lunes, 18 de julio de 2016

INICIATIVA COMUNISTA. 1936-2016: 80 AÑOS DE RESISTENCIA OBRERA Y POPULAR


1936-2016 80 años de resistencia antifacista

Han pasado 80 años desde aquel 18 de julio de 1936 donde se materializó el levantamiento armado por parte de los sectores más reaccionarios del estado español. Una alianza entre la oligarquía, la iglesia y la clase terrateniente apoyados por el fascismo internacional cuyo único objetivo era liquidar al incipiente movimiento obrero organizado y frenar las expectativas revolucionarias de las clases populares del estado español.
 Inmediatamente al levantamiento, la alianza fascista impuso un régimen de terror por donde pasaba. Pese a no haber tenido apenas resistencia, de sobra son conocidos los episodios de violencia en masa, las cunetas y las fosas comunes. Sólo la heroica resistencia de los obreros y obreras organizadas en armas logró parar el avance fascista. Liderando tres años de encarnizada lucha, que hoy en día perviven en la memoria internacional como el mayor esfuerzo coordinado de las obreras y obreros de todo el mundo por aplastar el fascismo.
 Por los cinco continentes aun resuenan los ecos de aquel “¡No Pasarán!”, el ejemplo de las Brigadas Internacionales, la organización de las milicias populares, el 5º Regimiento y de la resistencia de Madrid.
 80 años después, aquellos bebés que se amantaron de la bestia fascista, son ahora los pilares del régimen del 78 que mantienen al estado español como una parte bien engrasada de la maquinaria Imperialista europea.
 La propaganda ideológica nos vendió hace mucho tiempo que eso del fascismo se había acabado y aun hay quien se sorprende que marchas fascistas campen a sus anchas por las calles de nuestras ciudades con absoluta legalidad y que comentan sus violentos crímenes con total impunidad. Lo realmente sorprendente es que se hubiesen prohibido dichas marchas y se hubiera reprimido a dichos grupos, ya que los y las fascistas no sólo campan a sus anchas por las calles, sino que lo hacen también por los grandes despachos, los juzgados, las salas de prensa, los cuarteles y las comisarías.
 No podemos olvidar de que el fascismo es la punta de lanza del capitalismo, el instrumento de violencia abierta más directo para someter a trabajadores y trabajadoras. Es por ello que los vientos del fascismo vuelven a rugir fuerte por toda Europa, ya que la crisis internacional del Imperialismo va a exigir reajustes y dichos reajustes los van a hacer por las buenas o por las malas.
 Hace falta retomar aquel espíritu de resistencia antifascista, hace falta volver a golpear todas y todos juntos como un solo puño, hace faltar estar organizados y organizadas. Pero con la organización no basta, sólo una dirección revolucionaria puede llevarnos a la victoria, sólo superando el sistema de explotación capitalista podemos asentar una sociedad basada en valores justos e igualitarios.
El movimiento antifascista debe organizarse y apuntar alto. Pasar de lo espontáneo e improvisado a lo organizado y planificado. Dotarse de disciplina y de una estrategia revolucionaria que nos permita superar a nuestros adversarios. Romper con la separación entre intelectuales y combatientes. Pasar a la acción y pasar al estudio.
 
 ¡HACER DE LOS INTELECTUALES COMBATIENTES, Y DE LAS COMBATIENTES INTELECTUALES. UNIDOS Y UNIDAS BAJO LA BANDERA DE LA REVOLUCIÓN!
 
 ¡LA ÚNICA SALIDA A LA CRISIS PARA LA CLASE OBRERA Y EL PUEBLO ES LA SALIDA REVOLUCIONARIA!
 
 HOY COMO AYER ¡NO PASARÁN!
 
 INICIATIVA COMUNISTA, JULIO 2016.
 
 
------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada