viernes, 3 de junio de 2016

Experiencias revolucionarias en Turquía: La fábrica autogestionada de ¨Kazova¨




El día 31 de enero 2013, los dueños de la fabrica de confección “Kazova” mandaron a los trabajadores a las vacaciones forzadas de un mes. A la vuelta a la fabrica, los trabajadores en lugar de los dueños de la fabrica encontraron a los abogados... 94 trabajadores se encontraron en la calle. Los últimos 4 meses no cotizaron, no recibieron el salario y al final tampoco les dieron el finiquito.

Suena como cualquier historia hoy en día en España. La diferencia es en como la historia acaba. Mientras los trabajadores españoles no pueden fardar ni de lucha (salvo excepciones) ni de justicia y aun menos de la victoria, los trabajadores turcos ahora tienen posesión de los medios de producción.

Principio de la resistencia

Ante la situación, los trabajadores pidieron ayuda al Movimiento revolucionario de trabajadores (DİH, por sus siglas en turco), con los que prepararon el plan de actuación. La resistencia empezó con las marchas por las calles que acababa con una declaración. Cada sábado por la noche, marchaban desde la plaza de Taksim hasta Galatasaray, apoyados por el Movimiento y por otros trabajadores en huelga. Los domingos, las marchas acababan ante las casas de los dueños.

A la vez, los trabajadores se enteraron que los dueños sacaban los materiales de producción desde la fabrica. Para prevenirlo, pusieron una tienda de campaña en forma de guardia en la entrada. Llevados por el movimiento del junio conocida también como el levantamiento de Gezi en 2013., los trabajadores ocuparon la fabrica.

La primera victoria

Aunque los trabajadores ocuparon la fabrica, todavía no se habían planteado ponerla en marcha. Al principio, los trabajadores querían recuperar el dinero que les debían los dueños y para conseguirlo pensaron en vender las maquinas o dejar a los dueños al descubierto y cobrar su dinero. El problema surgió cuando se dieron cuenta que las maquinas fueron rotas y que la policía les prohibió sacar nada de la fabrica.

Al ocupar la fabrica, los trabajadores encontraron unos pocos materiales y unas cuantas prendas sin terminar. Gracias a la solidaridad del pueblo, consiguieron venderlos y acumularon un poco de dinero. En aquel momento se encontraron ante la posibilidad de repartir las ganancias entre los trabajadores o usar los fondos para poner la fabrica en marcha.

Gracias al liderazgo y apoyo de MRT, los trabajadores decidieron tomar los medios de producción en sus propias manos e invirtieron las ganancias en la fabrica. Los trabajadores, ya se sentían parte de MRT.

La fabrica y el pueblo

El pueblo ha sido la clave para Kazova. Gracias a la solidaridad y que la gente comprara prendas rotas y sin acabar (jerseys sin mangas por ejemplo), los trabajadores de Kazova han aprendido que tienen un nuevo aliado en la lucha. Por eso, su principal objetivo ha sido producir prendas baratas y de calidad para el pueblo.

Mas allá, la fabrica abrió una tienda que sirve también de centro cultural. Los trabajadores de Kazova creen que los artistas también son parte del pueblo y querían incluirlos en la cadena de producción. El centro cultural tiene como objetivo influir el desarrollo no solo de Kazova sino el desarrollo de otros trabajadores también mediante talleres, proyecciones de películas y obras de teatro en algún momento ya que Kazova aspira en tener su propio guión y obra en la que los propios trabajadores actuarían.

El centro cultural aspira a cumplir con las necesidades culturales de los trabajadores. Los trabajadores no tienen posibilidad de disfrutar muchos eventos culturales. Por esa razón organizaron el festival de película obrera que duró tres días y quieren convertirlo en un evento tradicional que se celebrará cada año.

Nueva manera de trabajar

Ya que los trabajadores tienen la fabrica en sus manos, querían organizar la producción para que cumpla con sus necesidades humanas. Lo que les proporciona la cooperativa aparte de dinero es tiempo. El día laboral tiene sus limites estrictos. Aparte de producir prendas se dedican a música, arte y desarrollo del ámbito de trabajo en un lugar para actividades sociales. Trabajan sin jefes y supervisores y lo mas importante, sin explotación.

Fotografías sobre Kazova y su lucha:







 




 
----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario