jueves, 26 de enero de 2017

Israel acelera colonización de los Territorios ocupados

Asentamiento ilegal israelí en Cisjordanie. Photo Credit: Reuters / Ammar Awad

Israel continuó su colonización el jueves bajo el efecto de la presidencia Trump al apoyar la construcción de 153 viviendas en Jerusalén Este anexado y ocupado, y prometió miles más en los próximos meses.
 
La municipalidad israelí de Jerusalén dio la aprobación final de 153 nuevas viviendas en el barrio de Gilo, le dijo a AFP el vicealcalde de Jerusalén, Meir Turjeman, presidente del comité de planificación y de construcción de la municipalidad Jerusalén.
 
“Los empresarios pueden empezar a construir mañana”, agregó.
 
Este es el tercer anuncio de este tipo en seis días.
 
Turjeman dijo abiertamente que con la accesión de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, la situación ha cambiado respecto a la construcción de viviendas por parte de Israel en los territorios palestinos ocupados.
 
Como muchos otros, el programa de Gilo estuvo congelado durante dos años bajo la presión de la administración de Obama, dijo. Aproximadamente hay 11 000 hogares en espera de aprobación, solo en  Jerusalén, aclaró.
 
“En los próximos meses, voy a emitir permisos para miles de unidades de vivienda en Jerusalén”, agregó.
 
Las autoridades israelíes se lanzaron al espacio abierto por el advenimiento de Trump, dejando de lado la relativa moderación observada en las actividades de colonización en las últimas semanas de la presidencia de Obama.
 
El domingo, primer día hábil después de la toma de posesión de Trump, y el día de la primera conversación telefónica entre el nuevo presidente de Estados Unidos y el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, la municipalidad de Jerusalén ha dado luz verde definitiva a la construcción de 566  viviendas en tres barrios de asentamientos de Jerusalén Este.
 
Dos días más tarde, el gobierno israelí anunció la construcción de 2.502 hogares en los asentamientos en Cisjordania, el otro territorio palestino ocupado desde 1967.
 
Ocho años de tensas relaciones entre Obama y Netanyahu se cristalizaron el 23 de diciembre en una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que condenó los asentamientos israelíes. La excepcional abstención estadounidense había hecho posible la adopción del texto.
 
Las colonias, es decir los asentamientos civiles israelíes en los territorios palestinos ocupados son ilegales según el derecho internacional. Gran parte de la comunidad internacional los considera un gran obstáculo para la paz entre israelíes y palestinos, difícil de alcanzar después de décadas considera.
 
Fuente: Leonora Chapman, Radio Canadá Internacional 
 
-------------

No hay comentarios:

Publicar un comentario