sábado, 10 de septiembre de 2016

Aumentan los suicidios y empeora la salud mental entre los europeos


Más de la mitad de las personas que acuden a la consulta de Theodoros Megaloikonomu, director del departamento de Psiquiatría del hospital público de Dafni en Atenas, son víctimas de la crisis:  “Aunque al principio se presentan como otros tipo de problemas, se ve que detrás se encuentra los obstáculos económicos derivados de la crisis“, afirma Megaloikonomu.
 
Según el Ministerio de Sanidad griego los principales trastornos mentales que sufren los griegos son la ansiedad, la depresión, los ataques de pánico y los transtornos obsesivo-compulsivos. El Ministerio  reconoce que “probablemente la crisis financiera haya aumentado la angustia y la ansiedad entre la población“.
 
En Francia, país campeón en el consumo de ansiolíticos, el Observatorio Nacional del Suicidio afirma que cerca de 10.500 personas se quitan la vida cada año. La mayoría de estos suicidios se deben a cuestiones económicas y suponen tres veces más que los muertos por accidentes de tráfico. El 30% de los parados franceses ha pensado alguna vez y seriamente en suicidarse.
 
Ahora un informe realizado por investigadores de las Universidades de  Londres y Stanford tras analizar 41 estudios sobre las efectos de la crisis económica en la salud de los europeos, confirma que ha empeorado la salud de las clases populares especialmente en Grecia y España. Dicho informe concluye también que a mayor protección social y sanitaria, mejor salud mental y menor riesgo de suicidio.
 
Según explica Charitini Stavropoulou, profesora de investigación de gestión de la salud de la Universidad de Londres, tras revisar estos estudios “hemos encontrado una clara evidencia del aumento de suicidios -especialmente entre hombres- y del empeoramiento de la salud mental -que ha afectado más a las mujeres- en Europa durante este periodo“.
 
Para los autores del informe la salud de los trabajadores inmigrantes sin “papeles” y sin derecho a seguridad social ha sufrido un gran deterioro durante la crisis mucho mayor que la de los nacionales.
 
Según datos oficiales los suicidios aumentaron un 43% de 2007 a 2011, aunque el psiquiatra Megaloikonomu considera que la cifra real es “más del doble” ya que en muchos casos los suicidios son encubiertos por las familias por motivos culturales o religiosos. Al cierre de algunos hospitales mentales para reducir gastos se suma el drama de los tres millones de griegos que no tienen acceso a la sanidad pública, bien por estar en el paro más de un año o por tener deudas con la seguridad social.
 
En hospitales como el de Megaloikonomu la financiación del Estado es minima: A menudo no tenemos dinero para las medicinas“. Desde hace tres años no se cubren las bajas médicas y no cuentan con suficientes psiquiatras. Hay una unidad con 30 enfermos mentales graves que solamente son atendidos por dos enfermeras. El psiquiatra avista: “Estamos asustados por el futuro de estos enfermos si se cierran los hospitales“.
 
------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada