viernes, 8 de abril de 2016

Brasil: dos campesinos del MST asesinados por la Policía Militar

Campamento Dom Tomás Balduino
 
 
Dos campesinos, llamados Leomar y Vilmar, fueron asesinados por la policía militar del Estado en el campamento del movimiento sin tierra en Dom Tomás Balduino (Paraná).
 
En la tarde del jueves 7 de abril, el Movimiento de trabajadores rurales Sin Tierra (MST) de Brasil denunció que la Policía Militar ingresó a un campamento en el Estado de Paraná, asesinó a dos campesinos e hirió al menos a otras seis personas.
 
De acuerdo a lo informado por el MST, los hechos sucedieron aproximadamente a las 15 de la tarde en las inmediaciones del campamento Dom Tomás Balduino, ubicado en el municipio Quedas do Iguaçu, en la zona centro sur del Estado.
 
Paraná es uno de los estados ubicados más al sur del país, limitando con la provincia argentina de Misiones. En esa zona, entre mayo y junio de 2014 los campesinos sin tierra organizaron dos campamentos, en un área donde desarrolla actividad forestal la empresa maderera Araupel.
 
El primero, llamado Herederos de la Tierra, está localizado en el municipio Rio Bonito do Iguaçu. Allí viven más de mil familias que producen alimentos. El segundo, llamado Dom Tomás Balduino, está localizado en el municipio Quedas do Iguaçu, a unos 250 kilómetros al este de la ciudad de Foz de Iguazu, en las Cataratas que llevan el mismo nombre. Allí moran otras 1.500 familias. En total, unas siete mil personas organizadas que sufren un constante hostigamiento por parte de pistoleros y agentes de seguridad de la empresa. Desde el MST aseguran que estas agresiones cuentan con la connivencia del gobierno del estado, gobernado por Carlos Alberto Richa, del derechista Partido Social Demócrata Brasilero (PSDB).
 
En este escenario de tensión social, y en un marco más general de la crisis política que vive el país, el jueves 7 los guardias de seguridad de la empresa, acompañados por la Policía Militar, emboscaron a los campesinos en la entrada del campamento. Como resultado de estos ataques, perdieron la vida dos campesinos llamados Leomar y Vilmar y otros -al menos seis- fueron heridos. La Policía Militar aseguró que los efectivos concurrieron al lugar porque había un incendio y al llegar al lugar fueron agredidos, pero desde el movimiento negaron rotundamente esta versión. Además, aseguraron que no saben si otras personas fueron heridas o asesinadas porque la policía no les permitió acercarse.
 
Los hechos se dan en un momento en el que el PSDB, junto a otras formaciones políticas de derecha, intenta expulsar al gobierno de Dilma Roussef de la presidencia. El MST, junto a otros movimientos populares, resiste lo que califican como un golpe de Estado.
 
El viernes 1 de abril, dirigentes del MST se reunieron con Dilma, quien firmó varios decretos de expropiación de más de 35.000 hectáreas en 14 Estados del país, comenzando a hacer realidad un largo reclamo de los campesinos sin tierra: Reforma Agraria integral. De modo que no se descarta la articulación entre los intereses económicos ligados a la empresa forestal junto a motivaciones políticas en respuesta a la decisión de Dilma, en el contexto de un agravamiento del conflicto institucional.
 
Para enrarecer aún más la jornada, se supo que el día anterior, miércoles 6 de abril, fue asesinado Ivanildo Francisco da Silva, de 46 años, presidente del Partido de los Trabajadores (PT), en el municipio de Mogeiro, estado Paraiba.
 
 
------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario