jueves, 21 de abril de 2016

Un grito desgarrado de humanidad


Por

Estamos en un escenario nacional e internacional dramático. Vivimos con desesperación como familias enteras son devastadas junto a sus tierras, junto a sus hogares. Como auténticos buitres de carroña no dudan en armar a bestias sin escrúpulos para matar países enteros para poder devorarlos y ponerlos a su servicio. Sigue doliendo ver cómo tan cerca de nosotros tenemos un gran continente tan olvidado y castigado por occidente como lo es África. Duele ver como los palestinos sufren cada día el genocidio al que los tiene sometidos la ocupante Israel.
 
Y duele, más que todo esto, ver como las voces solidarias con todas estas causas se apagan o desaparecen, o no llegan a surgir. Introduzco así mi artículo de hoy para desembocar en una cita de Fidel Castro: «Ser internacionalista es saldar nuestra propia deuda con la Humanidad. Quien no sea capaz de luchar por otros, no será nunca suficientemente capaz de luchar por sí mismo.»

Estas palabras de Fidel suponen varias cosas, pero la más importante de ellas es que podemos dar por sentada la victoria aplastante de los feroces valores de deshumanización y falta de empatía que el capitalismo ha impuesto en todos los ámbitos de la sociedad.
 
Es por eso que en este momento de gran sufrimiento para la clase trabajadora y de grandes beneficios para los poderes dominantes y habiéndose agudizado el conflicto de clases en gran medida no vemos una reacción por parte de quienes vamos perdiendo en este conflicto. Son los valores que nos llevan a callar e incluso aplaudir dramas como los expuestos en el primer párrafo los que nos hacen callar cuando somos nosotros, directamente, quienes sufrimos la explotación de una manera cada vez más salvaje.
 
Los valores dominantes que hoy padece la sociedad, y que tienen como consecuencia que el mundo esté patas arriba, no son otra cosa que una imposición cultural que ha deshumanizado y banalizado todo. Ni imágenes dramáticas como las que cada día emiten las noticias (aunque siempre en contra del enemigo del dueño del medio) son capaces de conmovernos lo más mínimo. Los medios de comunicación han ido imponiendo una cultura individualista y sin el menor rastro de humanidad. Han ido desgranando a todos y cada uno de nosotros hasta conseguir desglosar a la clase trabajadora y enfrentarnos con el vecino al mínimo rasgo que lo distinga de nosotros. El topicazo “Divide y vencerás” está surtiendo un gran efecto. Han conseguido que no seamos capaces de luchar por otros, convirtiéndonos en incapaces de luchar por nosotros mismos.
 
Es por ello que toda victoria futura pasa por un derribo completo del esquema de valores que rigen nuestra sociedad, es por ello que nuestras bocas no pueden limitarse a complacer lo que los oídos sin conciencia quieren oír. Ahora más que nunca la construcción de conciencia es un acto revolucionario y para ello debemos contar con la imprescindible labor del mundo de la cultura. Debemos hacer que los trabajadores de la cultura comprendan también que es el futuro de su clase el que está en juego y tenemos que conseguir que estos ingenieros de la conciencia que son artistas e intelectuales hagan la tarea revolucionaria de construir una Nueva Cultura al servicio de una causa: la emancipación del pensamiento y el surgir de los valores colectivos y humanos frente a los asesinos valores de individualismo y aprobación de la barbarie imperantes hoy.
 
Hay ilusos que todavía creen que desde dentro de los medios de comunicación se pueden librar batallas en las que salgamos ganando, esta idea ha trasladado el malestar que había en la sociedad de las calles a los platós, desde donde se han convertido todas las reivindicaciones en productos televisivos rentables para nuestro enemigo.
 
Lo subversivo en la comunicación, como en la cultura, es impulsar nuestros propios medios emancipadores frente a sus máquinas idiotizadoras de hacer dinero y de calmar conciencias.

Tenemos dos tareas duras y espinosas: la de destruir todos los cimientos que haya en la conciencia colectiva de esta enferma sociedad y la de construir un nuevo sistema de valores y una conciencia que no sea susceptible de dejar de saber que, ante todo, somos trabajadores en pie de lucha por un futuro donde no haya ni explotados, ni explotadores y en el que, por fin, podamos ser humanamente libres.

Es el momento de que los nadie dejemos de ser los dueños de la nada y empecemos a conquistarlo todo porque quien más tiene que perder en este mundo son los poderosos. Nosotros, en cambio, tenemos un mundo entero que ganar.
 
 
 
----------

1 comentario:

  1. UE á beira de intervir na Líbia, difusão máxima!!!

    Retirado de: https://jamahiriyanewsagency.wordpress.com/2016/04/21/europe-on-verge-of-military-intervention-in-libya/

    Apoiantes de Berta Cáceres denunciam agressões e ameaças por parte de gangs de uma empresa, a DESA!!!

    Retirado de: https://libya360.wordpress.com/2016/04/20/copinhs-response-to-violence-at-solidarity-gathering-for-berta-caceres/

    ResponderEliminar