martes, 28 de junio de 2016

Iniciativa Comunista: Valoración de los resultados electorales del 26-J



Valoración de los resultados electorales del 26-J

El cambio anunciado se quedó en agua de borrajas

Ya desde esta larga precampaña se vislumbraba que, pese al entusiasmo mostrado por los candidatos, los grandes temas que a la postre más podrían afectar a la vida de la clase trabajadora estaban fuera del debate electoral; cuestiones claves como la permanencia en estructuras imperialistas tales como la Unión Europea y la OTAN, la forma de Estado monárquica, por no hablar de la economía de mercado, son temas que han quedado fuera de las agendas de las opciones con posibilidades electorales.
 
Incluso en temas que si se han tocado al menos tangencialmente la ambigüedad ha sido la nota dominante, de modo que en asuntos tales como el marco de relaciones laborales y su legislación, la situación de la población migrante (Ley de Extranjería, Centros de Internamiento de Extranjeros, Vallas de Ceuta y Melilla…), e incluso cuestiones de carácter socioeconómico como los desahucios persistía la incertidumbre sobre las medidas que se proponen, incluso por parte de la coalición “Unidos Podemos”, que se presentaba en las encuestas como la articulación del polo izquierdo dominante en la política burguesa del Estado español.
 
Los resultados cosechados por dicha coalición, con lo que conlleva de decepción para muchas personas que confiaban en un cambio social por vía electoral son consecuencia en gran medida de su oportunismo. En su afán de constituirse en el polo hegemónico de la izquierda han ido mutando su discurso a gran velocidad; de los llamamientos a ciudadanía contra «la casta» han pasado a centrarse en una apelación a “construir país” y al “patriotismo” por la defensa del orden, la ley y la unidad nacional, si bien aún compatible supuestamente en el reconocimiento del derecho a decidir. La integración de Izquierda Unida y otras organizaciones, lejos de multiplicar, ha supuesto la pérdida de 1.200.000 votos respecto a los resultados que separadamente obtuvieron ambas formaciones (Podemos e IU-UP), en diciembre de 2015, lo que indica que este retroceso no se debe solo a la campaña mediática contra la coalición “bolivariana-comunista” desarrollada por los grandes medios de comunicación, sino también a que apostar por un programa económico socialdemócrata, tal como ellos mismos han reconocido, provoca desafección de los sectores social y políticamente más conscientes y comprometidos.
 
Ha fracasado estrepitosamente el intento de Unidos Podemos de configurarse como principal grupo de la izquierda del sistema, en detrimento del viejo Partido Socialista, cuyo papel de co-gestor del liberalismo económico en las últimas décadas parecía según las encuestas estar finalizando. Dicha opción se mantiene pese a experimentar un nuevo retroceso, debido sobre todo a las estructuras clientelares que aún conserva en algunos puntos del territorio.
 
Aparece como triunfador de las re-elecciones la otra marca electoral tradicional, el Partido Popular, que acoge tanto el franquismo sociológico, muy importante a más de 4 décadas de la muerte del dictador fascista, como a importantes graneros de escaños en el medio rural que resisten este proceso iniciado hace unos años de renovación de actores sobre la base de un mismo guión, todo ello a pesar de los escándalos de corrupción protagonizados por figuras muy destacadas del PP (más de 6.000 militantes procesados en los últimos años), de tal modo que, en estos momentos de incertidumbre provocada en parte por el brexit del Reino Unido, con lo que supone de resquebrajamiento de la estructura de la propia Unión Europea, es más que probable que se mantenga en el Gobierno como el más fiable gestor de los intereses del capital.
 
Podemos concluir que, con independencia de la fórmula de gobierno que finalmente se adopte; el más probable gobierno del PP o el más dudoso del PSOE con apoyo de Unidos Podemos y otras opciones, la limitación que supone mantenerse dentro de los parámetros de los intereses del capital, con lo que supone de asunción de una deuda inmensa y las exigencias de la Unión Europea de nuevos recortes, que saldrán de las costillas del pueblo trabajador, supone que, detalles cosméticos aparte, la situación de la clase trabajadora y demás sectores populares no va a mejorar sustancialmente.
 
Y ello es así porque, más que nos pese, nuestra clase carece hoy por hoy del referente organizativo y político que permita dar una respuesta a la altura de las circunstancias, de ruptura con la lógica del capital. Desde Iniciativa Comunista consideramos ya urgente construir esa herramienta necesaria para organizar la lucha por el socialismo, la única solución posible a lo que se va conformando como el asalto más virulento del capitalismo contra la posibilidad de una sociedad nueva y libre de toda opresión.
 
Iniciativa Comunista, 26 de junio de 2016

http://iniciativacomunista.org/documentos-ic/987-valoracion-de-los-resultados-electorales-del-26-j

--------------

5 comentarios:

  1. Efectivamente viendo estos resultados, y con el hundimiento de toda esa amalgama de socialdemócratas, los viejos y nuevos, han conseguido hacer subir en el escalafón a la derecha más rancia y franquista, es el momento de aprovechar este vacio buscando urgentemente la unidad comunista marxista-leninista, limpia de todo revisionismo y oportunismo, que sea el verdadero referente de la clase obrera, ahora desarmada ideologicamente al no tener el referente del verdadero Partido Comunista. La sociedad se dió cuenta de que el oportunismo podemita,eso de, el no ser de derechas ni de izquierdas, cuando primero son lo que eran y luego son lo que no serian les acabó pasando factúra a unos autenticos farsantes.

    Mientras la extrema derecha se organiza y crece los destacamentos comunistas siguen como siguen, y eso perjudica a los orpimidos que con los tiempos que se avecinan a corto espacio de tiempo todos seremos carne de cañón, más que ahora, por un lado por el capitalismo, y por otro por sus socios los fascistas y los nazis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo contigo en que es el momento de aprovechar este vacio para buscar urgentemente la unidad comunista marxista-leninista, limpia de todo revisionismo y oportunismo. Es una necesidad apremiante en medio de tanta debilidad y dispersión.
      Ojala los destacamentos comunistas que hay en el estado se den cuenta de esta necesidad y se pongan a la tarea de la misma.

      Saludos rojos.

      Eliminar
  2. La opinión pública en internet se está fascistizando de una manera bestial incluso en gente de "izquierdas". Sólo hay que entrar en cualquier foro progre y teclear palabras mágicas como " ayuda a refugiados", "autodeterminación para Catalunya y Euskal Herria" y te tachan de trosko separata financiado por Soros. La situación es demencial en internet y espero que ese discurso nunca cale en las masas por que si no....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hace unos meses el blog de Movimiento Político de Resistencia sufrió un ataque de trolls nazis en los comentarios en contra de la solidaridad internacional e internacionalista y opiniones "identitarias" propias de nazbols y neonazis, valga la redundancia, de toda calaña con argumentos tipo como "nos roban el trabajo", "stop inmigración masiva", " viven de nuestros impuestos", "para los españoles no hay ayudas y para ellos sí", etc, etc, etc. Ivoox está lleno de usuarios nazis por ejemplo, en forocomunista también hay nazbols metiendo ruido y cizaña, sólo por poner unos ejemplos. Saludos y felicidades por el blog. Venceremos!

      Eliminar
    2. Por desgracia también hay quien se dice "comunista" y defiende posiciones cercanas al fascismo en este tema. Incluso algún muy famoso blog que antes se situaba "independentista vasco" y ahora reniega.

      Saludos rojos.

      Eliminar