jueves, 15 de septiembre de 2016

Francia: Disturbios y detenciones en nuevas movilizaciones contra la reforma laboral


Las marchas de Nantes y París culminaron en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad. En la capital hubo 12 manifestantes detenidos y seis personas heridas, cinco de ellos, policías.
 
PARÍS.- Las movilizaciones de este jueves en Francia contra la reforma laboral aprobada por el gobierno de François Hollande se ha saldado con enfrentamientos entre la Policía antidisturbios y nutridos grupos de manifestantes en París y en Nantes.

Las manifestaciones, que tienen visos de una de las últimas que se convoque por parte de los sindicatos, han congregado a miles de franceses en las calles de varias ciudades del país y han terminado en altercados en la capital. Los antidisturbios lanzaron  gases lacrimógenos y utilizaron los cañones de agua contra los manifestantes en París y en la ciudad occidental de Nantes.


Grupos de manifestantes, la mayoría de ellos formados por jóvenes encapuchados, lanzaron botellas, latas de cerveza y de cócteles molotov improvisados para la ocasión al finalizar la marcha en París contra esta reforma de la ley del trabajo que hará más fácil contratar y, sobre todo, despedir.
 
Un cóctel mólotov explota al lado de varios policías durante una manifestación contra la nueva reforma laboral en París, Francia, el 15 de septiembre de 2016

En la capital, los sindicatos han logrado congregar a 13.000 personas, según la Policía; 40.000, según el sindicato CGT. Durante y después de la manifestación, la Policía ha detenido al menos 12 personas y hay seis heridos ─cinco de ellos, policías─. 
 
A medida que la participación en estas marchas va cayendo tras seis meses de protestas, el jefe del sindicato Fuerza Obrera ha asegurado que el foco de la oposición a la reforma se pondrá en la vía jurídica y que la presión en las calles han llegado a su fin.

"Estamos levantando el pie del pedal por ahora. No vamos a hacer esto cada semana", ha declarado el portavoz sindical Jean-Claude Mailly a los periodistas durante la manifestación en la plaza Place de la Bastille de París. "Esta ley será un chicle pegado en la suela de los zapatos del gobierno", afirmó a la televisión pública France 2 .

Tanto Mailly como Philippe Martínez, líder del sindicato CGT, confían en la que los tribunales frenen la aplicación de esta ley y acabe en su retira. La estrategia pasa por desafiar uno a uno los decretos de aplicación a medida que se puedan llevar ante los jueces.
 


-----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada