sábado, 5 de marzo de 2016

Llamamiento tierra arrasada/ Ho Chi Minh

Ho Chi Minh con el retrato de Lenin y Stalin al fondo

(6 de febrero de 1947) Compatriotas que amáis a vuestro país. ¿Por qué debemos emprender la guerra de resistencia? Porque si no emprendemos la guerra de resistencia los franceses ocuparán una vez más nuestro país. Una vez más esclavizarán a nuestro pueblo. Obligarán a nuestros compatriotas a ser sus peones y sus soldados y a pagarles todo tipo de impuestos. Suprimirán todas nuestras libertades democráticas. Saquearán todas nuestras tierras y propiedades. Aterrorizarán y asesinarán a nuestros hermanos, hermanas y parientes. Quemarán o destruirán nuestras casas, pagodas y templos. Podréis daros cuenta de ello al ver Hanoi y Haiphong.
 
Debemos proteger nuestro país y luchar contra los colonialistas franceses porque no queremos ser los búfalos y los caballos de los franceses. Para luchar debemos llevar a cabo la destrucción. Si no lo hacemos, los franceses lo harán. Si nuestras casas son suficientemente sólidas para ser usadas como bases, movilizarán sus tanques y sus barcos para atacarnos y quemarán o saquearán nuestras propiedades. Por eso debemos llevar a cabo el arrasamiento antes de que los franceses puedan utilizar nuestras propiedades. Si quisiéramos conservar los canales, las carreteras y las casas para nuestro propio uso, no podríamos hacerlo porque los franceses ocuparán todo y destruirán todo. Ahora debemos aplicar el concepto de tierra arrasada para detenerlo, para impedirles avanzar y usar nuestras carreteras y nuestras casas. Para el bien de la patria, debemos hacer sacrificios y soportar dificultades por un tiempo. Cuando salgamos victoriosos de la resistencia uniremos nuestras fuerzas para la construcción y el trabajo de reparación y eso no será fácil. En el frente de batalla, los combatientes sacrifican sin remordimiento sus vidas por la patria; ¿por qué nos lamentamos por un pedazo de carretera, un canal o una casa que los franceses pueden utilizar para atacar nuestra patria? Todos amáis a vuestro país, por tanto, no habrá sin duda que lamentarse. En consecuencia, os exhorto sinceramente a esforzaros de lleno a llevar a cabo el trabajo de destrucción. Debemos destruir amplia y profundamente las carreteras para que los franceses no las puedan usar. Un hoyo en las carreteras tiene el valor de una bala disparada por nuestros soldados al enemigo. Os prometo solemnemente que después de la victoria me esforzaré en reparar todo con vosotros. Construiremos mejores carreteras, puentes y canales, y mejores casas dignas de una nación libre e independiente. ¡Viva la victoriosa guerra de resistencia¡ ¡Viva el Vietnam independiente!.
 
N de la R: Como resultado de este llamamiento, todas las casas e instalaciones de tipo europeo fueron destruidas en una ola masiva de resistencia nacional en todas las áreas bajo control de la República Democrática de Vietnam del Norte.
 
 
-----------

1 comentario:

  1. Todos amáis a vuestro país, por tanto, no habrá sin duda que lamentarse. En consecuencia, os exhorto sinceramente a esforzaros de lleno a llevar a cabo el trabajo de destrucción. Debemos destruir amplia y profundamente las carreteras para que los franceses no las puedan usar. Un hoyo en las carreteras tiene el valor de una bala disparada por nuestros soldados al enemigo. Os prometo solemnemente que después de la victoria me esforzaré en reparar todo con vosotros. Construiremos mejores carreteras, puentes y canales, y mejores casas dignas de una nación libre e independiente. ¡Viva la victoriosa guerra de resistencia¡ ¡Viva el Vietnam independiente!.
    Bello, bello, bello!!!!!!! Guerra popular hasta el fin del Comunismo!!!!!

    ResponderEliminar