miércoles, 30 de noviembre de 2016

Hasta siempre comandante



Y EN ESO LLEGÓ FIDEL… Y CON ELLOS LA REVOLUCIÓN CUBANA.
 
 
Taeli Gómez Francisco 

Son millones los que en Cuba y el resto del mundo proclaman “yo soy Fidel”, pues sólo los grandes mueren para vivir…!  


Sepan, que no sólo estará vivo para siempre, por la salud y educación gratis que legó a Cuba, sino porque organizó a un pueblo entero para que eso fuera posible, dio sentido de colectividad para que se reconociera digno, y permitiera que fuesen posibles estos avances. Pues en Cuba, ello no representa una mercancía gratis, es un proceso de relaciones solidarias donde todos aportan para que así sea. Y en honor a la verdad, no se puede decir, que sólo en Cuba se comparte esa riqueza humana, pues la humanidad de éste hombre, síntesis de la humanidad de un pueblo heroico, se ha desbordado a todo el mundo. El corazón humano que Fidel contribuyó a latir, ya no cabe en esa pequeña Isla, y eso es lo que más duele al enemigo, pues existe un territorio en el mundo, donde la dignidad y la humanidad se hizo costumbre.

Muchos se preguntaron por qué Fidel, a pesar del bloqueo genocida, crea la Escuela Latinoamericana de Medicina, donde han cursado miles de jóvenes de todo el mundo y que asisten, porque en sus países les era un privilegio prohibitivo. O bien, mientras la “ayuda humanitaria” de los países era instalar bases militares, Fidel enviaba médicos por el mundo, en misiones sin frontera, como en Haití,  Indonesia después del Tsunami, a Paquistán después del Terremoto, a Chile en momentos de catástrofe, a Liberia y Sierra Leona a combatir el Ébola, eso, sólo a modo ilustrativo, pues la lista sigue y aún  no hemos mencionado a profesores, ingenieros y especialistas de toda índole…

Podrán decir también, que envío ejércitos, pero a buena hora llegó el apoyo a movimientos de Liberación en África, recordemos la victoria contra el Apartheid, la independencia de Angola y Namibia, sin mencionar la colaboración para derrocar a las sangrientas las dictaduras en América latina.  

Su legado de humanidad alcanza a lo no humano, la vida en general, siempre ocupó su máxima atención.

Esto es difícil de entender en las sociedades organizadas en base al capital, pues las herencias para ellas son patrimonios avaluables en dinero; en cambio, Fidel, nos deja una profunda enseñanza histórica: la unidad de los pueblos, la humanidad sin fronteras, el sacrificio solidario, porque si todo ello cabe en la sonrisa de un niño, la vida vale la pena…


HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
 
------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada