domingo, 11 de septiembre de 2016

Saif al Islam Gadafi lanza movimiento político para retomar el poder en Libia


El Buenos Ayres Post

Lucharé hasta “la última gota de sangre” dijo el prócer africano Muammar Gadafi 8 meses antes de caer en combate tal cual como lo había prometido. El líder beduino libio, ya para ese entonces convertido en gran referente africano, afirmó representar a la gloria de su pueblo y sus antepasados guerreros anti-coloniales; gloria que el principal cuadro político de su familia ha recuperado para conducir con decoro, luego del saqueo que su país ha sufrido.

Mucho se ha dicho de Saif al Islam al Gadafi, ya desde tiempos anteriores a la colonización que las potencias llevaron a cabo en 2011. Y ni hablemos de lo que la prensa occidental ha dicho de él durante el transcurso de la conflagración y en el espacio posterior a la misma. Pero nada ha sido cierto… Que Saif convencería a su padre para regalarles el poder a los terroristas y que Washington, Londres y París; se llevarían el pastel de arriba por “el acercamiento de Saif a occidente”; sin embargo, el humilde y carismático hijo de Gadafi, enfrentó a los invasores con una valentía admirable. No solo fue el último leal a la Yamahiriya en combate en dejar trípoli aquel 22 de agosto del 2011, sino que además fue alcanzado por una bomba de la OTAN que lo hirió en un brazo, y continuó con la defensa de su nación y su pueblo.

Hace un tiempo atrás, entreverados por la información que los Wikileaks hacían pública sobre lo acontecido detrás de la cortina en aquellos trágicos días que vivió la nación africana; cuando se revelaba y quedaba en claro que la entonces Secretaria de Estado de los EEUU Hilary Clinton, promotora de la invasión junto a Nicolas Sarkozy, el Emir de Qatar y el dictador de Turquía Erdogan entre otros asesinos impresentables. Se conoció también, que justo era ese el momento y el año en que las “reformas” por las que Saif al Islam había trabajado durante tantos años se llevarían a cabo.

El presente es muy distinto al pasado próximo del país magrebí. Ya que hemos pasado de la persecución total a los adherentes del gadafismo y leales a su doctrina; la prohibición de cualquier estandarte verde y demás; a un pueblo que empezó a mostrar el disgusto con lo que de manera engañosa la prensa del establishment llamó revolución de Febrero. La gente de Libia incluso en los lugares más peligrosos, donde integristas islámicos decapitan y apedrean a las personas por no respetar sus convicciones religiosas malversadas; salieron a reclamar por Saif, las calles se vistieron de verde en Bengasi, Trípoli, Sirte, Kufra, Al Joufrah, Gath y muchos otros lugares. Fue una falta de respeto soberbia por parte de los militantes revolucionarios de la Tercera Teoría Universal, frente a los esbirros de occidente, de ISIS, Al Qaeda y otras facciones de asesinos.

Para Marzo desde este mismo blog, informé a cerca de las tratativas que militantes gadafistas de adentro y fuera de Libia estaban llevando a cabo para lograr la liberación de Saif al Islam. A quien ellos y la inmensa mayoría del pueblo libio señalan como la única opción para acabar con la penuria que les toca vivir.

Luego hice referencia a la jura de lealtad que las tribus del sur habían hecho sobre el hijo del patriota libio y el posible camino a seguir por las fuerzas populares y de liberación, situación que hoy parece estar confirmándose a pesar del hermetismo impregnado en la nación.

Esta vez, reporte de la agencia árabe Mashreq News publicado el miércoles, informa a cerca del plan que Saif al Islam desarrolló para retornar el poder al pueblo libio como lo estipulaba el viejo orden jurídico-político diseñado por su padre. El proyecto que el joven ingeniero diseñó, a través de los Movimientos de liberación nacional y fuerzas políticas adherentes, fue acogido con beneplácito por la reunión tribal más grande realizada en Libia; que contó con participantes del norte, centro y sur del país.

Según los informes, las tribus Warfalla, Orishvanh, Tarhuerna, y Almgarhh, qadhadhfa, Toubou, tuareg y hasta los amazigh; están dispuestos a luchar contra los terroristas y los chicos malos de Misrata protegidos por occidente y Tel Aviv. Otras tribus habrían prestado su apoyo también al proyecto de Saif, pero por obvias cuestiones que hacen a la naturaleza conflictiva y peligrosa de Libia, no lo han dado a conocer.
 
 
-----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada