miércoles, 16 de noviembre de 2016

Presa política vasca: Que nuestro grito haga temblar las calles de Bilbo



Que nuestro grito haga temblar las calles de Bilbo

Desde la prisión de Roanne, Saioa Sanchez Iturregi. Presa política vasca. 
 
Ya está a punto de cumplirse un año desde que el grito de amnistía sacudió las calles de Bilbo, y desde entonces, la pendiente sólo se nos ha vuelto más escabrosa. Con la dinámica que lleva Euskal Herria, la cuestión de la vuelta de los represaliados políticos se mantiene sin resolverse.
 
Por un lado, está la apuesta por las salidas individuales, y dentro de esa apuesta viene cumplir el perfil que nos exigen los estados, aceptar las condiciones marcadas por el juez a cambio de nuestra libertad y silenciar nuestra lucha quitándole toda la legitimidad que le corresponde. Siendo esto así, las salidas individuales, lejos de ser una salida para nadie, atacan directamente a la unidad entre los presos y presas políticas, dando facilidades a la diferenciación entre “buenos” y “malos”. La libertad que castiga luchar por nuestras reivindicaciones es una falsa libertad.
 
Por otra parte, luchar a favor de la amnistía conlleva no respetar la línea oficial, y además de ser castigado en el estado español, en nuestro pueblo ya se ha convertido en razón para la exclusión. Pero al parecer, el problema no es la amnistía, sino luchar por ella. ¿Alguien nos quiere hacer creer que sin lucha aceptarán la amnistía para los presos y presas políticas vascas?
 
A los del Movimiento Pro Amnistía os dirigieron al ataque desde París a finales del año pasado. Basándose en una afirmación que era mentira, se dijo que la reivindicación de la amnistía era un cebo para fragmentar el EPPK. Pero el tiempo ha demostrado que frente a las dinámicas de propaganda de la amnistía, vosotros y vosotras habéis sido las únicas que, sin ninguna distinción, habéis dado eco a la voz de los de dentro y habéis mantenido encendida en la calle la lucha por la amnistía para todos los represaliados políticos vascos. Porque vuestra lucha es el aire que alivia nuestra asfixia, que siga siendo legítima la lucha a favor de la amnistía.
 
Porque no somos delincuentes, somos represaliados y represaliadas políticas vascas porque luchamos por Euskal Herria lo mejor que pudimos en un conflicto político armado, y reivindicamos la amnistía para todos nosotros porque garantiza el carácter político que exige nuestro estatus.
 
Por eso, el 26 de noviembre, yo también me uniré a vosotros, porque por encima de los ataques y día a día, trabajáis con humildad, ilusión y fuerza para que, hasta que todas nosotras volvamos a casa, no se apague la llama de la amnistía. Que nuestro grito haga temblar las calles de Bilbo. Jo ta ke amnistia lortu arte!
 
 
Gure garrasiak dardarazi ditzala Bilboko kaleak
 
Roanneko espetxetik, Saioa Sanchez Iturregi. Euskal preso politikoa 
 
Jada urtea betetzear da amnistiaren oihuak Bilboko kaleak astindu zituela, eta ordutik hona, aldapa malkartsuago besterik ez zaigu bihurtu. Euskal Herriak daraman dinamikarekin, euskal errepresaliatu politikoen itzuleraren auziak konpondu gabe bere horretan darrai.
 
Alde batetik, aterabide indibidualen aldeko apustua dago, eta apustu horren baitan dator estatuek exijitzen diguten profila betetzea, askatasunaren truke epaileak markatutako baldintzak onartzea eta gure borrokaren isiltzea berari dagokion zilegitasun osoa kenduz. Hori horrela izanik, ustezko aterabide indibidualek, inorentzat aterabide izatetik urrun, preso politikoen arteko batasunari eraso zuzena egiten diote, “onen” eta “txarren” arteko desberdinketari erraztasunak emanez. Gure aldarrikapenen alde borrokatzea zigortzen duen askatasuna izaera militantea ukatzen digun askatasun faltsua da.
 
Bestetik, amnistiaren alde borrokatzeak ildo ofiziala ez errespetatzea dakar, eta espainiar estatuan zigortua izateaz gain, jada gure herrian bazterketarako arrazoia bilakatu da. Baina omen, amnistia ez da arazoa, bere alde borrokatzea baizik. Norbaitek sinestarazi nahi al digu borrokarik gabe euskal errepresaliatu politikoei amnistia onartuko digutela?
 
Amnistiaren Aldeko Mugimendukoei zuzendu zizueten erasoa Parisetik iazko urte amaieran. Gezurra zen baieztapen batean oinarriturik, amnistiaren aldarrikapena EPPK zatikatzeko amua zela esan egin zen. Baina denborak erakutsi du amnistiaren propagandazko dinamiken aurrean, zuek izan zaretela bakarrak inolako bereizketarik gabe barrukoen ahotsari oihartzuna eman eta euskal errepresaliatu politiko guztientzako amnistiaren aldeko borroka kalean pizturik mantendu duzuenok. Zuen borroka gure itolarria apaltzen duen arnasa delako, jarraitu dezala zilegia izaten amnistiaren aldeko borrokak.

Ez garelako gaizkileak, gatazka politiko armatu batean Euskal Herriaren alde ahal genuen hobekien borrokatu ginelako gara euskal errepresaliatu politikoak, eta estatus politikoak eskatzen duen izaera politikoa bermatzen duelako aldarrikatzen dugu gu guztiontzako amnistia.
 
Horregatik, azaroaren 26an, nik ere zuekin bat egingo dut, erasoak eraso eta egunez egun, gu guztiok etxera itzuli arte amnistiaren garra ez dadin itzali umiltasunez, ilusioz eta indarrez egiten duzuelako lan. Gure garrasiak dardarazi ditzala Bilboko kaleak. Jo ta ke amnistia lortu arte!
 
 
---------

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada