jueves, 1 de septiembre de 2016

Yemeníes capturan bases y vehículos militares en territorio saudí


Fuerzas del Ejército y de los comités populares yemeníes lograron expulsar a soldados saudíes de sus propias bases en el suroeste del reino árabe.
 
Medios locales vinculados al movimiento popular Ansarolá han difundido este jueves imágenes que muestran a los combatientes de Ansarolá tomando el control de campos militares y armamentos y vehículos abandonados por los soldados saudíes en el oeste de Al-Raboah, ciudad en el suroeste de Arabia Saudí.
 
Ansarolá afirma que este importante avance se logró tras feroces combates en la frontera y la región suroccidental saudí de Asir. De hecho, las fuerzas yemeníes lograron abortar el intento de los militares saudíes de retomar la localidad de Al-Safinah, en Al-Raboah, y hacerse con el control del campamento militar de Qabshan en el este de esta ciudad.
 
Tal como se aprecia en las fotos, los yemeníes también han confiscado armas y municiones, como rifles de asalto y lanzacohetes.
 
Desde que Riad lanzó una ilegal ofensiva militar contra el país más pobre del mundo árabe en marzo de 2015 en un intento por restaurar en el poder al expresidente fugitivo yemení Abdu Rabu Mansur Hadi, su estrecho aliado, las localidades fronterizas del sur de Arabia Saudí suelen ser blanco de los ataques de las fuerzas yemeníes.
 
Las fuerzas de Ansarolá y el Ejército afirman actuar en represalia de los bombardeos perpetrados por el régimen de Al-Saud contra las infraestructuras y civiles en Yemen.
 
En la misma jornada de jueves, la artillería del Ejército yemení bombardeó una concentración de milicianos apoyados por Riad en una zona en la provincia central de Marib; murieron o resultaron heridos un número indeterminado de “mercenarios”.
 
En los últimos días, la aviación militar saudí ha intensificado sus incursiones aéreas sobre Yemen y, como consecuencia, han muerto decenas de civiles. El martes, al menos 16 yemeníes, cinco de ellos niños, fueron mortalmente impactados en un ataque aéreo saudí con bombas de racimo —prohibidas internacionalmente— en la provincia fronteriza noroccidental de Saada.
 
Según las estimaciones de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la cifra de muertos por los 18 meses de guerra saudí contra Yemen ha superado ya las 10.000 personas.
 
HispanTV
 
----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada