martes, 29 de noviembre de 2016

Grupo paramilitar de Colombia ofrece recompensas por matar activistas sociales

Panfleto de las "Autodefensas Gaitanistas de Colombia"


"Grupo paramilitar autodenominado “Autodefensas Gaitanistas de Colombia – ACG” realizan graves señalamientos, amenazas de muerte y ofrece recompensa económica a quien atente contra las vidas de los compañeros Piedad Esneda Córdoba Ruiz, Miguel Cifuentes Ardila, Melkin Hernán Castrillón, Iván Madero Vergel, Eladio Antonio Morales Polo, Lilia Peña y Himat Abdalá vocera nacional e integrantes de la Junta Patriótica Nacional y del Comité Patriótico Nacional del Movimiento Político y Social Marcha Patriótica. Algunos de ellos integrantes de la Asociación Campesina del Valle del Rio Cimitarra - ACVC, la Asociación Nacional de Zonas de Reserva Campesina – ANZORC, la Corporación Regional por la defensa de los Derechos Humanos – CREDHOS, la Asociación Regional de Víctimas de Crímenes de Estado en el Magdalena Medio – ASORVIMM, la Juventud Rebelde, Poder Ciudadano y de la Federación Nacional de Paz - FENALPAZ", describe la denuncia de Marcha Patriótica.
 
"Requerimos de su colaboración para que sus familiares e hijos no sean sorprendidos por la limpieza que realizaremos y declaramos objetivo militar a guerrilleros, comunistas, marihuaneros, ladrones y políticos corruptos". La frase hace parte de un panfleto, firmado por las Autodefensas Gaitanistas de Colombia, que este fin de semana llegó a la casa de un líder social de Barrancabermeja y en el que no solo se amenaza de muerte a varios líderes sociales sino también se ofrece una recompensa económica a quien atente contra sus vidas.
 
La denuncia fue hecha por la Comisión de Derechos Humanos del Movimiento Marcha Patriótica que, a través de un documento dirigido al presidente Juan Manuel Santos; al ministro de Defensa, Luis Carlos Villegas;  al del Interior, Juan Fernando Cristo; y al de Justicia, Jorge Eduardo Londoño, en el que se exige al Gobierno Nacional garantizar la protección de los dirigentes amenazados e investigar los hechos.

En el panfleto que circuló en Barrancabermeja, el grupo paramilitar señalaba a los dirigentes sociales de ser milicianos y colaborar activamente con la guerrilla. "Todos ellos se camuflan, se mueven como peces en el agua por estas organizaciones pero ya los tenemos ubicados sabemos de sus movimientos en los campamentos de la guerrilla, sabemos de sus rutas, sitios que frecuentan, le vamos a dar por donde más le duele", dice la amenaza.
 
Por eso el movimiento Marcha Patriótica hizo un llamado a la comunidad internacional para que realice seguimiento y monitoreo frente a la situación de derechos humanos en Colombia y a las investigaciones por las amenazas de estos panfletos. "A los organismos internacionales encargados de velar por los Derechos Humanos. En el marco del cumplimiento de su mandato, prestar toda su gestión para que las actuaciones del Estado Colombiano se apeguen a las normas internas y externas que se ha comprometido a respetar y que se inicien las investigaciones a que haya lugar por el desconocimiento de las mismas", concluye el documento.
 
Los otros casos
 
El pasado viernes en Bogotá, según denunció la Comisión Nacional de Derechos Humanos del movimiento Marcha Patriótica, desconocidos ingresaron a la vivienda de Ángela Tuta, responsable de la Escuela de Educación Popular Pedro Nel Jiménez, de la Mesa de Unidad Agraria y Popular del Oriente Colombiano e integrante de Marcha Patriótica, y le robaron tres computadores portátiles, una memoria USB y cerca de ocho millones de pesos. "Este no es un hecho aislado y se constituye en una acción de hostigamiento y hurto de información a dirigentes de nuestro movimiento", señaló la denuncia.
 
Entre tanto en Buenaventura se denunciaron seguimientos e intimidaciones contra integrantes de la Asociación de Trabajadores  Campesinos del Valle del Cauca y en  Cali amenaza de muerte a una líder estudiantil, participante y organizadora del campamento por la Paz de la ciudad.
 

 
----------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada