viernes, 15 de julio de 2016

Fracasa el golpe de Estado en Turquía

Militares turcos bloquean el puente del Bósforo, en Estambul

El Ejército declaró la ley marcial y tomó los principales aeropuertos. Un avión tiró una bomba sobre el Parlamento y un helicóptero disparó contra la sede de los servicios secretos. Diecisiete policías murieron y varios civiles resultaron heridos de bala. Erdogan, quien estaba de vacaciones y pidió a los turcos que se resistiesen, ya ha regresado al país.

 
PÚBLICO / AGENCIAS
 
 
ANKARA.- El Servicio de Inteligencia de Turquía (MIT) ha dado hoy por fracasada la intentona golpista que ha vivido el país, aunque ha indicado que aún quedan algunas bolsas de resistencia por parte de los militares rebeldes, que serán juzgados por traición. El presidente del país, el islamista Recep Tayyip Erdogan, aterrizará en breve en el aeropuerto Atatürk de Estambul, según informa CNNTürk.

"El intento de golpe ha fracasado. Casi ha terminado. En algunas bolsas hay aún pequeños enfrentamientos. El golpe está siendo rechazado pero hay algunos que resisten. A partir de mañana los responsables del intento serán juzgados por traidores", afirmó a los medios Nuh Yilmaz, subsecretario de prensa del MIT.

Según la emisora NTV, Hulusi Akar, el jefe del Estado Mayor del que se informó que había sido capturado por los rebeldes, ha sido liberado. Además, los tanques que habían tomado posiciones frente al aeropuerto Atatürk, el más importante de Turquía, se han retirado, así como los soldados que custodiaban las instalaciones. El aeropuerto ha sido tomado por la Policía y por cientos de civiles.
 
Los medios informan también de que un grupo de militares golpistas que habían ocupado uno de los puentes sobre el Bósforo en Estambul han sido conminados a rendirse. También se ha informado de que un caza ha derribado uno de los helicópteros rebeldes. El propio Yilmaz aseguró que varios aparatos habían sido abatidos.

La televisión pública turca TRT, después de haber sido tomada por los alzados, volvió a emitir con normalidad de madrugada, una vez que los soldados abandonaron el edificio. En un comunicado que obligaron a leer a una presentadora, los golpistas aseguraron que habían tomado el poder en el país eurasiático al tiempo que declararon la ley marcial y el toque de queda en todo el territorio nacional. Según las imágenes retransmitidas desde el interior de la sede, cientos de personas celebraron la salida de los soldados.

 
 
"El Ejército se hizo cargo totalmente para restaurar la democracia... Todos los acuerdos internacionales estarán vigentes. Esperamos mantener nuestras buenas relaciones con todos los países", señaló en un comunicado el Estado Mayor del Ejército.

La cúpula militar calificó al presidente turco como un "traidor" y lo ha acusado de haber establecido un "régimen autoritario del miedo". El mandatario, que se encontraba de vacaciones fuera de Ankara, pidió a los turcos que se resistiesen al golpe, que a su juicio parte de una pequeña parte de las Fuerzas Armadas. Muchos salieron a la calle para mostrar su rechazo.

El ejército entro en la simbólica  plaza Taksim de Estambul.

"Nuestro presidente no es alguien que se rinde. Ahora está moviéndose hacia el aeropuerto Atatürk", sostuvo el viceprimer ministro, Veysi Kaynak. Esta declaración podría contradecir los rumores de que Erdogan habría intentando llegar a Alemania, país que le habría negado el asilo político, según informó la cadena estadounidense NBC, citando altos cargos estadounidenses.

Diecisiete policías muertos

Diecisiete agentes de Policía han muerto en una explosión en la sede de la fuerzas especiales del cuerpo en el distrito de Golbasi, en Ankara, uno de los puntos donde se han registrado enfrentamientos durante la intentona golpista. Los agentes murieron en ese centro policial, en el que se registró una fuerte explosión, informa la emisora CNNTürk.

Los medios turcos informaron de que un cazabombardero F-16 derribó un helicóptero de los rebeldes. Desde el Gobierno se indicó que la Fuerza Aérea había intervenido para detener a los golpistas. Además, la emisora pública TRT asegura que algunos militares golpistas que participaron en la ocupación de su sede fueron neutralizados por un grupo de civiles.
 

El Parlamento fue alcanzado por la bomba de un avión

Los militares tomaron los aeropuertos internacionales de Ankara y Estambul, que se vieron obligados a cerrar, cancelando todos los vuelos. La Dirección de Seguridad turca fue atacada en dos ocasiones por aviones y helicópteros del ejército, según CNNTürk.

También se ha produjo un intercambio de fuego entre helicópteros que sobrevolaban el cuartel del Estado Mayor en Ankara y agentes de la policía sobre el terreno. La agencia turca Dogan señaló que numerosas ambulancias habían acudido al cuartel. El diario digital T24 confirmó que el edificio donde se halla el centro de los servicios secretos turcos fue tiroteado desde un helicóptero.

Además, el edificio del Parlamento fue alcanzado por una bomba tirada desde un avión hacia las 23.35 horas (1.35 en España), informó la agencia Anadolu. Varios policías y empleados de la Cámara resultaron heridos. Además, se oyeron disparos y detonaciones enfrente de la sede de TRT, así como una fuerte explosión en el centro de la unidad especial de la Policía en la región de Golbasi.
 
Varias personas resultaron heridas en Ankara, según CNNTürk, que ha mostrado imágenes de cómo eran transportados por otras personas. Mientras, en Estambul hubo heridos en un enfrentamiento entre soldados y manifestantes contrarios al golpe de Estado. Al igual que en esta última ciudad, en Izmir numerosos ciudadanos salieron a las calles para protestar contra la asonada.

La OTAN no prevé por el momento celebrar ninguna reunión del Consejo del Atlántico Norte para abordar la situación en Turquía, uno de los 28 países miembros de la Alianza Atlántica, indicaron fuentes de la organización. El país es un miembro clave de la Alianza, a la que había pedido refuerzos recientemente para combatir el terrorismo.

Cerrados los dos puentes sobre el Bósforo en Estambul

Un gran contingente de policía se desplegó en Ankara y cerró los accesos a la céntrica plaza de Kizilay. Al mismo tiempo, unidades de la Gendarmería cerraron los dos puentes sobre el Bósforo en Estambul, impidiendo todo tráfico de la parte asiática a la europea de la ciudad, informó la cadena NTV. La agencia Dogan aseguró que el ejército disparó contra un grupo de manifestantes contraria al golpe de Estado que intentaron cruzar uno de esos puentes. Imágenes tomadas por la CNN mostraron varios heridos en este incidente.
 
También se desplegaron tanques cerca del aeropuerto de Atatürk en Estambul, agregó la misma emisora, mientras que varios aviones militares sobrevolaron la ciudad. Sin embargo, la emisora CNNTürk aseguró que los soldados se habían retirado pasada la una de la madrugada (hora española) del aeropuerto internacional de Estambul, donde entraron manifestantes contrarios al golpe.
 
 Vídeo: Un caza F-16 bombardea el palacio presidencial de Ankara:
 

 

​--------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada