viernes, 18 de marzo de 2016

General francés entierra el mito de los “rebeldes moderados”

General Didier Castres
 
La verdad acaba siempre por salir a la luz. Esto sucedió durante un reportaje de France 2 sobre Siria difundido el pasado mes y llamado “Un ojo sobre Siria”, que estuvo dirigido por Anthony Forestier. Frente a las inconsistencias de la política exterior francesa, el establishment militar ha dejado ver su opinión que desmiente las afirmaciones del Ministerio de Exteriores, que había venido afirmando la existencia de unos “rebeldes moderados” en Siria.
 
En el programa, se citan las declaraciones del general Didier Castres, segundo jefe de Operaciones del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas, que fue interrogado el 16 de diciembre por las Comisiones de Exteriores, Defensa y las Fuerzas Armadas del Senado francés.

Durante aquella sesión, él afirmó:

“Las fuerzas del EI están estimadas en unos 30.000 efectivos en Siria e Iraq, incluyendo el 40% de combatientes extranjeros. Ellos se oponen a 140.000 combatientes kurdos en el norte de Iraq, a 7.000 kurdos sirios y a 130.000 hombres de las fuerzas de seguridad iraquíes, además de al Ejército sirio y sus aliados”.

Por otro lado, existe en Siria una constelación de combatientes muy diversos del orden de las 100.000 personas. De ellos, unos 80.000 pertenecen a grupos terroristas designados como tales por la ONU y a otros a grupos salafistas extremistas.

De estas declaraciones pueden destacarse los siguientes puntos:

1) La potencia del EI ha sido sobreestimada en los medios. Con sólo 30.000 hombres (otras fuentes hablan de 50.000) en Iraq y Siria, el EI no tiene un peso considerable en el terreno militar. Su expansión territorial hace dos años fue el fruto de la inoperancia a nivel internacional para combatirlo.

2) Esto quiere decir que los militantes que no pertenecen al EI son unos 80.000. Según medios occidentales y árabes, ellos pertenecen en su inmensa mayoría al Frente al Nusra, la rama siria de Al Qaida, y otros radicales salafistas.

3) Los llamados “rebeldes moderados” son sólo 20.000 y ellos combaten en las mismas zonas que los 80.000 extremistas que son, de hecho, sus aliados sobre el terreno. Ellos realizan operaciones juntos y los “moderados” han sido uno de los principales suministradores de armas a los radicales salafistas.

Si se contrastan estas declaraciones con las del ministro francés de Defensa, Jean Yves Le Drian, al Senado, en las que él habló de la ayuda militar occidental a los “insurgentes”, es decir a los 100.000 “rebeldes”, incluyendo a los 80.000 terroristas extremistas que no pertenecen al EI, esto supone que los países occidentales han estado apoyando directamente al terrorismo en Siria.

Se trata en opinión del programa de la campaña de desestabilización más extensa en la región y el mundo.
----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario