viernes, 14 de octubre de 2016

En riesgo de pobreza casi el 30 por ciento de la población española

Un ciudadano duerme en la calle en el centro de Madrid / Getty

(PL) Más de 13,3 millones de personas, un 28,6 por ciento de la población de España, se encuentra en riesgo de pobreza y exclusión social, reveló hoy aquí un informe.
 
De esa cantidad, 3,5 millones están en una situación severa con unos ingresos inferiores a los cuatro mil 500 euros al año, unos 330 euros al mes, según el Indicador de Riesgo de Pobreza y Exclusión Europeo 2016 (Arope, por sus siglas en inglés), que recoge datos de 2015.
 
La cifra total se redujo en 322 mil 658 personas (0,6 por ciento) respecto a 2014, aunque es casi cuatro puntos más alta que la de 2009, cuando se encontraban en riesgo de pobreza 11 millones 546 mil 214 españoles.
 
No obstante, la tasa de trabajadores/as pobres (que no superan el umbral de pobreza, pese a tener un empleo) ascendió del 11,7 por ciento en 2013, al 14,2 y 14,8 por ciento en 2014 y el pasado año, respectivamente.
 
Ello se debió a la mala calidad del empleo, dijo el presidente de la Red Europea Contra la Pobreza y la Exclusión Social (EAPN) en España, Carlos Susías, durante la presentación del informe en Madrid.
El incremento reciente de ciertos indicadores macroeconómicos sólo consigue mantener la desigualdad y no se traduce en una mejora de las condiciones de vida de la mayoría de las personas, incumpliendo los objetivos sociales previstos en la Estrategia Europa 2020.
 
En esta nación ibérica no sólo no se avanzó en la reducción de la pobreza y la exclusión social, sino que ésta aumentó de manera considerable, precisó el documento de la EAPN.
 
Entre los años 2011 y 2015 el indicador europeo Arope (que mide el riesgo de pobreza o exclusión social) muestra un incremento de un millón 62 mil 84 nuevas personas.
 
La desigualdad también creció en España, donde el 10 por ciento de los más ricos obtiene una cuarta parte de los ingresos de toda la población, con lo que se coloca en el tercer país europeo, detrás de Rumanía y Serbia, con las diferencias más notables.
 
Este índice se elabora a partir de tres factores: el umbral de pobreza, situado en ingresos de ocho mil 10 euros al año o 667 euros al mes; la privación material severa, que agrupa a personas que no pueden permitirse al menos cuatro de nueve conceptos de consumo básico, y la baja intensidad de trabajo por hogar.
 
Mientras, un 2,2 por ciento de los españoles, algo más de un millón de personas, se encuentran en la peor situación económica y social posible al padecer los tres factores del indicador.
 
Respecto al primero de ellos, 10,4 millones viven bajo el umbral de la pobreza, apenas una décima inferior a la de 2014, cuando la tasa fue del 22,2 por ciento.
 
-----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada