa rebelión del pueblo y al partido que la dirige, y así garantizarles a los imperialistas, a la burguesía y a los terratenientes indios, vivir lujosamente a costa de la explotación de los trabajadores, la miseria de sus familias, el hambre de los niños y del sufrimiento del pueblo en general; pero con la dirección del Partido, las masas armadas en el Ejército Guerrillero Popular de Liberación - EGPL y las milicias por todo el país han resistido dignamente, incluso le han propinado duros golpes al enemigo y le han hecho morder el polvo en muchas ocasiones; esta operación “Cacería Verde” ha contado con el repudio de los pueblos del mundo denunciándola como una operación contra el pueblo para defender a los explotadores.

Llamamos a todos los comunistas, revolucionarios y personas progresistas del mundo a apoyar la Revolución en la India, grandiosa lucha de los obreros y campesinos, de hombres y mujeres, de las minorías oprimidas, que se ha convertido en la Avanzada de la Revolución Proletaria Mundial, silenciada por los medios de comunicación burgueses por ser una guerra justa y dirigida por el proletariado.

Apoyamos a su organización de vanguardia, el Partido Comunista de la India (Maoísta), temido y odiado por los revisionistas o falsos comunistas, perseguido por los reaccionarios, pero reconocido y querido no sólo por las capas más explotadas y oprimidas de la sociedad, sino también por amplios sectores democráticos e intelectuales, que han visto en este proceso revolucionario una verdadera esperanza de cambio.

Apoyamos la Guerra Popular que avanza en medio de las dificultades, porque demuestra la justeza, necesidad y posibilidades de triunfo que tienen los proletarios y pueblos oprimidos de la India; la apoyamos porque ella es una demostración clara de que es posible luchar contra el capitalismo imperialista, que es un “tigre de papel” cuando las masas lo enfrentan decididamente, en clara contravía a las mentiras de los revisionistas traidores en Nepal.

Es un deber del Movimiento Comunista Internacional, de los proletarios y pueblos del mundo, hoy más que nunca, apoyar con todas sus fuerzas esta Revolución, que busca destruir el viejo Estado de dictadura de las clases reaccionarias, echar a patadas a todos los imperialistas y acabar con su yugo sobre el país, rompiendo para siempre con las cadenas de explotación y de opresión que atan al pueblo indio.

El Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India ha convocado la realización de la Semana Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India del 2 al 9 Abril, tarea correcta y que hace parte del internacionalismo proletario que necesitamos difundir. Hemos decidido participar en esta campaña y llamamos a los revolucionarios de Colombia y el mundo que lo hagan como parte de sus tareas internacionalistas.

Debemos unir nuestras voces con los partidos y organizaciones comunistas y revolucionarias que reconocen en esta revolución un gran avance en la derrota del capitalismo imperialista, en un poderoso impulso para luchar por la unidad de los marxistas leninistas maoístas en la Internacional Comunista de nuevo tipo para alcanzar el triunfo de la Revolución Proletaria Mundial.

¡Apoyamos la Guerra Popular y el Nuevo Estado de Obreros y Campesinos en la India!

¡Viva el Partido Comunista de la India (maoísta)!

Comité Ejecutivo
Unión Obrera Comunista (Marxista Leninista Maoísta)

Colombia, marzo de 2011

miércoles, 30 de marzo de 2011

ITALIA: Campaña internacional de apoyo a la Guerra Popular en la India



http://proletaricomunisti.blogspot.com/

Campaña internacional de apoyo a la Guerra Popular en la India La semana de mobilizazion en Italia.

La campaña internacional en apoyo de la Guerra Popular en la India sirve a la unidad de las fuerzas comunistas marxista-leninista-maoísta y revolucionarias a nivel internacional. Sirve la reagregación del movimiento comunista internacional en torno a la guerra popular más grande y activa, mientras que las de Perú, etc continuan.

Desde el punto de vista del maoísmo y de las guerras de la gente, la guerra popular en la India está en el centro del enfrentamiento actual entre revolución y contrarrevolución.

Es por eso que la atención del imperialismo, así como de sus medios de comunicación, se ha incrementado.

En los próximos meses vamos a llegar a una Conferencia Internacional de apoyo, que reunirá a muchas vedraderas fuerzas revolucionarias, internacionalista y anti-imperialistas del mundo.

La India puede ser el eslabón débil del imperialismo, que se está tratando de impedir el avance de la revolución. La revolución en la India contibuye a mostrar la actualidad del maoísmo y del comunismo.

Es por eso que esta campaña es muy importante.

Somos como gotas en el mar. Este es el sentido de nuestro trabajo en Italia. Pero el mar está hecho de muchas gotas. Y cada avance de las revoluciones en otros países es una gota en ese mar, que se convierte en el mar de masas armadas que realmente puede cambiar la faz de la tierra.

La campaña en Italia

El 20 de marzo se ha iniciado una actividad de información diaria, junto con una amplia difusión de la convocatoria y afiches.

Estamos preparando una muestra y videos.

No habrá una iniciativa central, sino varias iniciativas, para llegar a un número importante de personas, trabajadores, desempleados, trabajadores temporales, estudiantes, mujeres e inmigrantes.


Las iniciativas anunciadas a nivel nacional, seran:
- Mítin de los trabajadores y los inmigrantes en Marghera, Venecia el 2 de abril

- Demostración a la Universidad de Milán el 6 de abril

- Demostración a la Academia de Artes de la Universidad de Palermo, el 7 de abril, con el mitin de estudiantes y muestra de vídeo
- Difusión de folletos y recolección de firmaa de una resolución de apoyo entre los trabajadores de Ilva, Taranto, sur de Italia; Dalmine, Bérgamo, norte de Italia; Fiat y Cantieri Navali, Palermo, Sicilia

- Acción al Consulado de la India en Milán el 08 de abril
- Mítin de apoyo en Taranto el 5 de abril
- Mítin de apoyo en Palermo el 8 de abril
- Mítin de apoyo en Turín el 9 de abril


30 de marzo 2011

Comité Internacional de Apoyo a la guerra popular en la India - Italia

csgpindia@gmail.com

----------------

Perú: ELECCIONES, NO! GUERRA POPULAR, SI!



Documento del Movimiento Popular Perú sobre las elecciones:
http://odiodeclase.blogspot.com/2011/03/no-votar-sino-construir-la-conquista.html

Ahora que en Perú se va a celebrar una nueva farsa electoral en el mes de abril ponemos a continuación unos fragmentos de un documento del Partido Comunista del Perú titulado ELECCIONES NO, GUERRA POPULAR SI. En dichos fragmentos se habla sobre el significado de la farsa electoral:

ELECCIONES, NO! GUERRA POPULAR, SI!
COMITE CENTRAL
PARTIDO COMUNISTA DEL PERU
1990

ELECCIONES CRUCIALES PARA LA REACCION.

“Como concluyera la reciente Sesión del Comité Central, celebratoria del triunfante X ANIVERSARIO DE LA GUERRA POPULAR, la reacción peruana y su amo, el imperialismo yanqui principalmente, necesitan reimpulsar el capitalismo burocrático, volver a reestructurar el Estado y aniquilar la guerra popular. Estas son sus necesidades y sus sueños porque el capitalismo burocrático registra su más profunda crisis económica hasta hoy, hundiendo a toda la vieja sociedad peruana en su mas grave crisis general; en tanto que su Estado, la caduca dictadura de grandes burgueses y terratenientes, reestructurada por tercera vez en este siglo, el año 78, como tenía que ser, sigue siendo una podrida maquinaria burocrático-militar mas opresora y sangrienta cuanto más impotente se presenta ante el desarrollo de la lucha popular; y porque la guerra popular, en estos diez años victoriosos, sustentada en las masas principalmente del campesinado pobre y bajo la dirección del Partido, ha llegado a concretar la estremecedora perspectiva real de conquistar el poder en todo el país para el proletariado y el pueblo. Necesidades, planes y afanes reaccionarios e imperialistas que inevitablemente potenciarán más aún la lucha de clases, desarrollando la lucha de masas y elevando la guerra popular a su mayor expresión.” “Finalmente, la llamada "legitimación" como un objetivo político de la guerra contrasubversiva, en su forma conocida como "guerra de baja intensidad" , en tanto busca gobiernos salidos de elecciones como medio de "darles legitimidad" y "autoridad" reconocida por el pueblo; aparte, según dicen, de que "sirva a satisfacer las necesidades del pueblo". Así las elecciones son, pues, un instrumento de la guerra contrarrevolucionaria.”

SE ACENTÚA LA CRISIS POLÍTICA, AUMENTAN LAS CONTRADICCIONES.


“En "Contra las ilusiones constitucionales y por el Estado de Nueva Democracia!", el Partido dijo:

"SOBRE LAS ELECCIONES. Marx destacó: 'A los oprimidas se les autoriza para decidir una vez cada varios años; qué miembros de la clase opresora han de representarlos y aplastarlos en el parlamento!. Esto es más válido aún tratándose de elecciones para sancionar cartas constitucionales. Así, si las elecciones son el orden regular de renovación de los gobiernos en las dictaduras burguesas de las sociedades capitalistas, incluidas las más democráticas que se pueda imaginar, el medio normal de su funcionamiento político para la preservación y el desarrollo del capitalismo; en los estados terrateniente-burocráticos, como los de América Latina, cuando han cumplido su función de cambio de gobiernos y en los momentos en que más han respetado las normas del sistema demoburgués, las elecciones sólo han sido instrumento de dominio de terratenientes feudales y grandes capitalistas, ya se trate de una periódica renovación, como en Colombia en los últimos años, o del término de un gobierno militar como en Argentina, también en los últimos años, para tomar un ejemplo de los muchos en que es pródiga nuestra América.

En el país fácilmente se comprueba lo dicho. Aun que con importantes interrupciones de los periódicos procesos electorales por gobiernos militares, especialmente interrupciones ligadas, por un lado al desarrollo de la lucha popular y, por otro, a las contradicciones entre terratenientes feudales y gran burguesía y entre la burguesía compradora y la burguesía burocrática y, resaltando que los propios gobiernos militares han servido a implementar elecciones ya sea para regularizar su propia situación, terminar su gobierno o garantizarlas, las elecciones en el Perú han servido para preservar o desarrollar el Estado Peruano, la república formal, la dictadura de terratenientes feudales y grandes burgueses. Así las elecciones han sido, como no podía ser de otro modo dentro del orden social imperante, un instrumento en manos de la burguesía compradora primero y después de la burguesía burocrática. Esto ha sido lo principal en los procesos electorales del estado peruano en este siglo y es lo que ha determinado el carácter de clase de las elecciones en el país.

Estas cuestiones fundamentales nos plantean:

1) El Estado Peruano es terrateniente-burocrático, una dictadura de terratenientes feudales y de grandes burgueses bajo control del imperialismo norteamericano; contra éste, el pueblo lucha por la construcción de un Estado de nueva democracia que requiere la destrucción del viejo orden existente.

2) El Estado Peruano, como todo Estado, se sustenta, defiende y desarrolla utilizando la violencia; frente a ésta el pueblo necesita de la violencia revolucionaria siguiendo el camino de cercar las ciudades desde el campo.

3) Las elecciones son un medio de dominación de terratenientes y grandes burgueses; no son para el pueblo instrumento de transformación ni medio para derrocar el poder de los dominantes, de ahí la justa orientación de usarlas sólo con fines de agitación y propaganda." “

martes, 29 de marzo de 2011

Filipinas: 42 aniversario del Nuevo Ejército del Pueblo



Traducido por ODIO DE CLASE

Ka. Ariel Montero
Comandante del NPA
29 de marzo 2011

Ser firmes, audazes y creativos en el logro de los requisitos del equilibrio estratégico

Saludamos a los comandantes y combatientes rojos al celebrar el 42 aniversario de la fundación del Nuevo Ejército del Pueblo. Vamos a otorgar los más altos honores a los mártires revolucionarios que sacrificaron sus vidas por el pueblo. Ellos son los héroes que inspiran a las fuerzas revolucionarias en la realización de la revolución democrática del pueblo hacia la victoria.

Bajo el liderazgo absoluto del Partido Comunista de Filipinas, se encuentran los combatientes del Nuevo Ejército del Pueblo como soldados ejemplares del pueblo, realmente dando protección a las masas y sinceramente a su servicio. Cada combatiente rojo tiene disciplina de hierro y de todo corazón adhesión a las Tres Reglas Cardinales de Disciplina y ocho puntos de atención. Debido a esto no hay propaganda negra de los regímenes pasados y presentes que tenga éxito y el respeto de las masas hacia el NPA permanece.

El ejército del verdadero pueblo florecerá más bajo el engañoso régimen de Noynoy Aquino y Estados Unidos . Las mercenarias Fuerzas Armadas de Filipinas dejarán de ganar los corazones de las masas, ya que estas una y otra vez son testigos de que están al servicio de los imperialistas, los grandes terratenientes y los grandes capitalistas burocráticos.

La llamada del Partido Comunista de Filipinas (PCF) para avanzar la guerra popular de la defensiva estratégica a alcanzar los requisitos de equilibrio estratégico en menos de cinco años fue contestada por el Nuevo Ejército del Pueblo (NPA) con sucesivas ofensivas tácticas victoriosas. Desde marzo de 2010 hasta marzo de 2011 se han producido 123 acciones militares, la confiscación de 84 armas de fuego de gran variedad de enemigos. Cuatro combatientes rojos valientemente ofrendaron su vida.

El NPA no es sólo un ejército de combate, que organiza el campesinado y el pueblo para establecer su unidad revolucionaria y llevar a cabo la revolución agraria. Desde marzo de 2010 hasta la actualidad hay 34.000 familias que se benefician de diferentes tipos de ayuda en el noreste de Mindanao Región. El NPA también ofrece servicios sociales como el cuidado de la salud en las comunidades dentro de la zona de guerrilla, lanzamientos de las actividades de alfabetización y promueve la cultura revolucionaria.

Pero se trata de pequeñas victorias. Tenemos que lanzar más y más grandes ofensivas tácticas. Esto sólo puede lograrse con un aumento de los que se unan al Nuevo Ejército del Pueblo. La mayoría de los combatientes rojos provienen del campesinado. Hay una necesidad de los jóvenes educados para asumir un mayor nivel de servicio a la gente y para que se unan al NPA.

Debemos resueltamente ejecutar todas las tareas y firmemente llevar a cabo la organización del campo o la revolución agraria. A través de la revolución agraria la mayoría de los campesinos se movilizaran, se unirán al ejército del pueblo y fortaleceran nuestras bases guerrilleras. Estamos lanzando la lucha armada en nuestras bases para destruir al enemigo. Debemos ser creativos en nuestra aplicación y osadía de tareas, descubrir diferentes métodos y estilos de acciones efectivas.


A los jóvenes, respondan a la problemática de las masas, únanse al Nuevo Ejército del Pueblo!

Alcanzar los requisitos de equilibrio estratégico en los próximos cinco años!

Avanzar en la guerra popular prolongada a la victoria!

¡Viva el Nuevo Ejército del Pueblo, verdadero ejército del pueblo!

Catalunya : 2 a 9 d´Abril, 2011 SETMANA INTERNACIONAL DE SUPORT A LA GUERRA POPULAR A L’ÍNDIA



2 a 9 d´Abril, 2011

SETMANA INTERNACIONAL DE SUPORT A LA GUERRA POPULAR A L’ÍNDIA

La guerra popular a l’Índia s’està intensificant dia a dia. Dirigida pel Partit Comunista de l’Índia Maoista involucra i compta amb el suport de milions d’agricultors pobres, dones, les masses dels intocables, i controla ara prop de deu Estats de la Confederació de l’Índia.
Una guerra popular contra la pobresa, l’explotació capitalista feudal, a les regions on són més agudes les contradiccions produïdes pel turbulent desenvolupament del saqueig dels recursos, l’opressió de casta i explotació, del capitalisme *indià vinculat a l’imperialisme.
Amb l’ajuda i el suport dels imperialistes i especialment l’imperialisme nord-americà, les classes dominants reaccionàries a l’Índia tracten de sufocar el moviment revolucionari, duent a terme atrocitats desplegats, d’una tal barbàrie sense cap precedent.

El govern de l’Índia en nom de l’imperialisme descriu la guerra popular com la major amenaça a la seguretat interior, i va llançar contra ella en tot el país una ofensiva sense precedents, sota el nom d’operació “caça verd” amb un gran desplegament de tropes “super” armades, policia i forces paramilitars per sembrar el terror i el genocidi al poble de l’Índia, amb atacs, destrucció indiscriminada, violacions i assassinats massius, detencions i desaparicions, tractant d’assassinar als líders, com va ocórrer amb el camarada Azad, un maoista dels principals líders del PCI (M). Tot en la il·lusió d’ofegar en la sang la lluita d’un poble per a l’alliberament.
Però les masses populars de l´índia s’uneixen en la guerra popular, donant lloc a grans protestes i vagues contra la pujada dels preus, la corrupció i el terrorisme d’estat.

Els governs imperialistes, els Estats Units, Europa, Rússia, i els seus mitjans de comunicació recolza l’acció criminal del govern de l’Índia; però també en aquests països creix la denúncia i solidaritat.

Les masses índies, dirigides pel Partit Comunista Maoista de l’Índia, està escrivint una pàgina històrica de la lluita de classes al món actual.

El desenvolupament de la guerra popular a l’Índia confirma que avui la revolució és la tendència principal al món i que el maoisme assumeix el paper del comandament i lideratge en la nova ona de la revolució mundial contra l’imperialisme en crisi.
El proletariat mundial comprèn que l’avançament de la guerra popular en l’Índia posa en dubte no només l’equilibri de poder a la regió sud Àsia, sinó també en l’actitud del sistema imperialista mundial.
El Comitè Internacional en suport de la guerra popular llança una gran campanya internacional, que es realitzarà en totes les formes, a la majoria mes possible de països, amb una setmana d’acció entre 2-9 Abril de 2011.
Aquesta campanya és i ha de ser l’expressió de l´internacionalisme proletari i de l’avanç de la unitat del proletariat internacional, els revolucionaris, les forces democràtiques i les nacions i els pobles oprimits de tot el món.


COMITÈ INTERNACIONAL DE SUPORT A la GUERRA POPULAR EN L’ÍNDIA

csgpindia@gmail.com


La presente traducción al catalá del llamado internacional para la campaña de apoyo a la guerra popular en India esta realizada por los compañeros de Espai Alliberat.

Espai Alliberat
http://espaialliberat.wordpress.com/

Francia, Estados Unidos, Inglaterra, España y compañía: Unidos por el petroleo de libia.


Liga de la Juventud Clasista - México
http://www.lijuc.org/


Las fuerzas imperialistas, liderada por Estados Unidos, han lanzado ataques con misiles contra el pueblo y el gobierno de Libia, mostrando un acto descarado de intervención armada contra un país soberano.

A raíz de una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU para imponer una “área de exclusión aérea” sobre Libia, los países imperialistas: Reino Unido, Francia y EE.UU. a la cabeza atacaroncon misiles con el objetivo de paralizar la fuerza militar del gobierno libio de Mohamar Gadaffi. Los asuntos libios deben resolverlos los propios libios. Con el la invasión los países imperialistas aliados (EE.UU., Inglaterra y Francia) tratan de aprovechar las aspiraciones de libertad del pueblo Libio, y usarlo para su propio interés: el petroleo.

Los bestias sanguinarias se ha unido en santa cruzada en contra del pueblo Libio. Los imperialistas tratan de fingir que nunca han cooperado y no sabían de la explotación y la opresión que reinaban en Libia (y que ellos mismos “no practican”) y ahora pretenden dar lecciones de humanitarismo. Hablan de defender la libertad y los derechos democráticos, cuando son ellos los que han invadido decenas de países para aplastar las rebeliones a sangre y fuego. Es necesario que la actual guerra tome el curso de Liberación Nacional, contra la ocupación imperialista.

Mohamar Gadaffi, y el Estado libio en un momento fueron una fuerza que enarboló las banderas del antiimperialismo. Sien embargo, en Libia nunca se realizaron cambios a la economía, nunca se acabó con la explotación y la opresión. A la caída de la URSS, el apoyo que recibía desapareció, y decidió tomar cobijo bajo la protección de los Estados Unidos. Es por esto que la rebelión del pueblo se justifica. La lucha en contra de las clases dominantes por parte del proletariado y sus aliados es correcta y necesaria. El pueblo tiene dos grandes enemigos a vencer para cumplir sus aspiraciones: la lucha en contra de los tiranos locales y la lucha en contra de la invasión imperialista. Esto sólo puede realizarse con una dirección clara y firme que vele por los intereses del pueblo libio.

¡Fuera las garras imperialistas de Libia!

¡Transformar la actual guerra en una de Liberación Nacional!



---------------

Irak: espectacular ataque de la Resistencia contra un edificio del gobierno provincial en Tikrit


29 de marzo 2011


Al menos 41 personas murieron y 95 resultaron heridas en un ataque al consejo provincial de Salahedin, en la localidad de Tikrit, que fue tomado durante varias horas por un comando armado, según un nuevo balance anunciado este martes por fuentes en el seno de los servicios de seguridad.


"En total, este ataque causó 41 muertos y 95 heridos", declaró un responsable del servicio policial del hospital general de Tikrit, a 160 kilómetros de Bagdad. "Además murieron seis terroristas", agregó.


Las fuerzas de seguridad iraquíes acabaron con los agresores, que se habían hecho fuertes dentro del edificio y habían tomado rehenes. Tres miembros del consejo provincial y siete insurgentes estaban entre los muertos, dijo Jasim al-Dulaimi, jefe del centro de operaciones sanitarias en la provincia de Salahuddin.


Los agresores utilizaron coches bomba, explosivos y granadas de mano cuando irrumpieron y tomaron rehenes, dijo una fuente del gobierno local que pidió no ser identificada. Otra fuente provincial dijo que los hombres armados, que llevaban uniformes de las fuerzas de seguridad iraquíes, arrojaron granadas de mano y abrieron fuego contra el puesto de control que vigilaba el edificio antes de conseguir entrar.


"Cuando las fuerzas de seguridad intentaron intervenir en la entrada, estalló un coche bomba aparcado allí", dijo la fuente. "Fue una potente explosión y como resultado, algunos agentes de seguridad murieron". "Detonaron las bombas que llevaban encima dentro del edificio, mientras que otros hombres armados lograron capturar a miembros del consejo provincial como rehenes", agregó.

lunes, 28 de marzo de 2011

Filipinas: El Nuevo Ejército del Pueblo se volverá más fuerte y la lucha armada se intensificará




En comunicado fechado el 28 de marzo el Partido Comunista de Filipinas (PCF) afirma que el Nuevo Ejército del Pueblo (NPA) "crecerá más fuerte y la lucha armada se intensificará debido a la crisis cada vez peor en el país".

El PCF dice que "muchos jóvenes y estudiantes han despertado y creen que el futuro de hoy y las generaciones futuras es mediante la participación en el movimiento revolucionario armado".

"A pesar de la campaña de guerra psicológica de las Fuerzas Armadas de Filipinas (AFP) con su cantinela de que el NPA se ha debilitado, la verdad es que muchos jóvenes y estudiantes voluntariamente se han unido al Ejército Rojo, sin promesa de salarios y beneficios, pero con el principio de servir al pueblo mediante la mejora de la revolución armada".

El PCF hace un llamamiento a toda la juventud patriótica, a los estudiantes y al pueblo a unirse y apoyar el movimiento revolucionario, a participar en la lucha armada para que la verdadera libertad y la democracia se puedan lograr.

"El NPA es un ejército disciplinado y audaz que lucha por los intereses de la mayoría de la gente".

El PCF-NPA están tratando de avanzar en la Guerra Popular para alcanzar el equilibrio estratégico en los próximos 5 años.

Comunicado completo en este enlace:
http://www.philippinerevolution.net/cgi-bin/statements/releases.pl?date=110328a;refer=ndfn;lang=eng

Perú: muere un militar tras ataque de la guerrilla maoísta


27 de marzo 2011

Un militar murió el sábado tras un ataque atribuido a la guerrilla maoísta del Ejército Popular de Liberación contra una base del ejército en una zona del selvático Valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), informó el Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas (CCFFAA).

En un comunicado oficial, el CCFFAA sostuvo que tras el ataque guerrillero, ocurrido el viernes por la noche, "resultó herido Roddy Ipushima, falleciendo posteriormente a causa de las heridas producidas por los impactos de arma de fuego".

La base militar de Pichiquía se ubica en la parte alta de una colina en una zona del mismo nombre habitada por nativos ashaninkas, la etnia más numerosa de la selva peruana, y en la jurisdicción del VRAE, a 276 kilómetros al este de Lima.

El comunicado no da más detalles. La AP buscó comentarios del CCFFAA sin obtener respuesta de inmediato.

5ª CONFERENCIA DEL CCOMPOSA



[Desde Odio de Clase manifestamos discrepar con el tono conciliador hacia la LOD de Nepal que se expresa en el comunicado]

Traducido por ODIO DE CLASE


Comunicado de prensa del CCOMPOSA

La 5ª Conferencia del Comité de Coordinación de los Partidos y Organizaciones Maoístas de Asia meridional (CCOMPOSA) concluyó con éxito a principios de marzo.

Los delegados analizaron la situación política actual con objeto de identificar sus rasgos principales. Hicieron hincapié en las consecuencias de la crisis global, las situaciones catastróficas que ha causado entre las masas, la oleada de luchas en bastiones imperialistas desatada por la crisis y la reciente serie de levantamientos populares en países árabes, además de los acontecimientos en Asia meridional, tales como la exitosa resistencia de los maoístas indios frente a la ofensiva contrarrevolucionaria del estado.

La Conferencia indicó que

“aunque de modo desigual, la situación objetiva a lo largo y ancho del mundo, incluyendo los países imperialistas, se desarrolla en sentido favorable para la revolución. La tendencia principal de la revolución se ha fortalecido. En comparación con la favorable situación objetiva en curso y sus exigencias, la fuerza subjetiva de los partidos Marxistas-Leninistas-Maoístas le va todavía a la zaga. No obstante, es señal muy positiva la cada vez mayor atracción que sobre las gentes ejercen el Marxismo y el socialismo por todo el mundo.”

Como se señaló en la Resolución Política adoptada,

“Esta Conferencia se celebra mientras la revolución de nueva democracia en la India sigue teniendo que hacer frente al terrible desafío de la “Operación Green Hunt [“Cacería Verde”, en inglés] lanzado por el estado indio. Aunque las victorias iniciales, militares y políticas, han hecho retroceder esta “guerra contra el pueblo”, procurando mejores condiciones a los revolucionarios, la gravedad de los desafíos a que deben hacer frente sigue ahí. La revolución en Nepal está en una encrucijada. Existe un potencial considerable para una gran victoria junto con el grave peligro de una severa derrota. El imperialismo y el expansionismo indio están interviniendo abiertamente en Nepal para destruir la revolución e instigan directamente a las clases dirigentes para que procedan de ese modo. Gentes de todos los rincones del mundo tienen puestos los ojos en los maoístas nepalíes y confían en que puedan destruir todas las conspiraciones, internas y externas, y avanzar resueltamente hacia la culminación de una revolución de nueva democracia. A pesar de las vigorosas iniciativas llevadas a cabo por los revolucionarios, las guerras populares en Bangladesh y Bhutan aún tienen que abrirse paso frente a la represión enemiga y desarrollarse hasta alcanzar un nivel superior. Los revolucionarios maoístas de Afganistán están involucrados en la preparación de la guerra popular en medio de la ocupación estadounidense. En Sri Lanka la tarea de reorganizar el partido maoísta está todavía pendiente.

“Todo ello muestra los desafíos a que deben hacer frente los maoístas de esta región en la coyuntura presente. Guiado por el Marxismo-Leninismo-Maoísmo, la unidad entre los componentes del CCOMPOSA y sus actividades conjuntas fortalecerán con toda seguridad las luchas revolucionarias y las iniciativas ya en marcha en los distintos países de Asia meridional. También serán un catalizador para hacer frente a esos retos y estar a la altura de las oportunidades que surjan. Todos estos aspectos tienen un significado que va más allá de los límites de Asia meridional.”

El Comité concluyó,

“Tomar el poder allí donde sea posible, desarrollar las guerras populares en curso y elevarlas a niveles superiores, preparar y desencadenar la guerra popular donde existan partidos y crearlos donde no los haya: ésta debería ser la orientación de trabajo de los maoístas revolucionarios. Es un hecho declarado que el CCOMPOSA fue creado para unir a los maoístas revolucionarios de Asia meridional y para combatir la hegemonía expansionista india y el imperialismo en la región. Además de cumplir con esas responsabilidades en esta región, el CCOMPOSA, como parte y destacamento del movimiento comunista internacional, debe desempeñar sus obligaciones internacionalistas para favorecer la causa de la revolución proletaria mundial. Asia meridional está madura para la revolución de nueva democracia.

“Consagrémonos todos al desarrollo de las guerras populares en curso, a desencadenar nuevas guerras populares; llevemos a cabo la revolución de nueva democracia en nuestros países respectivos y hagamos de Asia meridional una gran base de apoyo de la revolución proletaria mundial. Éste y sólo éste es el modo en que los maoístas revolucionarios de Asia meridional podemos contribuir al avance del socialismo y el comunismo, cumpliendo así nuestras obligaciones para con el internacionalismo proletario.”

La Conferencia hizo un llamamiento a todas las fuerzas maoístas de Asia meridional para que se unan al CCOMPOSA; a reforzarlo para, de este modo, avanzar aún más en el objetivo común de hacer de Asia meridional un centro candente de la revolución mundial.

El CCOMPOSA condena el ataque aéreo de ciudades libias por fuerzas militares de los EE.UU., Francia y Reino Unido so capa de crear una “zona de exclusión aérea” de conformidad con la Resolución 1973 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. La historia reciente está repleta de recuerdos aún frescos de cómo de la creación de una “zona de exclusión aérea” se pasó a una guerra total de ocupación en Iraq, cuyo resultado ha sido una colosal tragedia humana. Los preparativos de guerra bajo el apelativo de “Operación Odisea al Amanecer”, llevados a cabo por estas sanguijuelas imperialistas, muestran que están determinados a hacer de Libia otro Iraq.

El CCOMPOSA confía en que el pueblo libio y el resto de pueblos árabes comprendan los designios de estos imperialistas: no es el interés del pueblo libio lo que está detrás de su frenesí bélico sino el preciado petróleo. Eso es lo que anima a estos saqueadores a derribar el régimen de Gaddafi. El gobierno comprador indio, en vez de oponerse a los intentos de injerencia imperialista en la guerra civil en curso en Libia, rechazando con firmeza la Resolución del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, asumió el papel del zorro astuto, absteniéndose en la votación.

Dil Bahadur
Comité Permanente

Comité de Coordinación de los Partidos y Organizaciones Maoístas de Asia Meridional (CCOMPOSA).

23 de marzo de 2011


Bajo la justa bandera del antiimperialismo

Por el camarada Quibian Gaytan


Una gran indignación ha provocado el cómo los buitres imperialistas, apoyados en la infame Resolución # 1970 del Consejo de Seguridad de la ONU y beneficiados de una abstención de acomodo y oportunista de Rusia, China, Alemania, India y Brasil, se han apandillado para lanzar injusta guerra de agresión contra el pueblo de Libia. Según dicha resolución “de ayuda humanitaria y para detener la masacre de civiles” y quitar al “tirano” Khaddafy, motivos altruistas tienen los agresores coaligados (según ellos), pero con sus bombardeos desde sus buques de guerra y sus aviones sofisticados están asesinando a esos mismos civiles que supuestamente han de proteger. ¡Hipócrita “efectos colaterales”! con que tratan de justificarse ante la gente.

Mucha gente en Panamá y en todo el mundo, guiados por un sano sentimiento antiimperialista y de identificación con las víctimas de una agresión armada extranjera, manifiestan su simpatía con el Coronel Khaddafy. Porque, para ellos, él es un “antiimperialista”, construye en su país el “socialismo”, ha apoyado a Movimientos y Organizaciones de “izquierda” (¡con buenos fajos de billetes, por cierto! Si no que lo digan los herederos políticos del dictador Omar Torrijos, la ex magistrada de la Corte Suprema Graciela Dixon y sus guaykuchos), a la vez que brindado al pueblo libio un alto nivel de vida. Sentimientos que son atizados –por las razones que sean- por Fidel Castro, Chávez y otros. Y quién ponga en duda eso, inmediatamente, es descalificado con los más duros términos, entresacados de su personal Diccionario político, “ultraizquierdista descocado”, “dogmático antirrevolucionario”, “maoísta desquiciado” y de hacer “el juego al imperialismo”.

Pese a estos fuertes calificativos, endosados a quiénes osen mínimamente dudar sobre tal evaluación del líder libio, la pregunta persiste: ¿Es el coronel Khaddafy un antiimperialista? ¿Un socialista?

Ya nosotros maoístas estamos curados contra tales exabruptos, más duros y denigrantes fueron aquellos lanzados por los revisionistas soviéticos y los partidopueblistas por los años 60 y 70, para que nos afecten ahora estos alfilerazos. Son recursos suyos para rehuir afrontar un debate esclarecedor y para negarse hacer un análisis concreto de la actual situación económica, política, militar e ideológica. Situación concreta que escapa de su comprensión. Análisis el suyo no basado en principios y cónsono con el método de investigación marxista-leninista, hoy maoísta. Sin embargo, un examen detallado de las presentes relaciones de producción en Libia y las prácticas culturales mismas de Khaddafy muestran que, lejos de ser anti-imperialista y socialista, es un Caudillo semi-feudal y con inocultables ideas monarquistas.

Desde la segunda postguerra Libia, antigua colonia del fascismo italiano, ha pasado a semicolonia del capitalismo europeo y en fruta deseada del imperialismo estadounidense. El rey Idris derrocado, ascenso del Coronel Khaddafy al poder. Beneficiado del espacio político generado por las pugnas de las dos Superpotencia (USA-URSSocialimperialista) y los vientos de cambios revolucionarios en el mundo generado por la Gran Revolución Cultural Socialista en China, crea el “Estado de todo el pueblo”. Los cambios dado son político supraestructurales y no de sistema económico, pues siempre mantuvose en el semicoloniaje.

Libia, sita al Norte de África y al borde mismo del Mediterráneo central, es estratégica por varias razones. En primer lugar, es un punto natural importatísimo, mucho más que Marruecos, ya que sirve de puerta de entrada del creciente flujo de migrantes africanos hacia Europa; por eso mismo, también sirve de portero a Europa para contener la misma. En segundo lugar, Libia es una economía monoproductora de petróleo. El mismo representa el 80% de los ingresos y el 25% del Producto interno bruto (PIB) del país. Por lo que, en contraste, el resto de la economía nacional se reparte entre derivados de hidrocarburos, siderurgia, fertilizantes y muy poca agricultura. Posee, pues, la novena reserva petrolera del mundo (47 mil millones de barriles) y la más importante de África. Es el decimoquinto exportador de crudo, fundamentalmente hacia Europa (Italia 32%, Alemania 14%, Francia 10%, España 9%, China 10% y EEUU 5 por ciento). Aunque en los 70 alcanzó a proveer a Europa del tan necesario gas envasado, su falta de infraestructura le hizo perder lugares en esta rama. Ello, porque la intensiva explotación petrolera ha destruido su suelo. Sumado el poseer un clima seco y a la escasez de agua han sido factores determinantes en la estagnación de la agricultura. Por lo que ha tenido que depender de la importación de alimentos para cubrir el 75% de las necesidades de la población. Dándose la paradoja de que teniendo, gracias a la comercialización del crudo, el ingreso per cápita más alto de África ($12,000), dicha riqueza no se ha traducido en mejoras para las capas inferiores de la población, de la que el 30% de la población está sin empleo. Situación que se ha agravado en los dos últimos años con la constante alza de los precios. Es ésta una de las razones del creciente descontento social y de la apertura de la presente rebelión. En tercer lugar, esta dependencia de la industria petrolera y las enormes ganancias obtenidas en su comercialización ha generado la conformación de una reducida élite clientelar monopolizadora de la cosa pública y, correspondientemente, una política de administración en base al clientelismo, el populismo y el parasitismo social. Situación esta que ha creado una situación sui-generis en las fuerzas productivas vivas de la sociedad líbica. La gran masa de trabajadores asalariada, centralmente en la industria petrolera, está conformada por obreros migrantes (africanos, chinos, árabes provenientes o reclutados en otras latitudes, europeos, etc. Todo ello, con escasa absorción de la mano de obra nativa (recordemos que la tasa de desocupación es de 30%). Masa laborante extranjera que no se beneficia de derechos sociales, sindicales y políticos; superexplotada y las más de las veces discriminada. Tanto así que el régimen del crl. Khaddafy ha sido denunciado por el cruel y sanguinario tratamiento aplicado a los trabajadores negros migrantes en Libia. En 2000, los trabajadores de Chad, Nigeria, Níger, Camerún, Sudán, Burkina Faso y Ghana fueron objeto de matanzas en Libia después de que el régimen de Khaddafy les acusase de propagar enfermedades, de crímenes y tráfico de drogas. No obstante, Khaddafy se ha preocupado permanentemente por acrecer su influencia al Sur del Sahara. Así ha apoyado a elementos tales como Charles Taylor, Foday Sankoh, e Idi Amin Dada. Es que él ha utilizado el capital acumulado en Libia para reforzar lazos con los gobernantes tradicionales y comprar líderes para intentar realizar su sueño más sentido: el de convertirse en el rey de los reyes de África. Para alcanzar sus fines particulares, él se ha presentado como un pan-africanista y antiimperialista. Por lo que se refiere a lo primero habría que señalar lo siguiente: Mientras ha estado presentándose a sí mismo como un Panafricanista antiimperialista, se niega a educar a su pueblo acerca de la esencia de la solidaridad panafricana. Se abraza firmemente al racismo y al separacionismo, informes de los trabajadores migrantes de estos países han puesto de manifiesto que las prácticas de deportación de Khaddafy eran tan inhumanas que los deportados eran embalados como animales en avión sin asientos, en viajes de varias horas de vuelo hasta sus países. Inclusive aún en plena crisis que le enfrenta a las potencias imperialistas, a expuesto sus verdaderos sentimientos sobre África cuando amenazó a los europeos de que iba a abrir la compuerta de inmigrantes africanos a Europa. En otras palabras, Gadafi estaba jugando (¿chantajeando?) con el racismo y el chauvinismo de los europeos hacia los africanos. Les estaba recordando a los gobiernos de la UE que había firmado un acuerdo para ser el portero y el oficial de inmigración para Europa en el norte de África. Esta no era la primera vez que Gadafi hace comentarios racistas y denigrantes a los europeos sobre los africanos. En 2010, Khaddafy pidió 6,3 mil millones dólares americanos a la UE para ayudarles a evitar lo que él llama la emergencia de una "Europa negra” por el sin control de la inmigración africana allí. Él ha calificado ésta migración de los negros africanos hacia Europa como "esta afluencia de africanos ignorantes y muertos de hambre ", lo que determinará si Europa "seguirá siendo un continente unido y avanzado o si va a ser destruidos, como ocurrió con las invasiones bárbaras”.

Cuando avanzaba esta propuesta a los gobiernos europeos un diputado del Parlamento italiano, lo ha acusado de mantener un "’campo de concentración 'de miles de inmigrantes africanos en el desierto”. Más aun fue en respuesta de tal racismo y sus prácticas en Libia que el Comité de la ONU para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) dictase una condena contra el gobierno libio. En 2004 este Comité acusó al régimen libio de violar el artículo 6 de la Convención Internacional de 1969 sobre la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD). Señalando que Khaddafy no han aplicado mecanismos adecuados para salvaguardar las personas de los actos racistas que atentan contra los derechos humanos. Y seis años después de esta acusación, Gadafi hace avanzar sus comentarios racistas sobre que estos inmigrantes africanos negros convertirán a Europa en "negra".

Pareciese él actúa a contrapunto del hecho de que quién lucha, como revolucionario por la libertad y la democracia, no puede tener como objetivo a los africanos del sur del Sahara. Ello marca su fracaso en el lograr la solidaridad de África, a todo lo largo de sus 42 años en el poder. Como puede ser de otra manera cuando Khaddafy utilizando frases antiimperialistas, en el frente internacional, en los hechos ha distribuido de los fondos soberanos de Libia entre Nueva York, París, Londres y Ginebra para apoyar las actividades especulativas de los oligarcas financieros internacionales. Al mismo tiempo, invirtiendo miles de millones de dólares para apoyar a los fabricantes de armas en Occidente. ¿Cómo puede ser creíble su “antiimperialismo” cuando él y sus hijos han gastado el dinero libio en el financiamiento de la elección de Sarkozy para la Presidencia de la República de Francia? En realidad su antiimperialismo es de la misma factura que la de Saddam Hussein de Irak, Idi Amin de Uganda, Mahmoud Ahmadinejad de Irán y Robert Mugabe de Zimbabwe. Este mismo Robert Mugabe, por ejemplo, tan preocupado por el cambio que su policía detuvo a los ciudadanos que estaban viendo un vídeo sobre la revolución en Egipto y los acusó de traición a la patria.

Por lo que, recomendamos a esos antiimperialista apoyadores del “hermano socialista” Khaddafy que harían bien si se atuvieran a los hechos y no al sentimentalismo pequeñoburgués. Así como una vez se opusieron a la invasión imperialista y a la ocupación de Iraq, al mismo tiempo manifestándose también frente a la dictadura de Saddam Hussein. Así que ahora, dejad en claro, junto a nosotros: Nos oponemos a Gadafi y su liderazgo burocrático semi-feudal, al igual que rechazamos y nos oponemos a la guerra de agresión y violentación de la soberanía integral de Libia por parte de esos mismos interventores imperialistas.

Ciertamente el imperialismo occidental, con la cabeza aquel de Estados Unidos de Norteamérica, está utilizando la actual crisis política y la guerra civil en Libia para apoderarse de sus riquezas petrolíferas y acuíferas. Pero, no sólo. Fidel, Chávez y los demás en esto están descubriendo el agua tibia. En nuestra opinión, una opinión marxista-leninista-maoísta tan válida como la otra, esas potencias imperialistas occidentales han estado abusando en su interpretación de las infames Resoluciones 1970 y 1973, en su vaga formulación de “todos los medios necesarios”, para darse el derecho a establecer un punto de apoyo estratégico militar de nuevo en África cuando la revolución se extiende por África y Oriente Medio, para contenderse ventajosamente contra sus rivales las potencias imperialistas rusa y china, también presente en Libia y toda África sursahariana. Esto no debéis olvidarlo por momento alguno, Libia es la clave para dominar enteramente el continente africano. Ella, además de ser la puerta de salida, es la puerta de entrada y posesionamiento recolonial de ese grande y rico continente.

Khaddafy es una persona muy suelta de lengua y en amenazas. Percibiendo como en unas semanas el cómo llevaba a cabo la supresión terriblemente brutal y sangrienta de la rebelión –entre 1,000 y 10,000 personas muertas a principios de marzo-, las potencias imperialistas occidentales se convencieron de que con Khaddafy en ofensiva contrarrevolucionaria y estando ya a las puertas de Bengazi (con más de 600,000 habitantes), era esperable una matanza en masas. Si el lector quiere tener una idea aproximada de ello, sólo tiene que recordar el cómo el régimen “socialista” sirio trató en 1982 a la sublevación de la ciudad de Hama, con menos de un tercio de la población de Bengazi, ocasionándole más de 25,000 muertos. Con una masacre similar en Bengazi el régimen de Khaddafy se hubiera consolidado, los imperialistas occidentales sólo hubieran tenido como fórmula de enfrentarle declarando el embargo de petróleo. Abría que ver, si estarían dispuestas a hacerse el harakiri.

En esa condición los voceros de primera fila, como por casualidad tránsfugas del régimen y notorios proimperialistas, han solicitado el establecimiento de una zona de exclusión aérea con el fin de parar la ofensiva del gobierno de Tripoli y la posibilidad de una masacre. Pero, miren, ellos no se han atrevido a pedir que las tropas extranjeras ocupasen su territorio. Los líderes de la sublevación son una mezcla de disidentes políticos e intelectuales disidentes y de derechos humanos, algunos de los cuales han pasado largos años en las cárceles de Gadafi, hombres que rompieron con el régimen para unirse a la rebelión y representantes de la diversidad regional y tribal de la población libia. El programa bajo el que se han unido es el del cambio democrático —libertades políticas, derechos humanos y elecciones libres— exactamente igual que en todos los demás levantamientos de la región. Como se puede ver un moderado programa liberal, democrático burgués

El error de los irreflexivos apoyadores del “hermano socialista” Khaddafy -olvidando muy oportunamente al estado policiaco establecido y las brutalidades que se cometían en las cámaras de tortura libias-, es que miran la grave actual situación de Libia, la rebelión, la guerra civil que la han continuado y la injerencia militar de las potencias imperialistas occidentales con ojo tuerto. Sólo ven al imperialismo estadounidense, quizá a los socialimperialistas chinos, no a los imperialistas rusos y a los revisionistas rusos.

Intentemos desmadejarle la madeja. Libia se ha movido en las últimas décadas entre dos líneas esenciales: la línea de la libertad política completa para el pueblo libio y la línea de conquistar y salvaguardar la libertad nacional. Esto es, la conquista de la democracia y la ruptura de la neocolonidad. Con la peculiaridad que ambas tareas se han desenvuelto por caminos paralelos, no encontrándose hasta ahora punto de confluencia. Khaddafy y su régimen está, hoy, en el punto exacto para no romper esa contradicción. El convencimiento de las masas del pueblo libio del fracaso del prolongado régimen de excepción, instaurado por Khaddafy y su círculo de allegados inmediatos, en su política interna y exterior ha generado, como causal interno, la rebelión y la confrontación armada entre las diversas fuerzas sociales y política componentes de la nación libia; asimismo, la indefinición en cuanto al tipo de sociedad y al sistema de estado y de gobierno ha construir. El coronel Muammar Khaddafy no ha sabido dar respuesta al dilema central que la sociedad libia confronta: ¿Democracia burguesa (sí prefieren “monarquía burguesa”, ya que con esa mira ha preparado para la sucesión a su hijo) o democracia popular con opción de avanzar a una revolución socialista? Por razones obvias, el socialismo no es un objetivo inmediato. Plantearse eso, sólo es proponerse la continuidad del vigente parasitario capitalismo burocrático monoproductor, cuya cabeza impulsora es el Gran Hermano “socialista” Khaddafy.

En esa situación, estallada la guerra civil, el que se activan en ella los monarquistas irredentos, jefes feudales y agentes del imperialismo, es decir los compradores, es cierto y no es sorpresa para nadie. Pero, también, activas están Khaddafy y las fuerzas sociales y políticas que le sostienen. Según escribe el periodista investigativo y analista político a toda prueba, Thierry Meyssan: “El coronel Muammar el-Khadafi se apoya en los Khadafa (tribu del centro del país) y en la mayoría de los Makarha (tribu del oeste) y se enfrenta a una amplia coalición que, además de los Warfala (tribu del este), incluye tanto a monárquicos pro-occidentales como a integristas wahhabitas y revolucionarios comunistas o khomeinistas. Washington ha transformado esta insurrección en una guerra civil: los mercenarios africanos de la empresa israelí CST Global llegaron en auxilio de Khadafi [¡Oh, sorpresa!] mientras que los mercenarios afganos de los servicios secretos de Arabia Saudita arribaron para apoyar a los partidarios de la monarquía y grupos islamistas etiquetados como «Al-Qaeda»." (Nota mía: el que el autor hable de “comunistas” me parece algo forzado, Khaddafy, él también, ha aplicado la formula torrijista: “Hay dos clases de comunistas: los que se venden y los que no se venden. A los primeros los compras y a los segundos los matas”). Dejemos eso hasta ahí, porque no estamos para resolver incógnitas que trascienden nuestras posibilidades.

Pero, prosiguiendo, los componente de la crisis libia no se reducen a dos fuerzas tal y como nos los presenta las agencias de prensa imperialistas. De ser así, se colegiría, ella se reduciría a ser un enfrentamiento entre dos fuerzas reaccionarias. Lo que evidentemente no es cierto. Puesto que, en Libia está activada, espontáneamente, una tercera fuerza social aunque no políticamente consciente aún: los trabajadores y capas medias urbanas y los campesinos. Olvidar ésta tercera fuerza se traduciría en el hacerle el juego a los reaccionarios de aquellos dos campos antes citados. Es allí dónde deben apuntar los comunistas y los revolucionarios demo-populares de allí y de los que quieren una solución democrática y de salvaguardia de la independencia nacional desde el extranjero. En modo alguno pretendo dictarle al pueblo libio lo qué tiene que hacer y el cómo hacerlo, eso sería absurdo y antimarxista-leninista. Sólo quiero aprender las lecciones dimanantes del como ellos resuelven esa contradicción y avanzan a conquistar su futuro. La guerra de agresión imperialista, que todos repudiamos y condenamos por las destrucciones y genocidios que está provocando, tiene también un lado positivo. A saber, elevará el patriotismo antiimperialista de todo el pueblo libio y, al calor de la guerra popular de resistencia a los agresores imperialistas, impulsará y abrirá camino a la conquista de la libertad política, a la democracia popular. Y sólo será así si aprende, en el menor tiempo posible y en la lucha armada contra los imperialistas y los reaccionarios, a sacar sus propias reivindicaciones políticas independientes y sus intereses de clase adelante.

sábado, 26 de marzo de 2011

PROXIMAMENTE LIBRO: GUERRA POPULAR EN LA INDIA



Dentro de unos días, coincidiendo con la Semana Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India del 2 al 9 de abril, va a salir a la calle un libro sobre el proceso revolucionario que se desarrolla en la India, proceso encabezado por el Partido Comunista de la India (Maoísta). El titulo del libro es: GUERRA POPULAR EN LA INDIA. Va a ser el primer libro editado en castellano sobre la Revolución que se desarrolla en la India. El libro ha sido realizado por el Comité Internacional de Apoyo a la Guerra Popular en la India en el Estado Español. La edición del libro es realizada por la editorial TEMPLANDO EL ACERO cuya página web es está: http://librosml.blogspot.com/.


Hacemos un llamado a todos los comunistas y revolucionarios, que simpatizan y apoyan el proceso revolucionario que se desarrolla en la India, a que difundan masivamente la noticia de la aparición del libro, así como a la masiva compra y distribución del libro. Agradecemos mucho a los camaradas de la Unión Obrera Comunista (MLM) de Colombia su ayuda con el diseño de la portada y contraportada del libro.


A continuación reproducimos el índice y unos pequeños fragmentos del prologo:


ÍNDICE

Prólogo 5

Caminando con los camaradas 9

Nacimiento y desarrollo del movimiento naxalita 75

La formación del Partido Comunista de la India (Maoísta) 91

Entrevista al secretario general del PCI (Maoísta) 97

Lo que opinan los maoístas sobre las conversaciones de paz 133

Algunos comunicados del PCI (Maoísta) 137


Fragmentos del prologo:


"En la India, segundo país más poblado del mundo, con más de 1.100 millones de habitantes, y una de las grandes economías capitalistas de las llamadas “emergentes”, avanza un proceso revolucionario de obreros y campesinos dirigido por el Partido Comunista de la India (Maoísta). Se trata de un proceso revolucionario del que apenas llegan noticias a la prensa burguesa, razón por la que editamos este libro cuya finalidad es dar a conocer y generar simpatía hacia dicho proceso revolucionario entre los sectores populares y oprimidos del resto del mundo".


"Este proceso se inicio en 1967, en la localidad de Naxalbari (Bengala Occidental), cuando miles de campesinos pobres sin tierra y obreros armados con lanzas y precarios fusiles declararon la guerra al Viejo Estado Indio, a la clase terrateniente, a la burguesía india y a su amo imperialista. Un nuevo movimiento, hoy conocido como naxalita, nacía rompiendo, al mismo tiempo, con el reformismo en el seno del movimiento comunista indio".


"El avance de la Revolución en la India es una demostración práctica de que la revolución es posible, de que si se sigue una línea política justa y se consigue movilizar a las masas es posible triunfar. ¡Hoy más que nunca es necesario el apoyo militante del movimiento comunista, del proletariado internacional y de los pueblos del mundo a esta Revolución! ¡Apoyemos la Guerra Popular en la India, que es una esperanza para todos los oprimidos y pueblos del mundo! ".

¡NO A LA AGRESIÓN IMPERIALISTA A LIBIA!


Las fuerzas imperialistas agrupadas en la OTAN y encabezadas por el imperialismo yanqui, amparándose en una resolución del siempre dócil y manejado Consejo General de ONU, han desatado una criminal agresión militar de gran escala contra la soberanía de Libia, las razones esgrimidas son de un cinismo total y apuntan a una vil “protección de la población civil”, frente a unos supuestos ataques régimen del coronel Gaddafi contra la población de su país. ¡Todos somos testigos de cómo “protegen” a la población civil los imperialistas, no solo como lo han hecho en el pasado, sino como lo hacen hoy criminalmente masacrando a la población y usurpando la soberanía de Irak y Afganistán entre otros!


Los aviones y cañones imperialistas bombardean sin descanso a diversas instalaciones dentro del suelo de Libia y no solo a las militares como dicen las agencias de noticias reaccionarias, por otro lado si fueran solo militares tampoco sería una justificación, solo el pueblo de Libia tiene derecho a su autodeterminación. En su soberanía nacional solo ellos tienen la palabra, ninguna banda imperialista puede arrogarse el papel de gendarme y decirle a los demás como ser, actuar y vivir.


Para tomar el control de Libia, del total de su riqueza petrolera y lo principal para convertir ese país en una base desde la cual hacer frente al avance democrático, por la soberanía, la justicia social y en definitiva contra la perspectiva socialista que esta en curso en los pueblos árabes, los imperialistas apoyan con toda la maquinaria de guerra a unos llamados “rebeldes” libios, que se agrupan tras la bandera oscurantista del antiguo “reino” de Libia.


Es claro que el régimen del coronel Gaddafi no es lo que dijo ser en sus primeros años y que en la practica asumió la política neoliberal, que ha hecho acuerdos y grandes negocios con los mismos imperialistas que hoy lo atacan, eso es así, pero hoy estamos frente a una agresión imperialista contra un país soberano o que debe ser soberano y que los imperialistas ¡VAN POR TODO!. Por lo tanto lo planteado y lo que debemos asumir quienes nos reclamamos comunistas, revolucionarios, demócratas y progresistas, es el enfrentar ampliamente y con el máximo de unidad posible la agresión imperialista de los yanquis y de la OTAN contra Libia, es colocar en el centro de nuestro apoyo la causa pro Libia y anti yanqui anti OTAN y NO hacer llamados pocos claros, confusos, de apoyo a quienes sostenidos por los imperialistas dentro de Libia quieren derrocar a Gaddafi y por otro lado, pedir parar la intervención de los imperialistas en Libia ¿?.


En estos momentos, objetivamente el régimen de Gaddafi es parte del frente anti agresión imperialista y anti OTAN. Nuestra apuesta esta en primer lugar el derrotar la agresión imperialista y desde allí, desde los trabajadores y pueblos de Libia que se avance tras una autentica revolución democrática popular y socialista


En el plano de nuestro país es necesario rechazar por vergonzosa y rastrera la posición que el gobierno reaccionario de Piñera a asumido al apoyar al imperialismo yanqui y a la OTAN criminal, lo hicieron apresuradamente un día antes de que OBAMA pisoteara suelo chileno, igual como fue con la firma del tratado de “cooperación nuclear” EEUU-Chile firmado en la víspera de su llegada, ni en las formas los reaccionarios chilenos tienen alguna dignidad frente a los imperialistas.


¡A parar la agresión criminal de la OTAN encabezada por los yanquis contra Libia!
¡Todo nuestro apoyo a la lucha por la soberanía y autodeterminación de la nación y pueblos de Libia!
¡Lucha abierta y multifacética contra los imperialistas!
¡El pueblo de Libia, los pueblos vencerán!


Eduardo Artés
Primer Secretario del Partido Comunista Chileno (Acción Proletaria)
PC(AP)


23 de marzo de2011


http://www.accionproletaria.com/

Tomado del blog camarada LUMINOSO FUTURO
http://nuevademocraciapanama.blogspot.com/2011/03/no-la-agresion-imperialista-libia.html

-----------------

¿Por qué odio a Estados Unidos?



[Está es una carta de un palestino con el que compartimos el odio al Imperialismo de EE.UU.]


No sería sincero si dijera que no odio al gobierno estadounidense. Lo odio. Sí, lo odio verdadera, profunda y sinceramente.

Estados Unidos es el verdugo de mi pueblo. Es para mí, como palestino, lo que la Alemania nazi fue para los judíos. Estados Unidos es el poder diabólico que propaga opresión y muerte en mi tierra. ¿Cómo podría dejar de odiar a este "Gran Satán", el imperio diabólico? ¿Acaso alguien espera que el pueblo ame a sus torturadores y asesinos de niños?

Estados Unidos ha sido y sigue siendo quien patrocina, protege y justifica la miseria de mi pueblo durante los últimos cincuenta años.

Estados Unidos es el autor de 53 años de sufrimiento, muerte, dolor, ocupación, opresión, abandono e injusticia.

Estados Unidos es el usurpador del derecho a la democracia, los derechos humanos, las libertades civiles, el desarrollo y a una vida digna.

Estados Unidos es el cómplice y promotor de la ocupación, segregación, represión, terror y robo de tierra por parte de Israel.

Estados Unidos es el protector, mantenedor, sostenedor y garante del despotismo, dictadura y brutales atrocidades, teocracia, oligarquía y monarquías en el mundo musulmán.

Estados Unidos es el poder diabólico que deniega a mi pueblo la libertad frente a la ocupación extranjera nazi, que asesina niños y usurpa nuestra tierra.

Estados Unidos es el tirano y dictador mundial que roba a cientos de millones de árabes y musulmanes su derecho a elegir libremente a sus gobernantes y leyes, porque le da pánico la llegada de la democracia al mundo musulmán.

Estados Unidos nos trata a mí y a mi pueblo como "hijos de un Dios menor".

No estoy exagerando en absoluto. Todo el mundo sabe que las políticas y comportamientos estadounidenses en el mundo musulmán fomentan el extremismo e impiden la moderación.

De hecho, debo decir que lo primero conduce a lo segundo en una simple relación de causa/efecto.

Sé que "odiar" está mal. De hecho, me esfuerzo por no permitir que mi odio al gobierno estadounidense y sus políticas asesinas, pase de un estado estático a otro dinámico.

Sin embargo, otros, que odian a los Estados Unidos más que yo, no están en condiciones de practicar tanto autocontrol, tanta represión a sus quejas y tanta "sabiduría".

Pero el odio estático es, en última instancia, una rabia contenida, que espera el momento de la explosión. Ya está explotando en el rostro de Estados Unidos.

Sé que el odio puede ser ciego y mortal. Pero también sé que la opresión es peor que el asesinato.

Por eso intento, incluso me esfuerzo, en convertir mi odio a los Estados Unidos en lo más racional posible, lo más constructivo posible, e incluso lo más humano posible. Pero no porque Estados Unidos merezca ser tratado de forma humana.

Los exterminadores de cientos de miles de iraquíes, libaneses y palestinos no merecen respeto.

Son despreciables asesinos de masas al estilo de Hitler.

Mi meta, como la de mi pueblo, es ser libre de la opresión y ocupación israelíes, apoyadas y financiadas por Estados Unidos.

Quiero ser libre de la ocupación judía, de la segregación judía y del racismo judío.

Quiero ser libre de una vida de bloqueos viarios, puestos de control, campos de detenciones, zonas militares cerradas, "blanco de asesinatos", confiscaciones de tierra, demoliciones de casas, y sí, de masacres diarias.

También quiero ser libre del odio, incluso del odio a Estados Unidos. Pero también sé que no puedo librarme del efecto hasta verme libre de la causa, y la causa es la avaricia, codicia y hegemonía de Estados Unidos.

Todo lo que queremos es que nos dejen en paz y nos permitan vivir una vida normal y practicar los derechos y libertades que Dios nos dio, como otros seres humanos.

¿Es pedir demasiado?

Declaración de la UOC (mlm) de Colombia sobre la intervención imperialista en Libia


¡ATRÁS LA SANGUINARIA INTERVENCIÓN IMPERIALISTA EN LIBIA!


¡ABAJO EL RÉGIMEN REACCIONARIO DE GADAFI!


¡VIVA LA REBELIÓN DE LOS OBREROS Y CAMPESINOS!



La inmensa mayoría de países son hoy oprimidos y explotados por unos cuantos países imperialistas, cuyas clases dominantes parasitan a cuenta de la fuerza productiva del proletariado mundial, de las masas trabajadoras y de la destrucción de la naturaleza. Ese es el orden mundial del imperialismo o capitalismo agonizante, un moribundo sistema que sólo persigue ganancias en provecho privado de unos pocos países imperialistas y grupos monopolistas, sin aportar al bienestar y progreso de la sociedad trabajadora, nada más que hambre, represión y muerte. ¡Abajo el capitalismo mundial depredador de hombres y destructor de la naturaleza!

Denunciamos a los imperialistas que en tiempos de paz y de guerra, ocupan territorios de otros países, esclavizando el trabajo de sus habitantes y apropiándose de todos sus recursos naturales, con el apoyo y beneplácito de las clases dominantes de los países oprimidos, burgueses y terratenientes que a la vez son socios y lacayos del capital imperialista y su máquina de guerra. Denunciamos a los imperialistas de Norteamérica, Europa y Asia, enemigos a muerte de todos los pueblos de la tierra, causantes directos de la ruina y humillación en las que hoy se debaten las masas trabajadoras del mundo. ¡Abajo el imperialismo, sistema mundial de opresión y explotación!

Apoyamos la lucha de los países oprimidos contra la agresión imperialista, que ha bañado en sangre a los pueblos de Irak y Afganistán con el falso argumento de “liberarlos” del oprobio de regímenes dictatoriales y terroristas. Rechazamos la intervención de los imperialistas que hoy hunden sus garras asesinas sobre Libia, pretextados en respaldar la rebelión popular contra el reaccionario régimen de Gadafi, cuando bien se sabe que los rebeldes obreros y campesinos de Libia no pueden esperar apoyo de sus propios agresores imperialistas, de sus abominables enemigos, de sus centenarios opresores y explotadores, a pesar de ser defendidos y solicitados por otros sectores reaccionarios de las clases dominantes, que se han unido a la rebelión popular, sólo en interés de destronar a Gadafi y convertirse en los nuevos verdugos del pueblo. ¡Atrás la sanguinaria intervención imperialista en Libia!

Apoyamos a los rebeldes obreros y campesinos de Libia, quienes tampoco pueden confiar en las palabras “antiimperialistas” del represivo régimen de Gadafi, el cual hace mucho tiempo ha entrado en el juego de poderes e influencias inter-imperialistas, por lo cual hoy a la vez, recibe el respaldo abierto o solapado de Italia, Alemania, Rusia, China, otras bestias imperialistas tan rapaces y reaccionarias como Francia, Inglaterra y Estados Unidos ejecutores de la agresión, donde unos y otros le han proporcionado las armas para masacrar a los rebeldes, en nombre de una “revolución” que nada tiene en común con la verdadera revolución que necesita el pueblo libio, y de la cual ha mostrado con creces su fuerza, indignación, voluntad de lucha y heroísmo. ¡Abajo el régimen reaccionario de Gadafi!

La fuerza revolucionaria de los obreros y campesinos libios, merece todo el apoyo de los obreros y pueblos del mundo, porque es justa, y base firme e indispensable para avanzar de la rebelión a la revolución, de la resistencia armada a la guerra popular dirigida por el proletariado, esa sí, la única salida hacia la verdadera y total emancipación del pueblo libio, tanto de la dictadura de las clases dominantes comandadas por Gadafi, como del yugo colonial y semicolonial del imperialismo. Confiamos plenamente en esa fuerza que surge desde lo más hondo del pueblo. Confiamos en que los comunistas libios apoyados por el Movimiento Comunista Internacional podrán darle organización a su partido independiente y demás instrumentos de la revolución, y harán de las llamas de la rebelión actual, las chispas de la hoguera revolucionaria que habrá de incendiar todo el territorio libio, reduciendo a cenizas todo el ostentoso poder de los reaccionarios libios e imperialistas.

¡Viva la rebelión de los obreros y campesinos, y su avance hacia la guerra popular contra el imperialismo y las clases reaccionarias!


Comité Ejecutivo

Unión Obrera Comunista (MLM)

Colombia, Marzo 24 de 2011

viernes, 25 de marzo de 2011

DECLARACIÓN DEL FRENTE DEMOCRÁTICO REVOLUCIONARIO (INDIA): ¡FUERA LAS MANOS DEL IMPERIALISMO DE LIBIA!


Traducido por ODIO DE CLASE


DECLARACIÓN DEL FRENTE DEMOCRÁTICO REVOLUCIONARIO (INDIA): ¡FUERA LAS MANOS DEL IMPERIALISMO DE LIBIA!

¡“INTERVENCIÓN HUMANITARIA” NO ES MÁS QUE UN EUFEMISMO DE INVASIÓN MILITAR!


¡Levantarse! ¡Resistir! ¡Ganar la Libertad!

22 de marzo de 2011

El Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó el 17 de marzo una resolución que permite a los Estados Unidos y a otras destacadas potencias imperialistas emprender una intervención militar directa en Libia. Sin embargo, dicha intervención recurre al viejo y fraudulento pretexto de la misión “humanitaria” para proteger vidas civiles. La resolución, apoyada por los EE.UU, Francia, Gran Bretaña y Líbano, desestimó las iniciales propuestas de creación de una zona de exclusión aérea y autorizó el uso de la fuerza militar incluyendo “todas las medidas necesarias… para proteger a los civiles y las áreas con población civil en situación de riesgo de sufrir ataques.” Entre estas “áreas” se encuentra Bengasi, ciudad con una población de un millón de habitantes, que ha sido baluarte de la rebelión que se inició hace un mes contra la dictadura Gaddafi. Los gobernantes tanto británicos como franceses comenzaron ya los ataques aéreos y han asegurado que en los próximos días se producirán ataques más intensos contra Libia. Del mismo modo, funcionarios militares norteamericanos advirtieron de que incluso la imposición de una zona de exclusión aérea requerirá la destrucción previa de las bases aéreas libias. Ello implica el bombardeo directo que, inevitablemente, provocará una matanza masiva de civiles. Ya han sido bombardeados, según se informa, dos hospitales civiles y una clínica médica en el transcurso de las actuales incursiones aéreas. Los EE.UU. han dejado igualmente claro que van a emplear misiles crucero, y aviones tripulados y no tripulados. Según indican los medios de información, hasta ahora, los EE.UU. han disparado ya 124 misiles Tomahawk contra los sistemas de la defensa aérea estratégica a lo largo y ancho de Libia. Asimismo, un portavoz del Pentágono no descartó nuevos ataques con misiles contra el régimen libio en los próximos días.

Simulacro de “democracia” = Geopolítica del “Gran Petróleo”

Estos proyectos de guerra no están motivados por intención alguna de proteger al pueblo libio o de hacer avanzar la causa de la democracia, como proclaman los imperialistas en el Consejo de Seguridad de la ONU. Esta intervención beligerante, llevada a cabo, en el estilo de la de Iraq, por una “coalición de buena voluntad” dirigida por los EE.UU. contra un país rico en hidrocarburos como es Libia, está guiada por el solo interés del beneficio y de los imperativos geopolíticos: nada tiene que ver con pretensión “humanitaria” alguna de estas potencias con historiales brutales. El objetivo es explotar la guerra civil en Libia para imponer un régimen completamente tutelado que permanezca en absoluto leal a estas potencias y a las principales multinacionales del petróleo occidentales para asegurar, de este modo, la exportación libre del petróleo en el futuro. El verdadero objetivo de la intervención respaldada por los EE.UU. es, por lo tanto, suprimir cualquier revolución genuina y garantizar que cualquier régimen que sustituya a Gaddafi sirva no a los intereses del pueblo libio, sino más bien a las exigencias de Washington y del “Gran Petróleo”. La OTAN ha legitimado esta intervención señalando que cuentan con “apoyo regional”. Este apoyo no procede sino de la Liga Árabe, integrada por dictaduras, monarquías y emiratos que han servido siempre a los intereses de los imperialistas y reprimido a menudo violentamente los levantamientos populares acaecidos en sus propios países. Los autócratas del Consejo de Cooperación de Golfo (CCG) han indicado asimismo que enviarán fuerzas militares para atacar Libia. Hasta ahora, los dos países árabes que han expresado formalmente su apoyo a la agresión en las Naciones Unidas y están dispuestos a unirse al asalto de los EE.UU.-OTAN son Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, ambos gobernados por monarcas feudales. En la actualidad, ambos también colaboran con la intervención violenta de Arabia Saudí en Bahrein reprimiendo el masivo levantamiento popular contra su monarquía gobernante.

Una parodia de “Intervención Humanitaria” = Apoyo a los títeres del imperialismo

Los grandes medios de prensa anuncian con total lealtad y a bombo y platillo el fraude de la “intervención humanitaria”. Inmediatamente después de que estallara el levantamiento de masas en Libia, los principales medios se han encargado de describirlo a conveniencia de los intereses imperialistas. El 22 de febrero, la BBC mostró imágenes de una muchedumbre en Bengasi arriando la bandera verde de la república y sustituyéndola por la bandera del depuesto Rey Idris -que había sido una marioneta del imperialismo estadounidense y británico-. En estos momentos, los medios de información justifican otra vez la guerra contra el pueblo libio calificándola de “guerra contra Gaddafi”. Los medios nunca desviarán su atención hacia la auténtica intención del imperialismo que es reforzar su dominio sobre Libia en tanto que semicolonia, gobernada por los Estados Unidos y los depredadores de su misma laya de Europa Occidental, que se harán con el control de las reservas de petróleo y transformarán el territorio del país en una base estratégica de operaciones contra todos los levantamientos de masas que barren ahora Oriente Próximo y África del Norte.

Washington, que se finge ultrajado por la matanza de civiles libios y dispuesto a salvar vidas, es responsable de la carnicería de cientos de miles de personas en Iraq y Afganistán. En la víspera misma de la votación en las Naciones Unidas, la maquinaria de guerra estadounidense perpetró el asesinato a sangre fría de alrededor de 40 civiles (según recuento de los medios de información) en un ataque llevado a cabo por un avión no tripulado en Paquistán. Las mismas potencias apoyaron a los dictadores tunecino y egipcio, Zin El Abidin Ben Ali y Hosni Mubarak, cuando masacraron a manifestantes que pedían empleo, derechos democráticos y el fin del saqueo de su país y de sus recursos por la corrupta elite gobernante. Esas potencias ofrecieron asistencia política, diplomática y, en algunos casos, directamente de seguridad, en un esfuerzo por apoyar a esos regímenes títeres. Durante las mismas dos semanas en que las fuerzas de seguridad de Gaddafi dispararon contra manifestantes de la oposición, delitos similares fueron cometidos por los aliados estadounidenses en Omán y Bahrein, y por el régimen clientelar estadounidense en Iraq, sin que mediara la más mínima condena pública por parte de Washington, y mucho menos la organización de una campaña internacional para una intervención militar.

La postura europeo-estadounidense del “ultraje humanitario” no tiene ninguna credibilidad

Hasta hace unas semanas, estas potencias se dedicaban abiertamente a hacer la corte a Gaddafi para obtener lucrativos contratos para la explotación del petróleo y el gas libios. Por aquellas fechas no prestaban atención al estado policiaco de Gaddafi y a las brutalidades que se cometían en las cámaras de tortura libias. Y siguen apoyando a los regímenes de Bahrein y Yemen mientras éstos aniquilan a los manifestantes que exigen derechos democráticos. Los EE.UU. y sus amiguetes guardan silencio sobre las atrocidades infligidas a los pueblos de Kuwait o Arabia Saudí o Bahrein que también luchan por derrocar a sus gobernantes dictatoriales. Y es así, simplemente, porque los regímenes gobernantes en estos países son marionetas declaradas de los EE.UU. En Egipto y Túnez, los imperialistas están tocando todos los resortes que pueden para conseguir que las masas salgan de las calles. No se dijo una palabra de intervención de los EE.UU. en “ayuda” del pueblo palestino de Gaza cuando murieron miles de palestinos por el bloqueo, los bombardeos y la invasión de Israel. Al contrario, los Estados Unidos intervinieron para impedir la condena del estado sionista y colonizador de Israel. Estas mismas fuerzas guardaron un silencio criminal, y por ello cómplice, cuando el gobierno fascista de Sri Lanka, dirigido por Rajapakshey, empleó armas químicas contra el pueblo de Tamil Eelam. Desde 1945, los EE.UU. han destruido o derribado más de 50 gobiernos, muchos de ellos democracias, y empleado a asesinos de masas como Suharto, Mobutu y Pinochet para gobernar por poderes. En el mundo árabe, todas las dictaduras y monarquías han sido apoyadas por los EE.UU.

Tormenta del Desierto en el mundo árabe: se abre una brecha en la Tiranía Económica Mundial

La rebelión en el mundo árabe no lo es simplemente contra un dictador local. También lo es contra una tiranía económica mundial diseñada por el Tesoro estadounidense e impuesta por la Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional (USAID), el Fondo Monetario Internacional y Banco Mundial, que han logrado que incluso países relativamente ricos como Egipto estén empobrecidos, con la mitad de su población con ingresos menores a 2 dólares al día. Desde Túnez en enero de 2011, la tormenta del desierto del levantamiento popular ha atravesado todo el mundo árabe. De la Plaza del Tahrir en Egipto a la ciudad de Bengasi en Libia, pasando por Argelia, Bahrein o Sudán, las protestas masivas han sacudido unos regímenes dictatoriales y corruptos que, en su mayor parte, no son más que meros títeres del imperialismo estadounidense. Aunque las grandes empresas de la información y los medios al servicio del imperialismo también se vean obligados a hablar de estas protestas masivas y de su intento de transformar los regímenes gobernantes en Túnez y Egipto, el ethos antiimperialista y antineoliberal de estas protestas es cuidadosamente ocultado para que los levantamientos se atribuyan exclusivamente al desgobierno y a la corrupción desenfrenada de los jefes de estado. Estas protestas, con su carácter antiimperialista, sus alusiones seculares y la participación aplastante de mujeres, han demolido todos los estereotipos vulgares que sobre el mundo musulmán había difundido, a bombo y platillo, la maquinaria propagandística de la llamada “guerra contra el terror”. Estos levantamientos de masas en el mundo árabe han sacudido al imperialismo en todos los sentidos. Se han visto sacudidos por la extensión de las protestas y al mismo tiempo están desorientados sobre el camino a seguir en la región. La intervención militar en Libia refleja de nuevo la desesperación de la maquinaria bélica imperialista dirigida por los EE.UU., al haberse quedado sin otras soluciones.

El Frente Democrático Revolucionario condena el asalto militar en curso contra el pueblo de Libia llevado a cabo por las potencias imperialistas francesa, americana y británica. El Frente Democrático Revolucionario saluda los levantamientos populares en el mundo árabe y expresa su plena solidaridad con el pueblo combatiente que lucha con uñas y dientes contra las poderosas fuerzas del imperialismo y de las elites gobernantes feudales y monárquicas cuyo tiempo y espacio no es sino el fruto de los arreglos imperialistas posteriores a la II Guerra Mundial.

¡Abajo la intervención militar imperialista dirigida por los EE.UU.! ¡Corresponde al pueblo libio el derecho a labrar su futuro!

Rajkishore
Secretario General
G N Saibaba
Vicesecretario General