lunes, 17 de octubre de 2016

Escenario de pesadilla


Artículo de El territorio del Lince

La imagen que se viene a la cabeza después de lo que os voy a contar es la de Nerón tocando la lira mientras Roma arde y sus aduladores y esclavos ven el espectáculo con una sonrisa. No está claro si ocurrió así o no, si Nerón ordenó el incendio o fue fortuito, pero viene al caso la comparación utilizando la versión más extendida de que sí fue Nerón el responsable.

Supongo que sabéis que conozco algo Alemania y que sigo lo que pasa allí. No sólo lo que pasa, sino lo que se publica.

Mis amigos de Berlín me han hecho llegar un documento espeluznante del Instituto de Asuntos Internacionales y de Seguridad (Stiftung Wissenschaft und Politik) que pasa por ser el puntero en estos asuntos y que asesora tanto al Bundestag (Parlamento Federal de Alemania) como al gobierno federal, es decir, al gobierno de Merkel.

El documento en cuestión está fechado en septiembre de 2016, tiene 28 páginas, se titula "La política estadounidense hacia Rusia y Europa. Reglas de seguridad" y dice abiertamente que "la política de EEUU hacia Rusia se centra, principalmente, en la preparación de una guerra nuclear, lo que implicaría una gran parte de Europa" (sic). Se dice, también, que en los "principales círculos" del poder militar y político se está debatiendo actualmente esta política, "porque el peligro de guerra nuclear no es un riesgo abstracto, hipotético" dado que "la primera y más importante característica estructural de las relaciones ruso-estadounidenses es la capacidad mutua de aniquilación nuclear".

Dado que el tiempo de vuelo de los misiles balísticos intercontinentales que tienen unos y otros es de entre 11 y 30 minutos, "el riesgo de una crisis política podría dar lugar, accidentalmente, a un intercambio nuclear debido al corto período de reacción" y "este riesgo aumenta aún más por la forma en la que EEUU y sus aliados de la OTAN están escalando el conflicto con Rusia en Europa del Este y Siria, y por la planificación avanzada de una guerra nuclear".

La lectura del documento muestra un escenario de pesadilla si no se hace algo como, para nada queridos wahabíes seculares (antes llamados progres), el abandono no sólo de la UE sino de la OTAN. La UE es un rehén de la OTAN, literalmente, y no tenéis más que leer los documentos oficiales de la última reunión de la OTAN. Porque según este instituto alemán, "una Rusia revitalizada, desde la perspectiva de los planificadores militares del Pentágono, es considerada el enemigo potencial en un momento de grandes conflictos de poder" (sic). Mantener este discurso desde Europa no sólo es de necios, sino que es suicida.

Como toda institución de este tipo, se ofrecen varias hipótesis o pautas de comportamiento que debería seguir la UE al respecto:
1.- La confrontación, "forzando la presión externa y forzar a Rusia a una carrera de armamentos" (es decir, más o menos lo mismo que se hizo con la URSS y que la llevó a la quiebra, solo que ahora ni EEUU ni la UE están para tirar cohetes económicos, inmersos como están en una crisis sin salida).
2.- La realpolitik, "reconocer la reclamación de Rusia en sus esferas de influencia en aras de una rivalidad regulada y dejando claro que cualquier agresión contra un miembro de la OTAN sería contestada militarmente".
3.- El enfoque cooperativo e integrador, "porque EEUU tiene culpa en el deterioro de las relaciones bilaterales, especialmente a través de la expansión de la OTAN en un período de debilidad de Rusia y la promoción de la defensa antimisiles".

Sin embargo la sorpresa para quien lo lee es que el Instituto de Asuntos Internacionales y de Seguridad no se decanta por ninguno de ellas de forma clara, aunque sí parece que apuesta por una postura intermedia entre al segunda y la tercera. Por una parte se pregunta si Rusia y China están listas para transitar hacia ello o mantienen su postura de "llegar a la hegemonía en términos geopolíticos" (lo que entiende como una amenaza) -aunque mantiene la incógnita de qué hará el próximo presidente de EEUU- y, por otra, aprovecha para hacer una relación de los dos mandatos de Obama en los que si bien "no ha impulsado tantas guerras" como sus predecesores sí ha realizado "movimientos agresivos hacia Rusia" como "apoyar el golpe de la derecha en Kiev dirigido contra Rusia, el despliegue masivo de tropas de la OTAN a la frontera occidental de Rusia, la garantía incondicional de asistencia militar a los estados del Báltico y la escalada de la guerra de Siria".

La situación es muy preocupante y se asemeja a la Roma de Nerón. Sea cierto o no que fue él quien la incendió, se puede utilizar el símil de que el Nerón de hoy es EEUU y que sus siervos y vasallos son los países de la Unión Europea. La lectura del documento que me han hecho llegar mis amigos de Berlín es de pesadilla. Las pesadillas las tenemos en los sueños y algunas veces se convierten en realidad. Los planes para una guerra nuclear contra Rusia y China -ahí está el despliegue de misiles en Corea del Sur- están en la mente de todos estos psicópatas, militares y políticos, y los riesgos son mucho más altos que en los años de confrontación con la URSS.

La recomendación que hace el IAIS al gobierno alemán es, por una parte, recordar que la expansión de la OTAN va asociada con riesgos para la estabilidad mundial y, por otra que un "nuevo orden de seguridad" podría estar basado en una serie de acciones como "la integridad territorial de Ucrania a cambio de ser excluida de la OTAN" -lo que llevaría a Ucrania a una situación similar a la de Finlandia- y "rebajar la retórica de la OTAN". Es una recomendación muy modosita, pero recoge la cumbre de la OTAN de julio (ver el enlace de más arriba) y recalca lo obvio: "la OTAN sigue siendo una alianza nuclear, por lo que en caso de una amenaza a la seguridad fundamental de un estado miembro tiene capacidad y determinación de imponer costos inaceptables sobre un oponente". Y añade: "Por primera vez desde el final del conflicto Este-Oeste, hay escenarios en los que podría haber una escalada nuclear. El peligro de una guerra nuclear en Europa como resultado de una escalada de la crisis amenaza con volver" (sic).

Desvincularse de todo ello es vital. Salir de la UE y de la OTAN es una necesidad. Ya.

El Lince
 
--------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada