viernes, 27 de diciembre de 2013

IBIL: Bases



traducido por ESI taldea,
original en euskara en el blog Euskal Iraultza Sozialista:
IBIL: Oinarriak


BASES
Somos euskaldunes revolucionarios, y revolucionarios euskaldunes. Nuestro objetivo es la completa emancipación y liberación del Pueblo Trabajador Vasco, y concretamente, de la Clase Obrera Vasca, en una Euskal Herria sin clases. Para conseguir esto, queremos destruir todas las opresiones, y en especial el poder opresor hegemónico que es el Capitalismo, sin olvidar las demás opresiones más antiguas (y más profundas): patriarcado, etnocidio, racismo, ecocidio... Esas complejas redes opresoras que se han entrelazado siglo tras siglo hoy en día se han integrado en el Imperialismo. Es pues, nuestro objetivo llevar a cabo la Revolución Socialista Vasca, que los obreros vascos construyamos una Euskal Herria unida, independiente, socialista y euskaldun.

Esos han sido nuestros objetivos históricos año tras año y lucha tras lucha. En la I Asamblea de Euskadi Ta Askatasuna, en 1962, se formó el Movimiento Revolucionario de Liberación Nacional Vasco. En la V Asamblea, en 1967, se fijó el Movimiento Socialista de Liberación Nacional Vasco. Nosotros estamos con estas definiciones y la praxis de la Organización Socialista Revolucionaria Vasca de Liberación Nacional. Somos los mismos que cuando empezamos (Lehengo lepotik dugu burua): ¡Independencia y Socialismo! ¡Reunificación y Reeuskaldunización!

Nos ha preocupado completamente el rumbo que ha tomado la dirección de la Izquierda Abertzale en los últimos años. Tomando por imposible la Revolución Socialista Vasca, han decidido cambiar de estrategia e integrarse en el Sistema Capitalista en las mejores condiciones posibles. Para ello, han aceptado la ayuda del Imperialismo. Nosotros no creemos en ese camino, es más, creemos que esa estrategia nos lleva a la perdición, a dinamitar la Revolución Vasca y a desactivar todas las luchas populares revolucionarias. Procesos así se han dado por todo el mundo, y los resultados ahí están: el triunfo del Imperialismo y la derrota de las Revoluciones de los Pueblos Trabajadores. Sin excepciones.

Visto todo esto, para aferrarnos a la Revolución Socialista Vasca, para multiplicar todas las luchas del Pueblo Trabajador Vasco, para aguzar la conciencia de clase de la Clase Obrera Vasca y la praxis revolucionaria y para reforzar y reconstruir el Movimiento Socialista Revolucionario de Liberación Nacional Vasco, hemos decidido crear la organización llamada Asambleas de Revolucionarios (Iraultzaileen Bilguneak): IBIL.

He aquí los cinco principios fundamentales de nuestra organización:

*REVOLUCIÓN VASCA: No conseguiremos la liberación del Pueblo Trabajador Vasco hasta derrocar y destruir los Estados capitalistas español y francés, al menos, en Euskal Herria.

Según nosotros, estos son los cinco pilares de la Revolución Vasca:

- INDEPENDENCIA: Sólo se superará la opresión nacional que sufre el Pueblo Trabajador Vasco consiguiendo la Independencia. Somos independentistas, defendemos la total soberanía nacional de Euskal Herria contra toda opresión imperialista.

- SOCIALISMO: La Independencia de Euskal Herria tiene para nosotros un carácter de clase: la República Socialista Vasca. En ella la Clase Obrera Vasca será hegemónica, y el Pueblo Trabajador Vasco el único sujeto. El Socialismo es la transición hacia una sociedad sin clases y la época de la dictadura del proletariado: democracia, esto es, Poder Popular para los trabajadores, y dictadura para la burguesía. Será la propiedad social de los medios de producción, es decir, desaparecerá totalmente la propiedad privada de los medios de producción. Tácticamente estamos a favor del Estado Socialista Vasco, el poder de las asambleas de obreros: la República Socialista Vasca.

-REEUSKALDUNIZACIÓN: El Euskara es nuestro único idioma nacional. Estamos totalmente en contra del etnocidio que han llevado a cabo los Estados y poderes opresores siglo tras siglo en contra del Pueblo del Euskara. Hoy en día los euskaldunes somos una minoría en Euskal Herria. La Revolución Socialista Vasca debe traer consigo la reeuskaldunización, para que sea una verdadera Revolución.

-REUNIFICACIÓN: Estamos a favor de la Nación de los seis territorios: Araba, Bizkaia, Gipuzkoa, Lapurdi, Nafarroa y Zuberoa. Ese es nuestro marco nacional a día de hoy.

-EL PUEBLO TRABAJADOR VASCO TIENE DERECHO PARA VALERSE DE TODOS LOS MOLDES Y MEDIOS DE LUCHA: Mantenemos y defendemos la legitimidad y el principio de idoneidad de todos los moldes de lucha. La opción de los medios de lucha es una decisión táctica, siempre y cuando sea al servicio de la Revolución. Por lo tanto, defendemos la AMNISTÍA total e incondicional para todos los gudaris y revolucionarios que sufren la represión, porque su lucha es totalmente legitima, porque son los hijos más honestos y coherentes del Pueblo Trabajador Vasco. Del mismo modo hacemos nuestras la memoria y la defensa de todas las luchas revolucionarias del Pueblo Trabajador Vasco, en contra de las mentiras y manipulaciones de la burguesía.

*FEMINISMO: No hay verdadera revolución que no derroque el Patriarcado que oprime especialmente a las mujeres. Para ello, es necesario la praxis feminista para que la Revolución Socialista sea verdadera. El feminismo socialista revolucionario de las mujeres trabajadoras es el nuestro.

*ECOLOGISMOA: Queremos hacer la Revolución Socialista que proteja y cuide el equilibrio ecológico de la Madre Tierra, que impulsará el antidesarrollismo y el desarrollo del ecosistema global de la vida de este planeta, siempre al servicio del bienestar de los Pueblos Trabajadores.

*INTERNACIONALISMO: El Capitalismo es un sistema a nivel mundial, y la Revolución Socialista que lo destruya ha de ser también a nivel mundial. Esa es la esencia del internacionalismo proletario. La Revolución Socialista Vasca es parte de la Revolución Socialista mundial, y la Clase Obrera Vasca, parte de la Clase Obrera mundial. Los intereses comunes de clase fundamentan el internacionalismo: el deseo de destruir el Capitalismo y construir el Socialismo. El mayor deber internacionalista de la Clase Obrera Vasca es llevar a cabo la Revolución Socialista en Euskal Herria, y con ello ayudar y defender las luchas revolucionarias de las demás Clases Obreras.

*IDENTIDAD EUSKALDUN: El Euskara es la única lengua nacional de Euskal Herria. El sujeto hegemónico de la Revolución Vasca que es el Pueblo Trabajador debe ser euskaldun, sólo así se garantizará la supervivencia de los euskaldunes y la reeuskaldunización de Euskal Herria. Nuestra organización funcionará en Euskara, sus estructuras serán euskaldunizadoras, y sus militantes deben saber Euskara.
 
 

48 comentarios:

  1. ¿Hay en esta perorata nacionalista un solo gramo de marxismo? Algunos deberían echarle un ojo a las posiciones de Stalin o Lenin sobre la cuestión nacional y sobre la organización de la clase obrera en aquellos Estados donde existen nacionalidades oprimidas. ¿ODC comparte en alguna medida las posiciones de IBIL? Resulta bastante sorprendente que uno se reivindique m-l y que, al mismo tiempo, crea que estas posiciones guardan la más mínima relación con el movimiento comunista. Y eso sin entrar en otras posiciones defendidas por IBIL y sus querencias trotskistas. Todo el día dando la matraca con que hay que combatir al trotskismo (en lo que coincido) y luego se publican sus textos. Hay que ser serios. Una cosa es intentar no caer en el sectarismo y otra muy diferente que nos valga todo, incluso este batiburrillo de nacionalismo, trotskismo y teología de la liberación (menudo mejunje) que es IBIL. La clase obrera vasca necesita otra cosa. Bastante confusión ha sembrado ya el nacionalismo entre el proletariado vasco para que continuemos dándole cancha.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Decirte varias cosas:

      - En ODC estamos muy cansados de gente que va de "stalinista"-"hoxhista" y se comportan como auténticos trotskistas, sectarios y destructivos al máximo. Si Stalin levantara la cabeza no le duraban dos asaltos. Quieren ser más papistas que el papa, van de super puros pero en realidad se comportan como los más trotskistas.

      - Estas van en la línea de las bases de la V Asamblea de Euskadi Ta Askatasuna y de la que representa el MLNV, movimiento revolucionario socialista vasco de liberación nacional, que si alguna vez has simpatizado con dicho MLNV tendrías que respetar. Evidentemente el MLNV tuvo virtudes y defectos, nosotros nos quedamos con las virtudes, con lo que representa dicho movimiento de resistencia, dignidad y lucha por la liberación social y nacional de ese pueblo.

      - ODC no se tiene que identificar complemente con los artículos que publicamos, pues también queremos que sirvan para debatir.

      - ODC por encima de las discrepancias que podamos tener con IBIL dicha organización nos merece simpatía y respeto máximo por defender la línea de lucha y resistencia del MLNV frente a la línea reformista y liquidadora que han impuesto Arnaldo Otegi y compañía.

      Eliminar
    2. Compañero anónimo:

      Preguntas si en la "perorata nacionalista", como tú llamas a las bases´teóricas de IBIL hay "un solo gramo de marxismo".

      Es un tema que se puede debatir, pero con argumentos, y no con descalificaciones baratas. Quizá tu nacionalismo español te ciegue (a mí me parece que ODC actúa con internacionalismo proletario al publicar textos de una organización revolucionaria vasca con los que no está totalmente de acuerdo, buscando informar a los revolucionarios hispanoparlantes y generar debate en torno a lo que está pasando en Euskal Herria...) ¿De verdad te crees que el único nacionalismo que existe es el vasco (o el catalán)? El nacionalismo español no existe y no ha contaminado durante más de un siglo a las fuerzas de izquierda y revolucionarias españolas? Creo que merece la pena debatir de esto entre revolucionarios. Es posible que veas la paja nacionalista en nuestro ojo (yo estoy abierto al debate), pero no te perece que es posible que tú también tengas una brizna de nacionalismo español en el tuyo?

      No sé si es un gramo de marxismo o tres kilos,pero te copio algunas frases de las bases de IBIL, que me me imagino que habrás leído:

      "Nuestro objetivo es la completa emancipación y liberación del Pueblo Trabajador Vasco, y concretamente, de la Clase Obrera Vasca, en una Euskal Herria sin clases."

      "Es pues, nuestro objetivo llevar a cabo la Revolución Socialista Vasca, que los obreros vascos construyamos una Euskal Herria unida, independiente, socialista y euskaldun."

      "La Independencia de Euskal Herria tiene para nosotros un carácter de clase: la República Socialista Vasca. En ella la Clase Obrera Vasca será hegemónica, y el Pueblo Trabajador Vasco el único sujeto. El Socialismo es la transición hacia una sociedad sin clases y la época de la dictadura del proletariado: democracia, esto es, Poder Popular para los trabajadores, y dictadura para la burguesía."

      "El Capitalismo es un sistema a nivel mundial, y la Revolución Socialista que lo destruya ha de ser también a nivel mundial. Esa es la esencia del internacionalismo proletario. La Revolución Socialista Vasca es parte de la Revolución Socialista mundial, y la Clase Obrera Vasca, parte de la Clase Obrera mundial. Los intereses comunes de clase fundamentan el internacionalismo: el deseo de destruir el Capitalismo y construir el Socialismo. El mayor deber internacionalista de la Clase Obrera Vasca es llevar a cabo la Revolución Socialista en Euskal Herria, y con ello ayudar y defender las luchas revolucionarias de las demás Clases Obreras."

      Me gustaría debatir contigo sobre estas frases y conceptos. ¿Será posible?

      Recibe un saludo

      Fermintxo

      Eliminar
    3. Un fuerte abrazo de nuestra parte Fermintxo.

      Eliminar
  2. Lenin sobre la autodeterminacion.

    “El proletariado no puede guardar silencio acerca de la cuestión, particularmente desagradable para la burguesía imperialista, de las fronteras del Estado basado en la opresión nacional. El proletariado no puede dejar de luchar contra la retención violenta de las naciones oprimidas dentro de las fronteras de un Estado dado, y eso significa luchar por el derecho a la autodeterminación. El proletariado debe reivindicar la libertad de separación política para las colonias y naciones oprimidas por “su” nación.

    En caso contrario, el internacionalismo del proletariado quedará en un concepto huero y verbal; resultarán imposibles la confianza y la solidaridad de clase entre los obreros de la nación oprimida y los de la nación opresora; quedará sin desenmascarar la hipocresía de los defensores reformistas y kautskistas de la autodeterminación, que no hablan de las naciones oprimidas por “su propia” nación y retenidas por la violencia en “su propio” Estado” (Lenin, Obras Completas, t XXI, p. 160).

    A veces hay supuestos ml que invocando a Lenin o a Stalin son, en realidad, los enemigos del comunismo, que llevados por el dogma olvidan la existencia de las lenguas, los pueblos y de la propia historia.

    A mi el programa de IBIL no me parece antisocialista ni mucho menos, y para juzgarlo simplemente aplico la teoria marxista/leninista, sin dejarme llevar por condicionamientos antinacionalistas (que en definitiva no son mas que otras formas de nacionalismo que, en este caso, se basa en mantener la bota en el cuello de otros pueblos).

    Saludos Socialistas

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En primer lugar, decir que no tengo el menor problema con los movimientos de liberación nacional del Estado. Considero que cumplen un papel en el plano de la lucha democrática y son un aliado fundamental de la clase obrera y del movimiento comunista. Lo que no puedo admitir es que estos movimientos pretendan hacerse pasar por comunistas. A día de hoy las churras y las merinas son cosas diferentes. Por otra parte, no tengo ningún problema tampoco con el derecho de autodeterminación. A ningún pueblo se le puede obligar a permanecer dentro de un determinado Estado. Pero, para el proletariado vasco, catalán, gallego, castellano, etc., en tanto exista esta entidad llamada Estado español, la lucha debe desarrollarse en este marco y su unidad debe ser absoluta, incluida su unidad orgánica, en un solo partido o tal vez en varios partidos pero con un centro dirigente único (podemos recordar la relación del PSUC y PCE antes de la traición del carrillismo). La revolución socialista será en todo el Estado o no será. Otra cosa es que mañana (podría ocurrir en Cataluña) una nacionalidad se independice del Estado español. En este caso, el proletariado de esta nacionalidad debe desarrollar su lucha en el nuevo marco estatal que se cree. Ésta es la concepción m-l del problema nacional, que se estructura sobre dos parámetros: apoyo a la autodeterminación de los pueblos y a las luchas de liberación nacional; y unidad orgánica del proletariado que es oprimido y explotado por un mismo Estado, independientemente de su nacionalidad. Negar esta concepción es situarse fuera de las posiciones m-l. Ni más ni menos. Esto de IBIL u otros colectivos similares recuerda a los "socialistas" georgianos o de otras nacionalidades de la Rusia zarista, que utilizaban el socialismo como coartada para atraer a la clase obrera a las filas del nacionalismo y alejarla de lo que entonces era el movimiento socialdemócrata. ¿Qué opinaba Stalin sobre este tipo de "socialistas"? Echadle un ojo. Aunque puede ser que el georgiano Stalin no fuera más que un nacionalista ruso.
      En cuanto a lo que dice ODC sobre el estalinismo-hoxismo, contestar que estalinista, sí; el hoxismo, sin embargo, me resulta demasiado exótico, por decirlo de alguna manera. No hago parte de ninguno de eso grupillos o grupejos que andan por ahí jugando a la revolución y no acostumbro a manifestar mis opiniones por este medio (creo que ésta es la segunda vez que cuelgo un comentario a un artículo). De modo que ruego a ODC que no me confunda con elementos de este tipo. Al tal Fermintxo, decirle que no tengo el menor interés en debatir personalmente nada: si entre tus referencias políticas e ideológicas se encuentran Cristo o Trotsky, veo poco fructífero cualquier debate. En cuanto a la acusación de nacionalismo español, aporto un pequeño dato: sólo he votado en una ocasión y fue a Euskal Herritarrok en las europeas de 2000. Y en los peores tiempos del "antivasquismo", allá por el 97, con toda aquella historia de Miguel Ángel Blanco, algunos andábamos defendiendo la autodeterminación de Euskal Herria y denunciando la represión de que era objeto el MLNV en el mismo corazón de Madrid. Esto exigía entonces una cierta valentía política. Y, en el 2000, no sólo es que votara a Euskal Herritarrok, sino que algunos hicimos campaña para que se votara a esta formación, también en el corazón de Madrid. Esto sólo lo hizo una organización y unos militantes. Otros supercomunistas de última hora, o todavía estaban entonces en el cole (y ahora dan lecciones sin tener la menor trayectoria) o se dedicaban a vegetar en el reformismo y el oportunismo. Ahora cualquiera se monta un blog (y no me refiero a ningún blog en particular, ni siquiera a éste, que visito con asiduidad) y es más comunista que el mismo Marx, aunque a veces le cueste distinguir las churras de las merinas.

      Eliminar
    2. Cita de Stalin sobre el tema:
      En el período de anteguerra, en los partidos de la II Internacional salió a la palestra, como uno de los problemas más actuales, la cuestión nacional y colonial, de las naciones oprimidas y de las colonias, de la liberación de las naciones oprimidas y de las colonias, la cuestión de los medios para luchar contra el imperialismo, de los medios para derrocar el imperialismo. A fin de desarrollar la revolución proletaria y de cercar al imperialismo, los bolcheviques propusieron una política de apoyo al movimiento de liberación de las naciones oprimidas y de las colonias, sobre la base de la autodeterminación de las naciones, y elaboraron el esquema de frente único entre la revolución proletaria de los países avanzados y el movimiento revolucionario de liberación de los pueblos de las colonias y de los países oprimidos. Los oportunistas de todos los países, los social-chovinistas y social-imperialistas de todos los países arremetieron en el acto contra los bolcheviques. Los bolcheviques eran perseguidos como perros rabiosos. ¿Qué actitud adoptaron entonces los socialdemócratas de izquierda en el Occidente? Desarrollaron una teoría semimenchevique acerca del imperialismo, rechazaron el principio de la autodeterminación de las naciones en su concepción marxista (hasta la separación y formación de Estados independientes), descartaron la tesis de la gran importancia revolucionaria del movimiento de liberación de las colonias y de los países oprimidos, rechazaron la tesis de la posibilidad de un frente único entre la revolución proletaria y el movimiento de liberación nacional y contrapusieron todo ese galimatías semimenchevique, que es una desestimación completa de la cuestión nacional y colonial, al esquema marxista de los bolcheviques. Es sabido que este galimatías semimenchevique fue recogido después por Trotski y utilizado como arma de lucha contra el leninismo."


      Extraído del texto sobre "Sobre algunas cuestiones de la historia del bolchevismo" de J. Stalin.

      Eliminar
    3. ¿En qué contradice mi comentario esta cita? Vuelve a leerlo con un poquito de calma. ¿Qué parte de "apoyo a la autodeterminación y a las luchas de liberación nacional" no se entiende? Y repasa la parte última, más práctica y menos teórica.

      Eliminar
    4. Tus posiciones al final defienden el nacionalismo español y contradicen estas sabias palabras de Argala, que ODC apoyamos y hacemos nuestras:

      "los trabajadores vascos no somos españoles ni franceses, sino única y exclusivamente vascos, y que lo que nos une con ellos no es la pertenencia a una misma nación sino a una misma clase" ARGALA.

      ODC apoyamos la lucha por la autodeterminación del pueblo vasco ligada a la lucha por la Revolución Social, la lucha por la liberación social y nacional de dicho pueblo, pero siempre en la perspectiva de alcanzar una Republica Socialista Vasca y no un Estado capitalista vasco.

      ODC manifestamos nuestro radical desacuerdo con la deriva reformista claudicante de la llamada "Izquierda Abertzale Oficial" y en este sentido

      ODC apoya a los colectivos y organizaciones disidentes contra esta línea claudicadora (KIMETZ, IBIL, etc).

      Desde ODC pensamos que las organizaciones revolucionarias y disidentes vascas deberían ir hacia la unidad en la lucha (no organizativa) en base a unos puntos mínimos, como manera de romper la dispersión y debilidad actual, y crear una alternativa combativa y revolucionaria a la deriva reformista claudicante de la llamada "Izquierda Abertzale Oficial"

      Eliminar
    5. Aparte nos llama la atención el odio que tienen hacia IBIL determinados ML. De Kimetz que básicamente comparte las línea de lucha de liberación social y nacional en el marco vasco no decis nada. Y no lo decimos como reproche a KIMETZ con la cual simpatizamos sino como reproche a las criticas y ataques que se hacen a IBIL.

      IBIL con sus virtudes y defectos intenta continuar y recuperar la mejor tradición de resistencia, lucha y dignidad del pueblo vasco y del MLNV.

      Eliminar
    6. Argala merece todo el respeto como patriota vasco. Pero no es un referente ideológico para los m-l. En cualquier caso, comparto enteramente el contenido de la cita. Parece que no tenéis claro de qué estamos debatiendo aquí. Nadie discute los sentimientos nacionales de este o el otro sector de la clase obrera, sino de cómo debe organizarse el conjunto de la clase obrera del Estado español en la perspectiva de la revolución socialista. Argala dice que lo que nos une a la clase obrera de todas las nacionalidades del Estado es precisamente eso: nuestra pertenencia a una misma clase; y puesto que pertenecemos a una misma clase y nos enfrentamos a un mismo enemigo, el capitalismo español y el Estado que lo sostiene, debemos organizarnos bajo un solo centro dirigente. ¿Comparte ODC esta posición o no? ¿Os suena de algo el "Qué hacer" u otro centenar de libros y artículos de los clásicos que inciden en esta idea?
      Y eso de que termino defendiendo el nacionalismo español, bueno, en fin... Vuelvo a remitiros a la parte final de mi comentario anterior. Ahora es muy fácil ser solidario con Euskal Herria, una vez que ETA ha cerrado el chiringuito. Otros hemos sido solidarios con Euskal Herria siempre, en los tiempos más duros del terrorismo de Estado y hasta hoy. No sé cuál es la trayectoria de los militantes de ODC para imputar tan alegremente de nacionalistas españoles al personal. Pero un colectivo cuya existencia no va más allá de unos pocos años, y de cuya actividad conocemos más bien poco, aparte de la existencia de este blog, debería mostrarse más cauto en sus afirmaciones.
      Pero, volviendo a la cuestión que nos ocupa, la unidad orgánica de los proletarios dentro de un mismo Estado es una posición histórica del movimiento comunista. Esto es lo que han defendido siempre Marx, Engels, Lenin, Stalin y no sé cuántos dirigentes y teóricos marxistas. Ignorar esto es equiparable al caso de alguien que se dice matemático y no sabe sumar dos más dos. Es un principio básico de los m-l. ¿Que tenéis muy buen rollito con el tal Fermintxo y vuestras simpatías personales os llevan a defender posiciones que nada tienen que ver con el m-l? Ése es vuestro problema. Vuestro enfoque de la cuestión nacional, si es el que defendéis en estos comentarios, hacen dudar de hasta qué punto conocéis realmente la ideología que decís defender. El Partido Obrero Socialdemócrata Ruso (supongo que os es familiar el nombre), y concretamente la fracción bolchevique, englobaba a la clase obrera de todas y cada una de las nacionalidades de la Rusia zarista, y esto no le impedía ser la organización que con mayor consecuencia defendía los derechos de esas nacionalidades. No viene mal contar hasta diez antes de expresar un planteamiento político. Y sobre todo tomarse un poco de tiempo en analizar los planteamientos que se pretenden rebatir. Las palabras nos comprometen. Y ODC, en dos o tres comentarios, se ha situado fuera del m-l en lo referente a la cuestión nacional. Por otro lado, decís que organizaciones como IBIL pretenden recuperar las tradiciones de lucha del MLNV. Les deseo el mayor de los éxitos en esta tarea. Ya decía en mi anterior comentario que considero a los movimientos nacionales un importante aliado del movimiento comunista. Pero ni son comunistas ni pueden serlo. ODC debería preocuparse más de lo que atañe al movimiento comunista del Estado y menos de las vicisitudes de los movimientos nacionalistas y de sus peleas internas.

      Eliminar
    7. A ODC le molesta que os cebéis con IBIL y no digáis nada de otras organizaciones que comparten el esquema de lucha en el marco nacional que IBIL.

      ODC algunos venimos de la solidaridad con Euskal Herria de tiempos muy duros, los años 90, asi que nada nos puedes reprochar en eso.

      ODC no somos más que un pequeño colectivo y nos molesta que porque se contradigan determinadas posiciones de algunos se nos quiera "excomulgar".

      Nosotros a pesar de discrepar con algunos ML en diferentes temas los consideramos camaradas y aliados, pero estamos viendo que no parece reciproco en algunos.

      Sobre el tema particular que hablas vamos a ser claros:

      - ODC defiende que la mejor opción para conseguir la autodeterminación e independencia de los pueblos que lo deseen en el Estado Español es unirnos en el combate contra el mismo enemigo, osea el estado español. Y en ese sentido creemos que una organización comunista tiene que defender un marco de actuación estatal.

      - Pero ODC respetamos a los decidan organizarse en su marco nacional y les apoyamos si son luchadores y consecuentes. Deseamos lo anterior pero no tenemos problemas en apoyar a organizaciones independentistas revolucionarias si luchan con consecuencia y dignidad, y además creemos que no solo son aliados sino que nos benefician también a los demás del estado que queremos acabar con el estado capitalista español.

      Eliminar
  3. Aupa compañeras y compañeros!

    Sigo con mucho interés este debate entre revolucionarios de las diferentes naciones del Estado Español. Quisiera aportar algunos textos y reflexiones para profundizar en la discusión y enriquecer este debate fundamental para la Revolución Socialista en Euskal Herria y en el resto de naciones del Estado Español:

    ARGALA es un referente máximo para la mayoría de los revolucionarios euskaldunes y también para los vascos. (En IBIL diferenciamos entre revolucionarios euskaldunes, es decir, vasco parlantes, y los revolucionarios vascos, aquellos que no saben nuestra lengua nacional a consecuencia del etnocidio que los Estados Español y Francés (primeramente feudales, luego absolutistas y más tarde burgueses) han realizado contra el Pueblo Trabajador Vasco. Esta situación es típica de los Pueblos que han sido sometidos a un genocidio cultural muy intenso -nosotras lo llamamos etnocidio- como pueden ser los casos de Irlanda, Bretaña, Escocia, Euskal Herria, Aragón, Occitania etc...)

    Bueno, al grano, ARGALA era un militante de ETA con una clara identificación y formación marxista y comunista, dicho por él mismo, y sus palabras son para nosotras y nosotros una referencia de primer orden. IBIL se fundó el 21 de diciembre de 2012, precisamente porque en esa fecha asesinaron a compañero ARGALA (también es la fecha de nacimiento de STALIN, algo que los camaradas marxistas-leninistas que participan en el proyecto de IBIL nos recordaron ese día) Puede que a algunos compañeros que se definen como marxista-leninistas las palabras de ARGALA no les parezcan muy importantes, pero para nosotras lo son.

    Voy a copiar el prólogo que José Miguel Beñaran Ordeñana (este era su nombre y apellidos) escribión para el libro de Jokin Apalategi, "Los vascos, de la nación al estado" en diciembre de 1978, algunos días antes de ser asesinado:

    ResponderEliminar
  4. LOS VASCOS DE LA NACIÓN AL ESTADO

    Prólogo de José Miguel Beñaran Ordeñana

    Cuando se me ha invitado a presentar este libro, consistente en un análisis teórico acerca del nacionalismo vasco, su concepción a través de la historia por las diferentes clases sociales existentes en Euskadi, su relación con el internacionalismo en la conciencia de la clase obrera, me ha parecido lo más indicado no hacer una presentación crítica -cada lector hará sin duda la suya-, sino un breve relato de mi experiencia política personal; de mi toma de contacto con la problemática nacional vasca y con la más específica de la clase obrera de nuestro país, el desarrollo de esa conciencia incial a través de mi actividad política como militante de ETA en Euskadi peninsular y posteriormente como refugiado vasco en Euskadi continental.

    Tratando de evitar que el objetivo de este relato pueda ser mal interpretado, debo aclarar que, desde luego, no consiste en dar a conocer mi biografía, sino tratar de aportar al lector un elemento de juicio vivencial -ni más válido, ni menos que el de cualquier otro vasco- en un intento de enriquecer con datos de la experiencia el trabajo teórico realizado por Jokin Apalategi.

    Tampoco pretendo en modo alguno que mi experiencia personal sea susceptible de extensión a otras personas, por mucho que su evolución se haya podido producir en los mismos cauces organizativos. Por otra parte, considero que la experiencia sólo es racionalizable cuando se ha situado ya a cierta distancia en el pasado -en incluso en este caso su explicación puede ser diferente según el momento de la vida desde el que se la observa- con lo que su recuperación para el análisis adolecerá de la incapacidad para recoger determinadas circunstancias y elementos causales que se perdieron en el olvido sin tomar conciencia de ellos.

    ResponderEliminar
  5. Nací en Arrigorriaga en 1949. Arrigorriaga -cuando yo residía en ella- era una localidad con una población que calculo en 8.000 habitantes, de los que buena parte son inmigrantes de diferentes regiones y pueblos del Estado español. Próxima a la zona euskaldun del valle de Arratia, giraba no obstante exclusivamente en la órbita de la industriosa y comercial villa de Bilbao y sus alrededores, fuertemente integrada de emigrantes y, por ésta y otras razones históricas, de habla casi totalmente castellana. Debido a ello, Arrigorriaga, fundamentalmente, era también de lengua castellana. EL EUSKARA ERA, HASTA HACE UNOS DOCE AÑOS, UN IDIOMA EN VÍAS DE DESAPARACIÓN; conocido casi exclusivamente por el reducidísimo sector de los baserritarras (labradores de los caseríos en las montañas), probablemente lo utilizaban en sus hogares, PERO POR LO MENOS LOS JÓVENES, SE AVERGONZABAN DE HABLARLO FUERA DE ELLOS. EL CONOCIMIENTO DEL EUSKARA ERA, PUES, MÁS UNA CAUSA DE COMPLEJO DE INFERIORIDAD QUE UNA RAZÓN PARA LA AFIRMACIÓN NACIONAL COMO PUEBLO DIFERENCIADO.

    Mi padre, nacido en la misma localidad, era de origen obrero; trabajador desde la infancia y durante mis primeros seis años de vida trabajador y copropietario, junto con sus hermanos, de un pequeño negocio de carpintería que utilizaba un solo asalariado, quien, frecuentemente, fuera de las horas de trabajo convivía con ellos en régimen familiar. MI PADRE, HIJO DE EUSKALDUNES, DESCONOCÍA POR COMPLETO EL EUSKARA. Mi madre, de origen baserritarra, se vio obligada, también desde niña, a acudir a las grandes villas a ofrecer sus servicios como "femme de menage", trabajo que realizó hasta su matrimonio. VASCO-PARLANTE, NO SÉ SI POR NECESIDADES DE CONVIVENCIA CON MI PADRE Y SU FAMILIA -todos ahabitaban una sola vivienda- O POR UN COMPLEJO DE INFERIORIDAD MUY EXTENDIDO POR AQUEL TIEMPO ENTRE LOS VASCO-PARLANTES -probablemente por ambas razones-, UTILIZABA EN CASA ÚNICAMENTE EL CASTELLANO, POR LO QUE HASTA FECHAS RECIENTES HE DESCONOCIDO EL EUSKARA.

    Siendo niño aún, fortuitamente -mediante la lotería-, mi padre consiguió cierta cantidad de dinero, suficiente como para iniciar por su cuenta la construcción de viviendas, convirtiéndose de este modo en pequeño industrial de la construcción, nivel social en el que habría de permanecer hasta el día de su muerte.

    ResponderEliminar
  6. Un factor fundamental durante mucho tiempo en mi educación sería la enseñanza recibida en la escuela. Estudiaba con admiración las hazañas de los conquistadores españoles y las llamadas cruzadas, considerando la pérdida del imperio español como el lamentable resultado de un cúmulo de injusticias históricas realizadas por totras naciones como Inglaterra o Francia. José Antonio Primo de Rivera -fundador de la Falange- era considerado por mí como héroe nacional, y los rojos, como se denominaba en los libros de historia a todos los enemigos del franquismo, una horda de ateos, violadores y asesinos.

    La cuestión nacional vasca jamás llegué a planteármela en la infancia de un modo positivo, si bien la conocía por mi padre y sus audiciones nocturnas de una emisora de radio prohibida cuyas emisiones quedaban semiahogadas en un mar de ruidos y pitidos que las convertían casi en ininteligibles.

    Mi padre era patriota vasco, simpatizante del P.N.V., y yo patriota español y partidario de Franco por la paz que, tras los años de "revueltas y quemas de conventos", nos había dado a "todos los españoles". Debido a ello los enfrentamientos en casa se producían con relativa facilidad, y, si jamás llegué a ser castigado a causa de ellos, fue simplemente gracias a que mi padre comprendía que discutía con un niño al que mejor que reprender era dejar crecer y madurar.

    También mi familia paterna y sus relaciones -que constituía mi medio ambiente- eran casi en su totalidad nacionalistas vascos. Con frecuencia podía sentir ese extraño ambiente de conversaciones en la intimidad de los hogares, en los que se citaban los nombres de Sabino Arana, fundador del P.N.V., y José Antonio Aguirre, en aquel entonces presidente del Gobierno Vasco en el exilio. Pero todo esto, que sin darme cuenta iba impregnando mi subsconciente, era incapaz de combatir la enseñanza escolar, e incluso de plantearme problemas a los que de cualquier modo era aún poco sensible por mi corta edad.

    De lo que, en cambio, guardo una viva sensación es de LA IMPOSIBILIDAD PARA RELACIONARME CON MI ABUELA MATERNA. ELLA APENAS HABLABA CASTELLANO Y YO NO CONOCÍA EL EUSKARA POR LO QUE NUESTRAS CONVERSACIONES JAMÁS SUPERABAN DE UN BREVE INTERCAMBIO DE PALABRAS SUELTAS. HABRÍA DE MORIR SIN QUE LLEGÁSEMOS A TENER UNA AUTÉNTICA CONVERSACIÓN. RECUERDO TAMBIÉN QUE CUANDO ÍBAMOS A VISITARLA, MI MADRE HABLABA EN EUSKARA CON SU FAMILIA SIN QUE YO LLEGASE A COMPRENDER NADA. TODO ELLO ME HACÍA SENTIRME DISMINUIDO EN EL AMBIENTE DE AQUELLAS ESPORÁDICAS VISITAS, QUE MÁS TARDE COMPRENDERÍA ERA EL DE UNA GRAN PARTE DE MI PUEBLO, LA MÁS AUTÉNTICA.

    ResponderEliminar
  7. Por otra parte, mi padre, a pesar de su nacionalismo sabiniano, era un ferviente admirador de la organización social de la U.R.S.S. y del comunismo en general, aunque quizá entendido de un modo un tanto particular. ESTO HIZO QUE LOS TÉRMINOS SOCIALISMO Y COMUNISMO, UNA VEZ LIBERADO DEL LASTRE EDUCATIVO RECIBIDO EN LA ESCUELA, ME RESULTARAN UNA OPCIÓN SOCIAL MÁS POSITIVA QUE OTRAS, A DIFERENCIA DE LA HERENCIA ANTICOMUNISTA QUE DEMASIADOS VASCOS DE TODAS LAS CAPAS SOCIALES HAN RECIBIDO DEL NACIONALISMO TRADICIONAL. La dificultad para acercarme a ellos se situaba en el terreno ideológico, pues era decididamente religioso.

    Los amigos de mi padre eran obreros y mis amigos hijos de obreros, por lo que ése ha sido el ambiente social en que me he desarrollado; aunque hasta la adolescencia no haya estado capacitado para conocer la división de la sociedad en clases sociales. Tampoco serían estas relaciones las que me inclinasen a POSICIONARME CON LA CLASE OBRERA Y OPTAR POR EL MODELO SOCIAL MARXISTA. Creo que mi evolución en este sentido se produjo en dos etapas.

    La primera, caracterizada por tres elementos: negación del individualismo pequeño-burgés, condena de a explotación capitalista y corespondiente afirmación obrerista y visión idealista de inspiración religiosa de la sociedad.

    ResponderEliminar
  8. Recuerdo como una vivencia continuada las preocupaciones económicas de mi padre en el desarrollo de su empresa. Para comenzar la construcción de un edificio, dependía siempre de la venta de los locales del anteriormente construido y de los créditos bancarios. Le recuerdo muchas veces solo en su despacho, preocupado hasta la angustia, cuyo contagio no podía yo evitar. Pronto comprendí que aquella competencia, aquella ley de la selva que rige las relaciones sociales entre empresarios, no podía aportar un mínimo de felicidad social --entendiendo la felicidad como yo la entiendo, lógicamente--; que era mejor COLECTIVIZAR LA PROPIEDAD PARA QUE LOS BENEFICIOS Y LAS PREOCUPACIONES FUERAN DE TODOS. Era tan fuerte en mí esta vivencia que no recuerdo haber deseado nunca continuar los negocios de mi padre a pesar de los beneficios que indudablemente reportaban. Quizá también yo era de animo débil, pues otros en situación semejante lo han hecho.

    Desde que tengo uso de razón --es un decir-- he tenido ocasión de contemplar LA EXPLOTACIÓN DE LA CLAE OBRERA, aunque sin comprenderla como tal durante mucho tiempo. He visto trabajadores --vecinos míos-- que tras una jornada laboral normal se veían obligados a "meter horas" en la construcción de mi padre u otras, y todo ello únicamente para alcanzar a sobrevivir junto con sus familias: Hacia los diecisiete años ingresé en una organización católica, denominada Legión de María, uno de cuyos objetivos era bucear en la miseria social para consolar a quienes se veían obligados a padecerla. A través de mi participación en ella, conocí lo que creía no existía en nuestro país, pero aún desconocía los motivos del sufrimiento que veía; lo que progresivamente se me fue haciendo evidente es que el consuelo no quita el hambre ni las enfermedades. Únicamente con las luchas obreras que en mitad de la década de los sesenta se produjeron en mi zona, y especialmente con la huelga de Bandas y la represión desatada durante el "estado de excepción" consiguiente, y la lectura de novelas sobre el tema del sacerdocio obrero llegué a LA COMPRENSIÓN DE LA DIVISIÓN SOCIAL EN CLASES CON INTERESES OPUESTOS.

    Ya comprendía el problema, pero no conocía aún posibles soluciones válidas para resolverlos. SE ME ESCAPABA EL CARÁCTER ANTAGÓNICO DEL ENFRENTAMIENTO BURGUESÍA-PROLETARIADO y en general toda la racionalización de la problemática social. Mi visión era puramente vivencial y su interpretación idealista. Debía estar con el que sufría y ayudarles, debía hacer algo por mejorar las condiciones de vida de los trabajadores, pero no alcanzaba a comprender LA EXISTENCIA DE UN MODO DE PRODUCCIÓN CAPITALISTA QUE CAUSABA LA EXPLOTACIÓN DE LA CLASE OBRERA Y LA REPRESIÓN CONTRA ELLA. Recuerdo que, por ejemplo, para sensibilizar frente a la guerra del Vietnam, poníamos en la puerta de la iglesia parroquial fotografías de niños muertas por las bombas. Pero lo que ni yo ni mis compañeros de aquel entonces comprendíamos con todas sus consecuencias, era que LA GUERRA DEL VIETNAM NO ERA UN MAL EN SÍ, SINO PRODUCIDO POR EL IMPERIALISMO AMERICANO EN SU LUCHA CONTRA LAS JUSTAS ASPIRACIONES DE LIBERACIÓN NACIONAL Y SOCIAL DEL PUEBLO VIETNAMITA; Y QUE LA ÚNICA SOLUCIÓN POSIBLE ESTRIBABA EN LA DERROTA DE LAS TROPAS NORTEAMERICANAS EN AQUEL TERRITORIO.

    ResponderEliminar
  9. Sería poco más tarde, en una segunda etapa, cuando habría de sufrir una profunda transformación ideológica que me permitiese colocar en su lugar cada elemento del rompecabezas, Aficionado al estudio y necesitado de racionalizar mis experiencias, de comprender el por qué de las cosas, mi concepción religiosa de la vida, del hombre y de sus relaciones sociales entró en crisis, debido a que no me era suficiente para explicar ninguno de los problemas que se me planteaban. COMENCÉ A ESTUDIAR LA TEORÍA MARXISTA.

    Ya para entonces se oía hablar de una nueva organización política patriótica y socialista que luchaba por la independencia de Euskadi, era E.T.A. Surgían las Ikastolas y aparecían jóvenes que cantaban en euskara. La cuestión vasca brotaba a la luz con toda su problemática. NUESTRO PUEBLO, CASI ANIQUILADO, RESURGÍA y su resurgir se dejó sentir también en Arrigorriaga. Comenzaron las clases nocturnas de euskara para adultos y LOS VASCO-PARLANTES COMENZARON A SUPERAR SU COMPLEJO PARA MOSTRARSE ORGULLOSOS DE HABLAR EL EUSKARA.

    Como resultado de ambos factores --ESTUDIO DEL MARXISMO Y RESURGIR NACIONAL VASCO--, tomé conciencia clara de la existencia de Euskadi como nación diferenciada, integrada por siete regiones separadas por las armas de los Estados opresores, español y francés; DE LA DIVISIÓN DE LA SOCIEDAD EN CLASES ENFRENTADAS POR INTERESES IRRECONCILIABLES; de que Euskadi misma no era una excepción en este sentido, comprendí lo que fue la "evangelización de América" por los españoles y lo que fueron "las cruzadas", lo que fueron "los rojos" y el "glorioso alzamiento nacional"; que no se trata de que los ricos ayuden a los pobres, ni únicamente de que se aumenten los salarios de la clase obrera, SINO DE SOCIALIZAR LOS MEDIOS DE PRODUCCIÓN; que para lograr la solidaridad social es precisa UNA PROFUNDA REVOLUCIÓN CULTURAL, y que para ello, no basta con la buena voluntad, sino que es precisa una TRANSFORMACIÓN DEL MODO DE PRODUCCIÓN CAPITALISTA ACTUALMENTE DOMINANTE POR OTRO SOCIALISTA; que para ello ES PRECISO QUE LA CLASE OBRERA OBTENGA EL PODER POLÍTICO; QUE UN APARATO DE ESTADO NO ES NEUTRAL Y QUE ESTO OBLIGA A LA CLASE OBRERA A DESTRUIR EL ESTADO BURGUÉS PARA CREAR OTRO, PROPIO, QUE LA BURGESÍA RECURRE A LAS ARMAS CUANDO VE EN PELIGRO SUS PRIVILEGIOS, LO QUE INDUCE A PENSAR QUE SI LA CLASE OBRERA NO SE PLANTEA EL PROBLEMA EN TÉRMINOS SEMEJANTES, TENDREMOS OCASIÓN DE PRESENCIAR MUCHAS MATANZAS Y POCAS REVOLUCIONES.

    Iniciado este proceso de comprensión, QUE ESPERO QUE JAMÁS LLEGUE A CONSIDERAR SUFICIENTEMENTE MADURO, se me planteó la entrada en E.T.A., y acepte.

    ResponderEliminar
  10. A pesar de la dificultad de las relaciones orgánicas debida a exigencias de la CLANDESTINIDAD en que debía desarrollarse nuestra actividad política, mi pertenencia a E.T.A. me permitió profundizar más en el conocimiento de la cuestión nacional Y SU RELACIÓN CON LA LUCHA DE CLASES. Pero fue fundamentalmente la escisión producida en torno a la realización de la VI Asamblea --declarada ilegal-- la que, obligándome a revisar todos mis planteamientos antes de posicionarme, me permitió darles coherencia y confirmarme en su justeza.

    La tesis defendida por el grupo denominado VI Asamblea consistía en que LA OPRESIÓN NACIONAL SUFRIDA POR EL PUEBLO VASCO ERA UNA CONSECUENCIA HISTÓRICA MÁS DEL DESARROLLO SOCIAL QUE TENÍA COMO MOTOR LA LUCHA DE CLASES.

    EN EL PROCESO DE CONSOLIDACIÓN DEL MODO DE PRODUCCIÓN CAPITALISTA, las burguesías de los Estados español y francés, buscando el dominio de mercados lo más amplios posible, habían separado Euskadi en dos pedazos y, tratando de homogeneizar sus respectivos mercados, tanto a nivel jurídico como LINGÜÍSTICO, habían destruido la peculiar organización jurídica vasca E INTENTADO ANIQUILAR LA LENGUA, imponiendo por contra las culturas castellana y francesa, que de este modo se convertirán no sólo en dominantes, sino en las únicas permitidas. Superado el modo de producción capitalista, y no teniendo los trabajadores españoles y franceses --nueva clase hegemónica-- ningún interés en mantener la opresión del Pueblo Vasco, ésta AUTOMÁTICAMENTE tendería a desaparecer.

    Por lo tanto, EL OBJETIVO PRINCIPAL LO CONSTITUÍA EL TRIUNFO DE LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA A NIVEL DE LOS ESTADOS ESPAÑOL Y FRANCÉS. Para lograrlo lo antes posible, era necesario UNIFICAR A LOS TRABAJADORES A NIVEL DEL ESTADO ya que es a este nivel al que se desarrolla la lucha de clases de un modo diferenciado.

    E.T.A. había defendido siempre la INDEPENDENCIA de Euskadi y, según VI Asamblea, esta reivindicación DIVIDÍA a los trabajadores vascos, por lo tanto, era preciso ABANDONARLA y posicionarse por la autodeterminación nacional sin adoptar opción concreta alguna respecto a ella. La opción independentista, no sólo era CONTRARREVOLUCIONARIA en cuanto que sembraba la división en el seno de la clase obrera y frenaba el proceso revolucionario, sino que además era PEQUEÑO-BURGUESA por cuanto representaba el intento de la pequeña burguesía vasca de convertirse en clase hegemónica del nuevo vasco a crear; intento por otra parte banal, visto el punto al que había llegado el proceso de desarrollo histórico. La opción independentista era, pues, REACCIONARIA además. Curiosamente --por lo repetitivo-- y coincidiendo con esta tesis, se planteaba la lucha armada como un método elitista y de ambiciones mesiánicas que, intentando sustituir al necesario protagonismo de las masas obreras, no representaba sino la expresión de una pequeña-burguesía que se revolvía desesperadamente contra su inexorable marginamiento histórico. Siguiendo este esquema --y aunque jamás fuera dicho--, E.T.A. NO REPRESENTABA SINO LA VERSIÓN ANTI-FRANQUISTA, Y POR ELLO RADICAL, DE LA POLÍTICA PEQUEÑO BURGUESA DEL P.N.V.; y en definitiva, UNA ORGANIZACIÓN LLAMADA A SER ASIMILADA POR DICHO PARTIDO una vez alcanzada la democracia política, si esto llegaba a producirse.

    ResponderEliminar
  11. ESTANDO DE ACUERDO CON SU ANÁLISIS ACERCA DEL ORIGEN DE LA OPRESIÓN DEL PUEBLO VASCO, RECHAZABA POR COMPLETO LAS CONSECUENCIAS QUE DE DICHO ANÁLISIS EXTRAÍAN.

    Su esquema, COPIA EXACTA DEL APLICADO POR LENIN EN LA URSS, LO ENCONTRABA ERRÓNEO EN EUSKADI.

    Los pueblos, y dentro de ellos cada sector, no optan en un momento, sino continuamente en un proceso a lo largo del cual pueden cambiar sus opciones si así lo aconsejase la realidad circundante.

    No era el Estado dictatorial franquista con su acerbo centralismo e imperialismo español LA ÚNICA CAUSA de la existencia de la opción independentista, sino también LA INCOMPRENSIÓN HISTÓRICAMENTE DEMOSTRADA POR LOS PARTIDOS OBREROS ESPAÑOLES FRENTE A LA CUESTÓN VASCA.

    La opción independentista era la expresión política de la afirmación nacional de los sectores populares con conciencia nacional que iban día a día ampliándose.

    EL PUEBLO VASCO HA TENIDO OCASIÓN DE COMPROBAR A LO LARGO DE LA HISTORIA QUE UNA REVOLUCIÓN SOCIALISTA A NIVEL DEL ESTADO NO ES LA SOLUCIÓN AUTOMÁTICA DE SU OPRESIÓN NACIONAL; QUE LOS PARTIDOS OBREROS ESPAÑOLES ESTÁN DEMASIADO IMPREGNADOS DEL NACIONALISMO BURGUÉS ESPAÑOL.

    Por otra parte, EL LOGRO DE LA INDEPENDENCIA EXIGÍA LA DERROTA DEL ESTADO ESPAÑOL POR LO MENOS EN EUSKADI, es decir, una verdadera REVOLUCIÓN POLÍTICA que sólo podía ser llevada a cabo POR LAS CAPAS POPULARES BAJO LA DIRECCIÓN DE LA CLASE OBRERA, única capaz de asumir hoy en Euskadi con todas sus consecuencias, la dirección de un proceso de tal envergadura. Precisamente, este ASUMIR LA CUESTIÓN VASCA POR LA CLASE OBRERA es lo que ha posibilitado el resurgimiento nacional de Euskadi.

    ResponderEliminar
  12. Mis posteriores relaciones, como representante de E.T.A., con representantes de diversos partidos obreros revolucionarios españoles, no sirvieron sino para confirmar esta visión. Dichos partidos no entendían la cuestión vasca sino como un problema, UN PROBLEMA MOLESTO QUE CONVIENE HACER DESAPARECER.

    SIEMPRE ME PARECIÓ VER QUE LA UNIDAD DE "ESPAÑA" ERA PARA ELLOS TAN SAGRADA COMO PARA LA BURGUESÍA ESPAÑOLA.

    Jamás llegaban a entender que EL CARÁCTER NACIONAL que adoptaba LA LUCHA DE CLASES en Euskadi fuese un FACTOR REVOLUCIONARIO ; por el contrario, no era para ellos sino una nota discordante en el proceso revolucionario español que aspiraban orquestar.

    Con respecto a las relaciones entre Euskadi continental y Euskadi peninsular, el exilio me ofreció la ocasión de conocer directamente la problemática existente. Hasta entonces, mi opción frente a este tema obedecía más a razones históricas e ideológicas que a un conocimiento real de la Euskadi continental actual. No obstante, la experiencia no hizo sino confirmar mis hipótesis y dotarlas de una base más científica. Euskadi continental es una zona de casi nula industrialización; las bases de su economía lo constituyen las actividades del sector primario y las turísticas. Con una población que no sobrepasa el cuarto de millón de habitantes y marginada completamente de los centros económicos franceses, sufre una aguda emigración de mano de obra joven. Aunque el euskara es ampliamente conocido en las zonas rurales, e incluso algo en la costa, su participación junto a Francia en dos guerras de liberación nacional contra las potencias centrales y la inexistencia de clase social alguna capaz de marcar una dinámica nacional propia, ha tenido como consecuencia, que hasta hace aún pocos años la conciencia nacional fuese propiedad exclusiva de determinados sectores intelectuales. Pero la onda expansiva de la lucha de Euskadi peninsular, junto a la labor de dichos sectores intelectuales, ha producido una toma de conciencia cada vez mayor. El Estado francés supo ver el peligro que representaban ambos factores y declaró ilegales tanto a E.T.A. como a Enbata. Como sucede con frecuencia en tales casos, la medida no serviría sino para fortalecer el resurgimiento nacional y nuevas organizaciones habrían de brotar y extenderse, aunque lentamente. Por otro lado, es evidente que la única solución económica viable para Euskadi continental es su integración con la zona peninsular donde puede encontrar los capitales y la tecnología de que necesita para dejar de constituir una reserva turística y productora de mano de obra destinada a la emigración A pesar de las diferencias culturales creadas entre ambas zonas de Euskadi por dos siglos de separación forzada, LA COMUNIDAD LINGÜÍSTICA posibilita dicha integración Pude, pues, comprobar que, a pesar de lo incipiente del grado de desarrollo de la conciencia nacional en Euskadi continental, la unidad de ambas partes de nuestro pueblo no estaba sólo justificada por razones históricas, sino también económicas y que por todas ellas era posible. Por lo tanto, ambas zonas del país no habrían de caminar separadas en dos estrategias correspondientes a los estados en que se hallaban incluidas, sino que era preciso desarrollar UNA SOLA ESTRATEGIA NACIONAL Y UNITARIA, aunque coordinando tácticas y etapas diferentes en correspondencia con la realidad de cada zona.

    ResponderEliminar
  13. En cuanto a la lucha armada, mi interpretación acerca de ella tampoco se correspondía con la realizada por VI Asamblea. El hecho de que fuese practicada de modo minoritario no significa en modo alguno que expresase los intereses de la pequeña-burguesía vasca. Constituía únicamente la expresión más radical del descontento de las capas populares vascas y en especial de la clase obrera. La identificación de esta clase con quienes la practicaban comenzó a hacerse patente de modo evidente con ocasión del juicio de Burgos en diciembre del año 70. A partir de entonces, no haría sino crecer. La lucha armada era resultado de la convergencia de la opresión nacional y LA EXPLOTACIÓN DE CLASE que los trabajadores vascos --entendido el término en el sentido más amplio-- sufrían bajo la dictadura franquista, y no podía sino desarrollarse en tanto ésta se mantuviese. La mayor o menor aceleración de su proceso de desarrollo obedecía a las condiciones de vida y formación ideológica histórica respecto a ella del Pueblo Vasco.

    La lucha armada tampoco frenaba las labores de organización de masas a otros niveles; por el contrario, al constituirse en el peor enemigo del régimen español, convertía el resto de formas de lucha en enemigos secundarios y más fáciles de admitir para el franquismo. Cierto que provocaba oleadas de represión sobre los sectores que trataban de organizar a las masas trabajadoras patrióticas, impidiendo su organización; pero ello no se debía a la lucha armada en sí, sino a la unidad orgánica que en E.T.A. se producía entre dichos sectores y los encargados de la práctica armada.

    ResponderEliminar
  14. VI Asamblea se declaraba internacionalista y tachaba a E.T.A. de NACIONALISTA PEQUEÑO-BURGUESA.

    Pero, ¿qué es el internacionalismo obrero?

    ¿SER INTERNACIONALISTA EXIGE A LOS TRABAJADORES DE UNA NACIÓN DIVIDIDA Y OPRIMIDA REFEGAR DE SUS DERECHOS NACIONALES PARA DE ESTE MODO CONFRATERNIZAR CON LOS DE LA NACIÓN DOMINANTE?

    En mi opinión, no. Internacionalismo obrero significa la solidaridad de clase, expresada en el mutuo apoyo, entre los trabajadores de las diferentes naciones, PERO RESPETÁNDOSE EN SU PECULIAR FORMA DE SER NACIONAL.

    SI LAS RELACIONES ENTRE LAS FUERZAS OBRERAS ESPAÑOLAS Y LAS PATRIÓTICAS VASCAS NO HAN SIDO MEJORES NO SE DEBE A LAS JUSTAS EXIGENCIAS DE ESTAS ÚLTIMAS, SINO A LA INCOMPRENSIÓN Y ACTUACIÓN OPORTUNISTA MOSTRADA POR AQUÉLLAS FRENTE A LA CUESTIÓN NACIONAL VASCA.

    ¿El internacionalismo obrero exige que los trabajadores de la nación políticamente más avanzada frenen su ritmo para ir de la mano de los de las más atrasadas? Si fuera así, la humanidad estaría aún estancada. Si determinadas revoluciones socialistas e innumerables luchas de liberación nacional, de indudable signo progresista, han podido alcanzar el éxito se debe de modo muy importante a la existencia de países que no entendieron de aquel modo el internacionalismo obrero. E incluso más, la experiencia demuestra que cada país que triunfa sobre el capitalismo sienta las premisas para la extensión de la revolución socialista mundial porque no hay consejo más eficaz que el ejemplo. LA MEJOR FORMA DE CULTIVAR EL INTERNACIONALISMO ES AVANZAR EL PROCESO REVOLUCIONARIO SOCIAL, ALLÁ DONDE HAYA CONDICIONES PARA ELLO.

    El sector patriótico de la clase obrera vasca que no existía de modo consciente hace cuarenta años --LO QUE PERMITIÓ QUE LA DIRECCIÓN DE LA LUCHA NACIONAL FUESE EJERCIDA POR LA PEQUEÑA-BURGUESÍA- existía ya en la década de los sesenta. La evolución de E.T.A. con sus bruscos saltos y desgajamientos en una y otra dirección, no expresaba sino la búsqueda de la afirmación ideológica y política de dicha clase en el seno de una realidad ocupada por sectores con intereses ajenos a ella.

    La separación de la VI Asamblea sería decisiva en este sentido. A partir de ella, no se trataría ya de saber dónde se estaba sino cómo había de estarse. El que E.T.A. --entendida más como fenómeno político que como organización-- no haya sido capaz, hasta fechas recientes, de comenzar a organizar a los trabajadores patriotas vascos de modo coherente no se debe a su, por algunos pretendido, carácter pequeño-burgués, sino a la inexperiencia política, lógica en un sector social que en Euskadi acababa de tomar conciencia de su identidad y lo tenía aún todo por aprender.

    Precisamente la toma de conciencia de este sector social, constituido por los trabajadores vascos con conciencia nacional, es lo que permitía pensar en Euskadi como UN MARCO AUTÓNOMO PARA LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA que forzosamente habría de ir UNIDA a la lucha de liberación nacional; con todas las dependencias respecto al resto de los Estados español, francés y mundial, que lógicamente existen.

    ResponderEliminar
  15. La realidad posterior no ha hecho sino confirmar estas hipótesis. Las luchas obreras surgidas en Euskadi han tenido siempre su límite de generalización en el marco geográfico de la nación vasca; igualmente la lucha política ha tenido en Euskadi carácter diferenciado del resto de los estados vecinos. Ello ha obligado a los partidos de extensión estatal española, a considerar la conveniencia de descentralizar sus estructuras, creando órganos de dirección y siglas a nivel de Euskadi peninsular. Los partidos obreros españoles han dejado de ser el enemigo principal del estado para que este papel fuese ocupado por las fuerzas patrióticas obreras vascas y en especial E.T.A. Estas mismas fuerzas han servido de elemento revulsivo y radicalizador del proceso revolucionario de todo el Estado español, confirmando la justeza de la visión que E.T.A. ha tenido del internacionalismo obrero.

    A pesar de la disimilitud entre Euskadi continental y peninsular, producida por las diferentes estructuras socioeconómicas y de formas de padecimiento de la opresión nacional, el proceso de aproximación entre ambas zonas es ya evidente --relaciones culturales, relaciones económicas intercooperativas, partido político extendido a ambas zonas-- y su interrelación cada día mayor, contrarrestando la tesis de quienes las pretendían insertar, respectivamente, en los procesos francés y español e independientes entre sí. Por el contrario, debido a la interrelación antes citada, son los mismos aparatos de Estado español y francés quienes han comenzado a unificar su lucha contra el pueblo Vasco.

    ResponderEliminar
  16. Una vez iniciado el proceso de descomposición del franquismo., E.T.A., lejos de engrosar las filas de las organizaciones pequeño-burguesas, ha dado lugar a la creación de partidos obreros; que además están demostrando ser capaces de impulsar a los sectores que representan a una práctica revolucionaria frente a la política reformista de quienes siembre se han auto-proclamado auténticos comunistas revolucionarios.

    Hoy, frente a la doble solución --pequeño-burguesa vasca o socialista española-- que se le presentaba al Pueblo Vasco en el primer tercio de siglo, un sector de la clase trabajadora está en condiciones de ofrecer una tercera vía: LA REVOLUCIÓN SOCIALISTA VASCA.

    Tampoco debemos engañarnos: el triunfo de esta opción es difícil. Y sus principales obstáculos --con ser importantes-- no van a ser únicamente los partidos burgueses --ellos sólo pueden alargar la lucha-- ni la existencia de un elevado número de trabajadores sin conciencia nacional; el resurgir y extenderse de la conciencia nacional vasca, así como su asimilación por los inmigrantes, es un proceso largo, pero ya hoy lo suficientemente profundo como para considerarlo difícilmente reversible. Hoy quizá el mayor obstáculo consiste en EL ALTO NIVEL DE CONSUMO existente en Euskadi peninsular --motor del proceso revolucionario vasco--, que puede hacernos olvidar que el objetivo de los trabajadores vascos no es consumir lo necesario y lo superfluo hasta el nivel de lo ridículo --y a la vez dramático--, sino transformar nuestras relaciones sociales de producción, haciéndolas fraternales y solidarias, y nuestras relaciones con los medios de producción apropiándolos y colocándolos a nuestro servicio; decidir qué queremos producir y cómo queremos distribuirlo; poder pensar y relacionarnos en nuestra lengua y crear nuestra propia cultura; en suma, ser hombres libres en un país libre. Esto constituye una revolución social y, para llevarla a cabo, es precisos que el poder político sea nuestro, sin sustituismos de ninguna clase; es precisos que se lo arrebatemos a las burguesías española y francesa que hoy lo detentan; es precisa una revolución política.

    ResponderEliminar
  17. Por supuesto que las fuerzas políticas de la burguesía se opondrán a ella. Pero lo más triste seria que también lo hiciesen las fuerzas políticas representativas de la clase obrera española. NOSOTROS RENUNCIAMOS A INTENTAR DETERMINAR CÓMO HA DE CONFIGURARSE EL PROCESO REVOLUCIONARIO ESPAÑOL Y MUCHOS ESTARÍAMOS DISPUESTOS A AYUDARLES EN SU TAREA.

    Pero a cambio exigimos que a los trabajadores vascos se nos respete el derecho a decidir ya desde hoy cómo queremos construir el futuro, nuestro futuro.

    La opción que hoy ofrece el sector patriótico de la clase obrera vasca no es únicamente una opción para Euskadi, sino indirectamente también para los trabajadores españoles y franceses en cuanto que la revolución socialista vasca no puede sino potenciar las de sus respectivos países. Ella constituye la mejor aportación que la clase obrera vasca puede hacer a los trabajadores de todo el mundo.

    Si los partidos obreros españoles no lo comprendiesen así y buscasen frenar el proceso político vasco en un intento de integrarlo en el de sus respectivos estados, estarían haciendo un triste favor a los trabajadores vascos y a la clase obrera en general. La incomprensión que hasta el presente han demostrado a las peculiaridades de la lucha en Euskadi es consecuencia directa de su incomprensión de la existencia misma del Pueblo Vasco. Ella constituye precisamente el motivo de que el sector objetiva y subjetivamente más revolucionario de éste haya optado por la INDEPENDENCIA y de que todo él tenga hoy una dinámica en ese sentido.

    Entre el Pueblo Español hemos encontrado también auténticos revolucionarios que han sabido reconocer la existencia y los derechos de nuestra pueblo; PERO DESGRACIADAMENTE MUY POCOS . Si los partidos obreros españoles hubiesen sido como ellos, quizá hoy quienes defendemos la independencia de Euskadi hubiésemos optado por OTRA SOLUCIÓN MÁS UNITARIA. De cualquier modo, los pueblos caminan hacia su INTEGRACIÓN económica y política y los trabajadores debemos potenciar la SOLIDARIDAD y UNIDAD internacionales siempre que no nos obligue a sacrificar nuestra personalidad nacional. De ahí que, frente a la tarea de evitar enfrentamientos y borrar suspicacias entre los trabajadores vascos y los españoles y franceses e iniciar UN PROCESO DE ACERCAMIENTO Y AYUDA MUTUA, han de ser estos últimos quienes dejen de pensar en términos de IMPERIO y comprendan de una vez que LOS TRABAJADORES VASCOS NO SOMOS NI ESPAÑOLES NI FRANCESES, SINO ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE VASCOS, y que lo que nos une con ellos no es la pertenencia a una misma nación sino a una misma clase.



    José Miguel Beñaran Ordeñana

    ResponderEliminar
  18. Aupa, camaradas, soy Fermintxo :

    Unas palabras de LENIN sobre los comunistas georgianos:

    "Me parece que he incurrido en una grave culpa ante los obreros de Rusia por no haber hablado con las suficientes energía y dureza del decantado problema de la unión de las repúblicas socialistas soviéticas. (...)
    (...) Denominamos nuestra una administración que, en realidad, aun no tiene nada que ver con nosotros y constituye un batiburrillo burgués y zarista que no ha habido posiblidad alguna de transformar en cinco ñaos sin la ayuda de otros países y en unos momentos en que predominaban las "ocupaciones" militares y la lucha contra el hambre.
    En estas circunstancias es muy natural qie la "libertad de abandonar la unión", con la que nosotros nos justificamos, sea un papel mojado inservible para defender a los no rusos de la invasión del ruso genuino, del ruso chovinista, miserable en el fondo y dado a la violencia, como es el típico burócrata ruso. No cabe duda de que el insignificante porcentaje de obreros soviéticos y sovietizados se hundiría en este mar de inmundicia chovinista rusa como las moscas en la leche.
    En defensa de esta medida (aclaración: unir la administración soviética por encima de la soberanía nacional de cada República Socialista Soviética) se dice que han sido segregados los comisariados del pueblo que tienen relación directa con la sicología de las naciones, con la instrucción pública de las naciones. Peo a este respecto, se nos ocurre hacer la pregunta de si es posible independizar a estos comisariados y la de si hemos tomado medidas con la suficiente solicitud para proteger de veras a los no rusos contra el derzhimorda genuinamente ruso. (aclaración: "derzhimorda": nombre de un policía en la comedia del escritor ruso N. V. Gógol, "El Inspector". Pasó a ser proverbial para designar al opresor y vejador bruto e insolente, en Euskal Herria utilizamos la expresión "txakurrón" para decir lo mismo). Creo que no las hemos tomado, aunque pudimos y debimos hacerlo.
    Me parece que en esto han tenido un efecto fatal la precipitación y las aficiones administrativas de Stalin, sí como su enconamiento contra el decantado "socialnacionalismo". Por lo común, el enconamiento desempeña siempre en política el peor papel.
    Temo igualmente que el camarada Dzerzhinski, que ha ido al Cáucaso a investigar el caso de los "delitos" de esos "socialnacionalistas", también se haya distinguido sólo por sus ánimos genuinamente rusos (se sabe que los pueblos alógenos rusificados se pasan siempre de la raya en cuanto a sus ánimos genuinamente rusos) (aclaración: Dzerzhinski era polaco), y que la imparcialidad de toda su comisión esté suficientemente caracterizada por el "guantazo" de Orzhonikidze. (...)
    A este respecto cabe hacer ya una importante pregunta de principio: ¿cómo comprender el internacionalismo?."

    Para más detalles y acaraciones, consultar el tomo 45 de las Obras Completas de Lenin, Editorial Progreso, Moscú, 1987, páginas 372-374.

    ResponderEliminar
  19. Sigo con las reflexiones de este caramada comunista revolucionario que fue Vladimir Illich Ulianov, alias "Lenin":

    "En mis trabajos sobre el problema nacional he escrito ya que el planteamiento abstracto del problema del nacionalismo en general no sirve para nada. es necesario distinguir entre el nacionalismo de una nación opresora y el nacionalismo de una nación oprimida, entre el nacionalismo de una nación grande y el nacionalismo de una nación pequeña.
    Respecto al segundo nacionalismo, los integrantes de una nación grande tenemos casi siempre la culpa de cometer en el terreno práctico de la historia infinitos actos de violencia; e incluso más aún: cometemos sin darnos cuenta infinitos actos de violencia y ofensas. (...)
    Por eso, el internacionalismo de la nación opresora, o de la llamada nación "grande" (aunque sólo sea grande por sus violencias, grande como un esbirro), debe consistir no sólo en observar la igualdad formal de las naciones, sino también esa desigualdad que, por parte de la nación opresora, de la nación grande, compensa la desigualdad real que se da en la vida. Quien no haya comprendido esto, no ha comprendido la actitud verdaderamente proletaria ante el problema nacional: sigue sosteniendo, en el fondo, el punto de vista pequeñoburgués, y por ello no puede menos de pasar a cada instante al punto de vista burgués.
    ¿Qué tiene importancia para el proletario? Para el proletario tiene no sólo importancia, sino que es de una necesidad esencial gozar, en la lucha proletaria de clase, de la máxima confianza entre los pueblos alógenos. ¿Qué hace falta para eso? Para eso hace falta algo más que la igualdad formal. Para eso hace falta compensar de una manera u otra, con su trato o con sus concesiones a las otras naciones, la desconfianza, el recelo y los agravios inferidos en el pasado histórico por el Gobierno de la nación dominante.
    Creo que para los bolcheviques, para los comunistas, huelga meterse en explicaciones y entrar en detalles. Y creo que en este caso, respecto a la nación georgiana, presenciamos un ejemplo típico de cómo la actitud verdaderamente proletaria exige cautela, delicadeza y transigencia extremas por nuestra parte. El georgiano que trata con desdén este aspecto del problema, (aclaración: tanto Ordzhonikidze como Stalin eran georgianos), que hace despectivas acusaciones de "socialnacionalismo" (cuando él mismo es no sólo un "socialnacionalista" auténtico y verdadero, sino un burdo esbirro ruso), ese georgiano vulnera, en el fondo, los intereses de la solidaridad proletaria de clase, porque nada frena tanto el desarrollo y la consolidación de esta solidaridad como la injusticia en la esfera nacional y nada hace reaccionar con tanta sensibilidad a los representantes de otras naciones "ofendidos" como el sentimiento de igualdad y la vulneración de esa igualdad por parte de sus camaradas proletarios, aunque sea por negligencia, aunque sea por gastar una broma. Poer eso, en este caso, es preferible pecar por exceso que por defecto en el sentido de hacer concesiones y ser blandos con las minorías nacionales. Por eso, en este caso, el interés vital de la solidaridad proletaria y, por consiguiente, de la lucha proletaria de clase, requiere que jamás enfoquemos de manera formalista el problema nacional, sino que tomemos siempre en consideración la diferencia obligatoria en la actitud del proletario de la nación oprimida(o pequeña) ante la nación opresora (o grande)."

    Dictado el 31 de diciembre de 1922.

    ResponderEliminar
  20. Sigo con Illich:

    "¿Qué medidas prácticas s edeben tomar en la situación creada?
    Primero, hay que mantener y fortalecer la unión de las reúblicas socialistas; sobre esto no puede caber ninguna duda. Lo necesitamos nosotros, lo mismo que lo necesita el proletariado comunista internacional, para luchar contra la burguesía mundial y defenderse de sus intrigas.
    Segundo, hay que mantener la unión de las repúblicas socialistas en cuanto al personal diplomático que, dicho sea de paso, es una excepción en el conjunto de nuestra administración pública. (...)
    Tercero, hay que imponer un castigo ejemplar al camarada Ordzhonikidze (digo estco con gran pesar, porque somos amigos y trabajé con él en el extranjero, en la emigración), y también terminar de examinar o examinar de nuevo todos los documentos de la comisión Dzerzhinski para corregir la inmensidad de errores y de juicios apasionados que hay sin duda en ellos. La responsabilidad política por toda esta campaña de verdadero nacionalismo ruso debe hacerse recaer, como es natural, en Stalin y Dzerzhinski.
    Cuarto, hay qie implantar las normas más severas sobre el uso del idioma nacional en las repúblicas de población alógena que forman parte de nuestra Unión y comprobar su cumplimento con el mayor celo. (...)
    (...) El daño que pueda sufrir nuestro estado por la falta de administraciones públicas nacionales unificadas con la rusa es incalculable e infinitamente menor que el daño que nos inferirá no sólo a nosotros, sino a toda la Internacional, a los cientos de millones de habitantes de Asia, la cual debe salir al proscenio de la historia en un próximo futuro, suiguiéndonos los pasos. Sería un oportunismo imperdonable que, en vísperas de este avance de Oriente, en los comienzos de su despertar, menoscabásemos el prestigio que tenemos en él aunque sólo fuese con la menor aspereza e injusticia hecha en nuestras propias naciones alógenas. Una cosa es la necesidad de cohesión contra los imperialistas de Occidente, que defienden el mundo capitalista. En este caso no puede haber dudas, y huelga decir que apruebo sin reservas estas medidas. Y otra cosa es cuando nosotros mismos adoptamos, aunque sea en pequeñeces, actitudes imperialistas frente a naciones oprimidas, poniendo así en tela de juicio toda nuestra sinceridad en la adhesión a los principios, toda la defensa que hacemos de la lucha contra el imperialismo. Y el mañana de la historia universal será el día en que despierten definitivamente los pueblos oprimidos por el imperialismo, los cuales han abierto ya los ojos, y en que empiece la larga y dura batalla decisiva por su emancipación."

    Dictado el 31 de diciembre de 1922.
    Publicado por primera vez en 1956 en la revista "Kommunist", número ).
    Se publica según el apunte del secretario (ejemplar mecanografiado).

    ResponderEliminar
  21. Con la intención de dar más datos sobre el eterno debate sobre la independencia, la autodeterminación, el nacionalismo burgués, el socialnacionalismo, el socialchovinismo y la teoría revolucionaria marxista-leninista, os copio aquí el último documento que dictó LENIN, el 6 de marzo de 1923. Cuatro días después, el 10 de marzo de 1923 su estado de salud empeoró bruscamente, y como todos sabemos, murió el 21 de enero de 1924, a las siete menos diez de la tarde.

    Esta carta de solidaridad para con los comunistas georgianos, acusados de "socialnacionalismo" por parte de STALIN, ORDZHONIKIDZE y DZERZHINSKI dice así:

    A P. G. MDIVANI, F. E. MAJARADZE Y OTROS

    Rigurosamente secreto

    A los camaradas Mdivani, Majaradze y otros
    Copia a los camaradas Trotski y Kamenev

    Estimados camaradas:

    Sigo con toda el alma su asunto. Estoy indignado por la brutalidad de Orzhonikidze y las indulgencias de Stalin y Dzerzhinski. Preparo para Ustedes notas y un discurso.

    Respetuosamente, LENIN

    6 de marzo de 1923

    Se publica según la copia mecanografiada

    Para los camaradas que quieran comprobar las fuentes originales, cosa absolutamente normal tras décadas de manipulación imperialista y revisionista, esta carta se puede encontrar en las OBRAS COMPLETAS de LENIN, tomo 54 Cartas, página 372. La notas aclarativas se encuentran en la página 736 del mismo tomo.

    Creo que en el debate pendiente entre los revolucionarios de las distintas naciones del Estado Español (Euskal Herria, Catalunya, Galiza, España...) sobre el problema nacional, estos textos son interesantes, tanto para los marxista-leninistas como para los socilalistas revolucionarios que consideramos a LENIN como una referencia teórica y práctica máxima e imprencindible.

    El debate sigue abierto, espero que el compañero que no quería debatir conmigo cambie de opinión.

    Un abrazo comunista revolucionario para todas y todos! Feliz y revolucionario año 2014!

    Juntos venceremos!

    Fermintxo

    ResponderEliminar
  22. No entiendo porque los camaradas de odio de clase, no son solidarios con la escision maoista del partido comunista de nepal, al parecer para ellos son revisionistas.
    y sin embargo apoyan a IBIL, una organizacion que ni siquiera es comunista, cuyo dirigente Fermintxo publicamente ha afirmado que el que no sepa euskera no es revolucionario y que incluso ha expulsado por ello a uno de sus miembros, continuador de la peor tradición socialchovinista de Txillardegi, Antza y el peor nacionalista reaccionario vasco que combatio toda su vida en contra de la creación del partido comunista vasco y asi podemos entender como el tal fermintxo es Cristiano, trosquista y demas raleas antistalinistas..

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compañero anónimo:

      Es bastante difícil contestar a alguien que no conoces y desde su anonimato, quizá mal informado o tal vez con mala fe (esto no lo sé porque no sé quién eres, compañero o compañera anónimo) vierte una serie de mentiras, calumnias y medias verdades cuyo objetivo cada día va quedando más claro en la práctica revolucionaria (o contrarrevolucionaria) de cada cual.

      Vamos por partes: IBIL no es comunista, es socialista revolucionaria, pero la mayoría de su militancia sí se define como comunista -yo entre ellos- y una gran parte es marxista-leninista. Como ya se ha explicado más de una vez, en base a un analisis concreto de la realidad concreta de Euskal Herria y del MLNV, hemos decidido que la prioridad en este momento es reagrupar a todas y todos los revolucionarios que se oponen a la liquidación del MLNV y apuestas por la reconstrucción del Movimiento Socialista Revolucionario de Linberación Nacional Vasco. Otros plantean otras vías y tienen todo el derecho del mundo, pero creo que la práctica concreta de cada cual está demostrando que la pureza, casi siempre, suele ser bastante estéril. Nostros nos definimos por la Revolución Socialista Vasca, y por la dictadura del proletariado, y tenemos nuestra plataforma, la República Socialista Vasca. Sobre eso estamos trabajando y luchando.

      Me tengo que ir a comer, luego sigo.

      Un saludo.

      Eliminar
    2. Aupa!

      Soy Fermintxo y voy a seguir intentando desmontar las mentiras de este compañero anónimo que quizá repite lo que otros le han dicho, y por lo tanto está mal informado y no es consciente de las implicaciones de lo que dice y de la falsedad de sus fuentes informativas, o tal vez sabe muy bien de lo que habla y se dedica a mentir y calumniar de forma consciente en base a unos intereses que no podemos conocer, ya que actúa bajo el anonimato. No podemos conocer sus intereses, pero quizá tal vez intuirlos...

      El caso es que hay una campaña de difamación durísima contra IBIL, que curiosamente va desde los diarios monárquico- neofranquistas-fascistas "EL DIARIO DE NAVARRA", "EL CORREO VASCO", "El MUNDO", que tienen detrás a la Guardia Civil y el CNI, hasta el diario de la burguesía vasca "DEIA", que tiene detrás a la Ertzaintza y el PNV, pasando por la dirección liquidacionista de la Izquierda Abertzale Oficial, con las direcciones de SORTU y ERNAI a la cabeza, y terminando con el blog "marxista-leninista" EHS y otros "marxistas-leninistas" varios que nadie conoce pues siempre aparecen como anónimos. Una "santa alianza" de lo más curiosa, que da qué pensar. Los camaradas de ODC se han olido la tostada, así como muchos otros revolucionarios sinceros...entre otras cosas porque hemos estado en las prisiones españolas y francesas juntos y sabemos quién es quién...


      Eliminar
    3. Soy Fermintxo, sigo con mis reflexiones:

      Vamos por partes. En un comentario anterior he explicado por qué IBIL no se define como comunista, sino como socialista revolucionario, y en base a qué análisis político hemos decidido eso. Si nos equivocamos, la práctica revolucionaria nos lo indicará claramente, la praxis de lucha. Por el momento, no vemos a nuestro alrededor que los intentos de construir el Partido Comunista Vasco hayan dado muchos resultados. A no ser que el partido comunista vasco sea el PCPE, porque entonces el debate se ha terminado.

      Tenemos relaciones con KIMETZ y con otros comunistas vascos. Hace poco Jon Aldana y yo estuvimos hablando largo y tendido con Juan Mari Olarieta, que es un amigo y un camarada, además de un comunista bastante conocido en el Estado Español, y que evidentemente, no se cree ni una sola de las falacias, mentiras y calumnias que algunos "marxista-leninistas de Euskal Herria" se dedican a propalar a los cuatro vientos, se supone que con la sana intención de hacer avanzar la Revolución Socialista Vasca.

      Con Juan Mari Olarieta hablamos de teoría y práctica revolucionaria, de praxis real de lucha, cosa desconocida para los que se dedican a jugar a hacer la revolución detrás de la pantalla del ordenador de su casa, y yendo de anónimos por la vida...

      Pero vayamos al asuntillo: la teoría revolucionaria se basa en el análisis concreto de la realidad concreta, y yo jamás en la vida he dicho que quién no sabe Euskara no es revolucionario. Eso es una mentira interesada de quien busca camuflar su nacionalismo chovinista español en Euskal Herria, y sus posturas colonialistas. Lo que yo he dicho, y lo repito, es que en Euskal Herria, alguien que aspira a ser revolucionario, y més si quiere ser un revolcionario de vanguardia, debe considerar como su deber aprender la lengua original del País donde vive (y se supone que quiere hacer la Revolución), que no es otra que el Euskara. Dicho así creoque se entiende en qué contexto concreto se sitúa esta afirmación: aquellos revolucionarios que se NIEGAN a aprender Euskara no son revolucionarios, y eso de forma objetiva, independientemente de sus buenas (o malas) intenciones. Es curioso y muy significativo que los revolucionarios euskaldunes llevemos más de 60 años teniendo que explicar esto. Es indicativo de hasta dónde ha llegado el etnocidio contra la lengua vasca en nuestro País, y el grado de contaminación por la ideología nacionalista española que tienen algunos supuestos "marxista-leninistas". Estos problemas creo que no se plantean en el seno de la izquierda revolucioaria de Catalunya o Galiza, allí para todos es evidente que un revolucionario catalás o gallego debe saber la lengua del País, y si no la sabe, aprenderla. Pero así están las cosas en Euskal Herria, seguramente por que la colonización lingüística de nuestro país comenzó con el Imperio Romano (y seguramente antes, con la llegada de los celtas...) Me imagino que si el Pueblo Ibero o el Lusitano hubieran sobrevivido al etnocidio imperialista romano en alguna parte de la Península Ibérica, tendrían los mismo problemas. El caso es que yo hablo Español (es mi lengua materna), también hablo Francés e Inglés, y no tengo ningún problema a la hora de aprender cualquier lengua del planeta (por razones prácticas de internacionalismo proletario, mis prioridades son el gallego y el catalán...) pero a alguna gente "marxista-leninista" de Euskal Herria, aprender Euskara les parece rebajarse o hacer una concesión al maldito nacionalismo burgués vasco, y al racismo de Sabino Arana... En su paranoia antivasca (que roza muchas veces el racismo más ramplón) han llegado a decir que el lauburu es un simbolo aranista, cosa que hizo desternillarse de risa a nuestro amigo y camarada Juan Mari Olarieta, porque todo el mundo sabe que es un símbolo solar antiquísimo y precristiano, utilizado en toda Eurasia, desde Irlanda a la India....

      Eliminar
    4. Soy Fermintxo.

      Sigo con otra leyenda negra sobre IBIL. Se dice que "incluso" hemos expulsado por no saber Euskara a uno de nuestros militantes. Esto es una mentira asquerosa. Cualquiera que haya tomado diez minutos para leer nuestras bases teóricas sabrá que para militar en IBIL hay que saber Euskara. Punto. Nos parece que, vista la experiencia de Irlanda con el gaélico (por poner uno de los miles de ejemplos que hay por el mundo), la organizaciones revolucionarias vascas deben funcionar en Euskara (no será mucho pedir, ¿no?). Así que una persona que acudió a una de nuestras asambleas y que no sabía de nuestra línea política en este tema se tuvo que quedar fuera. Esta persona está actualmente estudiando Euskara, y como sigue en relación con nosotros (y tras aclarar una serie de mentiras y calumnias que le afectaron muy duramente y personalmente a ella) y cuando adquiera un nivel adecuado para seguir nuestros debates y funcionamiento interno, y si ella lo desea, pasará a militar en IBIL como uno o una más. Punto final.

      Lo que curiosamente nunca se dice es que otra persona si fue expulsada de IBIL por su comportamiento, y que esta persona, que era miembro de nuestro Comité Nacional, por supuesto que sabía Euskara y era euskaldun. Pero el asunto era que trató de engañarnos y manipularnos de una forma escandalosa, y cuando su comportamiento maniobrero y oportunista fue detectado, se le pidió que abandonase IBIL. de todo esto no hemos dicho ni mu, porque no es nuestro estilo, pero cuando esta calumnia se repite una y otra vez, y se utiliza para destruir las simpatías que IBIL pueda tener en Euskal Herria y (lo que es más grave) en otras naciones del Estado Español, creoque es mi deber dejar las cosas claras. Sobre todo porque fue la persona expulsada (que actualmente milita en el PCPE) la que dejó caer una serie de medias verdades y media mentiras sobre el militante que en la leyenda negra que algunos están difundiendo fue "expulsado" por "no saber Euskara". Miserias humanas de algunos que se autodenominan "marxistas-leninistas" y van por la vida dando lecciones de lo que no son.

      Eliminar
    5. Soy Fermintxo otra vez.

      Sobre mi supuesto "trotskismo". Todo este debate se ha realizado en Euskara, cosa bastante lógica entre revolucionarios en Euskal Herria, pero como algunos ni saben Euskara ni tienen ninguna intención de aprenderlo (ya que la obligación moral de todo comunista revolucionario de aprender la lengua del Pueblo Trabajador de su Nación -sea natal o de adopción- es para ellos una insoportable imposición del racismo de Sabino Arana, una violencia intolerable del socialnacionalismo de IBIL y una opresión más del chovinismo pequeño-burgués del nacionalismo vasco, y bla, bla, bla... siete toneladas de argumentos del más rancio nacionalismo burgués españolista....), como decía, como ni saben Euskara ni quieren aprender, pues no se enteran de la misa a la media y mezclan todo.

      No he sido trostkista en mi vida, por la sencilla razón de que siempre me he identificado con los planteamientos de la Oposición Obrera de Alexander Shliapnikov y Alexandra Kollontai, cuando Leon Davidovich Bronstein quería militarizar los sindicatos y Lenin y Stalin le pararon los pies. Sí he sido antistalinista, de lo que me he autocriticado públicamente en el blog Euskal Iraultza Sozialista, en Euskara, claro. Pero, ¿para qué perder el tiempo leyendo chorradas si tenemos un buen argumento para machacar a Fermintxo y a IBIL (que por cierto tiene militantes marxista-leninistas stalinistas...) y cortocircuitar las simpatías que puedan suscitar entre los revolucionarios del Estado Español?

      Che Guevara defendió a Stalin, y yo me sitúo en esa línea. Mis camaradas marxista-leninistas de IBIL, mediante la crítica y el debate fraternal, en la lucha diaria, hombro con hombro, me han convencido de lo erróneo de mis anteriores posiciones. Así de simple. Una pueba más de que los plateamientos de IBIL funcionan, y que el trabajo y la lucha juntos unen y fusionan a los militantes, tal como lo pensaba el CHE en Bolivia, donde lucharon juntos Inti Peredo, de línea pro-soviética, y el minero Moisés Guevara, que era pro-chino. Los dos murieron con las ramas en la mano luchando por la Revolución Socialista Boliviana y Latinoamericana.

      La praxis revolucionaria es fecunda, la pureza ideológica suele ser estéril, sobre todo si es sectaria.

      Eliminar
    6. Termino con el tema de mis creencias. Vengo de la Teología de la Liberación, y soy creyente sin etiquetas. El origen de mi fe es cristiano, y esas son mis raíces, pero estoy abierto a otras tradiciones como pueden ser el Budismo, el Judaísmo y el Islam. Y si me preguntas qué tipo de creyente admiro, te diré tres: Camilo Torres el colombiano, Malcom X el afroamericano y Ali Shariati el iraní.

      Y entre los vivos, Munia Abu Jamal y Leonard Peltier.

      Espero que esto no sea un impedimento para luchar juntos por la Revolución Socialista Mundial.

      Un abrazo para todas y todos, y también para ti, compañero anónimo, en el caso de que estuvieras mal informado. espero que todo este rollo te haya aclarado algo este tema.

      Saludos de todo corazón!

      Eliminar
  23. Poseyendo el nacionalismo una innegable influencia en el seno del movimiento vasco y habiendo alcanzado el marxismo leninismo un gran prestigio entre todos los revolucionarios, es lógico que se haya desarrollado en Euskadi una tendencia -presente de uno u otro modo en diversos sectores- a conciliar ambas cosas. Es por ello preciso que abordemos en estas páginas la cuestión de la relación entre el nacionalismo y el marxismo leninismo.
    ¿Es ésta una relación de afinidad? No, en modo alguno y desde el punto de vista comunista, el naciónalismo no puede emanar sino de la burguesía de tal o cual país y sólo puede existir en la medida en que sirve a sus intereses. El proletariado es opuesto al nacionalismo, que busca su división, y alienta el internacionalismo revolucionario que debe soldar a las masas obreras de todas las naciones y nacionalidades del mundo en el esfuerzo común por acabar con el capitalismo. Estas son las posiciones que desde Marx hasta nuestros días han defendido loe trabajadores conscientes:
    "El nacionalismo burgués y el internacionalismo proletario son dos consignas irreductiblemente opuestas que corresponden a dos grandes campos de clase del mundo capitalista y que traducen dos políticas (más aun dos concepciones del mundo) en la cuestión nacional. (...) "El marxismo es irreconciliable con el nacionalismo, incluso con el más "justo” de los nacionalismos, el más "puro," el más fino y civilizado" (1)
    Esta "condena" del nacionalismo, sin exceptuar ninguna de sus variantes, no significa ciertamente que, a nuestro juicio, los diversos nacionalismos sean iguales. De un modo general, Lenin solía distinguir entre el nacionalismo de una potencia opresora y el que surge en el interior de la burguesía y pequeña burguesía de una nación o nacionalidad oprimída. Así se expresaba en "Del derecho de las naciones a la autodeterminación":

    En todo nacionalismo burgues de una nación oprimida, existe un contenido democratico general contra la opresión, y es este contenido el que nosotros apoyamos sin restricciones ,poniendo siempre aparte, rigurosamente, la tendencia al exclusivismo nacional..." (2)
    Hay que recalcar que, según Lenin, no se trata de apoyar a los nacionalismos de la burguesía y pequeña burguesía de las nacionalidades oprimidas sino, solamente, su contenido democrático general.
    El nacionalismo, como tal, cualquier nacionalismo, incluido el más "avanzado" ha de ser combatido indefectiblemente. No con las armas que emplea la reacción sino mediante la discusión, la crltica. la persuasión. Consecuente con al internacionalismo proletario, Lenin proclamaba la necesidad de
    ( "La unidad de los obreros de las distintas naciones en la lucha contra el nacionalismo de cualquier burguesía nacional..." (3)
    El militante marxista revolucionario de una nacionalidad pequeña y oprimida, como la nuestra,
    "Debe luchar contra el hermetismo, el aislamiento, la estrechez mezquinamente nacional , por la consideración de lo integral y lo general, por la subordinación de los intereses de lo particular a los intereses de lo general" (4)

    La oposición al nacionalismo por parte de los comunistas, ¿implica un menosprecio de la patria y de los sentimientos nacionales? De esta forma respondia Lenin :
    "La patria es el medio politico cultural y social dado (...). El proletariado no puede permanecer indiferente e insensible ante las condiciones políticas, sociales y culturales de su lucha; por tanto, no pueden serle indiferentes tampoco los destinos de su país" (5)
    A lo que agregaba Dimitrov:

    ResponderEliminar
  24. Es asi como el patriotismo de los comunistas enlaza con el patriotismo de los revolucionarios franceses de 1799 que designaban con el nombre de patriota a los defensores del pueblo y de la República, a los enemigos de la reacción monárquica. No es otro el patriotismo del que habla Mao Tse-tung cuando a firma que los comunistas "no sólo pueden sino que deben serlo" (patriotas) (9).

    Tal es el patriotismo de los miles de comunistas vascos que murieron con las armas en la mano luchando por la libertad de Euskadi. Un patriotismo que no se nutre de las corrientes exclusivistas y retógradas del viejo nacionalismo. Un patriotismo que asume la tradición de los Caballeritos de Azcoitia , adelantados del progreso y de la democracia en Euskal-Herria de Michelena, el amigo de la Revolución francesa y enemigo de la España oscurantista y feudal; de un Mina, adversario irreductible de las fuerzas del pasado...
    Un patriotismo que no se define por su oposición a la causa del proletariado, sino que presupone la dirección del proletariado sobre las amplias masas populares, pues es en la dirección proletaria don de se sustentan las únicas esperanzas sólidas de libertad para el pueblo vasco.
    Un patriotismo solidario y complementario del patriotismo revolucionario común a todos los pueblos de España y Francia en lucha contra el imperialismo. Un patriotismo que se inspira en la consigna que nos diera nuestro mártir, el comunista y patriota vasco Jesus Larrañaga:
    "IPor la libertad de Euskadi dentro de las libertades de España!"


    (1) Lenin, "Notas criticas sobre la cuestión nacional".
    (2) Lenin "Del derecho de las naciones a la autodeterminación".
    (3) Lenin "La corrupción de los obreros por el nacionalismo sutil".
    (4) Lenin "Balance de una discusión sobre el derecho de las naciones a la autodeterminación!

    (5) Lenin "El militarismo belicoso y la táctica antimilitarista de la socialdemocracia".
    (6) Dimitrof, "La ofensiva del fascismo y las tareas de la Internacional Comunista en la lucha por la unidad de la clase obrera contra el fascismo" (VII Congreso de la I.C., 1935."

    (7) Dimitrof "El trabajo y el amor a la patria".
    (8) Lenin, "Sobre el orgullo nacional de los rusos".
    (9) Mao Tse-tung, "El papel del Partido comunista de China en la guerra nacional".

    ResponderEliminar
  25. Las posiciones leninistas
    Al contrario que el nacionalismo burgués, el internacionalismo proletario es partidario de la unión de las naciones, nacionalidades y pueblos.
    "El partido proletario aspira a crear un Estado lo más grande posible ya que eso beneficia a los trabajadores; aspira al acercamiento y la fusión ulterior de las naciones; mas no quiere alcanzar ese objetivo por la violencia, sino por medio de una alianza libre y fraterna de los obreros y las masas trabajadoras de todas las naciones" (l).
    Pero, el camino de la unidad es muy largo y està lleno de tropiezos. El capitalismo ha legado una pesada carga de rivalidades y conflictos nacionales, engendrados por su politica de opresión nacional.
    "La política de opresión de las nacionalidades es una política de división de las naciones. Al mismo tiempo, es una política de corrupción sistemática de la conciencia del pueblo. Los ultrarreaccionarios basan todos sus cálculos en la contraposición de los intereses de las distintas naciones, en el envenenamiento de la conciencia de las masas ignorantes y oprimidas" (2).
    Lo esencial, pues, es superar esa desastrosa situación promovida por los reaccionarios capitalistas, por el imperialismo y sus agentes locales que, sabedores de lo provechoso que, para sus intereses, resultan las rencillas entre los pueblos, no deperdicían una sola oportunidad para cultivar el chovinismo, el exclusivismo y la xenofobia. Hacia la eliminación de la opresión nacional que tantos males ooasiona al proletariado ya los pueblos, se encamina, en primer lugar, la lucha de los partidos proletarios en este terreno. En tal sentido, los partidos proletarios de aquellos paises en los que existen una o varias nacionalidades oprimidas, incluyen en sus programas unas exigencias concernientes al logro de su libertad nacional. Estas exigencias se resumen en dos puntos principales: l) Igualdad completa de las diferentes nacionalidades, y 2) Reconocimiento del derecho a la autodeterminación (derecho a separarse y constituir un Estado aparte). Asi lo enunciaba Lenin:
    "Plena libertad de separación, la más amplia autonomía local (y nacional), garantías detalladas de los derechos de las minorías nacionales tal es el programa del proletaria do revolucionario" (3)
    "Poner en práctica con gran celo la igualdad y la libertad de separación de las naciones, para privar de base a esa desconfianza y conseguir la más estrecha unión voluntaria de las Repúblicas Soviéticas de todas las naciones (...) Desarrollo del idioma y de la literatura de las naciones que hasta hace poco han estado oprimidas o no tenían plenos derechos" (4).

    ResponderEliminar
  26. ¿Y con respecto a la separación? La actitud de Lenin era extremadamente clara. En primer lugar, ya lo hemos dicho, los marxistas han de luchar por la unión. El mismo reconocimiento del derecho a la libre separación forma parte de esta lucha por la unión.
    "... Si nosotros exigimos la libertad de separación para los mongoles, persas, egipcios y, sin excepción, para todas las naciones oprimidas y de derechos mermados, no es porque estemos a favor de su separación, sino sólo porque somos partidarios del acercamiento y la fusión libres y voluntarios, y no violentos. ¡Sólo por eso!"(5).
    No debe, pues, confundirse el dereoho a la autodeterminación con la conveniencia de que se separe tal o cual nacionalidad en tal o cual coyuntura.


    "El derecho de las naciones a disponer de si mismas significa exclusivamente su derecho a la independencia política, a la libre separación política con respecto a la nacion que les oprime. Concretamente esta reivindicación de la democracia política significa la libertad completa de propaganda en favor de la separación y la solución de este problema por vía de referendum en el seno de la nación que se separa. Así, esta reivindicación no tiene el mismo sentido que la de la separación, la fragmentación, la formación de pequeños Estados. No es sino la expresión oonsecuente de la lucha contra toda opresión nacional" (6)

    ResponderEliminar
  27. "¿Responder por qué si o no' a la cuestión de la separación de cada nación? Esta es, según parece, una reivindicación muy "práctica". Pero, de hecho, es metafísica , es absurda, en cuanto a su aspecto teórico y prácticamente tiende a subordinar el proletariado a la burguésia " (7).
    Esto no quiere decir que, en cada caso concreto, en el momento oportuno, en vista de las circunstancias presentes en cada ejercicio del derecho a la autodeterminación el partido proletario se niegue a tomar una postura definida.
    "El reconocimiento por la social—democracia (es decir, por los comunistas) del derecho de todas las nacionalidades a la autodeterminación, no significa en modo alguno que los socialdemócratas renuncien a apreciar de modo independiente la conveniencia de la separación estatal de una u otra nación en cada caso concreto" (8).
    El Partido del proletariado tiene que
    "Apreciar cada problema concreto concerniente a la separación desde un punto de vista que excluya toda desigualdad, todo privilegio, todo exclusivismo" (9) "Es intolerable mezclar el derecho de las naciones a la autodeterminación (...) con la conveniencia de que se separe una u otra nación. El Partido Socialdemócrata ha de resolver esta ultima cuestión en cada caso concreto de modo absolutamente independiente, desde el punto de vista de los intereses de todo el desarrollo social y de los intereses de la lucha de clases del proletariado por el socialismo" (10).
    Esto es que, sin renunciar a considerar conveniente, en determinadas condiciones una separación temporal (al objeto de sentar las bases para una nueva unidad), una decisión concreta sólo puede tomarse en presencia de la coyuntura politica concreta.
    "Ucrania, por ejemplo, ¿está llamada a constituir un Estado independiente? Eso depende de mil factores imprevisibles. , sin perdernos en vanas conjeturas, nos mantenemos firmemente en lo que es indiscutible el derecho de Ucrania a constituir tal Estado" (11).
    Finalmente, mientras que para el nacionalismo, la cuestión de las fronteras estatales es una cuestión fundamental, para el Partido comunista, se trata de un problema secundario pues -sin dejar de laborar por crear comunidades cada vez mayores y más estrechamente unidas- lejos de alimentar divergencias a causa de si las fronteras han de pasar por aquí o por allá, lucha precisamente por eliminar esas divergencias en el seno del proletariado y del pueblo buscando siempre la solución más favorable para la unidad obrera y popular.

    ResponderEliminar
  28. "Lo que importa es el papel dirigente del proletariado con respecto al campesinado. El problema de si Ucrania habrá de formar o no un Estado independiente es mucho menos importante" (12)
    "Nosotros queremos una unión voluntaria de las naciones —una unión que no tolere violencia alguna de una nación sobre otra—, una unión que se base en la más plena confianza, en la clara conciencia de la unidad fraternal, en un acuerdo plenamente voluntario. Tal unión no se puede realizar de golpe es preciso llegar a ella a fuerza de grandísimo cuidado y paciencia para no malograr la obra, para no provocar la desconfianza, para hacer desaparecer la desconfianza engendrada por siglos de opresión por parte de los terratenientes y capitalistas, por el régimen de la propiedad privada y los odios producidos por los sucesivos repartos de esta propiedad.
    Por eso aspiramos constantemente a la unidad de las naciones, yendo inflexiblemente contra todo aquello que las divida, nosotros debemos ser muy prudentes, pacientes y tolerantes hacia las supervivencias de la desconfianza nacional. Debemos ser intransigentes e intolerantes hacia todo aquello que afecte a los intereses fundamentales del trabajo en su lucha por sacudirse el yugo del capital. En cuanto a cómo determinar ahora, temporalmente, las fronteras estatales —ya que nosotros aspiramos a su completa destrucción- no es una cuestión fundamental e importante, sino secundaria" (13).

    ResponderEliminar
  29. (1) Lenin, Las tareas del proletariado en nuestra re
    volución, sep.1917
    (2) " La igualdad de derechos de las naciones,
    1914
    (3) " Las tareas del proletariado en nuestra re
    volución.
    (4) " Proyecto del Programa del PC (b) de Rusia,
    1919
    (5) " Sobre la caricatura del marxismo y el "e—
    conomismo imperialista", 1916
    (6) " La revolución socialista y el derecho de
    las naciones a disponer de si mismas,1916
    (7) " Del derecho de las naciones a la autode
    terminación, 1914
    (8) " Tesis sobre la cuestión nacional, 1913
    (9) " Del derecho de las naciones...
    (10) " De las "Hesoluoiones de la reunión del CC
    del POSDR, celebrada en verano de 1913 con los cuadros del Partido"
    (11) " Del derecho de las naciones...
    (12) " Las elecciones a la Asamblea Constituyen
    te y la dictadura del proletariado,1919
    (13) " Carta a los obreros y campesinos de Ucra
    nia a propósito de las victorias sobre Denikin, 1919

    ResponderEliminar
  30. ODC ya ha dicho lo que piensa y no va responder a que cada uno nos recrimine nuestra posición.

    Nosotros lo que conocemos de IBIL nos parece bien y digno de apoyar, pues se opone a la deriva reformista de la IA oficial desde posiciones de izquierda revolucionaria y combativas.

    Las posiciones pasadas de Fermintxo en cuanto a Trotsky no nos importan si actualmente ha cambiado la forma de pensar. A nadie se le debe juzgar por lo que pensaba sino por lo que piensa.

    Por otra parte nos mosquea mucho que haya una especie de campaña contra IBIL desde algunos sectores, lo cual nos resulto sospechoso. ODC siempre tiende a ponerse del lado del agredido.

    Además estamos muy hartos de los que van de puros, de que solo ellos representan la verdad y descalificando a los demás, hartos de los "izquierdistas" que se creen el ombligo del mundo y se comportan de manera sectaria y destructiva con los que discrepan con ellos. La practica que llevo Stalin fue todo lo contrario a como obran estas sectas que se creen el ombligo del mundo.

    ResponderEliminar
  31. que os da igual que sean trosquistas?
    y que expulsen a gente por no saber euskera al más fiel estilo nacional-bolchevique?
    eso tambien os da igual, mirais para otro lado con estos pero condenais a los hoxhaistas de Bitacoras¿¿¿????
    Que tiene Argala de marxista-leninista, construyo un partido proletario como Pertur o se escindió de este por sus posiciones de clase, los dirigentes de HASI que Argala puso en HASI eran comunistas? gente troska como Alberto Figueroa, Patxi Zabaleta, esos eran los de confianza de Argala.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No tenéis ningún respeto por nada ni por nadie. Ni a ARGALA respetáis. atacáis a Argala, atacáis a la V Asamblea ¿pero vosotros alguna vez os habéis sentido parte del MLNV o habéis simpatizado con el mismo? Sois más venenosos que las víboras y el día que os mordáis la lengua morís envenenados.

      Solo sabéis criticar y atacar a los que tratan de luchar y construir pero no sois capaces de plantear nada en constructivo.

      No queremos saber nada con vosotros.

      Eliminar