jueves, 30 de junio de 2016

“CCOO ha actuado como la peor de las empresas”


Un juez declara improcedentes 4 despidos del gabinete jurídico del sindicato en Cataluña, que ha optado por indemnizar a las trabajadoras en lugar de readmitirlas. CCOO ha pagado más de 1,2 millones de euros en concepto de indemnizaciones a las 18 despedidas

HOMERA ROSETTI 29/06/2016

Artículo original de la directa.cat
 
El sindicato CCOO de Cataluña tendrá que pagar la indemnización máxima –45 días por año trabajado– a cuatro de las dieciocho trabajadoras de su gabinete jurídico que despidió el mes de junio del año 2014. Así se desprende de una sentencia, que declara improcedentes los despidos y niega la existencia de pérdidas económicas con las que el sindicato justificó esta medida tan drástica en su día. El resto de despedidas habían acordado indemnizaciones previamente, también equivalentes o cercanas a la cuantía máxima. En total, los recortes de personal costarán 1.214.767 euros a las afiliadas de la central sindical, que sorprendentemente ya tiene previstas dos nuevas contrataciones.
 
Una de las despedidas asegura que el sindicato ha optado por “sacarse de encima a personas con antigüedad” y quedarse con “gente más cómoda, que acate más las pautas de la dirección
 
Cuando un despido es declarado improcedente se puede optar entre la readmisión de la persona o el abono de una indemnización. La dirección de CCOO ha descartado de pleno la incorporación de las trabajadoras. Clara Fuster, una de las cuatro despedidas que ha optado por llevar la vía judicial hasta el final, considera que “el sindicato ha acabado actuando como la peor de las empresas“. A pesar de que las personas despedidas concentraban gran parte del volumen de trabajo, CCOO ha optado por “sacarse de encima personas con antigüedad” y quedarse con “gente más cómoda, que acate más las pautas de la dirección“, asegura Fuster, con 24 años de antigüedad en el gabinete jurídico de CCOO de Terrassa.
 
Objetivo: “abaratar el despido”
 
La veterana jurista insiste que el sindicato ha aplicado “la peor cara de la reforma laboral“, la misma que denuncia de forma reiterada. “No han sentado las partes a negociar” y “han utilizado el artículo 51 de despido objetivo por causas económicas“, que representa una indemnización mínima de veinte días por año trabajado, señala. Mientras tanto, CCOO continúa reclamando la derogación de la reforma y, especialmente, del artículo 51.
 
Rueda de prensa contra el despido del comité jurídico el 4 de junio de 2014 /Victor Serri
 
El objetivo, según Fuster, era “abaratar el despido“, pero la diferencia respecto a otros conflictos laborales entre sindicato y empresa es que en este caso había representantes de las trabajadoras en los dos lados. Con la demanda judicial de las personas despedidas sobre la mesa, la dirección de CCOO propuso nuevas ofertas. La presión judicial y la unión de las trabajadoras del gabinete jurídico –que protagonizaron una huelga y una cerrada de la cual se hizo eco la Directa(enlace a https://directa.cat/gabinet-jur%C3%ADdic-de-ccoo-en-vaga-contra-acomiadaments-del-sindicat) – contribuyeron en el aumento de las cuantías.
 
No había pérdidas
 
La sentencia es muy “contundente” a la hora de rebatir el pretexto de las pérdidas económicas como principal argumento para justificar los despidos, según apunta un comunicado del comité del grupo de empresas de CCOO de Cataluña. Clara Fuster lo explica con más claridad: “Era un periodo con conflictos laborales muy judicializados y teníamos muchísimo volumen de trabajo, pero el Fondo de Garantía Salarial (FOGASA) estuvo ocho meses sin pagar a todo el Estado y aprovecharon ese momento de congelación para despedirnos argumentando pérdidas. Eran millones y millones de euros que, al cabo de poco tiempo, se cobraron“. Al juez también le consta así.
 
Paradójicamente, CCOO ya ha anunciado la contratación de dos nuevas abogadas: una ahora, la otra el mes de septiembre
 
El gabinete jurídico de CCOO se creó en 1977 y fue un referente durante los tiempos de la clandestinidad y al inicio de la transición. Actualmente, con una plantilla de 90 trabajadoras, el sindicato ha optado por el recorte de personal por causas económicas y se niega a readmitir a las despedidas que tienen sentencias de improcedencia encima de la mesa. Paradójicamente, ya ha anunciado la contratación de dos nuevas abogadas: una ahora, la otra el mes de septiembre. Las dieciocho personas que acabaron en la calle se han dado de baja de CCOO, pero la unión entre ellas y las que continúan al gabinete jurídico se mantiene. “Es una de las cosas más bonitas que rescatamos“, dice con orgullo Fuster. También reconoce que le costará volver a confiar en una organización sindical. “Los sindicatos ya no tienen credibilidad. En Francia, con la mitad de afiliación, mira la que están liando. Esto es un desierto“, se lamenta.
 
 
-----------
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario