miércoles, 23 de noviembre de 2016

Contra la represión a la clase trabajadora todos el 25 de noviembre frente a los juzgados del Edificio Noga (Sevilla)


A continuación reproducimos el comunicado de la Asamblea de Comités de empresa, Delegados y Trabajadores (ACDT)
 
En tiempos de crisis, los trabajadores somos los primeros en sufrir sus consecuencias en forma de bajadas de salarios, despidos, etc. Y cuando la clase trabajadora recibe los ataques de los empresarios, los representantes honestos y comprometidos con nuestra clase salimos sin dudar en defensa de nuestros compañeros, porque su defensa es la defensa de toda la clase obrera. Proteger los intereses de la clase trabajadora tiene un precio, ser el blanco de todo tipo de represiones por parte de los empresarios, porque ser representante de los trabajadores significa estar en la primera línea de defensa de los intereses de nuestros compañeros.
 
Durante los últimos años se ha intensificado la cantidad de agresiones por parte de la patronal y el Estado en forma de sanciones, acosos e incluso despidos. El último ejemplo es el despido disciplinario del Presidente del Comité de Empresa de AYESA ADVANCED TECHNOLOGIES, al que se le suman los cometidos anteriormente contra delegados de otras empresas como SECURITAS, PROAZIMUT, TELEFÓNICA y TNT, lista que a medida que la damos a conocer entre los representantes de los trabajadores sevillanos se va ampliando con más casos de represión, a la que se le unen los miles de trabajadores despedidos de empresas como Abengoa, Everis, ELIMCO, SITEL, Indra…

El pasado 17 de septiembre de 2015 el Presidente del Comité de AYESA AT entregó una carta en nombre de dicho órgano unitario a la Presidenta de la Junta de Andalucía –máxima representante del Pueblo Andaluz y también accionista de la Empresa en un 22%– en donde se le explicaban los detalles de la política represiva que la empresa practica contra la plantilla, ante lo cual se le pedía una reunión y un compromiso para que se restituyeran los derechos de los trabajadores en AYESA AT.
 
Sin embargo, el 4 de diciembre de 2015 la empresa decide despedirlo tras aplicarle un expediente disciplinario, acusándolo de “desleal y transgredir la buena fe”. En definitiva, la empresa sanciona al Presidente del Comité de Empresa por ejercer escrupulosamente las tareas por las que fue elegido: defender los intereses de sus compañeros de trabajo. Con esta acción tan grave se está negando un derecho fundamental y democrático para el Pueblo trabajador: acudir a sus representantes políticos para que intervengan ante los atropellos que sufren. Si el Estado permite este peligroso paso hacia delante de los empresarios, nos están diciendo a las claras que defienden los intereses de los grandes capitales y que los trabajadores no vivimos en una democracia sino en una auténtica dictadura de las empresas en la que la obediencia a los empresarios está por encima de los derechos fundamentales, como el de libertad de expresión y de sindicación, enmascarando y retorciendo el término “lealtad” cuando lo que quieren decir realmente es sumisión a sus intereses. Así mismo, debemos comprender que este atropello trasciende las paredes de AYESA AT afectando a toda la clase trabajadora, porque aunque haya sido cometido contra el presidente del comité de empresa, de prosperar esta acción dictatorial de la dirección -impropia de un país supuestamente democrático- sentaría un precedente gravísimo en la criminalización de la Representación Legal de los Trabajadores que, sin duda, se multiplicaría, pues la Patronal actúa como un puño unido y como tal nos golpea al conjunto de todos los trabajadores.
 
Ante estas agresiones, la clase trabajadora debe unirse y organizarse para dar una respuesta contundente; de seguir desunidos y desorganizados, estaremos a merced de nuevas agresiones, incluso más duras. Con este planteamiento, convocamos a todos los comités, delegados de personal, sindicalistas y trabajadores de la provincia de Sevilla a que nos concentremos todos frente a los juzgados del Edificio Noga (Avda. de la Buhaira) en señal de repulsa por el acoso y derribo que los trabajadores y sus representantes sufrimos por parte de la patronal, con el silencio cómplice de los gobiernos, y que como resultado de dicha concentración impulsemos entre todos una movilización amplia y unitaria de los trabajadores de todos los sectores de nuestra provincia.
 
¡POR LA READMISIÓN DE LOS COMPAÑEROS DESPEDIDOS!
¡POR LA UNIDAD DE TODOS LOS TRABAJADORES!
25 de NOVIEMBRE a las 9:00 en los juzgados del Edificio Noga

Fuente: PRAVDA INTERNACIONAL

-----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada