miércoles, 3 de agosto de 2016

ILPS: Intento de golpe de estado expone el profundo conflicto entre reaccionarios en Turquía

 
 
 
Nota: la Liga Internacional de la Lucha de los Pueblos (ILPS) es una unidad internacional de organizaciones anti-imperialistas y democráticas que promueve, apoya y desarrolla luchas anti-imperialistas y democráticas de los pueblos del mundo contra el imperialismo y la reacción. La Liga Internacional de la lucha de los Pueblos (ILPS) esta presidida por el doctor José María Sison, que es así mismo presidente fundador del Partido Comunista de Filipinas, que dirige la Guerra Popular en Filipinas. Esta declaración esta realizada solo tres días después del fallido golpe de estado.
 
 
Por Prof. José María Sison,
Comité de Coordinación Internacional
Liga Internacional de Lucha de los Pueblos (ILPS)

18 Julio 2016

El intento de golpe de estado fallido por una facción del ejército turco contra el Presidente Recep Tayyip Erdogan expone la intensa crisis y polarización de la sociedad turca.

Según los informes, 1.563 militares sospechados de participar en el golpe de estado han sido detenidos y ahora están en custodia. La cifra de muertos de acuerdo con un informe es de 41 policías, 2 soldados, 47 civiles y 104 "golpistas" o un total de 194 muertos.

Hasta ahora, muchas cosas todavía no están claros en cuanto a las identidades de los golpistas, sus verdaderos motivos y objetivos.

Erdogan ha acusado al clérigo musulmán Fethullah Gülen, afincado en Estados Unidos, y sus seguidores dentro de las fuerzas armadas de conspirar en el golpe de estado. 2.745 jueces sospechados de ser los seguidores de Gülen ha sido cesados. Su movimiento llamado Hizmet ha negado tener nada que ver con el intento de golpe de estado. Aunque los seguidores de Gülen argumentan que Hizmet es principalmente un movimiento civil, gulenistas tienen muchas posiciones clave en el ejército de Turquía, policía, poder judicial y los medios de comunicación.

Gulen fue un estrecho aliado de Erdogan hasta su caída en el 2013 cuando Gulen acuso a Erdogan de corrupción. Movimiento de Gülen también predica un tipo moderado de Islam a diferencia de orientación fundamentalista de Erdogan. Gulen que supuestamente favorece una democracia pluripartidista ha criticado a Erdogan por su autoritarismo.

No está claro qué papel ha jugado Estados Unidos en el intento de golpe de estado. Lo que sucede en Turquía, una llave de EEUU y títere de la OTAN, es una proyección del poder estadounidense en la conflictiva región de Oriente, es sin duda de gran interés para Washington. Turquía ha participado en las guerras de agresión de Estados Unidos en Afganistán, Irak, Libia y Siria. Alberga a 5.000 aviadores de Estados Unidos en su Base aérea de Incirlik y alrededor de 90 armas nucleares tácticas.

En las primeras 24 horas del golpe de estado, Washington permaneció en silencio. Fue sólo después de que Erdogan parece haber sobrevivido al intento de golpe de estado que Obama declaró su apoyo al "gobierno democráticamente elegido" de Erdogan. A Obama no le importo cuando una camarilla militar pro estadounidense expulso al "gobierno democráticamente elegido" de Morsi en Egipto.

También se mezclan las señales procedentes del equipo de Erdogan en relación con los Estados Unidos. Erdogan ha exigido de los Estados Unidos la extradición de Gulen recordando a los Estados Unidos que Turquía nunca ha negado la extradición de los terroristas solicitada por los Estados Unidos. Al mismo tiempo Ministro Süleyman Soylu acusó a Estados Unidos por televisión en vivo de estar detrás del golpe de estado por albergar a Gulen. Ministro de relaciones exteriores Mevlut Cavusoglu por otra parte dijo que el estamento militar debe ahora ser purificado de la influencia de gulenistas que pueden recibir apoyo y coordinación con la OTAN.

También hay especulaciones de que Erdogan se puso en marcha un "golpe falso" para darse la excusa para adquirir más poder y aplastar a sus oponentes políticos. Algunos mensajess en los medios sociales han comparado la tentativa de golpe de estado al incendio del Reichstag en 1933, en el que murieron 160 personas que Hitler utilizó como pretexto para suspender las libertades civiles, ordenar la detención de sus oponentes y consolidar su poder.

Erdogan fue acusado para haber dicho que el golpe era un "regalo del cielo", dando lugar a la especulación que él mismo orquestó el golpe de estado. Cualquiera que sea la verdad, Erdogan con seguridad va a utilizarlo para eliminar a sus opositores políticos y acumular más poder personal. Sus seguidores fanáticos ya están pidiendo la pena de muerte para los golpistas.

Erdogan ha estado bajo fuego en los últimos años en el país y en el extranjero por su incremento represivo y sus políticas tiránicas. Con la promesa de aplastar el movimiento de liberación conducido por el PKK kurdo, ordenó una ofensiva militar en las comunidades kurdas que arraso edificios y casas matando civiles. Desde 2014, ha encarcelado a 1.845 parlamentarios, escritores y académicos críticos de sus políticas acusados de terroristas.

Ha ordenado la detención de periodistas y la toma de posesión de los medios de comunicación críticos de su régimen. Según la ley turca, insultar al Presidente es un delito que conlleva una sentencia de cárcel de cuatro años. Como resultado, Reporteros Sin Fronteras ha puesto a Turquía 149 entre los 180 países en el índice de libertad de prensa.

En 2013, Erdogan se enfrentó a una ola tras otra de acciones de protesta que se prolongó durante meses. Los disturbios comenzaron como una acción de protesta contra el desarraigo de 600 árboles en el Parque Gazi para dar paso a un proyecto de desarrollo que incluiría un centro comercial, una mezquita y un cuartel militar en la Plaza de Taksim. El régimen respondió con una represión brutal. Varias personas murieron y miles resultaron heridos.

Berkin Elvan, un manifestante de 14 años de edad murió después de meses de estar en coma después de ser golpeado por un bote de gas lacrimógeno. Pronto se convirtió en el símbolo de las protestas contra el régimen tiránico de Erdogan. A partir de un tema local, las manifestaciones se convirtieron en protestas contra las políticas económicas y políticas del régimen con los manifestantes pidiendo al pueblo "unirse contra el fascismo" y al Gobierno a dimitir.

Al año siguiente, el régimen se enfrento otra vez ante protestas militantes después de usar la fuerza bruta para evitar las manifestaciones del primero de mayo en la Plaza de Taksim. Las protestas también fueron desencadenadas por la represión del régimen intensificada por la mayoría del AKP en el Parlamento, las leyes impopulares del ferrocarril, la censura en internet y el aumento de los poderes de la Agencia de espionaje nacional (MIT) y del gobierno sobre los tribunales.

El reciente golpe de estado pone de relieve las profundas divisiones en la sociedad turca, las contradicciones entre el pueblo y la clase dirigente local y las contradicciones dentro de la clase dirigente local. El violento conflicto entre los reaccionarios genera condiciones favorables para el avance del movimiento revolucionario del pueblo.

La Liga Internacional de Lucha de los Pueblos (ILPS) apoya la lucha legítima del pueblo turco para la liberación nacional y la democracia contra el régimen fascista de Erdogan. Partidos maoístas están tratando de llevar al pueblo turco en el camino de la revolución armada. Las ILPS asimismo apoya la justa lucha del pueblo kurdo para la autodeterminación nacional y la democracia bajo el liderazgo del Partido de los Trabajadores del Kurdistán.

http://ilps.info/index.php/es/statements/ilps-chairperson/2103-coup-attempt-exposes-deep-conflict-among-reactionaries-in-turkey
 
 
----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada