domingo, 16 de agosto de 2015

LIBIA: LA MASACRE DE SIRTE



Nuestro compañero Ahmed Warfalla de Beni Walid, nos explica el gran juego que ha ocurrido en Sirte.
 
La meta de los agresores a Libia es eliminar a todo el ejército de la Jamahiriyah libia y todas las personas que tienen el más mínimo liderazgo o iniciativa para poder controlar el país totalmente, cosa que aún no han logrado.
 
Periódicamente y de forma totalmente gratuita se montan enfrentamientos en una ciudad u otra que siempre terminan en masacres de libios por parte de los mercenarios internacionales llamados ISIS o DAESH o Alqaeda o el nombre de turno.
 
Esta vez en Sirte los líderes de Misratah han dicho a la población de Sirte del distrito 3 que salieran de sus casas y se alejaran del lugar y así Misratah tendría más libertad para atacar a los ISIS.

De nuevo era una gran mentira y cuando la gente ha salido de sus casas, los mercenarios internacionales los han masacrado de la forma más cruel y terrible apoyados por aviones desde Misratah (libya Dawn, invasión profesionalizada mediante empresas de la guerra).

Han matado a niños, mujeres, ancianos etc.
 
El juego era ejecutar a las gentes del distrito 3 de Sirte utilizando a los mercenarios de ISIS. Este es el sistema que están llevando a cabo los invasores a Libia en todas las ciudades desde el 2011.
 
No les bastó con matar a Ghadafi porque necesitan controlar el país. Han ejecutado a la mayoría del ejército de la Jamahiriyah y ahora van buscando los focos que están, la mayoría, en el este del país y los ejecutan siempre utilizando mentiras.
 
Incluso el General Hafter que quiere hacer creer a los libios que está colaborando en la eliminación de los extremistas, pero lo único que ha hecho es matar a jóvenes libios y nunca ha conseguido absolutamente nada para Libia. Este hombre huyó de Libia y se fue a EEUU hace ya unos 30 años y no ha vuelto a Libia para ayudar a los libios, sino todo lo contrario. Cuando los libios se han ido dando cuenta de que es un traidor que trabaja para EEUU han dejado de seguirle.
 
Los libios saben que después de la masacre de Sirte van a montar otro mal entendido para ejecutar a más libios.
 
Los aviones de Misratah sobrevolaban sobre Sirte mientras los mercenarios internacionales (ISIS) mataban a la gente de la forma más horrible y no hicieron nada para ayudarles y al contrario bombardearon las casas de los civiles.
 
Los libios creen que el juego de Hafter es eliminar a todos los jóvenes libios de la Jamahiriyah pero de forma encubierta.
 
Leonor Massanet Arbona
 
------------

1 comentario: