miércoles, 31 de agosto de 2016

Alemania conmocionada: 9.000 niños refugiados en el país están desaparecidos


Por Diego Caldentey - lainformacion

La cifra ha sido confirmada por la Oficina Federal de Investigaciones Criminales (BKA). Casi un millar de esos pequeños tienen menos de 13 años.

Según Unicef existen 90.000 niños no acompañados en Alemania y Suecia, quienes son el blanco perfecto de las redes de trata de personas y otras organizaciones criminales.


La Oficina Federal de Investigaciones Criminales (BKA) acaba de estremecer los cimientos de Alemania y, en definitiva, de la UE, con un tema tan sensible como el de los refugiados. Según ha admitido este organismo, alrededor de 9.000 niños refugiados que llegaron a Alemania sin compañía de adultos se encuentran en estos momentos "desaparecidos".

Es decir, técnicamente no se conoce su paradero. Casi un millar de esos pequeños tienen menos de 13 años, y las edades de la inmensa mayoría abarcan desde los 14 a los 17 años. La principal preocupación es que muchísimos de estos niños hayan caído en manos de bandas criminales especializadas en tráfico humano.

Es verdad que aún no hay indicios concretos de esta posibilidad, pero lo cierto es que nadie sabe dónde están esos menores. Los casos fueron denunciados a la Policía por los responsables de los alojamientos para refugiados.

En los últimos meses, los centros fueron notificando sobre la desaparición gradual de los menores, quienes supuestamente se dirigieron hacia los hogares de familiares en otras ciudades alemanas u otros países europeos.Gran parte de los niños proviene de Eritrea, Marruecos, Argelia, Siria y Afganistán, de acuerdo a información gubernamental que es parte de un procedimiento para informar a los parlamentarios que lo soliciten.

El problema de personas refugiadas desaparecidas ha sido una constante durante este año. Según datos de Europol en mayo pasado, alrededor de 10.000 niños habrían desaparecido dentro de la UE. Estas "desapariciones" son otra evidencia de los fallos en el sistema de asilo comunitario.

A finales de 2015, ACNUR ya avisaba de cientos de menores que habían tenido que recurrir "al sexo por supervivencia” para poder pagar a los traficantes para proseguir su viaje hacia Europa, según diversos informes y testimonios recibidos por la organización.

Según Unicef, existen 90.000 niños no acompañados en Alemania y Suecia. Estos menores corren un serio riesgo de convertirse en víctimas de abusos sexuales y violencia, sobre todo cuando están retenidos en centros de detención. En muchos países los jóvenes son explotados para pagar a los contrabandistas el precio de su viaje.

La ONG internacional se muestra muy preocupada "por la extrema vulnerabilidad a la que se enfrentan los niños y jóvenes no acompañados o separados de sus familias. Al viajar solos, estos niños son el blanco perfecto de las redes de trata de personas y otras organizaciones criminales".

En tanto, siguen los desacuerdos políticos sobre los refugiados. El ministro de Finanzas de Bavaria y posible sucesor en la gubernatura local, Markus Söder, se pronunció por regresar a sus países a cientos de miles de refugiados, incluida Siria.

Bavaria es el estado mas grande de la federación alemana y uno de los más ricos y desarrollados, cuyo partido gobernante, la Unión Social Cristiana, se ha pronunciado contra la llegada de refugiados.

Söder enfatizó la imposibilidad de integrar a tantas personas procedentes de culturas tan distintas.

Por su parte del presidente del Instituto de Investigación Económica Ifo, Clemens Fuest, declaró que los refugiados de ahora no van a posibilitar un "segundo milagro económico alemán".

-------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada