lunes, 7 de marzo de 2016

Fuerza Armada de Venezuela repudia decreto antivenezolano de EEUU


La Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) de Venezuela ha repudiado rotundamente la renovación del decreto “infeliz y absurdo” de la Casa Blanca contra el Gobierno y el pueblo del país suramericano.
 
Por medio de un comunicado, firmado por el ministro venezolano de Defensa, Vladimir Padrino López, y publicado este lunes, la FANB ha condenado la decisión del presidente de EE.UU. de prorrogar por un año la vigencia de una orden ejecutiva que considera a Venezuela una amenaza inusual y extraordinaria para la seguridad nacional y la política exterior de Washington.
 
(Para la FANB) resulta inconcebible que el Gobierno de la mayor potencia militar del mundo, adopte una medida de esta naturaleza, de carácter eminentemente injerencista, de marcado acento imperialista, absolutamente irrespetuosa del principio de autodeterminación de los pueblos y carente de la más elemental lógica política, reza el texto.
 
A continuación, destaca el carácter pacifista de los venezolanos mientras pone de relieve la política belicista de la Casa Blanca.
 
“Venezuela no es la que promueve actos desestabilizadores en otras latitudes (...) no es quien decide y ejecuta bloqueos comerciales (...), tampoco es el mayor consumidor y productor de drogas a nivel mundial, ni cuenta con un arsenal nuclear” como herramienta de amenaza, reitera la institución castrense.
 
Para la FANB la renovación de las sanciones antivenezolanas es producto de una campaña orquestada por la derecha nacional e internacional para desprestigiar la Revolución Bolivariana, que lideró el presidente fallecido Hugo Chávez y continúa al mando del actual mandatario Nicolás Maduro.
 
Al final, ha llamado a forjar la “unión monopolítica del pueblo, el Gobierno y la FANB” para defender los intereses nacionales ante cualquier tipo de hostilidades.
 
Barack Obama prorrogó el jueves la declaratoria de “emergencia nacional” sobre Venezuela que había ordenado el año pasado, una medida que fue respondida con una campaña internacional de firmas a través de la red social Twitter para exigir su derogación.
 
El nuevo decreto de EE.UU. ha provocado la indignación, además de Venezuela, de otros países vecinos, entre ellos Cuba, EcuadorBolivia y Nicaragua.
 
En reiteradas ocasiones, Caracas ha denunciado la intervención de Washington en sus asuntos internos, así como su apoyo a la oposición venezolana que ha generado multiples actos desestabilizadores en los recientes años.
 
-------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario