domingo, 22 de enero de 2017

Declaración del Frente Revolucionario de Liberación Popular (DHKC) en Relación con los Guerrilleros Caídos en Dersim

 
 
 
 
Declaración: 468 Fecha: 13.01.2017

 El 7 de noviembre de 2016 el refugio en el que se encontraba un grupo de guerrilleros pertenecientes a la Unidad de Guerrilla Rural Ibrahim Erdogan DHKC fue bombardeado por aviones del ejército fascista cómplice de la oligarquía. La información de que una parte de los compañeros que estaban en el refugio habían caído, fue transmitida por los compañeros que salieron ilesos del refugio.

 Nos dirigimos a la oligarquía: Aclarad donde están los cuerpos de nuestros compañeros caídos y qué hicisteis con ellos.

 No Os Permitiremos Utilizar en Turquía las Políticas de Israel. Israel no Entrega a los Caídos para su Enterramiento, la Oligarquía Turca Tortura a nuestros Caídos, los Quema, Ataca los Cuerpos de Nuestros Compañeros Caídos.

 La Oligarquía Turca Aplica los Métodos Aprendidos de Israel a los Cuerpos de Nuestros Caídos.

 No nos Entrega los Cuerpos, no Nos Describe el Fin de Nuestros Caídos.

 Todas los Montes de Anatolia son Nuestros. En Todos los Montes de Anatolia Sonará el Eco de las Armas de Nuestra Guerrilla.

 Pueblo Nuestro, Escucha el Sonido de los Montes, en Esos Montes Crece la Esperanza de Nuestra Guerrilla.

 Escucharéis en el Sonido de las Armas de Nuestra Guerrilla la Esperanza que Crece.

 Enemigos del Pueblo, Observad los Montes, Veréis, en el Fuego Revolucionario que Hemos Encendido, el Derrumbe de Vuestros Palacios, de Vuestros Sultanatos.

 Los que Bombardean Nuestros Refugios no son Las Personas de Nuestra Tierra, un Puñado de Colaboracionistas Americanos que Arrancaremos y Echaremos de Nuestra Tierra, Estos Asesinatos, Estos Enfrentamientos con el Pueblo, son para Poner a Turquía al Servicio del Imperialismo Americano en el Exterior, Mientras Reprimen el Miedo a la Revolución en el Interior. Hoy el Ejercito Fascista del Imperialismo se Encuentra Como Fuerza de Ocupación Americana en Irak, en Siria. ¡No Permitiremos Que Nuestro Pueblo, Como en Israel, Sea Utilizado como Fuerza de Ocupación en Oriente Próximo!

 Vertimos Mucha Sangre por la Tierra de Anatolia, Seguimos Vertiéndola, Los Ecos de Las Voces de Nuestros Caídos en Dersim, Son las Voces de la Liberación de Nuestro Pueblo

 Que la Sangre que Derramáis sea Torrente, No Dejaremos la Tierra de Anatolia a un Puñado de Colaboracionistas Parásitos Burgueses Americanos, Comerciantes Usureros, Caciques del Terreno.

 Nosotros Somos el Pueblo, Guerreros de La Liberación Popular.

 Que los Pájaros se Olviden de Volar, los Peces de Nadar.

 Nosotros no Olvidaremos Nuestra Promesa de LUCHAR HASTA LA LIBERACIÓN,

 Nosotros No Olvidaremos Jamás los Rostros de los Asesinos que Vierten la Sangre de Nuestros Caídos,

 Sirvientes Colaboracionistas de los americanos del AKP, que Tenéis Fantasías de Acabar con Nosotros: la Guerrilla es el Pueblo en Armas.

 Nosotros Somos 80 Millones de Pueblo, Vosotros un Puñado de Parásitos Colaboracionistas, no os Dejéis llevar por Vanas Fantasías. ¡No acabaréis con El Pueblo!

 Crecemos añadiendo a nuestros presos nuevos presos, a nuestros caídos nuevos caídos. Esta es la realidad de la guerra. Luchamos dentro de esta realidad, aumentamos nuestra voluntad de extender la lucha a todos los montes, a todas las ciudades de nuestro país.

 Tuvimos noticias de nuestros nuevos caídos en las montañas de Dersim.

 Fecha: 7 noviembre 2016, el refugio de un grupo ligado a la Unidad Guerrillera Rural DHKC İbrahim Erdoğan fue bombardeado por el ejército fascista de la oligarquía colaboracionista. 3 de los nombres de los guerrilleros sobrevivientes eran Leyla Aracı, Mahir Bektaş y Oğuz Meşe. Las identidades de los guerrilleros caídos en este refugio aún no han sido aclaradas. El fascismo no ha definido aún las identidades de nuestros compañeros. Aún es incierto lo que se ha hecho con los cuerpos de nuestros compañeros. Queremos que esto se aclare, queremos los cuerpos de nuestros compañeros.

 Fecha: 7 diciembre 2016, el guerrillero Oğuz Meşe, de la Unidad Guerrillera Rural DHKC İbrahim Erdoğan, cayó en el camino, al salir entre el fuego para disparar sus armas y explotar sus bombas en el cerebro del enemigo, para pedir cuentas por la muerte de los compañeros caídos en el refugio. Esta acción fue el anuncio de que la guerrilla del DHKC es invencible, de la invencibilidad de nuestro tipo de guerrilla. Nuestra tradición de pedir cuentas por nuestros caídos, a cualquier precio, en el campo continuó con Oğuz.

 Fecha: 28 diciembre 2016 los sobrevivientes del ataque al refugio por parte del ejercito de la oligarquía fascista Leyla Aracı y Mahir Bektaş, cayeron pidiendo cuentas al ejercito de la oligarquía asesina y fascista, en los enfrentamientos con el ejercito de la oligarquía fascista, según las propias palabras del enemigo, “haciéndoles vomitar sangre” y causando bajas.

 La oligarquía Turca Colaboracionista sirviente de América, fantasea con sacar a la guerrilla del Frente de los montes y echarla.

 Saben que el crecimiento de la guerrilla del Frente en el monte significa el final del gobierno de la Oligarquía. Saben que si pueden apagar la esperanza que crece en el monte, pueden alargar la vida de este orden corrupto un poco más.
 

 ¡Nosotros también los sabemos!

 Nosotros también sabemos que, cada guerrillero que se mueve por el monte, es una buena noticia para el fin del gobierno de la oligarquía.

 Sabemos que venceremos al fascismo con el sonido de las armas de nuestros guerrilleros y milicianos en todos los montes y ciudades de Anatolia. Derribaremos en gobierno de la oligarquía con nuestra guerrilla que crece y se militariza y con nuestros milicianos.

 Para esto nuestra lucha por aumentar nuestra guerrilla y nuestras milicias en campos y ciudades. Hasta hoy muchas veces subimos a los montes de nuestro país, tuvimos muchos caídos, muchos presos. Sabemos que esto es una guerra, es una guerra de voluntad, sobre todo, si nuestra voluntad está en pie significa que ganamos esta guerra.

 Las experiencias guerrilleras en todo el mundo demuestran esta realidad. La fantasía de la oligarquía de acabar con la guerrilla del Frente es vana, como cuando el pollo hambriento sueña con el almacén de mijo.

 Los guerrilleros del Frente estarán, no sólo en los montes de Dersim, sino en todos los montes. Los guerrilleros del Frente, no se quedarán en la toma de la cumbre del monte, serán vuestra pesadilla. No sólo los veréis en la cumbre del monte, los veréis apoyados en la puerta de vuestros palacios.

 Esta es la verdadera Guerra de Liberación Popular. Ni la oligarquía puede escapar a esta verdad, ni el pueblo de Anatolia puede eludir la lucha por el poder, haciendo crecer la guerra en los montes y ciudades. Nuestra Guerra de Liberación Popular proseguirá en el marco de la lucha de clases y llegará a su meta.

 El imperialismo americano quiere que la oligarquía de Turquía luche por sus propias políticas de ocupación explotadora. El gobierno del AKP hace lo necesario. Ésta es la verdad subyacente a la falsa confrontación con América. Los falsos enfrentamientos con América sirven para cubrir la realidad de los beneficios americanos en las patrimonio de Siria. El MHP y el AKP mano a mano al servicio de América, intentan cubrir la realidad de la sangre de Anatolia que derraman en Oriente Próximo, para esto dicen al unísono oponerse a América. Y saben que, la fuerza para impedir que el pueblo de Anatolia ejerza de fuerza de ocupación americana, está en el Partido del Frente. Las masacres en los montes, en las ciudades, los ataques a barrios, las torturas, la furia de detenciones dirigida al Frente es por este motivo. Hagan lo que hagan no permitiremos que el pueblo de Anatolia, como Israel, haga de fuerza militar americana al servicio del imperialismo frente a los pueblos de Oriente Próximo. No permitiremos que derramen la sangre de los hijos de Anatolia en beneficio de América. No permitiremos que los hijos de Anatolia hagan de asesinos del pueblo árabe.

 El Ministro del Interior de la oligarquía fascista, el mocoso Süleyman, vive la alegría del asesinato de nuestros guerrilleros, gritando “acabamos”. No acabamos Süleyman, no acabamos. El Frente no se acaba. No acabamos porque encontrasteis nuestro refugio y lo bombardeasteis. Incluso después de bombardear el refugio, tuvisteis miedo de acercaros al refugio que habíais bombardeado. Nosotros estamos en pie con el coraje de la lucha, vosotros tenéis tanto miedo como para no acercaros ni siquiera a los cuerpos de nuestros caídos.

 Vosotros estáis agonizando en vuestro miedo, somos fuertes por nuestro derecho histórico.

 Aunque en la faz de la tierra no quede un solo miembro del Frente, aunque todos los miembros del frente sean eliminados en una noche, la ideología del Partido del Frente se creará a sí misma desde las cenizas. Por eso no tenemos ni pizca de miedo a morir. Por eso somos tan poderosos frente a nuestro enemigo.

 Vosotros sois impotentes y miedosos porque sois enemigos del pueblo, nosotros somos el pueblo y luchamos por el pueblo, por eso somos fuertes.

 Vosotros, sirvientes de América, hacéis luchar a nuestro país en una tierra que no es vuestra. Sois débiles, sois cobardes, tenéis miedo de cada piedra, de la tierra, de la calle, de los niños, jóvenes y ancianos de Anatolia.

 Vosotros bombardeasteis, quemasteis, asesinasteis, pero erais vosotros quienes teníais miedo. Seguíais teniendo miedo de los guerrilleros del DHKC. Mirad, desde esos montes que quemasteis y destruisteis, una comandante de la guerrilla del DHKC, Leyla Araci, explica así vuestro miedo;

“El enemigo es miedoso y miserable. No vinieron al sitio donde nos encontrábamos, no bajaron, no tuvieron valor para enfrentarse a nosotros, guerrilleros del DHKC, ni lo tendrán. Bombardean, ametrallan, queman. Son tan cobardes que quemaron todas las montañas. Solo después de eso bajaron y se fueron rápidamente”

Nosotros luchamos en nuestra tierra. Este es nuestro pueblo, esta tierra con su monte, con sus piedras, con sus lobos y sus pájaros es nuestra. Con sus jóvenes y ancianos, mujeres, hombres, niños, es nuestra. Somos fuertes porque peleamos por nuestra tierra.

 ¡Nosotros somos los fuertes! Porque la fortaleza no se mide con números o con armas. La fortaleza está en el corazón, en la consciencia, en el pueblo y en quién tiene razón. La fuerza está en el derecho político e histórico. Somos fuertes, porque nuestra guerra es la guerra de la liberación popular.

 Ganando y perdiendo, muriendo y matando hacemos crecer nuestra lucha.

 El camino de la revolución en Turquía lo muestra la generación de Mahir. Cuando son asesinados crecen nuevos Mahires, se hacen expertos en aumentar la lucha. Nos haremos expertos en luchar contra los Nerones, y Herodes. Nuestra lucha revolucionaria, se expande y desarrolla con la fuerza que recibimos de nuestros caídos.

 La historia escribió incontables veces el final de minorías como vosotros un puñado de explotadores, la destrucción de sus sultanatos, pero esa historia no escribirá el final del pueblo. ¡No se puede acabar con el pueblo!
 
Conseguiremos los Cuerpos, No Permitiremos que Apliquéis en Turquía las Políticas de Israel.

 ¿Que Hicisteis a Nuestros Caídos? ¿Dónde Están Nuestros Cuerpos? ¡Aclaradlo!

 Hace un tiempo que no teníamos noticias de nuestra unidad en Dersim, en la Zona de Hozat. Entendimos el motivo a través de la nota que nuestra compañera Leyla Aracı nos escribió y consiguió hacernos llegar antes de caer. El refugio en el que se encontraba un grupo de guerrilleros pertenecientes a la Unidad de Guerrilla Rural Ibrahim Erdogan DHKC fue bombardeado por el enemigo el 7 de noviembre de 2016. Nuestra compañera Leyla Aracı describe la situación en su carta de la siguiente forma:

“Con la creencia en pedir cuentas por nuestros caídos, nos abrazamos a la promesa de que en nuestros montes la guerrilla nunca acabará…

Seguimos aumentando la lucha.

 Escribo esta nota rápidamente y con pocos recursos.

 (…)

Desconocemos si sabéis que estamos viviendo aquí. No sabemos cuántos hemos caído, ni si hay sobrevivientes heridos. No sabemos si habéis llegado hasta los cuerpos ni si han tenido funerales adecuados a nuestras tradiciones y estamos muy preocupados por ello…Hay algo que sí sabemos y es una verdad importante, el enemigo no ha conseguido su objetivo… estamos aquí. Pediremos cuentas por nuestros caídos, correremos más rápido”

Según la información que nos transmitió nuestra comandante Leyla, hay una alta probabilidad de que una parte de los guerrilleros que se encontraban en el refugio hayan caído. Aunque estén heridos sabemos que si hay supervivientes se responsabilizarán del pueblo, del monte, de las piedras de Dersim. Por parte del enemigo no se ha aclarado que han hecho con nuestros compañeros caídos. Tal y como hicieron antes con frecuencia, hay una posibilidad de que, torturando los cuerpos sin vida de nuestros compañeros los hayan enterrado en fosas comunes.

 Hablamos al gobierno del AKP enemigo del pueblo: Aclarad donde están nuestros caídos.

 En las guerras es una necesidad moral entregar los cuerpos a quienes pertenecen. La oligarquía carece también de esta moral. Por este motivo no han entregado los cuerpos de nuestros caídos a sus familiares. Hasta hoy no han aclarado los nombres de los compañeros asesinados. El 7 de noviembre de 2016 el Gobernador de Dersim declaró que se había bombardeado un refugio en la zona de Dersim Hozat/Dalören. En la declaración se dijo que habían asesinado a 5 personas. Sin embargo, no declararon los nombres de nuestros caídos ni qué les habían hecho. No dieron información a las familias. Llamamos al fascismo del AKP a aclarar la información que están escondiendo sobre nuestros caídos.

 Israel no entrega a las familias los cuerpos de sus caídos. Hace esto aplicando una política consciente. Saben que, cuando atacan los valores de un pueblo, este pueblo se desgasta moralmente. El ataque a los caídos es para esto. El Fascismo no sabe de valores, no sabe ni siquiera de respeto a los caídos. Pueden atacar los cuerpos de nuestros caídos, torturarlos. Eso es lo que hace Israel. Es lo mismo que hace la oligarquía turca.

 En Turquía también se sabe de fascismo, se tortura a nuestros caídos, se arrastra por el suelo sus cuerpos desnudos, se cortan las orejas de nuestros caídos, se queman, no se entregan sus cuerpos, se entierran en lugares desconocidos, en fosas comunes, para evitar que celebremos sus funerales hace desaparecer los cuerpos, los entierra en secreto. Ataca las tumbas de nuestros caídos, rompe sus losas. Los métodos del fascismo son exactamente los mismos. Porque ambos son hijos del mismo linaje. Ambos son hijos de la América imperialista.

 No permitiremos que se aplique esta política de Israel en nuestro país. No permitiremos que nuestros caídos sean enterrados a escondidas. Hijos de América, Hermanos de Israel, no corromperéis los valores morales de Anatolia. No doblegareis la fuerza del pueblo de Anatolia para apoderarse de sus caídos.

 Las raíces del imperialismo americano, de Israel, de la oligarquía turca se hunden en la historia de la crueldad y la explotación. El ataque a las tumbas de quienes se les resisten, de quienes luchan contra su orden de opresión y explotación lo aprendieron de esa historia.

 El derecho a una tumba, el respeto a la muerte, la deuda de lealtad para con ellos.

 Los que se responsabilizan de los muertos lo harán también de los vivos

 El término árabe “Mezar” que significa “sitio de visita” tiene como definición en el diccionario “El sitio donde se entierra a los muertos, sepulcro, tumba, enterramiento”. Es decir que el sitio de visita es el sitio donde se entierra a los muertos.

 Y en latín la palabra “humanitas” viene de “humando” es decir, de la raíz de enterrar. Es decir que su significado en latín sería “ser que puede ser enterrado”. Porque el ser humano es el único ser que entierra a sus muertos en la naturaleza. La antropóloga (significa científico de lo humano) Eva Domaska describe la relación entre la historia y las tumbas y dice “Si no existiese la muerte no existiría la historia. La historia se nutre de la muerte. La historia empieza en la tumba”.

Es decir que los que atacan los funerales, atacan nuestra humanidad, atacan a nuestra conciencia histórica. Como muchos pueblos del mundo, los pueblos de Anatolia atribuyen gran significado a sus muertos, se acercan con lealtad y respeto y les entierran o desean enterrarlos como consideran correcto según sus tradiciones o sus creencias.

 En la cultura popular “dejar al muerto en el suelo” o “dejar a un muerto sin tumba” se considera feo y vergonzoso. Porque los muertos y las tumbas son como las raíces que el pueblo hunde en la tierra, su ascendencia, su descendencia, su conciencia histórica.

 El imperialismo y el fascismo de América, de Israel o de la oligarquía turca, es por esto que ataca a nuestros caídos, los tortura. Como los linajes históricos, intenta arrancarnos de nuestras raíces, de nuestra historia. Desde las épocas más antiguas de la historia humana la clase dominante no se conforma con matar biológicamente a quienes levantan la cabeza y se sublevan contra ellos. Para impedir que los cuerpos que mataron se transformen en significados y valores morales recurrirán a todo tipo de métodos y formas para matarlos política y simbólicamente.

 Espartaco fue torturado y asesinado y para ejemplo público se le crucificó y se le expuso durante días a los otros esclavos. Los bandidos imperialistas que asesinaron al Che en Bolivia después de exponer su cadáver en una casa rural para que sirviese de lección quisieron impedir que se encontrase el lugar enterrándolo a escondidas. A Baba İshak, Börklüce Mustafa, Bedreddin, Pir Sultán y a otros también después de asesinados y de exponer sus cuerpos al pueblo, se les faltó al respeto, y se les insultó en sus funerales.

 En las leyes se reconoce el derecho a ser enterrado en una tumba. Se contempla el derecho de la familia del fallecido a guardar luto. Asimismo, se considera delito el insulto a la personalidad moral del fallecido. Para el fascismo esto no tiene ninguna importancia, si hay algo que no se acopla a sus políticas el fascismo no toma en cuenta ni sus propias leyes.

 Su meta, humillar a los vivos, devaluarlos, intimidarlos. Hasta hoy no lo han logrado su objetivo, a partir de hoy tampoco lo lograrán. Hasta hoy no han logrado esa pérdida de valores del pueblo, por eso Espartaco, El Che, Pir sultán, Bedrettin son los héroes del pueblo, a partir de hoy tampoco lograrán su objetivo.

 Hemos rastreado a todos los compañeros que la oligarquía ha hecho desaparecer, hemos hecho lo necesario para encontrar sus lugares. Para encontrar el sitio donde la oligarquía había enterrado en secreto a nuestro compañero Ali Yıldız hicimos una huelga de hambre. Resistimos durante días para celebrar funerales por nuestros caídos Sibel Yalçın, Hasan Ferit, Günay Özarslan de la forma que queríamos. Resistiremos de nuevo, de nuevo enterraremos a nuestros muertos de forma acorde con nuestras tradiciones. No nos rendiremos ante la crueldad, el imperialismo y el fascismo.

 Nuestros caídos son nuestra historia y nuestro porvenir. Seremos responsables con nuestra historia y con nuestro futuro.

 Anatolia Quiere una Solución a las Carencias y al Hambre

 Anatolia Quiere Democracia Frente al Fascismo, Justicia Frente a las Masacres

 Anatolia Quiere Independencia Frente a la Ocupación Imperialista

 Por Eso Mahir, Leyla, Oğuz, Están en los Montes, por eso Estarán en los Montes.

 El fascismo ha convertido Anatolia en un lago de sangre.

 El fascismo ha convertido Anatolia en un centro de tortura, en una prisión.

 El fascismo ha convertido Anatolia en el país de los pobres y los hambrientos.

 El fascismo ha convertido Anatolia en el infierno de las drogas, el infierno de la prostitución donde se vende el cuerpo de las mujeres, en un mercado de personas.

 Quienes, como Leyla, Oğuz y Mahir no aceptaron este panorama nacional, salieron a los montes porque querían cambiarlo. Nuevas personas como Leyla, Oğuz, Mahir que no aceptan este panorama nacional seguirán subiendo a los montes para hacer crecer la esperanza de liberación de nuestro pueblo.

 Veamos lo que nos ha hecho vivir el fascismo en un año:

 Asesinan en las calles, en los montes, dentro de nuestras casas… ¡Asesinan en el trabajo!

 En el año 2016 por no obedecer al grito de alto o como resultado de fuego indiscriminado 341 personas fueron asesinadas, 396 personas resultaron heridas.

 Los trabajadores del sector minero estuvieron de nuevo en los pozos. En Şirvan 16 trabajadores quedaron atrapados bajo tierra.

 En Adana quemaron a nuestros hijos

 Según datos de la asamblea de salud y seguridad en el trabajo hasta el 1 de diciembre de 2016, 1816 trabajadores fueron asesinados.

 Torturan, detienen, encierran.

 1622 personas, sólo en detenciones y fuera de los lugares de detención, sufrieron tortura.

 Desde Julio hasta ahora más de 90 mil personas fueron detenidas. Más de 36 mil personas fueron arrestadas. Más de 100 mil periodistas y escritores fueron arrestados. En este momento 146 periodistas y escritores siguen bajo arresto.

 10 miembros del parlamento, 50 alcaldes fueron arrestados

 El total de presos en las prisiones ce Turquía ha superado los 200 mil

 Como resultado de los ataques a reuniones y manifestaciones cerca de 1500 personas resultaron heridas. 352 reuniones y manifestaciones fueron atacadas.

 Hay abiertos cientos de miles de procesos de interrogatorio a artistas, ilustrados, actores, académicos, escritores, periodistas.

 Nos hacen emigrar de nuestras casas, de nuestra tierra.

 Como resultado de las prohibiciones de salir a la calle 500 mil personas emigraron.

 Prohíben

 El número de páginas de internet cerradas asciende a 116 mil 126.

 Junto con el estado de emergencia 5 agencias de noticias, 28 televisiones, 34 emisoras de radio, 62 periódicos, 19 diarios, 29 editoriales, en total se cerraron 177 medios de comunicación.

 Nos quitan de las manos nuestro trabajo y nuestro pan

 Más de 100 mil funcionarios fueron suspendidos, cerca de 80 mil fueron expulsados.

 El gobierno del AKP castiga a quienes hablan investigándolos, a los que buscan sus derechos con detenciones y arrestos, a quienes resisten y no se rinden con la muerte.

 Y

 La opresión está en la respiración de nuestros bebés hambrientos

 La opresión está en las calles de nuestros barrios pobres

 La opresión está en la nuca de nuestro pueblo Kurdo

 La opresión está en las celdas resistentes de las prisiones

 La opresión pasa su brazo por encima de 80 millones de pueblo…

El Fascismo del AKP es el Arquitecto de este Cuadro del Hambre, de las Carencias, de la Explotación y la Opresión

 Su guerra es para que este cuadro continúe

 La Lucha de los Halcones de los Montes como Leyla, como Mahir, como Oğuz es Para Acabar con Este Orden Explotador, Para Fundar una Anatolia Sin Hambre y Sin Opresión

 Hay Opresión, También Hay Halcones En Nuestros Montes.

 Hay Opresión, También Habrá Guerra contra el Imperialismo, Contra la Oligarquía Turca, Contra el Fascismo.

 ¡Luchar Hasta la Liberación es la Carótida del Pueblo!

 ¡Es preciso Resistir, Organizarse, Armarse y Luchar!

 Sabemos que luchamos contra un enemigo del pueblo, contra un enemigo sin moral. Sabemos que luchamos contra un enemigo cuya ideología y cuya moral provienen de la formación que han recibido del ejército americano. Sabemos que luchamos contra el imperialismo americano que ha forjado su fama en las cuatro esquinas del mundo, con sus torturas, con sus masacres, con su salvajismo y contra sus siervos colaboracionistas. Sabemos que luchamos con un poder que intenta ahogar con asesinatos torturas y salvajismo la lucha de los pueblos del mundo contra el imperialismo y sus sirvientes, la lucha por la independencia, la democracia del pueblo, la lucha socialista. Anunciamos que, torturando a nuestros caídos, asesinando, quemando no eliminarán decisión nuestra perseverancia en aumentar la lucha, no podrán eliminarla.

 Ni asesinando a decenas, ni a cientos ni a miles de nosotros, no podrán parar nuestra Guerra de Liberación Popular, no podrán ganar esta guerra. Porque no podrán eliminar, no podrán parar el desarrollo de un movimiento cuya resistencia es una tradición tan fuerte, cuya lucha se ha convertido en un rasgo de carácter. Nuestras raíces son tan fuertes que los que sueñan con eliminarnos necesitarán eliminar la historia. Los crueles no tienen raíces, su olor en las páginas de la historia pasa por las clases parásitas que quedaron sepultadas bajo los reinos destruidos. Una vez más quedarán incrustados bajo los palacios y sultanatos derribados.

 Desde Kizildere hasta ahora PARA NOSOTROS NO EXISTE LA MUERTE. Nos pueden disparar y podemos caer, UNO SE VA, VENIMOS MIL. Porque nosotros somos quienes decimos GUERRA HASTA LA LIBERACIÓN. Nos quemaron vivos, nos asesinaron a decenas, nos enterraron en pozos ciegos, pero no pudieron eliminarnos, no pudieron pararnos. Porque LOS HÉROES NO MUEREN Y NO SE VENCE AL PUEBLO.

 No se Vence al Pueblo Porque el Pueblo Después de una Derrota se Levanta de Nuevo y Lucha, la Derrota del Fascismo es su Desaparición, No se Puede Poner de pie de Nuevo, Porque Podemos Borrar de Nuestra Tierra Hasta los Restos de Fascismo, y Lo Borraremos.

 Decimos al gobierno fascista del AKP que; los guerrilleros que asesinasteis en 7 de noviembre y de cuyos cuerpos, incluso muertos, tuvisteis miedo, mantendrán limpios los montes de nuestro país una y otra vez, por la invencibilidad del pueblo y por nuestra guerra de liberación. Sus nombres serán los nombres de guerra de nuestros nuevos guerrilleros, sus armas nuevas, nuevos guerrilleros se las ceñirán. El Mahir que asesinasteis tomo su nombre de Mahir Çayan, su nombre en clave era Şafak. El nombre en clave de la Leyla que asesinasteis era Çiğdem. Mientras oprimáis y explotéis al pueblo otros Mahir, otros Şafak, otras Çiğdem se ceñirán la justicia popular y saldrán a luchar, es decir a pedir cuentas por vuestra crueldad. Y los valientes hijos del pueblo de Anatolia anuncian que ni en los montes ni en las ciudades no nos entregaremos, cueste lo que cueste seguiremos luchando.

 ¡El Fascismo es el enemigo del pueblo!

 ¡Armándonos, luchando, muriendo, matando acabaremos con el gobierno del fascismo!

 Ninguna dictadura cruel y fascista ha caído por sí misma. Es preciso resistir, organizarse, armarse y luchar. En nuestro país la carótida del pueblo está ligada a la lucha. No luchar es desaparecer. La guerra no es nuestra elección. A quien dice soy revolucionario, soy demócrata, estoy de parte del pueblo el fascismo no le deja otra vida posible.

 No le deja otra posibilidad de vida, porque el fascismo sin explotar más al pueblo, y como consecuencia sin más opresión no tiene otra posibilidad de vivir. El orden opresor ha llegado a su fin. Cada día se incrementa la crisis económica, para mantener en pie el orden opresor hace falta incrementar la opresión. ¡O el fascismo o el pueblo! La existencia del fascismo implica nuestro final como pueblo, para vivir tenemos que vencer al fascismo, no hay otro camino que el de hacerlo desaparecer.

 La puesta en campaña de todos los poderes del estado en guerra con el pueblo, es la señal de que no pueden dirigir los bombardeos en nuestras ciudades y montes.

 El motivo de la falta de dirección es la crisis. Crisis significa revolución. En nuestro país la revolución, las condiciones objetivas para el gobierno del pueblo son ahora más fuertes que en ningún otro tiempo. Armémonos para la revolución, organicémonos, en las líneas del Frente, como guerrilla, como milicianos, luchemos. Sepamos que, como pueblo, los fuertes somos nosotros. Tenemos la fuerza para vencer al fascismo.

 Como pueblo que somos no seremos vencidos, en vencido será el fascismo. Nuestro Camino es el Camino de la Revolución.

 ¡PEDIREMOS CUENTAS POR TODOS Y CADA UNO DE NUESTROS CAÍDOS! ¡NO DEJAREMOS EN ESTA TIERRA NI UN SÓLO CRIMEN SIN CASTIGO!

 ¡TODOS LOS MONTES DE ANATOLIA SON NUESTROS!¡ESTAREMOS EN TODOS LOS MONTES DE ANATOLIA!

 ¡VIVAN LOS GUERRILLEROS DEL FRENTE REVOLUCIONARIO DE LIBERACIÓN POPULAR!

 ¡LOS HÉROES NO MUEREN, NO SE VENCE AL PUEBLO!

 ¡GUERRA HASTA LA LIBERACIÓN!

 FRENTE REVOLUCIONARIO DE LIBERACIÓN POPULAR
 

 Nota 1:

 Desde el 7 de octubre a esta fecha los nombres de los guerrilleros de los cuales no hemos conseguido noticias son los siguientes;

 Kenan Günyel, Naciye Yavuz, Hünkar Derya Güneş, Mustafa Doğru, Hüseyin Gülmez, Tuncel Ayaz, Murat Gün, Aysun Saban, Bünyamin Kılıç, Melih Işık.

 Los parientes y familiares de nuestros caídos tienen que presentar una solicitud a Gobernación de Tunceli para conocer su paradero.

 Nota 2:

 Publicamos Algunas Partes de la Última Carta de Nuestra Comandante Caída Leyla Aracı:
Con la creencia en pedir cuentas por nuestros caídos, nos abrazamos a la promesa de que en nuestros montes la guerrilla nunca acabará…

Seguimos aumentando la lucha.

 Escribo esta nota rápidamente y con pocos recursos.

 (…)

Desconocemos si sabéis que estamos viviendo aquí. No sabemos cuántos hemos caído, ni si hay sobrevivientes heridos. No sabemos si habéis llegado hasta los cuerpos ni si han tenido funerales adecuados a nuestras tradiciones y estamos muy preocupados por ello… Hay algo que sí sabemos y es una verdad importante, el enemigo no ha conseguido su objetivo… estamos aquí. Pediremos cuentas por nuestros caídos, correremos más rápido.

 Escribo lo que vivimos.

 El lunes 7 de noviembre por la mañana nuestro refugio fue bombardeado.

 Yo estaba en el refugio pequeño.

 En ese momento Cömert vino a mi lado.

 Junto con el sonido de Şafak y la respuesta de Cömert diciendo vale, voy, una gran explosión…

Me alzó del suelo y me lanzó, di una voltereta y en mis manos cayó una bola en llamas… sentí el grito de Cömert diciendo “Nos quemamos hermana”. Abrí los ojos y estábamos entre las llamas. Çömert gritaba, hermana corre a la puerta. Que puerta, todo estaba oscuro, una parte del sitio en que nos encontrábamos se hundió. Involuntariamente me dirigí a un lugar. Apartaba el fuego con las manos. Vi una pequeña luz, y me dirigí hacia allí. Aparté la tierra con las manos. El agujero creció, el sol me golpeaba los ojos. Llamé a Cömert y Şafak y ambos dijeron que estaban bien.

… pensaba en los otros compañeros. Empecé a gritar dónde estáis. No podía sacar la cabeza del agujero, mientras intentaba agrandar el agujero desde fuera grandes piedras y trozos de tierra caen cerrando el agujero. Mi pie estaba atrapado en algún sitio, mucha tierra caerá, cerrará el agujero, en un momento pensé que no podría salir de allí.

 Llegó Şafak y forzando salió fuera, también nos sacó a mí y a Cömert. Salimos fuera, nuestro refugio era un cementerio, un gran silencio, gritamos, donde estáis, puede alguien escucharnos. Ningún sonido, nadie respondía.

Şafak con insistencia “vamos hermana tenemos que alejarnos de aquí, el bombardeo seguirá” decía. Un dolor enorme, es uy difícil explicarlo, nos íbamos y abandonábamos aquello mis pies no respondían. Por una parte, lloraba, por una parte, sentía ira, estaba llena de cólera y venganza por otra…

Minutos antes estábamos juntos ahora ellos estaban bajo tierra. ¿Acaso hay supervivientes? ¿Qué podemos hacer? Pensando esas cosas de nuevo la voz de Şafak “vamos hermana vámonos rápido de aquí, el bosque se quema… las llamas nos rodeaban por todos lados”

Sí, tenemos que irnos. No olvidamos nuestra misión. No acabarán con nosotros, tenemos que seguir la lucha tenemos que aumentarla. Lo prometimos, en los montes de nuestro país la guerrilla no acabará

 Pensé en nuestro pueblo, en nuestro movimiento. Pensé en la justicia y la confianza que sienten hacia nosotros. No podemos defraudarles dije y poco a poco nos alejamos de allí.

Mientras nos alejábamos no habían pasado diez minutos cuando llegó ruido de bombas, las echaban en nuestro refugio sí, si no nos hubiésemos alejado hubiésemos quedado bajo esas bombas

Ahora las cobras ametrallan alrededor…

Bajo las bombas y las balas escondiéndonos bajo los árboles, agachados, arrastrándonos, andando paso a paso nos alejamos.

 Llegamos al refugio de reserva, cogimos un par de alimentos necesarios y seguimos nuestro camino… El rostro de Şafak y su mano izquierda, mi rostro mis cabellos y mi mano derecha se habían quemado completamente.
El enemigo no es muy inteligente, todo nace de los huecos que nosotros dejamos. El enemigo es miedoso y vil. No vino al sitio donde nos encontrábamos, no bajaron, no tuvieron coraje para enfrentarse con nosotros guerrilla del DHKC, ni lo tienen. Sin embargo, bombardea, ametralla, quema. Son tan cobardes que quemaron todas las montañas. Después sólo por la noche bajaron y se fueron en poco tiempo


¿Qué pueden hacer tres guerrilleros sin armas?

 No hay nada que no pueda hacer un guerrillero con voluntad y fe. Fuimos muy muy lejos de nuestro campamento bombardeado. Aunque nos alejamos mucho podíamos ver el humo y las llamas subiendo. Nos quedamos en sitios de espesa arboleda. Por la noche el aire era como hielo. Temblando intentamos dormir.

Durante 3 días no fuimos al lugar del bombardeo. ¿sigue el enemigo ametrallando y buscando allí? ¿Bajaran soldados? No lo sabíamos. De nuevo el 9 de noviembre fuimos allí por la noche de la forma adecuada. La noche del 9 de noviembre cuando entramos de nuevo en ese valle las llamas aún ardían.
Vayamos a las aldeas a por noticias y algunas cosas necesarias, dijimos. Y también vayamos a las zonas donde se encuentran nuestras otras guerrillas, podemos tener noticias, pensamos. El que mejor conocía la zona era Şafak, pero las gafas de Şafak se habían roto y no veía. En que parte hay cumbre en que parte hay senda, nos preguntaba, cuando nosotros le contestábamos él decía, vale entonces vamos por aquí. Caminamos durante 4 días, 3 guerrilleros sin armas.

Vimos en los ojos de nuestro pueblo la confianza que sienten en nosotros.

 Entramos en una aldea

 ¿Cómo salisteis de dentro de ese fuego? Vimos desde aquí las llamas, el humo, ardió durante días ¿cuantas bombas tiraron? ¿Cómo sobrevivisteis? Nos miraban entre grandes aspavientos
En otra aldea…

Nos dieron ropas me cambié y me sequé. Tomamos pan con azúcar.
Las hojas se cayeron y todos los sitios se abrieron. Nevó en las cumbres. El momento en que las guerrillas se retiran a los refugios.

 Pero nosotros no podríamos quedarnos. Pasamos por sitios en que alcanzábamos una cima, mirábamos, frente a nosotros un cuartel. Pasamos otra cumbre una aldea se ve a lo lejos. En poco tiempo pasamos por decenas de lugares y de aldeas… y sin armas…

Aprendimos muchas cosas. Lo que nos da la fuerza son nuestros caídos y nuestro movimiento.

 Hablamos mucho. Podríamos haber dicho, venga, vamos al pueblo y en primavera venimos, pero algo así no nos pasó por la cabeza a ninguno de los tres. Ninguno de los tres pensamos en dejar las montañas y retroceder para esperar, ¿por qué? Hablamos sobre eso. Por supuesto, la fe y el deseo de pedir cuentas por nuestros caídos, dijimos.

 No teníamos armas fuimos a las aldeas y buscamos lo que hubiese, rifles de aire, preguntamos fuimos a las zonas donde se encuentran otros grupos de izquierdas, les buscamos, si les hubiésemos encontrado les hubiésemos pedido algo a ellos, aunque no les encontrásemos nos quedábamos en cuevas y sitios parecidos, pero nunca pensamos en abandonar este lugar. Pasaron 10 días y dijimos, vamos a nuestro refugio y veamos, quizás bajo la tierra están nuestros caídos, quizás alcancemos nuestras armas. Si, íbamos allí. Quién sabe con qué nos encontraríamos.

Pasaron diez días, íbamos hacia allí. Aun se eleva humo y aún hay olor a quemado. Entramos con cuidado y todo el valle estaba lleno de humo. Estaba patas arriba.
Así que la bomba cayó encima del refugio grande. Por eso nosotros nos salvamos. Y entramos dentro arrastrándonos. Las armas de ambos estaban enteras. Después de diez días de vagar sin armas vivimos la felicidad del reencuentro con ellas.

Os amo mucho mucho, a mi pueblo, a mi organización, amo mucho a mis compañeros.

 Os tengo a todos ante mis ojos…

No estamos solos aquí, estamos con vosotros. Seguiremos aumentando la esperanza… No os preocupéis por nosotros… Cuidaos mucho…

Con la fe en pedir cuentas por nuestros caídos otra vez, y con entusiasmo os abrazo…

LUCHA HASTA LA LIBERACIÓN
 
CON RESPETO…

Los compañeros que estaban en el refugio durante el bombardeo del 7 de noviembre;

 Kenan Günyel,
Mustafa Doğru,
Hüseyin Gülmez,
Tuncel Ayaz,
Murat Gün,
Melih Işık,
Bünyamin Kılıç,
Naciye Yavuz,
Hünkar Derya Güneş,
Aysun Saban
 
 
------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario