sábado, 2 de abril de 2016

Heusinger: de general nazi, a agente de la CIA y presidente de la OTAN.



Artículo del blog Primera Línea


Adolf Heusinger, constituye un caso paradigmático del origen y la historia criminal de la organización terrorista OTAN, los perros de presa del imperialismo occidental, los sicarios de los monopolios bajo fachada ¨democrática¨.
 
Heusinger nació en 1897 en Holzminden, Alemania, tras alistarse en el ejército participaría en la I Guerra Mundial, a partir de entonces iría escalando puestos dentro del ejército llegando a capitán en 1936 ya con los nazis en el poder, y a coronel en 1940. Heusinger tendría un destacado papel en la planificación de la ocupación de Austria y, al estallar la II Guerra Mundial, en la invasión de Polonia, Dinamarca, Noruega, Francia y los Países Bajos. En el transcurso de la guerra Heusinger fue nombrado general de brigada y, después, de división. En 1944 ocuparía temporalmente el puesto de Jefe del Estado Mayor, ese mismo año resultaría herido durante un atentado dirigido contra Hitler y su cúpula, y posteriormente arrestado e interrogado por la gestapo durante las investigaciones sobre el atentado, al no encontrar pruebas en su contra sería puesto en libertad y enviado a la reserva. En 1945 sería sería nombrado jefe de la división de cartografía, y dos meses después caería detenido por los americanos.
 
NAZI Adolf Heusinger - NATO Cheif of Staff.jpg
 
Tras testificar en los juicios de Nuremberg, sería absuelto de sus cargos debido a su ¨actitud colaborativa¨, en 1947 Heusinger ingresó en la oficina de inteligencia del general Reinhard Gehlen, otro antiguo oficial nazi –general de la Whermacht– que, tras perder la guerra, se alistó como espía estadounidense. La Organización Gehlen fue una red de espías organizada por las fuerzas de ocupación estadounidenses en Alemania sobre la base de las redes de inteligencia creadas por los nazis, que jugó un papel fundamental espiando a la Unión Soviética y sus aliados, sobretodo, claro está, la RDA. Los documentos desclasificados de la CIA no ahorran elogios a Heusinger, que dicen “se ganó el respeto de sus colegas americanos y alemanes por su competencia profesional y su integridad personal”. Los papeles secretos reconocen que la CIA consideró seriamente que Heusinger sustituyera a Gehlen, pero en los años 50 el general decidió retomar su carrera militar en la República Federal Alemana y, aunque siguió siendo un “representante influyente de los intereses estadounidenses en la remilitarización alemana y la Organización Gehlen”, poco a poco fue dejando sus labores en el servicio de inteligencia. Ahora bien, nunca dejó de ser un buen confidente de la CIA.
 
En 1950, el general se convirtió en el principal consejero en asuntos militares del canciller Konrad Adenauer y trabajó en la Amt Blank, el “departamento” gubernamental dirigido por Theodor Blank, que en 1955 se convirtió en el Ministerio de Defensa de la Alemania Occidental.
 
Con el restablecimiento del ejército alemán en 1955, Heusinger volvió a ingresar en el mismo, siendo nombrado teniente general y jefe del Consejo de Liderazgo Militar. En 1957 fue ascendido a general de ejército y fue el primer inspector general del nuevo Bundeswehr, donde sirvió hasta 1961. Ese año fue nombrado presidente del Comité Militar de la OTAN –el rango más alto de la rama no civil de la organización–, puesto en el que sirvió hasta 1964 cuando, con 67 años, se retiró por fin de los cuarteles, en 1982 moriría a la edad de 85 años.
 
Referencias
 
 
 
----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario