viernes, 17 de junio de 2016

LOS CHICOS DE LA PRISIÓN DE POZANTI


La historia que vas a leer no tiene un final feliz.
 
Los hechos tuvieron lugar en una prisión de menores, con mayoría de niños kurdos. Esta historia fue documentada hace ya cinco años por la Asociación de Derechos Humanos (IHD), ofreciendo descripciones detalladas de los abusos, torturas y vejaciones a las que fueron sometidos los niños de la prisión. Siete de aquellos niños relataron a través de sus testimonios escritos, las violaciones, el acoso sexual y las torturas practicadas por los funcionarios y personal de la prisión. Algunos de estos niños fueron ingresados en la prisión bajo la aplicación de la ley antiterrorista, que da el mismo tratamiento a los menores que a los adultos.
 
Después del informe anterior, Human Rights Foundation, elaboró otro informe basado en los testimonios de 8 niños con las mismas acusaciones contra los administradores de la prisión. En dicho informe, los niños testificaron que habían sido violados por los detenidos adultos, soldados y guardias. Algunos de aquellos niños no fueron capaces de describir qué pasó con ellos. Uno de los niños declaró: “pensé en quitarme la vida, pero pensé en mi madre y no pude”.
 
Entre las torturas practicadas además de los abusos sexuales, se encontraban palizas periódicas por parte de los guardias, humillación basada en su origen étnico, trabajos forzados, uso de la “falaka” (método de tortura que consiste en azotar la planta de los pies),  y la falta de atención médica.
 
El silencio sobre la prisión de Pozanti se hizo insoportable. Los medios de comunicación oficiales no atendieron las demandas de información ya que sabían que era una “cuestión kurda” y el gobierno no quería ni oír sobre la misma. Así que los usuarios de Twiter iniciaron una campaña para convertirse en la voz de los niños de la prisión. Bajo dicha presión, los medios de comunicación tuvieron que dejar a un lado el miedo al gobierno y comenzaron a publicar noticias sobre Pozanti. Aún así, no fue sino hasta un año después de denunciar las torturas que el Ministro de Justicia hiciera una declaración sobre los abusos y torturas.
 
De repente, se les ocurrió una solución “brillante”, trasladando a los niños a otra prisión más lustrosa y ejemplar. El ministerio montó un espectáculo para los medios acerca de la nueva prisión en Sincan (Ankara). Las paredes fueron pintadas de verde.  De las paredes colgaban fotografías “kitsch” con delfines y flores para animar a los niños torturados. Esta vez deberían permanecer en celdas separadas, supervisadas con cámaras, en régimen de aislamiento. Este sería el delicado tratamiento que el Ministerio de Justicia ideó para los niños violados y torturados. A esto hay que añadir, que los 218 niños de Pozanti, trasladados a Sincan se encontraban a ocho horas en coche de Adana, donde vivían sus familias.
 
Todo esto hubiera acabado aquí, a no ser porque el administrador de la prisión de Pozanti fue designado a la cárcel de Sincan por el Ministerio de Justicia, siendo que él se encontraba allí, esperando a los niños. El segundo administrador de Pozanti, fue designado a otra ciudad kurda, Van, para continuar con su trabajo.
 
Poco después, la agencia de noticias Dicle, fue objetivo de una masiva operación policial y los tres corresponsales que habían escrito sobre los niños de Pozanti fueron detenidos acusados de ser miembros del KCK, la rama urbana del movimiento kurdo PKK. Todos los que alzaron la voz contra Pozanti, fueron neutralizados siendo enviados a la cárcel.
 
Parecía ir todo bien en Sincan, hasta la publicación de una carta de Çağdaş Ersöz en una página web de noticias de izquierdas (sendika.org). Çağdaş fue procesado y condenado a varios meses de prisión por protestar contra la implantación de una central de energía eléctrica hidraulica y esplica los dos meses de estancia en Sincan, denunciando abusos y torturas similares. También denunció la existencia de “la sala suave”. Todos en la prisión, incluidos los médicos, conocían de la existencia de esta habitación. En ella los funcionarios llevaban a los menores de 18 años y usaban varios métodos de castigo, como la falaka, humillaciones obligándoles a desnudarse, exposición de los niños durante horas a bajas temperaturas entre otras. Así que ahora sabemos que el color verde de las paredes, las flores y los cisnes eran para soñar después de haber pasado por una sesión de la “sala suave”.
 
 
Si hubiera sido una película en las que aparece al final de la misma un rótulo con el mensaje: “Las personas responsables del horror de Pozanti, fueron declarados culpables y condenadas a equis años de prisión”, “Los niños fueron liberados y recibieron tratamiento psicológico adecuado”. En este punto, cualquiera de nosotros podría respirar en paz y pensar que el bien siempre vence al mal. Pero en Turquía, los guiones no acaban igual que en las películas. A pesar de que Turquía ha firmado los convenios internacionales, los niños continúan sufriendo abusos. Exigen a Turquía que tomen medidas inmediatas para garantizar el derecho de los niños, derechos consagrados en los acuerdos internacionales.
 
 
--------

1 comentario:

  1. AnonimoTrotskista18 de junio de 2016, 3:19

    E ainda vemos a merda da ONU a fazer relatórios que apontam “significativas melhorias nas condições dos direitos humanos” na Turquia…Isto é uma anedota??? Ban-Ki-Moon é outro que já anda a dever alguns anos à tumba, se se enforcasse era um favor à humanidade…
    É para este regime que se deporta os migrantes e refugiados que chegam à Europa? Contudo os jihadistas entram na Europa, daí massacres como Orlando, com tipos que sempre estão no radar e misteriosamente nunca são presos. E arranjam sempre bons empregos, cursos nas melhores faculdades, como os Tsarnaev…
    É assim tão difícil criar um comité de refugiados que monitorize a situação? Que crie corredores seguros para as pessoas passarem? Os refugiados que não puderem ficar na Síria, dado que Damasco está já sobrelotada, eram distribuídos pelos países ricos, transportados pela ONU, que tem dinheiro para tal. Contudo o dinheiro da ONU é usado para os soldos principescos de Ban-Ki-Moon. É difícil evitar suspeitar que as máfias que cobram 10 000 euros por pessoa tenham laços com as ONGs e a ONU, que fizeram da migração e das crises humanitárias um grande negócio, lucrando com ele. E Merkel que quer usá-los como mão-de-obra barata. A CIA quer deslocar a população síria, para levar o regime ao colapso.
    Esta miséria é orquestrada pela ONU, daí proteger este regime criminoso de Merdogan. No meio disto, esquecemos que o povo turco está a ser levado à miséria pelo FMI e o capitalismo selvagem de Merdogan, e arrastado para uma possível guerra civil de consequências imprevisíveis. Não esqueçamos disto, o povo turco não é cúmplice, é vítima de Merdogan, que está a lançar uma repressão aos comunistas turcos, não só aos curdos, não esqueçamos disto.
    A ONU retirou a Arábia Saudita da lista de países que não respeitam os direitos das crianças, para obter o seu dinheiro. Alguma surpresa com isto? O que interessa a Moon é ter milhões para os seus cargos principescamente pagos, viagens em hotéis de 5 estrelas, para andar a fingir que se preocupa com as pessoas. Basta ver os escândalos envolvendo a ONU. É preciso fazer renascer a luta, a URSS, para acabar com esta miséria.
    É bom que se mostre isto, porque os EUA nos últimos tempos estão a orquestrar algo confuso na Turquia-Curdistão. Por um lado, continuam a apoiar a Turquia, que é chave na NATO mas por outro andam a namorar os curdos. Merdogan percebe que estarão a planear um plano B, caso a Turquia deixe de ser viável. Daí a agressividade dele, é o desespero. É bom que se diga, para não vermos generalizações, que o povo turco é a 1ª vítima deste porco. Ele lançou programas criminosos do FMI que oprimem o povo, reprimiu os comunistas e quer relançar um delirante sonho de império otomano, para iludir o povo turco, apoiar a sua burguesia e com isto está a destabilizar a Síria e a arriscar a III Guerra. Os EUA andam a jogar nos dois lados, para ganharem sempre, não importa o resultado. No meio disto lança um genocídio aos curdos, nega o genocídio dos arménios, tudo isto indica um plano para o fascismo. Contudo se houver uma guerra civil, a situação descontrola-se. É aqui que temos de ser fortes. O PODEMOS já anda a namorar os curdos, mas como os seus namoros com a Palestina, é hipocrisia, irão trair esta causa. Não precisamos deles. Precisamos sim é de convencer os curdos e turcos que devem lutar lado a lado contra Merdogan, algo similar ao que se passou em Portugal na guerra colonial, onde o PC português apoiou a FRELIMO, FRETILIN, MPLA, PAIGC. Os namoros dos EUA aos curdos visam impedir uma aliança comunista entre os comunistas turcos e curdos, para impedir que surjam 2 grandes estados comunistas, uma Turquia e um Curdistão comunista. Estão a tentar cooptar os curdos para isso mesmo. Não podemos ignorar os turcos comunistas como Dilek Dogan, para apoiar apenas os curdos. Temos de ter um plano claro para a questão turca, lançar a luta em vários lugares, e destabilizar o império.
    Este Merdogan já merece acabar como Mussolini, justiciado pelo povo!!!

    ResponderEliminar