miércoles, 23 de noviembre de 2016

Estado español segundo en el ranking de precariedad laboral en Europa tras Polonia


Se constata a su vez el incumplimiento sistemático que los empresarios hacen de la legislación laboral, utilizando la contratación temporal para tareas estructurales a su actividad empresarial, así como la permisividad estatal.
 
Según el informe de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) publicado el pasado día 14, El empleo atípico en el mundo: retos y perspectivas, en España se dan todas las formas de contratación atípicas, es decir aquellas que son distintas del contrato indefinido a tiempo completo, como son los contratos temporales, a tiempo parcial, por ETT, subcontratación, falsos autónomos, etc.
 
El economista principal de la OIT, Janine Berg, explica que el 30% de los trabajadores españoles tenían contratos temporales antes de la crisis, lo que hizo liderar a España en el ranking europeo de precariedad. Con el estallido de la misma, Polonia la ha sustituido en el primer puesto básicamente debido a la reducción en España de dicho porcentaje motivado por la pérdida de los puestos de trabajo temporales demostrando según Berg que “con un contrato temporal es más fácil destruir empleo”.
 
Las diferentes reformas laborales que los sucesivos gobiernos burgueses han aprobado configuran un mercado laboral donde los empresarios pueden jugar aún más a su antojo con las condiciones de los trabajadores. El papel del Estado como garante de los privilegios de la clase social dominante no termina en la redacción del marco legal favorable al empresario, también se encarga desde sus instituciones de que la vigilancia el control y el ajusticiamiento por incumplimiento de la legislación se quede en papel mojado, y se asegure de que los empresarios quedan impunes de los delitos cometidos contra los trabajadores, lo que les deja expuestos al chantaje y la extorsión de sus patronos para que acepten diferentes formas de explotación: horas extras sin remunerar, trabajos sin cotización,  bajadas de sueldo u horario, o incluso condiciones de inseguridad que llevan a la enfermedad, la mutilación o la muerte por accidente, de tal forma que el sistema de explotación capitalista ha alcanzado un nivel donde tener trabajo no  asegura salir de la pobreza (13% de los trabajadores está en riesgo de pobreza, 25% en trabajadores jóvenes).
 
La OIT sugiere con éste informe, pese a reconocer que la legislación actual no se cumple, que se hagan los cambios legales para eliminar las diferencias entre contratos indefinidos y temporales, ayudando con esto en la difusión de las ideas burguesas de eliminar la protección laboral que aún mantiene el contrato indefinido, y constatando con ello que no es más que otra institución burguesa al servicio de la clase dominante.
 
 
---------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada