jueves, 31 de marzo de 2016

CARTA ABIERTA DE LA LIGA DE CAMPESINOS POBRES (LCP) DE BRASIL: CONTRA EL ACOSO, AMENAZAS Y HOMICIDIOS DE CAMPESINOS Y SUS DIRIGENTES

 
 
Hoy publicamos esta carta de la LCP de Brasil conscientes de su importancia para la lucha por la revolución democrática en Brasil y América Latina y para barrer al imperialismo de la fas de la Tierra. Sabedores que sin la lucha del campesinado, sin movilizarlo amplia y profundamente no podrá hablarse de verdadera lucha contra el imperialismo en ninguno de nuestros países.

CARTA ABIERTA DE LA LIGA DE CAMPESINOS POBRES (LCP) DE BRASIL:

CONTRA EL ACOSO, AMENAZAS Y HOMICIDIOS DE CAMPESINOS Y SUS DIRIGENTES

El 23 de enero los campesinos Enilson Ribeiro dos Santos y Valdiro Chagas Moura fueron asesinados salvajemente en Jaru. Los asesinos persiguieron a los compañeros por largo tiempo y acabaron matándolos, primero a uno y luego al otro, aplastando sus cabezas con golpes de piedra.

Todo esto lo hicieron a plena luz del día, en un sector de la ciudad bastante concurrido, frente a varios testigos sin preocuparse de nada. Ellos actuaron, por supuesto, con la seguridad de que la policía no interferiría en su cruel acción. Enilson fue uno de los coordinadores del LCP – Liga de Campesinos Pobres de Rondonia y Amazonas Occidental, él y Valdiro eran dirigentes del acampamento Paul Justin, en el municipio de Alto Paraíso, donde el latifundista Antonio Carlos Faitaroni con su recién creada "Asociación de Ganaderos Ariquemes ", en realidad una fachada de una organización paramilitar de latifundistas del Valle de Jamarí , amenazó a los dirigentes amenazados, contrató sicarios para robar, asaltar, torturar y arrojar a los acampados, inclusive a los agricultores vecinos y entre ellos un trabajador de una granja cercana, con desapariciones forzadas y homicidios de activistas campesinos que lucha por la tierra.

Es un caso del nuevo modus operandi definido por que los latifundistas de esta organización paramilitar para eliminar campesinos y sus líderes en la lucha por la tierra, a través de "grupos de exterminio", compuestos por hombres armados y policías, protegidos y encubiertos por la cúpula de la zona de la seguridad del Estado, para ocultar su propia autoría, haciendo que aparezcan como casos de la delincuencia común, pasionales o disputas comunes de campesinos. Así fue con Justin Paul, asesinado a palos en Río Pardo (distrito Porto Velho), con Dona Terezinha, muerta a golpes de hacha en el área Élcio Machado (en el municipio Monte Negro) y Nicinha, que el 7 de enero desapareció del campamento en Porto Velho, donde vivió en siendo activista conocido por luchar contra la construcción de las plantas Santo Antônio y Jirau, la policía llegó a la conclusión en un tiempo récord que fue asesinada por otro acampado por motivos fútiles. Todos estos compañeros y compañeras eran líderes de la lucha por la tierra. También recientemente en María Piedras Cruz, en el norte de Minas, el compañero José Osmar Rodrigues Almeida, sufrió fractura del cráneo por golpes de palo cuando llegaba a casa por la noche de 19 de enero pasado. Esto demuestra que los planes represivos del latifundismo no se limitan a la región norte.

La crueldad de los propietarios de tierras no tiene límites. El hermano de José Osmar Cleomar Rodrigues, líder de la LCP del norte de Minas y sur de Bahia, fue muerto en una emboscada por hombres armados de los latifundistas en octubre de 2014. Me imagino el sufrimiento de su familia, sé por haberlo sufrido en la propia piel como es el dolor, porque soy hermano de Renato Nathan, líder campesino asesinado por la policía militar y sus secuaces en Jacinópolis (en Buritis-RO) el 9 de abril, 2012.

Hecho atroz y alarmante, en todo esto, es cómo viene actuando el nuevo comandante general de la policía Militar de Rondonia, Coronel Ênedy Dias de Araujo, que de repente y solo después de 6 meses de nombramiento de su predecesor, asumió el cargo en la sede del comando general sin la asistencia habitual de estos actos. La misma ausencia del gobernador denota algún tipo de intervención o interferencia fuera de la administración del Estado. Ênedy tomó el cargo para Buritis y Monte Negro, donde los campesinos se enfrentan hace años a los brutales ataques criminales de los latifundistas invasores de tierras , contra manifestaciones de campesinos denunciando los crímenes de los latifundistas .

En Ariquemes el 24 de febrero de 2016. Fue montado un teatro por encargo este comandante, siempre destilando su hiel en contra de los campesinos pobres y sin tierras ha dicho:

"Quienes invaden, destruyen, torturan, matan y queman propiedades solo pueden ser llamados terroristas. Estas bandas tienen que ser castigados con el rigor de la ley, si es posible, la Ley Nacional de Seguridad, que proporciona este tipo de acción penal. Tengo la determinación del gobernador Confucio y el secretario de Seguridad para actuar directamente en el combate de los conflictos de tierras en la región. Ordené al 7º Batallón que vigile y había un tiempo de calma durante mi paso por aquí. Daremos especial atención al Valle Jamari por este problema que envuelve la violencia en el campo ".

Esta actitud y esta declaración sugiere claramente que su promoción y reciente nombramiento de mando general son premios por sus servicios proporcionado a los latifundistas para perseguir a los campesinos pobres, la LCP y dar la cobertura a las acciones criminales de criminales armados y de la policía contra las familias de campesinos pobres que padecen en su lucha por una pedazo de tierra.

Buritis y Monte Negro son parte del Valle Jamari región ésta que también como otras en el Estado de Rondonia, los propietarios de tierras, con todo el apoyo de los gobernadores sucesivos han practicado la ocupación de terrenos públicos y la explotación del trabajo esclavo. Para este fin todo tipo de delitos contra los campesinos son cometidos por hombres armados y policías: desalojos brutales de familias, robo, destrucción de casas, campos y ganado, ataques a los viejos, a las mujeres y los niños; amenazas, secuestros y torturas, detenciones, desapariciones forzadas y homicidios.

Todo esto, más el silencio cómplice del Mediador Agrario Nacional Gercino José, encubrimiento velado por el gobernador de Confucio Moura y vista gorda del elemento Ênedy, que en la misma ocasión citada fue más allá y también felicitó a la policía:

"Estoy muy orgulloso de venir aquí, hablar, saludar y mirar a los ojos de cada policía militar aquí".

Pero nadie esperaba nada diferente de este señor, principal sospechoso de liderar un grupo de matones, militares, los funcionarios de prisiones y policías fuertemente armados que daban seguridad privada a los latifundistas en Buritis y en la región. Este está en un informe que la propia policía militar presentó en la 733ª reunión de la Comisión de Lucha contrala violencia rural en Porto Velho en 2014. No es de hoy que este coronel reprime a los campesinos pobres y la LCP. En 2003, la LCP organizó la ocupación de una granja en la BR 364 en Jaru, de Laird Antonio Martins dos Santos, latifundista conocido como el Viejo Gallo. En la época, Ênedy comandaba a la agrupación de la PM de Jaru. Los pistoleros al servicios de los terratenientes cometían todo tipo de delito contra los campesinos y campesinas vecinos, sin ser siquiera abordados por la PM.

Pero cuando uno de los delincuentes murió, los policías militares invadieron y saquearon la sede de varias LCP se apoderaron de banderas, documentos videocámaras, filmadoras, ordenador, dinero y fueron detenidos los campesinos Kermit Joel y Dapple. después de una gran campaña de denuncia y apoyo estos compañeros fueron todos absueltos por falta total de pruebas, a pesar de haber pasado meses detenidos y años en el caso de Ruco. Después de los procesos, desmoralizado, finalmente confesó Ênedy que persiguió a la LCP y no investigó cualquier otra posibilidad, de todo lo que estaba en el caso. En 2004, los agricultores denunciaron que Ênedy recibido un camión cargado de ganado de un latifundista de la región de Jaru para suprimir un acampado de campesinos que invadieron sus tierras. Por causa de esta queja hecha por los habitantes del pueblo, fue perseguido el periódico Resistencia Campesina por las denuncias reportadas, suprimidos los puestos de los que vendían el periódico y la impresora que lo imprime, hasta llegar a la altura de desear ejercer la censura, exigiendo ver el contenido de materiales informativos de campesinos y LCP antes de que se imprimen!

Cuando Ênedy tomó el mando del 7º BatallónPM en Ariquemes-RO, aumentó alarmantemente el número de pobres asesinados en la ciudad por "escuadrones de la muerte" formada por la policía, como las famosas motos "negras ". Al igual que los desalojos violentos y la represión de los campesinos que luchan por la tierra. En Julio de 2012, bajo su mando, la PM despejó y fueron detenidos 22 campesinos acampados en la granja Stivanin, en la autopista 257, de este municipio.

Cometieron numerosos malos tratos y arbitrariedad contra los trabajadores, pero este hombre tuvo el valor de decir, en un mensaje electrónico al defensor del pueblo Gercino José: "Les informo que estaban garantizado con todas las garantías constitucionales a los prisioneros que están siendo seguidos todos los principios de los derechos humanos, la integridad personal y respetuoso de todo el mundo ". Dijo que " por información "que el objetivo de la LCP era vender la tierra y el aprovechamiento de la madera. Es curioso cómo el Coronel Ênedy nunca se dio declaraciones acerca de la información relativa a la Glebas Río Alto y San Sebastián, que Cubre 7 municipios en el valle Jamari, contadas por la INCRA en la década de 1990 en 4.000 lotes pequeños, para la "reforma agraria", pero fueron invadidas por los propietarios, sin que nunca se haya entregado a cualquiera de los cientos de miles de campesinos pobres sin tierra de este estado.

Fue durante el mandato Ênedy en la 1ª Cia. en Jaru y luego en el 7º Batallón (Ariquemes) que varios líderes de la LCP y otros movimientos campesinos fueron asesinados, como la pareja Tonha y Serafines, Oziel, Ze Bentão, Élcio, Gilson, Nathan y Renato como muchos otros.

En varias entrevistas que ha concedido solamente desde enero el Coronel Ênedy dijo que reanudaría las patrullas rurales para proteger a los habitantes. Ahora, bajo su mando, en los vehículos de la PM y GOE hizo rondas arbitrarias en las áreas de Canaan, Rayo de Sol y Renato Nathan 2: amenazaron con detener a los campesinos que estaban en una tienda de comestibles o caminando en la carretera, fotografiado caras y el número de vehículos de los residentes y confiscaron sus bicicletas. Pero no sólo los agricultores son víctimas de abuso del poder del Coronel Ênedy. Él ordenó el desalojo violento y detención de familias sin hogar (campo "Dilma Rousseff "), en Porto Velho, cuando estaba estacionado en la capital. También en Porto Velho y ya bajo su mando general, el PM y el GOE han brutalmente reprimidos a conductores y cobradores disparados cuando una nueva empresa fue contratada, incluso cuando la prefectura garantizó que nadie sería despedido. La policía lanzó gases lacrimógenos para romper y batir a los trabajadores que tranquilamente estaban esperando el final de una reunión de negociaciones entre el sindicato y la ciudad.

También es curioso, al menos, la intensa y frenética publicidad en torno a Ênedy, en un claro intento para la fabricación de una imagen positiva del mismo. Las relaciones pública de la PM de Ariquemes, Ricardo Schawantes, un pseudo-periodista del canal 35, dijo durante la entrevista con el Coronel Ênedy, que la población de la ciudad recibió "con alegría" la noticia que él asumiría el mando general de la PM. Si fuera tan querido como lo ha prometido, ¿cómo explicar el mísero 1.170 votos que recibió en todo Rondônia, en la última elección, cuando se postuló para diputado estatal por el PMDB?

Los campesinos ya no aguantan más. Los trabajadores de la LCP, el CPT y otras entidades democrática ya estamos cansados de denunciar los abusos e injusticias sufridos en notas, materiales de noticias, archivos, fotos, videos, documentos, informes de la policía. Hemos perdido la cuenta de cuántos actos públicos, manifestaciones, audiencias públicas, de reuniones en Brasilia. Son tantos casos absurdos, son tantas pruebas irrefutables de crímenes de agentes del Estado en la represión,favorecimiento descarado de los jueces a los propietarios de tierras, a las bandas de hombres armados y de paramilitares pagadas por el latifundismo para actuar libremente y con la cobertura policía, pero no se hace nada por dicha autoridades constituidas para investigar y procesar tales crímenes y poner fin a su práctica.

Veamos ahora, con las barbaridades cometidas por hombres armados el 31 de enero en la hacienda Tucumã en Cujubim, otro municipio del Valle Jamarí: Hombres armados atacaron cinco jóvenes campesinos, tres lograron escapar, Alysson Henry Lopes y Ruan Hildebrant Aguiar están desaparecidos. El cuerpo encontrado carbonizado en un coche debe ser de uno de ellos. Posteriormente, la Policía Militar prendió a un grupo de hombres armados con abundantes armas y municiones, incluyendo una ametralladora (de uso exclusivo de las fuerzas armadas). A pesar de todas estas evidencias de la acción de los grupos paramilitares a sueldo de los terratenientes y sus crímenes, la policía y la prensa mentirosa continuará acusando de bandidos a los campesinos que luchan por la tierra.

Es importante hablar también de la guerra psicológica, donde la prensa mercenaria libera calumnias contra los campesinos para justificar los crímenes del latifundismo y el viejo Estado. Informó que Enilson y Valdiro eran traficantes de droga, como lo hicieron con mi hermano, Nathan Renato. En una entrevista con el canal 35, en 2012, el Coronel Ênedy, entonces comandante 7 BPM, insinuó que él era un mal tipo de alta peligrosidad, se presentó como "prueba" un GPS de "Última generación" que tenía en su cintura, cuando su cobarde asesinato. Pero lo que Ênedy no dijo es que mi hermano era topógrafo y era encargado de la prestación de servicios a las obras del programa de Luz para todos en la zona de Canaan. La policía registró el lote y la cabaña de mi hermano, la BR 421, en la zona Capivari. Sin el consentimiento y la presencia de cualquier pariente, revisaron todos los muebles y objetos, cavado varios hoyos que rodea la casa, pero incluso no encontró ni un cuchillo, sólo libros, periódicos, folletos, carteles y otros de la LCP y otros movimientos populares y democráticos, depósitos de GPS. La investigación de su asesinato es una aberración, todas las páginas son acusaciones de que era traficante de armas, ladrón de la tierra y la madera y el hombre armado. Acerca de sus posibles autores, solamente una línea:

"Habría sido posiblemente asesinado por ajuste de cuentas."

Es el mismo libreto de jugadas utilizado para justificar la matanza de jóvenes pobres y negros, principalmente en las favelas y en los barrios pobres de las ciudades, por las fuerzas policiales: descalificar, satanizar y demonizar a sus víctimas. En el caso del campo resaltar para eliminar a los líderes de los campesinos que están luchando por la tierra para satisfacer a las mafias de terratenientes, los verdaderos ladrones de tierras, narcotraficantes y traficantes de armas, devastadores de los bosques y el medio ambiente, los apropiadores del dinero público, del financiamiento político corrupto y partidarios de este sistema político putrefacto que se está cayendo a pedazos.

La historia Enilson es igual que la de mi hermano, Renato, y la misma de tantos otros hijos de campesinos pobres, que trabajamos mucho y duro y, sin embargo, nunca podemos conseguir la tierra. En la LCP conseguimos un pedazo de tierra, nos organizamos para ayudar a los demás para ganar este derecho y hemos elevado nuestra conciencia de la realidad brasileña, las explicaciones para tanta explotación y cómo cambiar profundamente nuestro país. Y es precisamente por esta conciencia y decisión que ellos asesinados y muchos otros están seriamente amenazados, como ellos.

Tenemos conocimiento de las reuniones oficiales y no oficiales de la cúpula de seguridad viejo Estado donde los responsables de los distintos niveles de gobierno del Estado han planeado para reprimir al movimiento campesino combativo, especialmente a la LCP, además de la difusión de la meta de eliminar físicamente a sus líderes y activistas. Sabemos que varios líderes han sido monitorizados, activistas campesinos y partidarios y estos responsables han hablado evidentemente no es necesario la retención, lo que tiene que hacerse es "Darles en el camino".

No tenemos ninguna duda de lo que eso significa. Yo ya fui seguido, recibí amenazas de muerte y tengo información que estoy siendo investigado por la policía federal y temo por mi vida y la de mi familia. Del mismo modo, Joseph Fonseca, más conocido como Pelé, y varios otros. Es una caza real contra la lucha militante de los líderes tierra. Pero nada de esto puede intimidar a nosotros, todo esta la reacción fascista sólo muestra que estamos en un camino correcto y que solo con la lucha de los campesinos podemos conquistar su sueño de un pedazo de tierra y como todos los trabajadores del campo y la ciudad la conquista de una nueva democracia para nuestro país.

Insto a cada campesino, cada trabajador, maestros, estudiantes, trabajadores en general, pequeños y medianos comerciantes, mediano propietarios, a los demócratas a que se levanten en defensa de la vida de los líderes amenazados de muchos otros activistas y campesinos para que se refuerce la lucha por eliminar tanta injusticia, tantos crímenes del latifundismo, el fascismo y el terrorismo de Estado. La grave situación política, económica y social en el que esta inmersa la nación brasileña no puede ser cambiado por la liberación de nuestro pueblo y independencia de nuestro país en la disputa entre las facciones corruptos y podridas que implican todos estos partidos electoreros. Se necesita una nuevo movimiento verdaderamente democrático popular para barrer toda esta podredumbre en que se ha transformado el viejo Estado, sus instituciones y su sistema político corrupto a través de la vigorosa acción de las masas trabajadoras.

Tenemos que seguir destruyendo los latifundios, lo que hay de más atrasado en el país, la única condición para abrir el camino de construir un nuevo Brasil.

José Gonçalves Pereira

Jaru, febrero 2016
 
Tomado de
 
 
--------

No hay comentarios:

Publicar un comentario