domingo, 10 de julio de 2016

¿Cesará Israel de apoyar a los yihadistas?

Ciudadanos sirios recorren el barrio de Furqan, en el norte de Alepo, zona bombardeada por fuerzas rebeldes el viernes pasado

Por Alfredo Jalife-Rahme -La Jornada

Después de la reconciliación de Turquía con Israel y Rusia, ¿cómo quedará la impresentable agenda yihadista (http://goo.gl/QAWWRN)?

La reacción de la trasnacional yihadista ha sido tremenda durante una semana de terror en Estambul, Bangladesh, Bagdad y hasta Arabia Saudita (http://goo.gl/PSH45Q).

¿Quien está detrás de los yihadistas? El investigador estadunidense Wayne Madsen –ex teniente de la Armada y especialista en ciberseguridad del Departamento de Estado y la NSA– en su libro Desenmascarando a los yihadistas de ISIS: la chocante verdad (https://goo.gl/zS8I0A)” consagra una parte especial al apoyo de Israel a los yihadistas, apuntalados también por “los más cercanos aliados de EEUU en Medio Oriente, Turquía y el mismo EEUU”.

The Times of Israel reportó que el ejército de Israel “apoya a los yihadistas de ISIS del Califato islámico en Siria (http://goo.gl/GO1pth)”.

El hoy defenestrado ministro de Defensa Moshe Yaalon –sustituido por Avigdor Lieberman, ex guarura de cabaret– confesó que “Israel ha abastecido con ayuda a los rebeldes sirios” para proteger a la secta de los drusos (nota: secta monogámica esotérica del Islam que forma parte del ejército sionista), con el fin de “derrocar al presidente sirio, Bashar al Assad”.

Yaalon reveló que ayudan a los yihadistas en Siria bajo dos condiciones: “que no se acerquen a la frontera y que no toquen (sic) a los drusos”.

El rotativo israelí comenta que la “ayuda médica de Israel a los rebeldes sirios” abarca a “algunos que presumiblemente combaten junto al frente Al Nusra, afiliado con Al Qaeda”. ¡No, bueno!

EEUU y su clientela regional estimula a la principal facción de Al Qaeda que opera en Siria, en su mutación terrorista Al Nusra, rebautizada de “moderada” para que Washington le brinde armas abiertamente (http://goo.gl/oh3E2t).

El portal Washington’s Blogs afirma que “Israel actúa como la fuerza aérea de los yihadistas” (http://goo.gl/8v0QPQ), por lo que “bombardea Siria en forma repetitiva”. Y se pregunta: “¿Por qué EEUU combate del mismo lado de los terroristas?”

El interés de Israel por los drusos de Siria se debe a que son los moradores de las Alturas del Golán, anexadas por Israel, y así controlar el agua del mar de Galilea y monte Hermon (http://goo.gl/sHCgtI).

Desde su base de espionaje en el monte Hermon ocupado, Israel ha desquiciado el sistema de comunicaciones del ejército sirio, según Wayne Madsen.

Suena degradante que la “oposición siria” esté dispuesta hasta a regalar las Alturas del Golán a cambio del dinero y la ayuda militar israelí (http://goo.gl/tN7ugQ).

Jacky Hugi, analista de la radio del ejército israelí, critica el “juego peligroso e irresponsable, que equivale a jugar con el fuego, de seleccionar a los enemigos de Assad y apuntalar su colapso” (http://goo.gl/bfVIDK).

No se puede entender el apoyo de Israel a los yihadistas sin la connivencia de EEUU, que también apuntala a ISIS, según Wayne Madsen.

Un anterior comandante de Al Qaeda confiesa que “los yihadistas del ISIS trabajan para la CIA”.

Kurt Nimmo, del portal Infowars, comenta que los “grupos yihadistas forman parte del plan “tabula rasa” para balcanizar (¡supersic!) Medio Oriente” (http://goo.gl/L1qADy).

Nimmo señala que Nabil Naeem, fundador del Partido Islámico Democrático Yihad y anterior comandante de Al Qaeda, confesó a la estación Al Maydeen –televisora panárabe con sede en Beirut– que los “presentes afiliados de Al Qaeda, incluyendo a los yihadistas de ISIS, trabajan para la CIA”.

A juicio de Nimmo, el “conflicto está diseñado para constituir “una guerra sin fin” que agote los recursos (¡supersic!) sauditas y sus riquezas, así como agotar los recursos de Irán y sus riquezas, como sucedió durante los días de Saddam en Irak” y su guerra con Irán. Peor: Nabil Naeem identificó a Ayman Al Zawahiri (nota: sucesor de Osama Bin Laden) como “operador de la CIA” y “doble agente que recibe órdenes de EEUU”.

Thomas Friedman, polémico columnista israelí-estadunidense del New York Times, pregunta “si no se debe armar a los yihadistas del ISIS para contrarrestar la influencia iraní” (http://goo.gl/DeSSCC).

El general David Petraus, ex director de la CIA, sugiere que EEUU debe armar a Al Qaeda con el fin de “derrotar a los yihadistas del ISIS” (http://goo.gl/tNwjnB).

¿Se trata de mantener el incendio volcánico en las fronteras del RIC (Rusia, India y China) –los tres competidores geoeconómicos de EEUU– por el caleidoscopio de todos los grupos terroristas islámicos controlados de cerca o lejos por la CIA/MI6/Mossad?

El mayor general Herzi Halevy, jefe del espionaje israelí, durante la conferencia Herzliya, martilló que “Israel no desea que la situación en Siria acabe con la derrota de los yihadistas de ISIS” (https://goo.gl/tViWcK).

Ya en enero de 2016, el todavía ministro de Defensa Moshe Yaalon, ante el Instituto de Estudios Nacionales de Seguridad (INSS), sentenció que “había seleccionado a Daesh/ISIS frente a Irán en el conflicto sirio”.

Para Sibel Edmons –anterior traductora de la FBI–, la CIA y la OTAN empezaron a reclutar y entrenar gente en la base de la OTAN en Turquía para escenificar ataques terroristas en Siria con el fin de derrocar a su gobierno, lo que dio lugar al nacimiento de los yihadistas de ISIS (http://goo.gl/vaAc40).

Según las estrujantes revelaciones de Edmons, “la unidad Gladio de la CIA/OTAN fue la reclutadora”, lo cual “constituyó el entrenamiento y la génesis de la marca comercial ( brand) ISIS”.

La “operación Gladio –red de guerrillas de la CIA en Italia– implantó una unidad clandestina de retaguardia de la OTAN durante la guerra fría, en caso de una invasión del Pacto de Varsovia” (http://goo.gl/s9bNmD).

Recientes documentos desclasificados por el gobierno de EEUU evidencian “el apoyo occidental (sic) para la creación de los yihadistas” (http://goo.gl/8uPn53).

Judicial Watch devela documentos comprometedores de la Agencia de Inteligencia de la Defensa (DIA, por sus siglas en inglés) que exponen cuatro hechos seminales: 1) “los sala­fistas, los Hermanos Musulmanes, y Aqi (Al-Qaeda en Irak) son las principales fuerzas que libran la insurgencia en Siria”; 2) “Occidente (sic), los países del Golfo y Turquía apoyan la oposición; mientras Rusia, China e Irán apoyan al régimen” (nota: de Bashar al Assad); 3) “hay que entrenarlos del lado iraquí, además de recibir a los refugiados en Siria”; 4) “si la situación se desenmaraña allí (nota: en Siria) existe la posibilidad de establecer un califato salafista declarado o sin declarar en la parte oriental de Siria (Hasaka y Der Zor) y esto es exactamente (¡supersic!) lo que desean los poderes que apoyan a la oposición, con el fin de aislar al régimen sirio que es considerado la profundidad estratégica de la expansión chiíta (Irak e Irán)”, y 5) “ISIS podría también declarar un Estado Islámico mediante su unión con otras organizaciones terroristas en Irak y Siria, lo que creará un grave peligro en relación con la unificación (sic) de Irak y la protección de su territorio”.

A mi juicio, los “yihadistas constituyen el instrumento geoestratégico del Pentágono para la nueva cartografía de Medio Oriente” (http://goo.gl/eKadaJ).


------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada