lunes, 28 de noviembre de 2016

Novela recomendable: El honor de Dios (El Viejo Topo, 2016) de Lidia Falcón


El honor de Dios. Una novela basada en el asesinato de Lasa y Zabala y el terrorismo de Estado

Lidia Falcón O'Neill

En la noche del 16 de octubre de 1983 los militantes de ETA José Antonio Lasa y Juan Ignacio Zabala desaparecieron de Bayona, donde residían. Durante más de diez años permaneció ignorado su paradero. Aunque en enero de 1984 una voz anónima comunicó a Radio Alicante que habían sido asesinados y habló de una nueva organización antiterrorista llamada GAL. Nacía así una de las etapas más oscuras de nuestra historia moderna.

Con esta novela, Lídia Falcón “ficciona” de lo que pudo haber sucedido cuando los amigos y familiares de Lasa y Zabala buscaron, incansablemente, el rastro de los muchachos. Protagonistas de esa investigación son las cuatro mujeres: Isidora, Begoña, Edurne y Socorro, que desde diversos ámbitos (la abogacía, el periodismo, el activismo abertzale y el ama de casa) persiguen a los culpables con decisión, inteligencia y valor. En esta obra se demuestra una vez más el talento de quien es ya una maestra del arte narrativo, y el ingente trabajo de investigación que ha realizado. Por las páginas de El honor de Dios transitan los ministros del gobierno de Felipe González y él mismo, además del Rey y los empresarios y oligarcas más importantes de la época.

Las huelgas de Euskadi, las luchas del movimiento obrero, la persecución de los crímenes del GAL, el papel del Movimiento Feminista y las acciones del gobierno del PSOE, el papel del Rey Juan Carlos I, la CIA y el Mercado Común, tienen su espacio en esta monumental novela, que se convierte en el fresco más completo de la historia de los años 80 en España. Acontecimientos nunca desvelados se describen con la habitual claridad y crudeza a que nos tiene acostumbrados la autora, en un relato en el que el lector descubrirá quién es ese Dios que rige los destinos de España.

------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada