domingo, 15 de mayo de 2016

OBAMA SE DESPEDIRÁ CON UNA DEPORTACIÓN MASIVA DE MENORES Y MUJERES INMIGRANTES

 
FERMÍN DOMÍNGUEZ/CANARIAS SEMANAL. ORG

No cabe duda de que el principal foco de la crisis migratoria mundial se ha siatuado en los últimos tiempos en Europa. Como muestra de esta tragedia universal y compleja, hemos visto en Grecia a emigrantes provenientes de República Dominicana pidiendo asilo político en el país heleno.

Sin embargo, otro foco de este drama, en el que los gobiernos receptores tratan de impedir la emigración por la fuerza, levantando vallas, deportando y violando todas las normas del derecho internacional y humano, es Estados Unidos.

Con menos despliegue mediático, el país norteamericano continúa librando su “cruzada” antiinmigrante.

Según información dada a conocer por la agencia Reuters, funcionarios de inmigración de Estados Unidos planean realizar una serie de redadas desde mayo hasta junio, con el objetivo de deportar a cientos de madres y niños centroamericanos que ingresaron a Estados Unidos de forma ilegal.

De acuerdo con esta fuente, esta sería la operación más extensa contra familias de inmigrantes llevada a cabo por el gobierno de Barack Obama este año, tras una de enero que se centró en los estados de Georgia, Texas y Carolina del Norte y concluyó con la detención de 121 personas, en su mayoría mujeres y niños.

Esta vez, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) ha informado mediante un documento que sus oficinas en todo el país lanzarán una ola de 30 días de arrestos, centrados también en madres y sus hijos, a quienes ya se les instó a abandonar los EE.UU.

La operación de deportación masiva –se lee en el documento- incluirá además a menores que ingresaron al país sin un tutor y que desde entonces cumplieron los 18 años.

En tal sentido, una portavoz del Inmigración reconoció que los inmigrantes que ingresaron de manera ilegal después del 1 de enero del 2014 “son prioridad” en la lista de deportaciones.

Otras dos fuentes confirmaron, asimismo, los detalles del plan contra los emigrantes, del que no se conocen las fechas exactas de las redadas.

Como se recordará, en 2014 una ola de inmigrantes que cruzó la frontera con México desbordó los recursos federales de frontera que trataban de impedir que mujeres y niños, principales víctimas de la violencia en Honduras, El Salvador y Guatemala, ingresaran a territorio norteamericano.

Las nuevas acciones antiinmigrantes son una respuesta al aumento de los ingresos de mujeres centroamericanas que viajan con sus hijos.

La forma más represiva de hacer frente a lo que Marielena Hincapie - directora ejecutiva del National Immigration Law Center- califica como un auténtico “desafío humanitario".

Mientras eso sucede, sin embargo, continúa vigente la Ley de Ajuste Cubano para politizar el tema migratorio contra Cuba. Un “acta para ajustar el status de los refugiados cubanos a la de residentes permanentes legales de Estados Unidos”.

Políticamente, más que un agravio comparativo…

------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario