miércoles, 9 de noviembre de 2016

Elecciones en EE UU - la posición del Partido comunista maoísta - Italia



Las elecciones presidenciales en Estados Unidos son una manifestación abierta de la crisis del imperialismo yanqui. La presidencia de Obama, si a nivel de imagen ha permitido al imperialismo yanqui de recuperar credibilidad en términos de los valores de democracia, derechos civiles, etc., a nivel de los hechos no ha hecho sino profundizar las contradicciones que sacuden el imperialismo: la salida de la crisis económica, el control de las zonas geopolíticas de interés estratégico, el dominio en el mercado mundial. En esto el imperialismo yanqui se ha hundido más en las guerras de agresión en las cuales participa, de Afganistán a Siria, Irak, etc; de hecho, el sentimiento subyacente fue una pérdida de liderazgo que ha empujado a los diferentes imperialismos y a las clases dominantes en las áreas de guerra a acentuar el desarrollo de su propio interés, ver Turquía, Arabia Saudita, etc.

A esto Obama respondió acentuando una vez mas su política de contención contra Rusia y empujando a la OTAN a reanudar su papel agresivo a todos los niveles, como la reciente cumbre de la OTAN en Varsovia ha definido - ver nuestra edición especial sobre esta cumbre.

Por lo tanto, la crisis del imperialismo, se ha profundizado y ahora buscan un nuevo liderazgo que permita de salir.

Hillary Clinton representa la continuidad de las políticas de Obama, sin el atractivo de Obama, por lo que su victoria significará una mayor intensificación de las últimas políticas del imperialismo yanqui en el mundo y la acentuación de los factores de guerra contra otros imperialismos, el ruso, pero también el chino.

Trump, por su parte, es la protesta al interior de los EEUU que une todos los factores de insatisfacción de sectores acaudalados de la burguesía media y pequeña, incluyendo los sectores de la clase obrera que ven su estatus de aristocracia obrera profundamente debilitado. Así, el voto para Trump no una política diferente de EEUU, sino una protesta interna de signo reaccionario, contra el establishment burgués representado por Obama y Clinton.

Es como si en estas elecciones la guerra y la reacción, que van juntos, están transitoriamente separadas, entre un candidato que apoya la guerra y propugna la "democracia" al interior y un otro candidato de rasgo aislacionista, menos interesados, aparentemente, al papel de EEUU en la arena internacional y determinado a fascistizar internamente el país, recogiendo de todo lo que es reaccionario en los EE UU y las nueva tendencias de radicalización reaccionaria que emergen en sectores de la clase media, de la aristocracia obrera, etc., producidas por cuestiones como terrorismo, revueltas de los afroamericanos, y que también en los EEUU encuentran un cemento en la política anti-inmigración.

Es claro que esta dicotomía transitoria entre guerra externa y la reacción interna puede dar fuerza al imperialismo yanqui solamente si se recompone.

Desde el punto de vista del proletariado y de las masas explotadas de EEUU, estas elecciones representan una brecha aún mayor entre el sistema electoral existente y cualquiera idea de transformación.

A la desilusión de Obama se ha unido la rendición de Sanders, y ambos favorecen la reacción fascista e imperialista.

El camino electoral y el mito de la democracia americana incuban al su interior una nueva ola y un nuevo salto de la reacción.

No es cierto que el voto contra Trump pueda afectar mínimamente este proceso. Sólo la construcción de una oposición revolucionaria proletaria a todo el sistema dominante que haga palanca con las contradicciones reales que atraviesan los proletarios y las masas.

En este sentido, el futuro está en las revueltas contra la policía y la lucha social de masa en las cuales hay que invertir, dentro de la perspectiva de construcción, también en el vientre de la bestia, del los instrumentos de la revolución proletaria y socialista: el Partido, el frente único, la fuerza combatiente.

Por lo tanto, estamos a lado de todos los compañeros que boicotean las elecciones y trabajan por este camino.

-------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada