sábado, 22 de octubre de 2016

Niños palestinos: La tortura israelí

Niño palestino capturado por Israel [archivo de foto]

Recientes informes siguen confirmando el uso desenfrenado de Israel de la tortura cuando se trata de los palestinos, incluidos los menores de edad.

Aunque no es particularmente revelador, después de todo, una gran cantidad de material de videos y fotografías que retratan la violencia del ejército israelí contra los niños palestinos ha sido ampliamente compartido en las redes sociales, que es aún más preocupante cuando se considera que este tipo de tácticas brutales se realicen dentro de los confines de las cárceles.
 
De acuerdo con la agencia de noticias Ma'an, "la inmensa mayoría" de los menores palestinos en las cárceles israelíes de Meguido y Ofer han sido sometidos a tortura durante su detención e interrogatorio. La declaración fue hecha por el Comité Palestino de Asuntos de Prisioneros a principios de esta semana, incluso Defensa de los Niños Internacional - Palestina (DCIP) habló sobre el aumento del uso de órdenes de detención administrativa contra los menores palestinos.
 
Testimonios que se hicieron públicos el pasado mes de septiembre describen golpizas y heridas infligidas por los soldados, las cuales no reciben el tratamiento adecuado, así como obligar a los niños a permanecer en incómodas posiciones, e incluso son sometidos a restricción durante largos períodos. La negligencia médica es otra forma de tortura que está siendo también utilizado contra los menores palestinos. La tendencia predominante de abusos e impunidad permanece. Los detalles son fácilmente accesible, sin embargo, la comunidad internacional continúa empleando la indiferencia exacta cuando se trata de salvaguardar los derechos de los niños palestinos, demostrando que efectivamente que los llamados derechos universales son, de hecho, el preludio de un proceso selectivo y discriminatorio para los oprimidos.
 
La proximidad en cuanto a plazos y detalles en ambos informes no deben ser ignorados o examinados por separado. Esto es sólo la autocomplacencia cuando se trata de Israel que hace posible que estas violaciones sean cometidas e ignoradas sistemáticamente. Si leen juntos ambos informes, sobre la detención administrativa y el subsiguiente sobre la tortura, se darán cuenta que están revelando un panorama más amplio del ciclo de abuso sufrido por los menores palestinos. Las estadísticas son aterradoras en cuanto a  los conocimientos inicialmente difundidos, aún si ha fallado, incluso dentro de las instituciones internacionales, para ayudar a la formulación de una política que se dirija directamente a Israel por su violencia colonial contra los niños palestinos.
 
A diferencia de las afirmaciones de que la entidad colonial de Israel es señalada por  las violaciones de los derechos humanos en el ámbito internacional, la verdad es que Israel es tratado como un estado normal, que está teniendo graves repercusiones sobre la población colonizada. Por lo tanto, la hipérbole habitual respecto a las expectativas y la adhesión a las normas de derechos humanos se consideran como una amplia amonestación para Israel por la comunidad internacional, a pesar del pleno conocimiento que trata  al derecho internacional con absoluto desprecio.
 
Si no hay oposición internacional a la detención administrativa, dado que la comunidad internacional e Israel están protegidos por una conveniente cláusula en el derecho internacional que permite su uso en circunstancias extremas, este último, por supuesto, manipulado por Israel, es igualmente incomprensible que cualquier acción no sea adoptada para salvaguardar los derechos de los menores palestinos en las cárceles israelíes.
 
Los informes transmiten urgencia para un replanteo hacia Israel de una manera excepcional, independientemente de cualquiera que sea la oposición de sus líderes. A Israel se le ha permitido colonizar y, a cambio, premiado con la condición de Estado reconocido a pesar de que su existencia sea una aberración. Si esto no se logra, e Israel no se aborda explícitamente como una entidad colonial, es poco probable que los informes, a pesar de su congruencia, sean capaces de salvaguardar los derechos de los palestinos.
 
Sobre el autor: Puedes seguir a la autora en Twitter en @walzerscent
 
 
 
Copyleft: Toda reproducción de este artículo debe contar con el enlace al original inglés y a la traducción de Palestinalibre.org
 
Fuente: Fuente: Ramona Wadi, Middle East Monitor / Traducción: Palestinalibre.org
 
 
-------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada