domingo, 4 de diciembre de 2016

Trump declara apoyo para el oleoducto de Dakota, en la víspera de la expulsión de los manifestantes.

El campamento de los activistas contra el DAPL, Dakota del Norte, EE.UU., 29 de noviembre de 2016Stephanie Keith. Reuters

Donald Trump expresó su apoyo a la financiación del oleoducto Dakota Access, un proyecto valuado en 3.800 millones de dólares, que ha enfrentado durante meses la resistencia de la tribu sioux de Standing Rock, a la que se sumaron representantes de más de 200 naciones indígenas de todas las Américas y miles de aliados no nativos.

En un informe, el equipo de transición de Trump comunicó que su apoyo al oleoducto “no tiene nada que ver con sus inversiones personales”. En 2015, Trump tenía entre 500.000 y un millón de dólares invertidos en la empresa responsable del oleoducto, Energy Transfer Partners, aunque Hope Hicks, portavoz de Trump, declaró recientemente que Trump había vendido sus acciones de la empresa.

Esto ocurre poco después de la orden de desalojo urgente emitida el pasado 28 de noviembre por el gobernador de Dakota del Norte, Jack Dalrymple, con el argumento de que una ventisca iba a azotar la zona.
 
Los organizadores de la protesta contra el oleoducto que se construye en Dakota del Norte (DAPL, por sus siglas en inglés) han indicado que más de 2.000 veteranos del Ejército de Estados Unidos formarán un escudo humano para proteger a los manifestantes, informa este jueves el periódico británico 'The Independent'.
 
"Esto era más importante que cualquier otra cosa que pudiera hacer", ha asegurado a Reuters Guy Dull Knife, un excombatiente de la guerra de Vietnam que lleva acampado varios meses en el lugar de la protesta.
 
Centenares de militares retirados se han solidarizado con los manifestantes, que están ubicados en un terreno que pertenece al Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EE.UU. Esa institución ha alegado motivos de seguridad para ordenar la evacuación del principal asentamiento antes del 5 de diciembre, pero ha asegurado que no desalojarán a las personas por la fuerza.
 
------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario