martes, 28 de junio de 2016

Mercenarios: Dispuestos a matar o morir por dinero defendiendo los intereses del imperialismo y las multinacionales.

Mercenarios de Triple Canopy
 
Los representantes del capitalismo nos tienen acostumbrados a todo tipo de eufemismos con la intención de ocultar el verdadero significado de sus actos. Ahora a las guerras las llaman “misiones humanitarias” y a la ocupación y saqueo de un país la llaman “liberación y democratización”. En el caso de los mercenarios su forma más suave y “diplomática” de denominarlos es  “contratistas civiles”.

Los gobiernos que organizan las guerras no quieren afrontar el coste social de que sus soldados mueran, la prensa lo publique y la gente se indigne. Así que recurren a los soldados de alquiler, más conocidos como mercenarios.

Esta nueva industria alcanza actualmente un volumen de 120.000 millones de dólares en ingresos por año.

Los mercenarios son mano de obra especializada con contratos de trabajadores temporales dispuestos a matar o morir por dinero en defensa del imperialismo y los intereses de las grandes multinacionales.

¿A qué se dedican estos “contratistas civiles” o mercenarios? Oficialmente son vigilantes privados, asesores de logística, encargados de la seguridad de empresas, de políticos, empresarios, convoyes, conducen camiones, etc.,

Tras explotar la cantera sudamericana, las empresas paramilitares estadounidenses han pasado a reclutar efectivos en países africanos con abundante mano de obra castrense, experta en métodos despiadados, y que parecen garantizar una mayor discreción.

Las corporaciones que proveen de mercenarios a los gobiernos son dotadas de un estatus oficial y se las disfraza con un eufemismo políticamente correcto como "Fuerzas Auxiliares de Seguridad".

El caso es que el negocio de los soldados de alquiler crece y prospera desde hace años. En las guerras de George Bush en Iraq y Afganistán, la política de privatización castrense dejo enormes beneficios en las arcas de una treintena de empresas ligadas a las figuras de la derecha republicana.

En Iraq y Afganistán por primera vez en la historia el Pentágono empleo más mercenarios que soldados en la gestión de un conflicto armado. Y los gastos fueron colosales.

El número total de contratistas privados, solo en Iraq, llego a ser de 180.000, es decir, 10.000 más que soldados. Los mercenarios no están sujetos al Código de Justicia Militar, que si se aplica a los soldados, por lo que gozan de impunidad.

En Internet se localizan fácilmente numerosas empresas que ofrecen soldados de alquiler sin tapujos. Entre ellas destaca CACI, cuyos especialistas en interrogatorios se hicieron famosos en las cárceles militares de Iraq. Otra empresa muy conocida es Blackwater (actualmente llamada Academi) , que ya dispone de su propia fuerza aérea y esta construyendo una fuerza naval.
 
Mercenarios de Blackwater (Academi)

Estas empresas suelen estar vinculadas a las grandes multinacionales que utilizan sus servicios para proteger sus intereses en los países subdesarrollados. Entre sus servicios está tambien el secuestro y asesinato de sindicalistas como podemos ver en Colombia con Coca Cola o en Costa Rica con United Fruit Company.

Estos ejércitos privados disponen del armamento más avanzado y sofisticado, carros blindados, helicópteros, una red de comunicaciones autónoma, su propio cuerpo diplomático y una de sus principales tareas es la custodia de la explotación petrolera, oleoductos, etc., trabajo que realizan con mucho celo y efectividad: “Armados con miras de visión nocturna y rifles de asalto M-107, los francotiradores sobrevuelan los oleoductos en helicópteros UH-60 Balck Hawk especialmente configurados y disparan contra todo aquel sospechoso de sabotaje desde distancias superiores a una milla y media... nos confirman que disparan sin preguntar”. (The Nation, 10/4/2004).

En Iraq se han hecho informes de los conductas criminales de los contratistas norteamericanos, que incluyen asesinatos, asaltos, violaciones, robos, extorsiones, secuestros ... ¿Cuántos procesos han sido abiertos por las autoridades estadounidenses? Cero absoluto.

La tarea de estos modernos “perros de la guerra” no es la de garantizar la democracia ni la libertad allí donde combaten. Su verdadero trabajo es acabar con cualquier brote de oposición o resistencia por parte de los jóvenes y trabajadores al saqueo de las multinacionales y el imperialismo en cualquier rincón del planeta.
 
Es una prueba más del verdadero carácter del capitalismo que está dispuesto a asesinar y aplastar a todo aquel que se ponga en su camino para conseguir más beneficios. La única forma de terminar con estos ejércitos privados es acabando con el señor al que sirven, y éste no es otro que el propio sistema capitalista.



Nota de ODC: los datos y la información que aquí damos ha sido recabada de diferentes periodistas, destacando entre ellos a Vicente Romero.

--------

2 comentarios:

  1. Tan relacionada está Academi con las corporaciones que Monsonato compró acciones de la empresa:
    Monsanto compra Academi, la antigua Blackwater
    http://www.voltairenet.org/article179616.html
    Salud!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por la información camarada.

      Saludos rojos.

      Eliminar