lunes, 21 de marzo de 2016

Bilal Erdogan escapa de Roma con un falso pasaporte saudí



Según la cadena Rai News 24, el portavoz de la Policía italiana, teniente coronel Domenico Grimaldi, ha acusado a la Embajada saudí en Italia de haber facilitado la huida de Bilal Erdogan, hijo del presidente Recep Tayyip Erdogan, que fue detenido por un supuesto blanqueo de dinero en Roma y más tarde huyó gracias a disponer de un pasaporte falso saudí.

“Las actividades mafiosas continúan infestando nuestro sistema judicial y la Policía Estatal ha sido culpada por este humillante lapso en la seguridad en el Aeropuerto de Roma. Hemos también averiguado que un notorio grupo de la mafia, activo en Calabria y Sicilia, fue contratado por miembros de la Embajada saudí y que ellos lograron liberar a Bilal Erdogan de la prisión de Regina Coeli”, dijo el portavoz de la Policía, teniente coronel Grimaldi, a AFP.

“Ellos trasladaron a Bilal Ergodan al Hotel Excelsior”, añadió Grimaldi, y Bilal “fue grabado allí por las cámaras saliendo del hotel vestido con una ropa tradicional árabe y disfrazado como un diplomático saudí. Bilal pasó el punto de control del aeropuerto con un falso pasaporte diplomático saudí y creemos que él no hubiera podido escapar sin la connivencia de oficiales de policía del Aeropuerto Leonardo da Vinci”.

Bilal era ya una figura polémica por sus presuntos vínculos con el comercio de petróleo del EI. Gursel Tekin, vicepresidente del Partido Popular Republicano (CHP) de Turquía, reveló hace varias semanas que el petróleo que comercializa el EI llega a Turquía a  través de una compañía de transporte propiedad de Bilal.

Según Tekin, el petróleo robado por el EI está siendo exportado por BMZ Ltd, la compañía marítima de Bilal, en violación de la resolución 2170 del Consejo de Seguridad de la ONU.

Por otro lado, la familia Erdogan se está viendo afectada por las sanciones rusas decretadas poco después del derribo de un avión ruso el pasado 24 de noviembre por cazas turcos sobre Siria. Las autoridades marítimas rusas han decidido detener a un barco de transporte propiedad de Ahmet Burak Erdogan, el hijo de mayor del presidente turco, durante un cierto período por razones de seguridad. Al menos 36 barcos turcos han sido detenidos por las autoridades rusas tras el derribo del avión. Ahmet Burak posee una compañía naviera gigante que le proporciona ingresos de cientos de millones de dólares anuales.
 
Fuente: Agencias
 
------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario