lunes, 21 de marzo de 2016

Terroristas sionistas queman la casa del único testigo del asesinato de un bebe palestino y sus padres


Unos desconocidos han incendiado en la madrugada del domingo el domicilio de un hombre, Ibrahim Dawabshe, que es el único testigo superviviente en el juicio contra cuatro colonos judíos acusados de haber incendiado el 30 de julio de 2015 la vivienda de la familia palestina de Saad Dawabshe.
 
En el incendio del año pasado, ejecutado con cócteles molotov, también en el pueblo de Duma, en la Cisjordania ocupada, a pocos metros de donde ha tenido lugar el incendio de hoy, fallecieron los dos padres, Saad y Riham Dawabshe, y su hijo de dieciocho meses, Ali, y solo logró salvarse otro hijo de cinco años.
 
En el incendio de este domingo, Ibrahim Dawabshe y su esposa han conseguido salir de la casa antes de que se propagaran las llamas por su dormitorio y han sido tratados en un hospital de Nablus por inhalación de humo.
 
En la vivienda se han hallado al menos dos botellas que aparentemente estaban llenas de líquido inflamable, así como un ladrillo con el que se rompieron los cristales del dormitorio por donde se arrojaron después los cócteles molotov.
 
Testigos palestinos indicaron que poco antes del incendio vieron deambular por el pueblo a varios colonos judíos así como un coche con la matrícula amarilla propia de Israel.
 
Saeb Erekat, secretario del comité ejecutivo de la OLP, ha hecho responsable del ataque de hoy al primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y ha pedido a la Corte Penal Internacional que tiene su sede en La Haya que actúe con el fin de castigar el crimen cometido el año pasado contra la familia Dawabshe.
 
 
-------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario