martes, 7 de junio de 2016

El ministro de Economía, expulsado a huevazos de las movilizaciones obreras de Francia

Emmanuel Macron ha sido increpado a su llegada a un commemorativo del 80 aniversario del Frente Popular

Sindicalistas de la CGT francesa y el PCF lanzaron huevos al ministro de economía francés Emmanuel Macron que este lunes visitaba Montreuil, una ciudad cerca de París, un signo más de la tensión en Francia por la polémica reforma laboral del gobierno.
 
El ministro de 38 años, es una de las principales figuras públicas del capitalismo francés, después de haber trabajado como banquero para Rothschild y contar actualmente con la cartera de economía. Los medios del capital intentan impulsar su figura, que percibe ciertas mejoras en las encuestas, frente al desgaste del presidente socialista François Hollande y de su primer ministro Manuel Valls.
 
Sin embargo, los trabajadores organizados no se han dejado engañar por los cantos de sirena, y el ministro se ha convertido en el objetivo de los críticas de la izquierda; este lunes fue recibido a huevazos al grito de "A, anti, anticapitalistas".
 
"No escuchan, sólo insultan", dijo Macron con yemas de huevo en el pelo, y calificó a los trabajadores que se manifestaban de "agitadores profesionales".
 
El mes pasado Macron apareció en un vídeo discutiendo con dos miembros del poderoso sindicato CGT a los que dijo "La mejor manera de pagarse un traje es trabajando". "¡Pero si sueño con trabajar!" respondió uno de ellos. El vídeo desató una polémica que alimentó las protestas de este lunes. "Mejor en huelga que con traje", rezaba una de las pancartas de los manifestantes.
 
El nombramiento de Macron en 2014 con un ambicioso programa de reformas económicas desató críticas a Hollande, acusado de girar a la derecha. En 2015 el primer ministro Manuel Valls tuvo que aprobara por decreto un paquete de medidas de Macron por temor a que algunos diputados de su propio partido votaran en contra.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario