martes, 10 de mayo de 2016

El Gobierno francés aprueba la reforma laboral por decreto

Movilización contra la Ley del Trabajo en París.

Después de dos meses de movilizaciones populares contra la reforma laboral en Francia, el Gobierno ha decidido hacer caso omiso a las críticas y aprobar el texto sin votación en el Parlamento. Ni la ocupación de las plazas por el movimiento Nuit Debout ni las cinco jornadas de huelga y movilización contra la llamada Ley El Khomri han logrado parar al Ejecutivo del Partido Socialista de François Hollande.
 
En la tarde de hoy, 10 de mayo, el primer ministro, Manuel Valls, ha decidido recurrir al artículo 49.3 de la Constitución para saltarse cualquier posible oposición de los diputados a la nueva normativa y, así, aprobarla por decreto. Valls ha tomado esta medida después de ser autorizado por un Consejo de Ministros extraordinario convocado por el presidente Hollande este mediodía.
 
La noticia ha provocado una reacción inmediata de la población en diversas localidades. En París, centro neurálgico de la Nuit Debout, se desarrolla en este momento una concentración con varios miles de personas frente a la Asamblea Nacional para protestar por la aprobación de la medida y por el método utilizado por el Gobierno para hacerlo. La manifestación se halla fuertemente custodiada por unidades de CRS, los antidisturbios franceses.
 
Por otro lado, los diputados de LR y UDI han interpuesto una moción de censura contra el Gobierno por haber recurrido a la 49.3. Ésta sería la única manera de evitar en el Parlamento que la reforma laboral sea aprobada, pero significaría también la caída del Gobierno. La votación de esta moción se producirá este jueves. Sin embargo, algunos medios hablan de una "moción de censura provocada" por el propio Gobierno, ya que es improbable que la oposición obtenga una mayoría suficiente para tumbar al Ejecutivo.
 
En 2015, el Gobierno francés utilizó tres veces el artículo 49.3 de la Constitución en el marco de la Ley Macron sobre “el crecimiento y la actividad”, una norma también muy contestada en las calles. El presidente Hollande parece haber olvidado las palabras que pronunció hace diez años contra la utilización de este artículo por el Gobierno de Dominique de Villepin bajo la presidencia de Jacques Chirac: "El 49.3 es una brutalidad, el 49.3 es una negación de la democracia, el 49.3 es una manera de frenar o de impedir el debate parlamentario". De hecho, varios medios franceses han querido destacar hoy que los gobiernos del Partido Socialista han utilizado en más ocasiones que los de derechas este artículo constitucional. 
 
Esta medida sorpresiva del Gobierno puede llevar a un repunte de las movilizaciones en Francia en los próximos días. El día 15 ya estaba previsto el Global Debout, un llamamiento a un levantamiento en toda Europa coincidiendo también con el quinto aniversario del 15M en el Estado español.
 
 
------------

1 comentario:

  1. El probléma está en que cuando el gobierno francés ablande un poco abrirá la mano lentamente para derramar un poco de alpiste, al momento la cerrará y todos tan contentos,ese es el truco. Lo de Nuit Debout como podemos aquí en españa, al final pan y circo, creo que el camino es empezar a preparar la revolución socialista, el único camino de salvación para los pueblos, lo demás suele quedar en el olvido.

    ResponderEliminar