lunes, 1 de agosto de 2016

Hospital turco involucrado en tráfico de órganos para Israel


Red ilícita e internacional de tráfico de órganos continúa operando impunemente en la actualidad

El tráfico de órganos ilegal se realiza de forma internacional para evitar a las autoridades, y los conflictos bélicos o países en extrema pobreza son los lugares ideales para conseguir la materia prima del sádico negocio: personas vivas para desguazar. Aftonbladet, el periódico sueco más importante publica la historia de Bilal Ahmed Ghanem, palestino abatido en Gaza por soldados israelíes. Un testigo Donald Boström, afirma que el cuerpo fue secuestrado por los soldados israelíes y devuelto horas después con un largo corte cosido en el abdomen. Otras 20 familias, relataron a Boström como los cuerpos de sus hijos fueron devueltos a la zona  sin sus órganos.
 
El autor y profesor ucraniano, Vyacheslav Gudin, afirma que existe una conspiración para importar niños del país y cosechar sus órganos en Tel Aviv. Se descubre que Israel se ha llevado 25.000 niños del territorio ocupado Ucrania entre 2007 y 2009. El profesor Gudin cuenta en una conferencia que se realizó una exhaustiva búsqueda y se encontró a 15 de los niños que habían sido claramente adoptados por centros médicos israelíes para usarlos como piezas de recambio.
 
En 2009 se realizaron las detenciones de 44 judíos en Nueva York y Jersey, entre ellos varios rabinos importantes y todos ellos miembros de las comunidades sirias judías. En el mismo año Interpol informó sobre una banda judía que secuestraban niños en Argelia para el tráfico de órganos. Los niños eran vendidos a israelíes y judíos norteamericanos en la ciudad marroquí de Oujda para la cosecha de órganos en Israel. Mustafa Khayatti, jefe del Comité Argelino de Investigación en Salud, declara que las 44 detenciones en Nueva York y Jersey están relacionadas con el caso de Argelia.
 
Actualmente el tráfico de órganos comienza en Siria, pasando por Turquía para acabar en Israel. El modus operandi se realiza a través de las FSA (Ejercito Libre Sirio), formado por Estados Unidos para derrocar a Al-Assad, quienes llevan a los heridos civiles o militares al hospital. Los hospitales de #Siria como el de campaña en Al-Zarzour, están colapsados o destruidos por bombardeos de la coalición y al llegar les mandan a los de Turquía. En el hospital turco Mártir Kamal reciben a todos estos heridos y el doctor Murad Kozal uno de los responsables de las extirpaciones de órganos.
 
 
Ver
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Fuente: Bermejo Fabian, Blasting News
 
 
-----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada