domingo, 11 de diciembre de 2016

¡MANOS FUERA DE SIRIA !

 


Ojos para la Paz

Levantamos nuestras voces en contra de la violencia de la guerra y la enorme presión de la propaganda bélica, las mentiras y las agendas ocultas que se utilizan para justificar esta guerra y cada una de las guerras de EE. UU. Firmemos este documento. Ojos para la Paz ya lo ha hecho.
 
Nosotros, las organizaciones y personas abajo firmantes, apoyamos los siguientes Puntos de Unidad y trabajaremos como una coalición ad hoc para ayudar a poner fin a la intervención de los Estados Unidos, la OTAN y sus aliados en la región para cambiar el gobierno y a la muerte de personas inocentes en Siria:
 
La continuación de la guerra en Siria es el resultado de una intervención orquestada por EE. UU., de estos con la OTAN, sus aliados en la región y las fuerzas reaccionarias, cuyo objetivo es el cambio de gobierno en Siria.   Esta política de cambio de gobierno en Siria es ilegal y está en clara violación de la Carta de las Naciones Unidas y el espíritu del derecho internacional y la Declaración Universal de Derechos Humanos.  Y está amenazando la seguridad de la región y del mundo, incrementando el riesgo de una catástrofe nuclear.

 

 

Texto completo de los Puntos de Unidad de la Coalición Manos Fuera de Siria

 



Un mensaje urgente para la Paz en la víspera de una guerra más extensa

Levantamos nuestras voces en contra de la violencia de la guerra y la enorme presión de la propaganda bélica, las mentiras y las agendas ocultas que se utilizan para justificar esta guerra y cada una de las guerras de EE. UU.

Nosotros, las organizaciones y personas abajo firmantes, apoyamos los siguientes Puntos de Unidad y trabajaremos como una coalición ad hoc para ayudar a poner fin a la intervención de los Estados Unidos, la OTAN y sus aliados en la región para cambiar el gobierno y a la muerte de personas inocentes en Siria:

  1. La continuación de la guerra en Siria es el resultado de una intervención orquestada por EE. UU. de estos con la OTAN, sus aliados en la región y las fuerzas reaccionarias, cuyo objetivo es el cambio de gobierno en Siria.
  2. Esta política de cambio de gobierno en Siria es ilegal y está en clara violación de la Carta de las Naciones Unidas y el espíritu del derecho internacional y la Declaración Universal de Derechos Humanos.
  3. Esta política de cambio de gobierno forzado está amenazando la seguridad de la región y del mundo y ha incrementado el peligro de confrontación directa entre los Estados Unidos y Rusia, con el potencial de una catástrofe nuclear para el mundo entero.
  4. La guerra y las sanciones de los Estados Unidos y la Unión Europea han desestabilizado todos los sectores de la economía de Siria, transformando un país, antes autosuficiente, en una nación dependiente de la ayuda. La mitad de la población de Siria está ahora desplazada. Un informe de la CESPAO de las Naciones Unidas revela que estas sanciones contra Siria están impidiendo la ayuda en una de las más grandes emergencias humanitarias desde la Segunda Guerra Mundial. Un tercio de los refugiados sirios en los países vecinos Jordania, Líbano y Turquía han sido duramente golpeados por los recortes de Estados Unidos para el Unicef. Esto obliga a los refugiados desesperados a luchar para llegar a Europa.
  5. Ninguna entidad extranjera, ya sea un gobierno extranjero o un grupo armado, tiene el derecho de violar los derechos fundamentales del pueblo sirio a la independencia, a la soberanía nacional y a la autodeterminación. Esto incluye el derecho del gobierno sirio para pedir y aceptar ayuda militar de otros países, como incluso el gobierno de EE. UU. lo ha admitido.
  6. Sólo el pueblo de Siria tienen el derecho inalienable de elegir a sus líderes y determinar el carácter de su gobierno, libre de intervención extranjera. Este derecho no puede ejercerse adecuadamente bajo las condiciones de la intervención orquestada por EE. UU. contra el pueblo sirio.
  7. Nos oponemos al cambio forzado de gobierno en Siria por las potencias extranjeras respaldadas por EE. UU. y sus mercenarios. No es nuestro objetivo apoyar u oponernos al presidente Assad o al gobierno sirio. Sólo el pueblo sirio tiene el derecho de decidir la legitimidad de su gobierno.
  8. El asunto más urgente en la actualidad es la paz y poner fin a la violencia de la intervención extranjera que ha causado la muerte de cientos de miles de personas y el desplazamiento de millones de sirios, tanto internamente como refugiados en el extranjero.
En base a estos Puntos de Unidad, nosotros, como individuos y organizaciones, en una coalición ad hoc, estamos de acuerdo en las siguientes peticiones y nos comprometemos a trabajar juntos para ayudar a alcanzarlas:

  1. El cese inmediato de la política de EE. UU. de cambio forzado de gobierno en Siria y el pleno reconocimiento y cumplimiento por los EE. UU., la OTAN y sus aliados de los principios del derecho internacional y la Carta de las Naciones Unidas, incluyendo el respeto a la independencia y la integridad territorial de Siria.
  2. El cese inmediato de toda agresión extranjera contra Siria y los esfuerzos verdaderos hacia una solución política a la guerra.
  3. El cese inmediato de todo apoyo militar, financiero, logístico y de inteligencia de los EE. UU., la OTAN y sus aliados regionales a todos los mercenarios extranjeros y extremistas en el Oriente Medio.
  4. El cese inmediato de las sanciones económicas contra Siria. La ayuda masiva internacional para las personas desplazadas dentro de Siria y los refugiados sirios en el extranjero.

Solo en una Siria pacífica e independiente, libre de la agresión extranjera, puede el pueblo Sirio ejercer libremente sus derechos soberanos, expresar su libre voluntad y tomar decisiones libres sobre su gobierno y el liderazgo de su país.

Pedimos a todos los seguidores de la paz y el derecho de los pueblos a su autodeterminación en todo el mundo a unirse en este esfuerzo para lograr estas demandas humanitarias.

Necesitamos puestos de trabajo, atención sanitaria, educación y el fin de la violencia racista de la policía aquí en Estados Unidos. ¡No a las guerras de EE. UU. en el extranjero!

 
 
 
--------

No hay comentarios:

Publicar un comentario